Posts sobre salud emocional

Yoga como terapia alternativa para conseguir el bienestar

Hoy en nuestro blog nos hace una introducción al mundo del yoga la profesora Paz Castro, hace más de 15 años que enseña en el Studio Kundalini Yoga, Madrid, hay métodos en los que se ha apoyado y aprendido como Anusara Yoga, Cadenas musculares, Yoga Terapéutico, Yoga Restaurativo, Meditación-Mindfulness, que practica bajo las enseñanzas de Shambhala, Budismo en Madrid.

Según B. K. S. Iyengar, en Luz sobre el Yoga;  la palabra yoga deriva de la raíz sánscrita yui y significa ‘’sujetar, reunir, juntar, dirigir y concentrar la propia atención para su aplicación y uso. También significa unión o comunión. Es la unión verdadera de nuestra voluntad con Dios’’. Mahadev Desai sostiene que el yoga es ‘’un equilibrio del alma que nos permite mirar la vida en todos sus aspectos con ecuanimidad’’. Por lo tanto, yoga no es sólo una actividad física, sino también un ejercicio mental cuyo fin es proponernos mayor control sobre todos los aspectos de nuestro ser.

Los beneficios de la práctica de yoga en personas dependientes y en cualquier persona que practique van vinculados con una transformación profunda de su estado de consciencia.

 

 

 

 

Los practicantes de yoga pueden sentir que controlan mejor su respiración, que utilizan su cuerpo desde la aceptación de su propio estado de salud (sin hacer esfuerzo innecesario que podría perjudicar su bienestar físico), que están desarrollando más resistencia psíquica y mayor respeto hacia el cuerpo y mente como un conjunto de elementos inseparables. Además de sentirse con más energía física y ánimo, que en personas dependientes se puede ver rápidamente en su cara feliz y animada ya que son mucho más expresivos al terminar la clase. Estas personas recibirán una clase de yoga enfocada a utilizar props (material de yoga para realizar las posturas con apoyos) y enfocada a la respiración consciente y meditación con cantos de mantras que ayudarán directamente a enfocar su mente y subir su estado anímico a través de la vibración del mantra.

Algunos beneficios inmediatos de la práctica de yoga en este tipo de alumnos son los siguientes:

Reduce el estrés, alivia el dolor, establece equilibrio en el sistema nervioso y cardiovascular, aumenta la fuerza y la resistencia, mejora la circulación, fortalece, estabiliza e flexibiliza la columna vertebral, fomenta la atención y la concentración. Por su puesto, acompañado siempre con tomar consciencia de la unión de su cuerpo físico- mental y espiritual.

La práctica de yoga enfocada a alumnos con algún tipo de dependencia será de gran ayuda en un contexto individual y de grupo. Animo como profesora de Yoga a incentivar y dar la oportunidad a todas las personas con alguna dependencia a formar grupos o recibir clases de yoga individuales, de acuerdo a sus propias limitaciones. Será un gran avance en su salud.

Paz Castro – Profesora de Yoga

www.studio-kundaliniyoga.com

 

Agradecidos a Paz Castro por habernos hecho esta introducción.

 

 

 

 

Las personas mayores LGTBIQ también existen

El pasado 28 de junio se celebró el Día Internacional del Orgullo LGTBIQ, una festividad que reivindica los derechos de la comunidad LGTBIQ en todo el mundo. Este año se cumple el 50 aniversario de la redada homófoba que tuvo lugar en un pub llamado Stonewall, en el neoyorquino barrio de Greenwich. Desde entonces, todos los 28 de junio, miles de personas salen a las calles para reivindicar la libertad sexual.

Gracias a estos movimientos, en general actualmente, no suele haber rechazo hacia este colectivo de personas cuando muestran signos indicativos, o declaran abiertamente, cuáles son sus preferencias sexuales. Sin embargo, esta aceptación se produce especialmente entre jóvenes y adultos, pero ¿qué pasa con las personas mayores?

Unos derechos adquiridos que no estaban hace 40 años

En primer lugar, tenemos que pensar cuáles son las vivencias que estas personas han padecido en su vida y cómo difieren de aquéllas que tendrá que vivir un joven que decide declarar su sexualidad hoy en día.

Pues bien, algunas de esas personas nacieron en plena dictadura franquista o incluso antes de la guerra civil, sufriendo el terrible miedo a ser uno mismo. Miedo a las represalias, a la persecución, al ostracismo, al rechazo del entorno social y a la condena penal. Probablemente podemos imaginarlo, porque todos hemos sentido ese tipo de miedo. Para entenderlo sólo debemos multiplicar esa sensación.

Durante esa época, muchos mayores no pudieron trabajar porque se vieron marginados o excluidos del mercado laboral. Las consecuencias son que ahora mismo se ven obligados a malvivir con pensiones muy bajas, en ocasiones teniendo que recurrir a ayudas sociales como comedores.

 

 

 

 

 

Las personas mayores LGTBI a menudo se encuentran con actitudes homófobas en las residencias de ancianos, los centros de día y otras instalaciones, por parte de otros residentes o incluso de algunos cuidadores. Se enfrentan a un doble estigma social. Nadie se preocupa de ellos. ¿Quién les va a atender si sufren patologías como un ictus, demencia, párkinson o alzhéimer? Ahora, en muchos casos, se ven obligados a volver al “armario” para que sean atendidos en residencias o por otros profesionales.

Atención personalizada para este colectivo vulnerable

Algunos profesionales sociales de este sector indican que una de las razones por las que estas personas mayores se quedan al margen de dichos servicios es porque normalmente son los familiares los que les llevan a las residencias, pero muchas personas LGTBI ya no tienen familia, nunca la han tenido, o han cortado la relación.

A esto hay que sumarle que tal y como están planteadas y organizadas la mayoría de estos centros, se impide que hombres y mujeres homosexuales se sientan con la comodidad y el bienestar necesarios para aceptarlas como su hogar.

Ante esta situación, la Fundación 26 de diciembre, trabaja con un grupo de voluntarios que ayuda a paliar el abandono y la soledad de los mayores LGTBI. El objetivo es construir, buscar y fomentar espacios físicos y sociales, así como actividades adaptadas y pensadas para el colectivo de mayores LGTBI.

El nombre de la organización engloba todo este lastre social que les hizo perder injustamente el derecho a vivir su identidad y su sexualidad con dignidad: el 26 de diciembre de 1978 fue el día en el que se modificó la ley franquista que tipificaba a la homosexualidad como un delito penado con cárcel.

Una residencia pública pionera en el mundo que ha despertado el interés fuera de nuestras fronteras. Federico Armenteros, el presidente de la Fundación 26D, ha presentado el proyecto de la residencia recientemente.

Por todo ello, el Ayuntamiento de Madrid ha decidido dedicar la semana del Orgullo 2019 a los mayores LGTBIQ que suponen unas 800.000 personas en toda España, bajo el lema: «Mayores sin armarios. ¡Historia, lucha y memoria! Por una Ley estatal»

Algunos mayores de este colectivo nunca pudieron ser felices. Se acercan tímidamente a las discotecas, pasean por Chueca y ven la libertad de la que gozamos hoy en día. ¿Y qué piensan? ¿Se sienten felices por la vida que hoy tenemos o sufren por la que ellos no pudieron tener?

Debemos tener esto en consideración y conseguir espacios físicos y sociales de libertad y respeto a los mayores LGTBIQ para así tratar de cubrir sus necesidades particulares y colectivas. Pero a veces una sonrisa puede curar antiguas heridas.

Auxiliares de enfermería y geriatría con gran corazón

Que el colectivo de la tercera edad necesite en su día a día una asistencia preventiva y terapéutica que le ayude a mantener su calidad de vida, puede resultar obvio. Pero más aún, si se cumplen las expectativas de la Organización de las Naciones Unidas, España será en 2050 el país más viejo del mundo: un 40% de su población superará los 60 años. Si tenemos en cuenta que este envejecimiento será progresivo, podemos ser conscientes de las posibilidades que brindará ser especialista en el cuidado de personas mayores.

Un trabajo de cercanía, respeto y cariño

Los auxiliares de enfermería y geriatría son profesionales fundamentales y no siempre se les da la importancia que tienen ni se les nombra con la misma consideración que al resto de compañeros/as del sector. Para que se les conozca más, queremos acercar un poco esta imprescindible figura a nuestros lectores.

Su trabajo se coordina con el resto de profesionales: médicos, enfermeros, terapeutas, trabajadores sociales, etc. En el día a día, sus principales funciones se focalizan en ayudar a las personas que lo necesiten a lavarse o a bañarse, a vestirse, a comer, a tomar la medicación, a ir al baño y a desplazarse; en tareas sanitarias como aplicar cremas o cambiar apósitos; y por supuesto, en conocer el estado de ánimo de estas personas, atendiendo a cambios de humor o de salud, por si pudiesen ser síntomas de malestar o deterioro, velando así por su seguridad.

En este artículo queremos destacar la importancia de humanizar la asistencia a domicilio de estos profesionales. En Gerosol, creemos que nunca debemos dejar de aprender, crecer y mejorar en la vida, independientemente de a qué nos dediquemos. Eso es algo que redundará en nuestro bienestar y en el de las personas con las que nos relacionamos. Si además se es personal socio sanitario, y en concreto auxiliar de enfermería y geriatría, ese desarrollo cobra especial importancia.

Por tanto, es primordial considerar a la persona. En ocasiones se queda “detrás” de la enfermedad. En demasiadas circunstancias la enfermedad, la demencia o la patología, ocupan tanto sitio y requieren tanta atención que nos podemos olvidar de Pedro, Ana, Laura…la persona. Y él o ella siguen ahí, aunque a veces sea muy difícil “verlos”.

 

 

 

 

 

 

Ponerle la música que le gustaba, leerle su libro preferido, facilitarle contextos que le sean familiares. No dejar de proporcionar un abrazo, caricia, sonrisa, un tono de voz amable. Considerar su personalidad y gustos son acciones de cuidado, que en ocasiones no se tienen en cuenta y son fundamentales. Al fin y al cabo, se necesita usar “trucos” para facilitar aquellos cuidados menos deseados por la persona durante los momentos de la higiene, de la alimentación o de la toma de un medicamento. Se trata de acciones que nunca serán iguales con una persona u otra y es esencial no olvidar que son, todos ellos, requisitos básicos para acometer la labor sanitaria con auténtica calidad

La función de estos profesionales no se limita a la persona atendida, sino también a su entorno, a sus familias, ayudando a gestionar sus inquietudes, a entender las patologías y a conocer cómo pueden ayudar a su familiar durante el proceso.

“Siento que soy su segundo yo, soy su cómplice”

Nuestros auxiliares tienen verdadera vocación, se esfuerzan, se sienten motivados, realizados y satisfechos con su trabajo de ayudar a quienes lo necesitan: personas en situación de dependencia. Ellos como ellas ponen de manifiesto en este video que adjuntamos que el servicio socio sanitario que ofrece Gerosol es muy humano. Además, se crean unos fuertes vínculos de amistad y unas estrechas relaciones de confianza, donde los propios auxiliares se sienten uno más de la familia. En sus propias palabras: “las personas a las que apoyamos nos aportan mucho”

Como mujer gran dependiente que soy, compruebo en mi piel que cuando me siento bien atendida, se tienen en cuenta mis preferencias y necesidades, y soy respetada, mi estado de salud y de ánimo mejoran notablemente. Esto, a su vez, es muy positivo para el auxiliar o cuidador/a, que incrementa su motivación y aumenta su esfuerzo para continuar mejorando. En definitiva, la humanización en este ámbito es la clave para mantener unos cuidados asistenciales de calidad.

Gracias a este grupo de profesionales gran cantidad de personas en situación de dependencia podemos tener una vida plena. Tanto es así que uno de los auxiliares de enfermería que protagoniza el video al que nos referíamos anteriormente, expresa textualmente, “me divierto en mi trabajo”, “siento que soy su segundo yo, soy su cómplice”. En resumen, Gerosol se esfuerza a diario por humanizar su servicio, poniendo corazón en lo que hace.

Fijémonos como desean ser tratados los mayores

La vejez es esa etapa de la que no podemos hablar hasta que llegamos. Ninguno de nosotros ha sido mayor antes y por eso no sabemos cómo se sienten realmente nuestros abuelos u otros parientes en estas circunstancias. En este artículo queremos hablar de la importancia que tiene cuidar y tratar bien a nuestros mayores. Y es que, con el tiempo, nos damos cuenta de todas las necesidades que requieren. ¿Sabes tú cómo hacerle la vida un tanto mejor?

Una persona que ha llegado a la vejez no puede comparar su experiencia con la de ninguno. Nadie está preparado para ser mayor y dependiente. Por esta razón es tan crucial que los familiares y cuidadores se pongan en la piel de sus mayores, así como que tengan en cuenta sus preferencias, gustos y sean sensibles a sus necesidades y deseos. De esta manera, conseguiremos que los mayores se sientan bien, satisfechos y por tanto sean más felices.

Hace algunas semanas, os pedíamos vuestra colaboración para contestar a tres sencillas preguntas. Por una parte, hemos preguntado a los propios mayores directamente sobre el trato que les gusta recibir. Al mismo tiempo, a través de las redes sociales, hemos recogido lo que piensan los familiares sobre ello. A continuación os mostramos los resultados:

¿Qué valoras más?

 

 

 

 

 

 

Coincide la respuesta mayoritaria que dan los mayores y lo que piensan los familiares. Valoran más un gesto afectivo que una palabra agradable o una sonrisa. Sin embargo, nuestros mayores valoran más de lo que los familiares creen una sonrisa.

¿Qué plan te resulta más atractivo?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La respuesta mayoritaria que dan los mayores y lo que piensan los familiares también es coincidente. El plan más atractivo es tener la compañía de un ser querido. Las diferencias más notables las encontramos en la segunda respuesta mayoritaria: los mayores muestran su preferencia a salir a pasear, en contraste con lo que piensan los familiares que creen que sus mayores prefieren ver la TV.

¿Qué cuidado disfrutas más?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lo que más disfrutan nuestros mayores es su aseo personal, seguido del cuidado de pies y manos, coincidiendo con lo que piensan los familiares. En esta pregunta, nos han sorprendido expresando que el abanico de actividades con las que disfrutan es más amplio de lo que a priori pensábamos.

El pasado día 15 de junio se celebró el Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez. Hemos querido unirnos a esta celebración destacando la gran importancia que tiene un cuidado de calidad y un trato digno integrando a nuestros mayores en las pequeñas o grandes decisiones de su día a día sin que su dependencia sea una barrera física y mental. En Gerosol te acompañamos en ese camino.

El cariño debemos proporcionárselo a los mayores en grandes dosis, porque en esta edad se valora más que nunca el afecto. Pero no nos referimos a un cariño ensimismado o ñoño, sino más bien a ese cariño que se trasmite a través del interés por lo que les ocurre a nuestros mayores, por el respeto, la escucha, ese tiempo de dedicación… y que se traduce en nuestros gestos, nuestra mirada, nuestro tono cálido a la hora de dirigirnos a ellos. Y también, por qué no, el cariño manifestado mediante la caricia: esa mano que se posa, que presiona, que agarra, ese abrazo que funde la distancia y ese beso que hace sentir que no se está solo y que se es querido y valorado.

 

Personal de enfermería: un recurso vital para la salud

Cuando aparece un problema de salud, uno siempre quiere ser atendido por el mejor especialista médico, con las mejores técnicas y tratamientos, en el mejor hospital. Pero para conseguir esa atención de calidad que buscamos, no debemos olvidar también el papel que juega el personal de enfermería, determinante en el manejo de cualquier dolencia.

Se trata de una profesión enfocada a aquellas personas que, con una definida vocación de servicio hacia los demás, se preocupan, atienden y cuidan al paciente, desempeñando un rol fundamental en nuestra sociedad.

El personal de enfermería se encarga del cuidado y atención de todo tipo de personas. A menudo, la labor de estos profesionales varía en función del tipo de necesidades que tenga el paciente. Además, entre las funciones más conocidas se encuentran la realización de análisis de sangre, cura de heridas, exámenes físicos de pacientes…

Por otra parte, gestionan los historiales clínicos. También se encargan de: tomar decisiones y asesorar al enfermo, identificando qué es lo mejor para él; y de la relación entre el paciente, familiares y el resto de profesionales de la salud intervinientes, facilitando así la comunicación entre éstos.

El Origen de la Enfermería: Florence Nightingale

Resulta importante mencionar que el pasado 12 de mayo, se conmemoró nuevamente, a nivel mundial, un día histórico para la profesión de enfermera. Una fecha que coincide con el nacimiento de Florence Nightingale en el año 1820 en Florencia.

Florence Nightingale, mujer que tuvo un papel brillante en su época y que aún hoy, está vigente su enfoque sobre enfermería y su aplicación de otras ciencias como la gestión, la estadística o la investigación, forjando con ello el arte de brindar cuidados. Ella desempeñó múltiples funciones siendo cuidadora, gestora y docente. Se desarrolló profesionalmente en la Guerra de Crimea y a su regreso creó la primera escuela de enfermería, cuyo modelo teórico se centró en la preocupación por un entorno saludable.

Actualmente se sabe que las familias no siempre tienen la posibilidad de ocuparse de administrar las diferentes medicaciones y tratamientos médicos, y no sólo por faltar tiempo. Los allegados a veces tienen miedo de confundirse y suministrar de modo incorrecto jarabes o pastillas que frecuentemente deben ser administrados a horas muy puntuales y en proporciones adecuadas por ello, en ciertas ocasiones los cuidados de enfermería se deben realizar en los domicilios particulares de los pacientes, es decir que el enfermero/a acude a la casa del paciente para realizar tareas de cuidado diario.

 

 

 

 

 

 

En Gerosol, el modelo de asistencia sanitaria evoluciona a diario para ir más allá del manejo adecuado de la enfermedad para centrarse también en la satisfacción de los beneficiaros/as y en su cuidado, persona a persona. Nuestras enfermeras funcionan en la supervisión y prevención de la salud de nuestros beneficiarios/as aportando una visión importantísima para el buen funcionamiento de los servicios y en la prevención de las enfermedades. La enfermera actúa siempre que es necesario para afrontar los problemas derivados de la alta complejidad del paciente frágil, haciendo hincapié en la revisión de la polifarmacia y la suspensión de fármacos fútiles, así como la prevención de riesgos domiciliarios y la asistencia en manejo de situaciones clínicas que así lo requieran.

Nuestra sociedad debe rendirle homenaje a todo el personal de enfermería, y sobre todo agradecerle su vocación, su entrega, su paciencia, y el gran poder de consolar a quien sufre, que tanto necesita de la asistencia profesional de este gremio, por lo tanto, el presente artículo en forma modesta pero muy sincera se lo dedicamos al personal de enfermería que son seres humanos con alas de ángel al cuidado de sus semejantes.

 

logo-suma-de-todosEMPRESA AUTORIZADA POR LA CONSEJERÍA DE POLITICAS SOCIALES Y FAMILIA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID.
Gerosol Asistencia presta sus servicios en todo el territorio regional.
Números de autorización S2941, S5424 y S6584 (Rehabilitación Médico Funcional), posee todos los certificados necesarios para prestar sus servicios con la máxima garantía de calidad.

Satellite
CENTRO ACREDITADO por la D. G. de Coordinación de la Dependencia para la prestación del CHEQUE SERVICIO.

Si desea solicitar más información sobre este servicio, cómo tramitarlo y los requisitos necesarios para su gestión, puede hacer link en el siguiente enlace

.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Llámanos!