Posts sobre Empleo

Entrevista: Pasión por ser una mujer gran dependiente, muy independiente

Desde Gerosol teníamos muchas ganas de hablar, preguntar, conocer, más a fondo, a nuestra maravillosa redactora que todas las semanas hace posible, gracias a su esfuerzo e investigación, que nuestro blog siga aportando información relevante a nuestros lectores. Hoy preguntamos a Elena Arranz sobre la Mujer. Tenemos claro que una persona como ella, nos va a aportar muchas cosas, no solo por el hecho de ser una mujer dependiente sino por su personalidad y su gran corazón que nos ha ido mostrando cada día.

¡Comenzamos!

Antes de hacer preguntas, nos gustaría saber un poco de ti. Lo que nos quieras contar, que sueles hacer, tus gustos y aficiones. De qué y de quién te gusta rodearte….

Soy una mujer activa, me apasiona vivir rodeada de mi gente, mi familia, mis amigos… Intento disfrutar de cada momento. Ante las dificultades que se me plantean a cada ratito, procuro tomármelo con buena cara y una sonrisa. Me encanta practicar running, conocer mundo viajando y ayudar a la gente.


¿Cómo te defines Elena?

No soy perfecta, y me alegro de no serlo. Experimentar, abrir ventanas al mundo, sentirme parte de algo, cuando me asomo a la vida diaria de la sociedad actual, es difícil encontrar el hueco donde ser escuchada, donde se pueda “perder” un minuto. La sociedad intenta automatizar todo, solo quedan pequeños huecos donde se aprecie lo hecho a mano, donde la dedicación del tiempo sin esperar una contraprestación a cambio no suponga un problema. Por ello, quizá la paciencia, el sentido del humor, la capacidad de escucha, la empatía y la constancia son las principales características que me definen, pero lo que me apasiona de corazón es vencer los límites disfrutando al máximo junto a mis seres queridos. También soy una persona que me gusta aprender de los demás y de mis propios errores.

 

 

 

 

 

 

 

 

Para ti, ¿qué es la felicidad?

Para mí la felicidad es saber sacarle jugo a cada momento. No es un estado permanente. Es algo que está dentro de cada uno. Las circunstancias que nos rodean, nos pueden favorecer o no, pero la actitud que tengas antes ellas es lo que te acerca o aleja de la felicidad.

¿Cuáles son tus objetivos a corto y largo plazo?

Soy una mujer con muchas inquietudes. Tengo ya previsto un viaje en el que me reencontraré con familia y amigos que hace tiempo que no veo.

En el futuro, me gusta imaginarme como alguien que ayuda a otras personas utilizando la comunicación.

¿En qué te apoyas y te sirve de motor cada día para vivir con ilusión?

Mi motor, sin duda, y desde hace ya 35 años, es mi madre. Aunque, para ser justa, debo decir que no es el único, tengo a mi lado a tres hombres inmejorables que son mi padre y mis dos hermanos. Con todos ellos, he podido superar barreras que parecían insalvables.


¿Qué ha supuesto para ti todo este tiempo que llevas trabajando en Gerosol?

Empezar a trabajar como bloguera para Gerosol supuso una oportunidad para mostrar que las dificultades de vivir con parálisis cerebral, no son motivo para dejar de luchar por hacerme un hueco en el mercado laboral. Ahora que ha transcurrido algo más de dos años, me doy cuenta que he adquirido una dimensión más amigable sobre la enfermedad y el maravilloso colectivo de las personas mayores.

 ¿Cómo vives todo el movimiento feminista? 

Como mujer, me siento muy comprometida con el movimiento feminista. Tuve la oportunidad de asistir a la manifestación del pasado 8 de marzo en Madrid donde pude vivir una jornada muy emocionante y vibrar junto a miles de personas. Me pareció necesario estar allí como modo luchar colectivamente por una sociedad más próspera.

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Crees que puedes ofrecer un enfoque o perspectiva diferente?

Sinceramente, no tengo una receta propia, pero sí que creo que el factor diferenciador es la actitud. No permanecer impasible ante cualquier granito de arena que pueda aportar como mujer. Dejarme ver y escuchar asistiendo a manifestaciones o dando mi opinión en entornos más reducidos. Por supuesto creo que la educación desde la infancia es el enfoque más eficaz para redirigirnos hacia una sociedad más igualitaria.

 ¿En qué te consideras muy independiente?

Si nos fijamos en los “papeles”, se puede ver que soy persona gran dependiente. Y, siendo esto cierto, no lo es menos que, puedo tomar decisiones y dirigir mi vida cotidiana. Aun necesitando una tercera persona para que me ayude en todas las actividades de mi vida diaria (desde comer hasta peinarme), yo puedo tomar decisiones y así lo hago en mi día a día. De modo que me considero una mujer gran dependiente, muy independiente.

¿Qué mensaje de igualdad darías?

Soy una mujer dependiente que, al igual que otras, está siempre en la búsqueda de oportunidades mejores con el fin de sentirme realizada. Resulta duro comprobar en tu piel las escasas oportunidades que se nos brinda, bien por ser mujer, bien por tener una discapacidad y, seguramente por esas dos condiciones juntas.

Mujeres como yo, estamos en constante demostración y reinvención para, en definitiva, sentirnos útiles y parte de la sociedad.

Todas podemos hacer algo que suponga un cambio. Considero que la mejor manera de reivindicar igualdad es sintiéndome igual.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué cambiarias de urgencia socialmente hablando y por qué?

En los últimos años hemos sido testigos o protagonistas de situaciones en las que demostramos la pérdida de tolerancia en nuestra sociedad. En las mínimas actividades cotidianas, como conducir, vemos a personas que se gritan, se insultan y, en muchos casos, utilizan la violencia para resolver sus desacuerdos.

Esta situación me preocupa y alarma, a la vez, porque una sociedad sin tolerancia puede tener repercusiones muy graves como acabar con la vida de una persona y, lastimosamente, se dan multitud de casos.

En mi opinión, los valores se aprenden tanto en el hogar como en los colegios. De allí la importancia de que las familias den ejemplo y que la escuela esté debidamente preparada para educar.

Por tanto, podemos empezar por cambiar nuestra actitud en la calle, comprendiendo que cada persona tiene su forma de pensar y de actuar, y se le debe respetar. De eso se trata vivir en sociedad.

 

Asesoramiento psicológico: Jubilación…y ahora ¿qué?

La vida laboral de la mayoría de personas es de más de 40 años, por lo que el paso a la jubilación supone un gran cambio. Es por eso que los especialistas recomiendan estar bien preparados y conocer qué cambios nos traerá la nueva etapa. Te aconsejamos cómo adaptarte a ella y sacarle partido.

Deseo de jubilación, pero también miedo

Curiosamente, las actitudes hacia la jubilación suelen ser ambivalentes y cambian con la situación que se tiene en el trabajo. Se ha observado, por ejemplo, que el deseo de jubilarse suele ser superior entre las personas de 50 a 60 años que entre las de 64 a 65 años. Es decir, que se suele anhelar el abandono del trabajo cuando se ve lejano, pero sucede lo contrario cuando dicha separación es inminente, cumpliéndose la tendencia reconocida por la psicología popular, según la cual se desea lo que no se tiene…y no se sabe lo que se tiene hasta que se pierde.

 

 

 

 

 

 

 

Cuando llega el momento de la jubilación, muchos profesionales finalmente se ven desbordados por la incertidumbre y se plantean cuestiones tales como si tendrán dinero suficiente para mantener el mismo ritmo de vida o si se aburrirán. Se cuestionan su utilidad e incluso su identidad al perder un rol definitorio tan importante. Estos planteamientos pueden generar en la persona inseguridad y angustia respecto al futuro.

Una nueva etapa en la que seguir activos

Dada la importancia de este proceso vital es imprescindible desarrollar una serie de iniciativas que favorezcan la adaptación del trabajador a la nueva situación, proceso que debe ser atendido y focalizado. Por ello, cada vez son más los profesionales que organizan talleres y cursos que tienen como objetivo preparar psicológicamente a los asistentes para que sean capaces de afrontar esta etapa de la manera más tranquila posible. Estos talleres buscan plantear la jubilación como una continuación de la situación anterior, en la que se pueden seguir desarrollando actividades de ocio previas o bien iniciar unas nuevas. Incluso se pone sobre la mesa la posibilidad de comenzar nuevas acciones profesionales independientes que buscan esa adaptabilidad emocional necesaria en muchas personas.

Por esta razón, conocerse en este periodo puede llevar a descubrir potenciales, identificar motivaciones y reconocer deseos que quizá fueron relegados anteriormente. Además, en Gerosol trabajamos por tu calidad de vida y la de los tuyos.

Cada vez vivimos más años y con una mayor salud, por lo que tenemos por delante mucho más tiempo para disfrutar de la jubilación y conseguir que esta etapa sea una de las más bonitas de nuestras vidas. Vive la vida, prepara a conciencia tu jubilación ¡y disfrútala!

Somos prisioneros del tiempo

Los horarios, las agendas, las fechas límite y la rapidez con que debemos hacer nuestro trabajo se contagia a todas las áreas de la vida. Cada vez nos reunimos menos con nuestros amigos y esas reuniones cada vez duran menos. La sensación de que el tiempo vuela nos convierte en personas impacientes, que no saben escuchar ni disfrutar del momento presente ¿El día debería tener más de 24 horas? La pregunta marca el ritmo del tiempo moderno. En los últimos años, las horas han cobrado un valor tal, que hoy tener tiempo es considerado un bien de lujo.

El tiempo vuela… ¿o nos lo roban?

Efectivamente, hay días en los que podemos percibir que el tiempo cada vez pasa más rápido. La directora y productora de cine alemana Cosima Dannoritzer ha profundizado sobre este hecho en su documental llamado “Ladrones de tiempo”, estrenado en el festival DocsBarcelona 2018. En él, Dannoritzer presenta el tiempo como el nuevo recurso que todos los poderes ansían; un recurso, a su vez, finito como el agua y el petróleo. La autora viaja alrededor del mundo para explicar cómo se está desapropiando a los ciudadanos de la soberanía sobre un bien intangible que es sinónimo de vida, y alerta de que la falta de tiempo es un problema al alza; la nueva pobreza.

 

“El tiempo es oro”. Una frase que resume la relevancia actual de ese bien escaso; un bien que se reduce cada vez más, debido a “ladrones de tiempo” que encontramos en el día a día, como las redes sociales o la estrategia de las empresas de sustituir a las personas por máquinas, destruyendo millones de empleos y convirtiendo al consumidor en un empleado parcial que debe invertir gratuitamente su tiempo en lo que antes hacían las empresas. Así, por ejemplo, en el supermercado se nos pide pesar la fruta y luego pagar usando un cajero automático; el restaurante nos pide recoger los platos; las líneas aéreas nos exigen un check-in automático y facturar las maletas; la tienda de muebles pide hacer el montaje en casa. Nuestro tiempo pasa de esta manera a formar parte del proceso de producción. Son sólo cinco minutos por aquí, 10 por allí, pero se van sumando.

El documental se rodó en Alemania, Inglaterra, Francia, España, EE.UU. y Japón, y muestra lo generalizado que está el problema. Resulta sorprendente que haya algunas empresas que incluso controlen el tiempo que sus colaboradores tardan en comer o en ir al baño. Esto causa el síndrome de Karoshi, un problema que puede llevar a una persona a la muerte debido al exceso de trabajo. Además, es sabido que la falta de tiempo provoca situaciones de estrés en el trabajo. Éste puede ser causante de síntomas relacionados con la presión, fatiga o sensación de agobio ante esa falta de tiempo, tanto que la persona se puede estresar y causar un ambiente tóxico.

 

El tiempo no es el enemigo. Aprende a disfrutar de tu tiempo libre

Se observa que determinados condicionantes sociales como la falta de tiempo afectan al cuidado de la salud. Así, un 61% afirma haber dejado de acudir al médico en alguna ocasión por este motivo. Las mujeres y los jóvenes de entre 18 y 34 años son los que manifiestan una mayor repercusión de la falta de tiempo en el cuidado de su salud, lo que les impide realizar visitas al médico con mayor frecuencia, el seguimiento de tratamientos médicos o la compra de medicamentos. Por ello, la principal solución a la falta de tiempo, cada vez más extendida entre los españoles, es la asistencia médica a domicilio.

Comprobamos a diario que los horarios de las jornadas laborales hacen cada vez más difícil conciliar vida familiar y trabajo en muchos lugares del mundo. En respuesta a ello, en España, la sociedad civil reclama una “reforma horaria” desde hace algunos años. A diferencia de lo que ocurre en otros países de la Unión Europea, donde las jornadas terminan cerca de las 17.00, en España lo normal es que se alarguen hasta las 19.00 o 20.00.

La prisa llega a convertirse en un estilo de vida. De hecho, mucha gente no sabe qué hacer con su tiempo libre cuando lo tiene. Estar desocupado les produce malestar, sensación de pérdida de tiempo, incluso falta de autoestima porque… “¿cómo puede ser que esté sin hacer nada?, ¿qué dice eso de mí?”. Para este tipo de personas, el aburrimiento es algo desagradable, vacío y sin sentido. Por eso siguen corriendo, aunque ni siquiera sepan hacia dónde.

Por tanto, Ser “pobre de tiempo”, dice Dannoritzer, implica no poder participar de la misma manera en la sociedad. “Si tengo un sueldo bajo, no puedo comprarme tiempo extra contratando servicios. Garantizar un mínimo de tiempo libre para todos debería ser parte de una democracia moderna”.

No es fácil, pero debemos cambiar nuestra relación con el tiempo. El tiempo no es el enemigo, sino la esencia misma de la vida, y debemos aprender a convivir con él e incluso a disfrutar de él. En vez de vivir cada segundo como si fuera el último, de mirar de reojo el reloj con desaprobación cada vez que las cosas no se hacen “en su momento”, relájate y tómate las cosas con más calma. Disfruta de una buena comida o saborea un buen libro. Apaga el móvil y disfruta del placer de estar con tus amigos, con tu familia o con tu pareja. Goza de un trabajo bien hecho, tranquilamente, pero con pasión y precisión. Deja de pelearte con el tiempo.

 

Fuente de información

http://www.lavanguardia.com/vida/20180527/443863947599/documental-cosima-dannoritzer-ladrones-de-tiempo-docs-barcelona.html

Superando la barrera del paro

Prácticamente una década después de la mayor crisis del siglo, la economía española sigue avanzando para salir del pozo y recuperar los niveles de bienestar previos a la crisis. Aunque multitud de indicadores económicos apunten a que la recuperación es un hecho consumadoa España se le sigue atragantando una asignatura: el paro. Veamos como mejoran los datos del paro general, mientras que en el colectivo de personas con discapacidad continúan siendo negativos.

Sabemos que el empleo es una de las herramientas básicas para el desarrollo personal y que el derecho al acceso al mercado laboral debe estar garantizado para todas las personas en edad de trabajar. Sin embargo, las personas con discapacidad a diferencia de las que no la tienen, deben afrontar dificultades adicionales para acceder al mercado de trabajo. Concretamente, se encuentran con barreras físicas, de comunicación y sociales.

Costosa mejora

El paro registrado en la Comunidad de Madrid ha bajado en el último mes en 9.461 personas (2,5%), lo que sitúa la cifra de desempleados en 370.590 personas, la más baja en un mes de abril de los últimos diez años. En el conjunto de España, el descenso del paro ha sido de 86.683 personas, dejando la cifra total de parados en 3.335.868 personas, según los datos facilitados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

En cambio, según los datos extraídos del “Informe Olivenza 2017” el sector social de la discapacidad sigue sufriendo en mayor medida los efectos de la crisis del mercado laboral: sólo una de cada cuatro personas con discapacidad está actualmente trabajando en España.

El Informe Olivenza también destaca la baja tasa de actividad de las 1.774.8000 personas en edad laboral (entre 16 y 64 años) con un grado de discapacidad superior o igual al 33% que viven en España, ya que esta se sitúa 44 puntos por debajo de la tasa de actividad de las personas en edad laboral de España sin discapacidad.

Esta circunstancia se agudiza en el caso de las mujeres con discapacidad que presentan tasas tanto de actividad, como de empleo, inferiores, teniendo las mujeres con discapacidad una tasa de actividad del 33,1% (34,4% los hombres con discapacidad, 72,0% las mujeres sin discapacidad y 84,2% los hombres sin discapacidad) y una tasa de empleo de 22,8% (23,8% los hombres con discapacidad, 55,1% las mujeres sin discapacidad y 66,9% los hombres sin discapacidad).

Falta de compromiso empresarial

En cuanto al grado de inclusión de las empresas, siete de cada 10 asalariados trabajan en entornos laborales no inclusivos con las personas con discapacidad. En este sentido, los centros especiales de empleo se sitúan como un pilar y modelo del trabajo inclusivo, ya que emplean a 72.211 personas, el 17,4% de los ocupados. De hecho, solo el 30,5% de los empleos para personas con discapacidad se cubre en empresas ordinarias.

Sin duda, queda un largo trecho por recorrer hasta garantizar la máxima inclusión posible de todas y cada una de las personas con discapacidad en los ámbitos educativo y laboral. En ambos, las brechas entre la población con y sin discapacidad son significativas. Pero a nivel social hay un cambio muy importante en la propia percepción, dado que las personas con discapacidad nos hemos hecho visibles, al margen de los números. El poder participar en todos los ámbitos sociales provoca que la sociedad tenga una toma de conciencia de lo que las personas con discapacidad podemos aportar al igual que lo hacen el resto de ciudadanos.

Fuente de información

http://www.lasexta.com/noticias/economia/paro-cae-abril-86683-personas-suma-siete-meses-descensos_201805045aec0bd20cf288e92b7c0dd3.html

Síndrome del túnel carpiano, un canal doloroso

¿Tienes un dolor en la muñeca y en la mano que no te deja en paz? ¿Hace días que no puedes realizar tus actividades de la vida diaria como trabajar en el ordenador, ducharte y asearte correctamente? ¿Ni siquiera puedes coger cosas de las estanterías porque el dolor y la debilidad no te lo permiten? Debes conocer las causas del síndrome del túnel carpiano y los síntomas para que puedas identificar si lo padeces.

Molestias a nivel nervioso

La patología de túnel carpiano se produce por la compresión del nervio mediano en un estrecho canal que une muñeca y mano, al pasar por debajo del ligamento carpiano que ayuda a mantener la estabilidad de los huesos y a sujetar los tendones flexores de la mano.

Este síndrome se caracteriza principalmente por la presencia de dolor en forma de descargas eléctricas, hormigueo e incluso debilidad muscular en ambas manos, esencialmente en los tres primeros dedos de la extremidad superior.

A menudo los síntomas aparecen primero en una o ambas manos durante la noche, ya que muchas personas duermen con las muñecas flexionadas. Una persona con el síndrome del túnel carpiano puede despertarse con la necesidad de “sacudir” la mano o la muñeca. A medida que los síntomas empeoran, las personas pueden sentir hormigueo durante el día. La disminución en la fuerza de agarre podría dificultar cerrar el puño, agarrar objetos pequeños o realizar otras tareas manuales.

Sufrir enfermedades de los huesos o las articulaciones, como artritis, ayuda a padecer esta lesión. También es habitual que los desequilibrios hormonales, metabólicos o tiroideos afecten, así como los cambios en el nivel de azúcar en la sangre. Todos estos factores junto con la presencia de lesiones de muñeca, torceduras, esguinces, dislocaciones, fracturas, hinchazón e inflamación, pueden favorecer la aparición de la lesión del síndrome del túnel carpiano.

Tras la sospecha clínica, se deberá realizar una exploración de la sensibilidad y fuerza de la mano, así como maniobras que desencadenen la sintomatología. Para confirmar el diagnóstico y valorar el grado de afectación del nervio mediano (leve, moderado o severo) habitualmente se solicita un estudio neurofisiológico, consistente en un electromiograma y un estudio de conducción nerviosa.

Estiramientos y una correcta educación postural, los mejores preventivos.

El tratamiento de esta lesión está dirigido a eliminar el dolor mediante analgésicos, los ejercicios de estiramiento o el uso de bolsas frías sobre la muñeca. Si el dolor es intenso se pueden hacer infiltraciones de corticoides en la articulación para reducir la inflamación y así lograr el alivio local, aunque siempre con autorización médica. También es recomendable el uso de muñequeras y férulas nocturnas. No es una enfermedad grave que suela dejar secuelas, pero siempre es importante que os fijéis en los síntomas y acudáis lo antes posible al facultativo.

La cirugía para el síndrome del túnel carpiano está indicada en casos moderados/graves que no mejoran con el tratamiento clínico. El procedimiento pretende descomprimir el túnel y liberar el nervio mediano a través de un corte del ligamento carpiano transverso, que se puede hacer por endoscopia o cirugía tradicional.

El síndrome del túnel carpiano es una lesión muy conocida y frecuente en diversos ámbitos laborales, llegando a estar incluida dentro de las enfermedades profesionales, siendo incluso una de las más habituales.

Afecta a un número elevado de pacientes que realizan una actividad laboral determinada, como por ejemplo secretario/a mecanografía, personal de cuidados sanitarios, trabajadores industriales, servicio doméstico, conductores de maquinaria pesada, trabajadores de la construcción…

Una mala posición de la muñeca cuando utilizamos el ratón y el teclado es una causa común de aparición del síndrome del túnel carpiano, especialmente cuando esta mala colocación se extiende en el tiempo. Por ello, se recomienda el uso de dispositivos ergonómicos, almohadillas de ratón con apoyo para las muñecas, o el teclado cuyo diseño coloca las teclas más usadas en la fila central, puesto que su uso requiere un menor movimiento de los dedos.

Ahora que ya conoces las causas del síndrome del túnel carpiano, presta atención a tus manos y evalúa si es necesario que te pongas en manos de un especialista, por tu bien actual y futuro. Además, los doctores recomiendan «escuchar al cuerpo»: si algo duele, mejor parar. Los movimientos repetitivos y posturas forzadas que se realizan pueden derivar en esta enfermedad en la muñeca.

 

Fuente de información

http://blog.diagnostrum.com/2018/04/09/sindrome-tunel-carpiano/

logo-suma-de-todosEMPRESA AUTORIZADA POR LA CONSEJERÍA DE POLITICAS SOCIALES Y FAMILIA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID.
Gerosol Asistencia presta sus servicios en todo el territorio regional.
Números de autorización S2941, S5424 y S6584 (Rehabilitación Médico Funcional), posee todos los certificados necesarios para prestar sus servicios con la máxima garantía de calidad.

Satellite
CENTRO ACREDITADO por la D. G. de Coordinación de la Dependencia para la prestación del CHEQUE SERVICIO.

Si desea solicitar más información sobre este servicio, cómo tramitarlo y los requisitos necesarios para su gestión, puede hacer link en el siguiente enlace

.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Llámanos!