Posts sobre comunicación

Gerosol se pone en el lugar de las personas con discapacidad

Confiésalo. Tienes curiosidad o interés sobre el universo de las personas con discapacidad, pero no habías encontrado las respuestas. Sea porque le preguntaste a quien también tenía dudas en la cabeza o porque se te olvidó investigar sobre el asunto, este puede ser el momento ideal para ello.

Las personas con discapacidad son personas como cualquier otra. Esta afirmación, que parece evidente, no siempre está clara cuando se refiere al trato con ellas. Pero al mismo tiempo que no hay dos personas iguales, ninguna persona con discapacidad es igual a otra, aunque ambas tengan la misma discapacidad.

Abordar la discapacidad con naturalidad y normalidad

Por tanto, las discapacidades son limitaciones de las funciones que pueden interferir en la capacidad de una persona para caminar, oír, hablar, ver, pensar y aprender, aunque no afectan a todo el mundo del mismo modo. Además, algunas personas pueden padecer varias discapacidades.

Con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, celebrado como cada año el 3 de diciembre, queremos unirnos dando a conocer algunos aspectos que nos importan sobre el trato que nos gusta recibir.

Actúa con naturalidad. Las personas con discapacidad agradecemos que se eviten las diferencias de trato y los paternalismos, especialmente, cuando ya somos personas adultas. En ocasiones, nos acompañan terceras personas que nos apoyan en la comunicación, pero nos gusta que te dirijas a nosotras.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escucha con atención. Las personas con discapacidad, como todos, tenemos cosas que contar y queremos ser escuchadas. Pídenos opinión. Es importante contar con nosotros antes de tomar una decisión. Respeta nuestras decisiones sin ofenderte. Antes de prestarnos tu ayuda, pregúntanos si la necesitamos.

Haznos participe. Son muchísimas las actividades que una persona con discapacidad podemos realizar de la misma manera que tú. Anímate a averiguarlas.

No tocar sin avisar los elementos de apoyo de una persona con discapacidad física. Algunos de estos apoyos (sillas de ruedas, muletas, andadores, etc.) pueden llegar a ser extensiones de nuestro cuerpo. Tocarlos puede resultar peligroso para nuestra estabilidad o un tanto invasivo.

Comparte. Tus anécdotas del día a día, tu experiencia ante una dificultad o ¿por qué no? el periódico un domingo por la mañana o el sofá en el que estáis viendo la televisión.

Ten paciencia. En este mundo de prisa constante para todo, las personas con discapacidad necesitamos ir a nuestro ritmo. Podemos llegar a la meta, y nuestro record no será el menor tiempo empleado sino el camino recorrido. Si te unes a nuestro ritmo descubrirás que las prisas no siempre son buenas.

Procura no sacar conclusiones de experiencias aisladas. Una mala experiencia con una persona no significa que todas las personas sean iguales. En la vida nos encontramos personas con las que podemos congeniar mejor o peor. Con las personas con discapacidad ocurre lo mismo.

De algún modo, todos estamos vinculados a la discapacidad

 Hace falta reflexionar sobre la condición humana y darnos cuenta que todos estamos implicados en la discapacidad por tenerla cerca y porque es muy probable que también se llegue a ser personas con discapacidad, al envejecer o antes.

Es necesario que en relación con las personas con discapacidad tengamos más conocimientos para actuar del mejor modo posible. Conocer más nos ayudará a actuar mejor, en beneficio de los demás y en el nuestro propio. Por esta razón, en Gerosol Asistencia trabajamos con la filosofía de que el buen trato hacia las personas dependientes es nuestra prioridad.

Todos somos iguales, porque somos seres humanos, con la misma dignidad, con derechos y deberes, con luces y sombras, con debilidades y fortalezas, con una misión que cumplir. Creemos que hay un dicho popular que resume perfectamente lo que hemos pretendido trasmitir; “trata a los demás como te gustaría que te trataran a ti”.

 

Encuentro con Conchita Momeñe: Tu mayor amiga, la tercera edad

Cuenta una leyenda japonesa que hay personas predestinadas a encontrarse, unidas por un hilo rojo que los dioses han atado a sus meñiques. En nuestro siglo, sin embargo, parece que estos hilos que unen a las personas se están rompiendo. Cada vez hay más gente, pero cada vez más sola, un problema que afecta especialmente a las personas mayores. ¿Cuántos caminan por la calle con la soledad como única compañera? ¿Cuántos ni siquiera salen de casa? Si los dioses no nos ayudan, ayudémonos las personas.

La esperanza de vida sigue aumentando en nuestro país, un dato alentador. Sin embargo, el estilo de vida va cambiando conforme avanza la edad, y en muchas ocasiones sucede que las personas mayores van encontrando más dificultades para poder seguir con una vida social plena.

La soledad como problema multifactorial

A ciertas edades, los hijos se han marchado de casa, y en el peor de los casos, la pareja o los amigos han fallecido. Para poder seguir teniendo relaciones sociales las personas mayores se ven cada vez más obligadas a salir de casa, un hecho que puede no ser fácil en función de las infraestructuras que presente la vivienda, o de la movilidad de la propia persona para caminar sola. A esto se le une que la vida en las ciudades cada vez es más hostil para los ancianos, los ritmos de vida han cambiado, las barreras arquitectónicas a veces son insalvables, los comercios tradicionales donde el tendero te conoce personalmente se han ido sustituyendo por franquicias y grandes superficies, y la situación de las pensiones hace que la economía resulte un factor limitante. El barrio de toda la vida ha pasado a ser un lugar desconocido para la persona.

La soledad es un problema social, porque es el resultado de la falta de relaciones sociales. Pero la soledad no tiene que ver tanto con la edad de por sí, como con circunstancias del envejecimiento que hacen que las personas mayores sean más vulnerables a ella. Además, las relaciones sociales son cada vez las débiles. Herramientas como Facebook o Whatsapp facilitan la conexión con mucha gente, pero son relaciones a menudo más superfluas y efímeras, donde un solo clic puede hacer que la amistad no continúe, una dinámica a la que la persona mayor no está acostumbrada.

El recuerdo como piedra de apoyo

Pero, la alegría en la vejez también se puede potenciar a través del recuerdo. Por ello, en la medida en que los mayores recuerden las grandes amistades que han labrado, el amor que han sentido o los éxitos profesionales alcanzados, mejorará su estado anímico. Asimismo, algunas personas mayores dejan de soñar porque piensan que ya lo han vivido todo. Sin embargo, hay que seguir marcándose metas, que no tienen que ser grandes proezas, pero sí objetivos que a uno le estimulen y le hagan más agradable la rutina.

Quizás deberíamos aprender de ellas a tener un poco más de paciencia. Hoy os invitamos a escuchar las sabias palabras de una mujer mayor llamada Conchita. Le agradecemos su tiempo y enseñanzas.

“Pequeños Amos de Casa es una gran solución para un problema global”

Hemos tenido el placer de hablar con Ana Sancho, creadora del proyecto “Pequeños amos de casa”, una iniciativa que pretende fomentar valores de igualdad a través de las tareas del hogar

Aprovechamos el momento para darle las gracias por habernos dedicado parte de su tiempo.

 

¡Empezamos la entrevista!

 

En primer lugar, Cuéntanos un poco sobre ti… ¿Quién es Ana Sancho?

Soy emprendedora nata, madre de dos niños y con ganas de mejorar el mundo.

 

Explícanos brevemente ¿en qué cosiste el proyecto denominado “Pequeños Amos de Casa”? ¿Desde cuándo está en marcha?

Es un proyecto educativo sobre corresponsabilidad e igualdad de género orientado a niños, niñas y adolescentes a través de las tareas del hogar. Comencé con él en septiembre de 2015.

¿Se trata de un proyecto local, autonómico y/o estatal? ¿Tienes previsto ampliar esta iniciativa a más ciudades de nuestro país?

Yo diría global. Pequeños Amos de Casa es una gran solución para un problema global. Educa en la igualdad, en la corresponsabilidad y en la conciliación con naturalidad e ingenio gracias a las tareas del hogar. Damos respuesta a las necesidades de esta sociedad de manera creativa.

Nos adaptamos a las necesidades de cada uno, bien sea con Talleres de Experiencias, Conferencias de sensibilización. www.pequeñosamosdecasa.com

¿Crees que educamos lo suficiente en igualdad?

Nunca es suficiente, ya que los resultados de momento no son los esperados por la sociedad. Queda mucho camino por recorrer pero cada vez estamos más cerca y si nos centramos en los más pequeños el acelerón será notable.

¿Por qué es necesario un aprendizaje en valores de corresponsabilidad? ¿Debemos enseñar los niños/as a que se responsabilicen de las tareas domésticas? ¿Por alguna razón no es algo que puedan aprender a hacer solos?

Partiendo de la base que es responsabilidad de todos dejar un mundo mejor, el inculcar valores de corresponsabilidad, igualdad, organización, trabajo en equipo, autonomía personal y conciliación es una apuesta segura para crear una sociedad fuerte y todo ello se enseña invitando a colaborar en las tareas del hogar a Grandes y Pequeños. La mejor forma de aprenderlo es siendo ejemplo los Grandes para los Pequeños. Esa fórmula no falla, hacemos y repetimos lo que vemos.

¿Cuáles son las reacciones más destacadas entre el colectivo infantil cuando se les presentan las distintas acciones a realizar?

Entusiasmo, Alegría, fuerza, motivación, voluntad…Son increíbles, una vez más son ellos quienes nos enseñan!

Estas actividades educativas de carácter domestico ¿tienen la misma acogida entre las madres que entre los padres?

Cada vez somos más conscientes de que la Familia es un EQUIPO y como tal tenemos que poner nuestro granito de arena para que funcione. Todos los miembros deben colaborar y aportar lo mejor de cada uno. Es importante valorar la tarea que cada uno realiza y no criticar el resultado. Por lo tanto, la acogida para todos los miembros de la familia es Positiva, una vez hemos tomado conciencia de los valores que potenciamos con ella.

 ¿A qué edad recomiendas iniciar a niños/as en la participación en las tareas del hogar? ¿Cómo podemos conseguir que los pequeños se motiven para obtener la colaboración de ellos/ellas en casa y qué beneficios aporta este aprendizaje?

Cuanto antes mejor, desde bien pequeños podemos invitarles a colaborar a participar en cualquier tarea del hogar acorde con la edad, (recoger juguetes, regar plantas, ordenar zapatos…..) cuanto antes inculquemos el hábito mejor para todos. La motivación se consigue creando hábito y dando ejemplo. Es importante entender que nadie ayuda a nadie, que todos colaboramos porque convivimos bajo el mismo techo y es nuestra responsabilidad. Muy importante no imponer tareas, son tantas que el dejar elegir siempre ayuda a que la colaboración fluya de una forma natural. Los beneficios que obtenemos son infinitos tanto para los miembros de la familia como para uno mismo.

¿Existe mayor conciencia al respecto en nuestra sociedad? (Sea cual sea el ámbito)

Sin duda. Es un gran motivo para sentirnos optimistas y ver que vamos por buen camino.  

Esperemos que con esta iniciativa se logren abran nuevos caminos hacia la educación en igualdad de género. Muchas gracias Ana por atendernos.

Personal interno: Una opción más para la atención a las familias

Se estima que en un 95% de los casos, los familiares de personas en situación de dependencia consideran que donde estas personas están mejor atendidas es en su propio domicilio. Esto puede ser cierto siempre y cuando la ayuda a domicilio viene de la mano de una empresa sociosanitaria con profesionales con experiencia y además si la vivienda se encuentra adaptada a las necesidades de la persona dependiente permitirá que ésta reciba una atención de calidad y adecuada a su situación.

Una figura en auge durante los últimos años para la atención y cuidado de familiares dependientes es la de la empleada de hogar interna. Las unidades familiares cuentan cada vez más con una persona ajena a la familia conviviendo en el domicilio. Según la información proporcionada por los sindicatos (CCOO y UGT) estiman que el número de empleados de hogar en España asciende a unas 700.000 personas.

En Gerosol hemos detectado este aumento de solicitudes y por ello hemos puesto en marcha un nuevo servicio de intermediación laboral para dar una respuesta profesional a esta nueva demanda de “cuidadora interna”, garantizando que el proceso se cumpla con la mayor calidad.

Nuestra intención es facilitar al familiar todo el proceso de selección, contratación e incidencias de sustitución que puedan surgir, ya sean vacaciones, enfermedad, etc. Del mismo modo, entendemos que el servicio de Gerosol no sólo se puede quedar en un mero trámite de intermediación, por ello, hemos incluido la figura de una supervisora, o Coach del Cuidado, siendo éstas una Trabadora social, como nexo de unión entre la familia y la evolución del servicio; así como la figura de una Enfermera que nos permitirá llevar a cabo un control y seguimiento del estado de salud y dar  soluciones a situaciones clínicas que así lo requieran.

Es importante enfatizar que esta figura de cuidadora interna, no siempre es la alternativa más adecuada para cuidar a nuestro familiar. Pues este tipo de servicio está dirigido para personas con plena autonomía o que se encuentren en una fase leve de dependencia. Cuando el nivel de dependencia es mayor y la persona requiere de una atención y cuidados éstos deben ser ofrecidos por profesionales con mayores conocimientos y experiencia profesional, ya que este hecho prolongará la posibilidad de estancia de los mismos en su hogar, en un  entorno de seguridad.

A lo largo de nuestra trayectoria hemos encontrado que muchos cuidadores no disponen de la formación necesaria en atención a la persona, y que no cuentan con los permisos para trabajar de forma reglada en nuestro país. Somos conocedores de la vulnerabilidad de las personas mayores y que son un blanco fácil de estafa y engaño, una contratación particular desde la desesperación de muchas familias por encontrar una persona que cuide de su familiar, puede acarrear situaciones desagradables pues ingresan en el domicilio sin pasar ningún tipo de filtro, ni control en el día a día.

En Gerosol nos ocuparemos de encontrar tu cuidadora interna ideal, para que tengas tranquilidad tú y los tuyos.

Electrodependencia: Demos luz para seguir viviendo

¿Qué es y qué implica ser electrodependiente?

Electrodependencia es una condición de ciertas personas que, por una deficiencia en su salud, requieren de la utilización de un dispositivo eléctrico con suministro constante y en niveles de tensión adecuados Si dicho dispositivo se apaga o falla, las consecuencias pueden ser fatales.

Estas personas necesitan la electricidad para vivir. Y no nos referimos a que, como cualquiera de nosotros, viven en hogares en los que un apagón nos deja sin posibilidad de cocinar, alumbrarse o conservar los alimentos. Hablamos de personas que viven conectadas a una máquina porque, de no ser así, morirían en poco tiempo. Personas cuya factura eléctrica se ve multiplicada y que, si no quieren que un apagón resulte mortal, se tienen que comprar equipos autónomos. Lamentablemente, esto no siempre es suficiente para asegurar la vida de estas personas.

La electrodependencia y su desamparo

A pesar de la especial vulnerabilidad de estas personas, en España no existe ningún tipo de ayuda, ni existe ningún tipo de garantía de que el suministro no se cortará en su domicilio en caso de fallos en la red eléctrica o impago. En otros países, en cambio, se reconocen derechos especiales a los pacientes electrodependientes. Sin embargo, la desinformación de la población hacia estas ayudas y la mala gestión de las mismas sigue costando vidas inocentes. Este es el caso de Argentina, donde el pasado mes de junio, un corte de luz acabó con la vida de Valentino Ladislao, un niño argentino de cinco años con parálisis cerebral, conectado a un aparato que le permitía respirar.

 

La vida del pequeño Valentino nunca fue fácil. A los dos años un accidente doméstico le provocó la parálisis cerebral que padecía después de que su hermana mayor rompiese una ventana y un cristal acabase incrustado en su corazón. Desde entonces, el menor dependía de aspiraciones periódicas de la mucosidad que se acumulaba en sus pulmones y comenzó a necesitar un concentrador de oxígeno. El verdadero drama, sin embargo, comenzó el pasado lunes 18 de junio cuando la empresa de electricidad, Edesur, comenzó a realizar interrupciones de suministro en su barrio, al sur de Buenos Aires. Edesur asegura que la interrupción del suministro fue programada y que no les constaba en sus informes que hubiera una persona con esa dependencia allí, punto que su madre desmiente. Ésta asegura que intentó contactar con ellos telefónicamente, pero le dijeron que no podían darle información porque era deudora y fue cuando avisó de que el niño podía morir sin electricidad. Además, no era la primera vez que le cortaban la luz. La deuda de la familia es de 60.000 pesos argentinos (1.900 euros). Siguiendo el consejo de los médicos, la madre se resistió a llevar al niño al hospital dada la fragilidad de su salud y a que había, según explica, un brote de bronquiolitis que podía ser letal para su hijo. Valentino, estuvo en total 14 horas sin electricidad hasta que falleció. Alrededor de las 20:40 horas volvió la luz, volvieron a aspirarle, pero ya era tarde: a la media hora dejó de respirar. En ese momento, sus padres decidieron gastar el último cartucho y, finalmente, llevarlo al hospital, donde únicamente pudieron confirmarles el fallecimiento del pequeño por un paro cardiorrespiratorio.

En Argentina existe una legislación, vigente desde el año pasado, que protege a personas electrodependientes y que garantiza el servicio eléctrico gratuito en sus hogares. Para ser beneficiarios, es necesario inscribirse en el Registro de Electrodependientes, lo que obliga a la empresa a bonificar el consumo eléctrico y entregar al hogar una fuente alternativa de energía. Sin embargo, sólo 300 personas se han registrado hasta la actualidad y han logrado el beneficio de suministro gratuito. La madre de Valentino, al igual que otros muchos familiares de pacientes electrodependientes, desconocen los detalles de la legislación y por eso no inician el trámite para inscribirse.

La pérdida de Valentino fue consecuencia de una larga cadena de responsabilidades que falló y se cobró una vida inocente. La Asociación Argentina de Electrodependientes (AAE) exige al Gobierno que dé a conocer a la población la Ley aprobada en 2017, que protege a los electrodependientes, con el fin de no tener que lamentar más casos como el mencionado. Por su parte, en España, varias familias de pacientes electrodependientes se están movilizando para conseguir el amparo del Gobierno al igual que ha ocurrido en Argentina.

Fuente de información:

https://www.lasexta.com/noticias/sociedad/muere-menor-paralisis-cerebral-electrodependiente-corte-luz-provocado-compania-electrica-causa-deuda_201806255b30f9380cf2a314954889c2.html

logo-suma-de-todosEMPRESA AUTORIZADA POR LA CONSEJERÍA DE POLITICAS SOCIALES Y FAMILIA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID.
Gerosol Asistencia presta sus servicios en todo el territorio regional.
Números de autorización S2941, S5424 y S6584 (Rehabilitación Médico Funcional), posee todos los certificados necesarios para prestar sus servicios con la máxima garantía de calidad.

Satellite
CENTRO ACREDITADO por la D. G. de Coordinación de la Dependencia para la prestación del CHEQUE SERVICIO.

Si desea solicitar más información sobre este servicio, cómo tramitarlo y los requisitos necesarios para su gestión, puede hacer link en el siguiente enlace

.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Llámanos!