Posts sobre asistencia a domicilio

03-XII-2017 Día Internacional de las Personas con Discapacidad: Un reto constante.

¿Sabías que…?

Según se desprende del informe elaborado hace dos años por la Fundación Adecco con motivo del Día Internacional de la Discapacidad, el 53% de los españoles admite sentir algún grado de incomodidad al relacionarse con personas con discapacidad, fundamentalmente, por desconocimiento, indiferencia, prejuicios y/o sobreprotección.

La discapacidad es aquella condición bajo la cual ciertas personas presentan alguna deficiencia física, mental, intelectual o sensorial.

La discapacidad existe, ha existido siempre y en las más diversas formas. Desde el año 1992, la Asamblea General de las Naciones Unidas,  instauró que cada 3 de diciembre fuese el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, fecha en que los talentos, contribuciones y capacidades de este colectivo se celebran a nivel mundial. El objetivo es promover una mayor comprensión de los derechos de las personas con discapacidad y movilizar el apoyo a la construcción de una sociedad más inclusiva.

Actualmente hay mil millones de personas en el mundo con discapacidad, de las que cerca de cuatro millones están en España. Estas personas se enfrentan a barreras físicas, sociales, económicas y a actitudes que los excluyen de participar de una forma total y efectiva como miembros iguales en la sociedad.

¿Qué nos sugiere hablar de discapacidad?

Nadie espera o desea que otra persona tenga una discapacidad, sin ser el fin del mundo, es en cambio el  comienzo de una historia que jamás soñaron escribir. Una vez dentro, te darás cuenta que es algo mucho más cercano de lo que creías, descubriendo que la discapacidad es una parte natural de la vida, con la que todos convivimos en diferentes proporciones. El secreto es simple: Aprender a enfocarte en la capacidad.

Cuando oímos la palabra discapacidad es posible que lo primero que nos venga a la mente sea una realidad que nos complica la vida, que nos hace más difícil afrontar los retos que se alzan en nuestro camino y reducen nuestras posibilidades de vivir con plena autonomía.

Esto es cierto, convivir con cualquier discapacidad exige más tiempo y dedicación en las actividades básicas de cada día y en la superación de las innumerables barreras que hemos de afrontar para acceder a la educación, al trabajo, a los servicios de salud, así como para participar en la cultura, el ocio y en cualquier actividad de nuestro barrio o de nuestra ciudad. Sin embargo, si cambiamos de perspectiva, se trata de una realidad que nos ofrece algo muy valioso: nos enseña lo mucho que podemos aprender para crear una sociedad mejor.

Participar por la libertad, desde la discapacidad, puede ser arduo, una cuesta que nos parece imposible de subir, pero es entonces cuando hemos de recordar las sabias palabras de Nelson Mandela: Todo parece imposible hasta que se hace.”

La libertad necesita una sociedad más accesible, más justa, más empática. Una sociedad capaz de reconocer el inmenso valor de la diversidad humana. Pero, sobre todo, la libertad se nutre del valor de muchas personas concretas, de muchas personas con  nombres y apellidos que a diario luchan por hacer realidad sus sueños más nobles.

Las personas con capacidades diferentes somos, hoy en día, mucho más visibles en nuestra sociedad que hace algunas décadas. Antes, a muchos de ellos, se les segregaba y no se le abrían puertas para ser realmente parte de la vida en comunidad. Hoy las cosas han cambiado, muchas personas con diversos tipos de discapacidad trabajamos, estudiamos e incluso algunas forman sus propias familias. Sin embargo, como país estamos lejos de ser una sociedad realmente inclusiva. Si bien existen leyes que promueven la integración, en la práctica aún existen un sin número de barreras que interfieren en dicho proceso. Para ir avanzando en esta dirección son fundamentales dos cosas: crear conciencia ciudadana y seguir elaborando políticas públicas orientadas a promover una inserción real.

En la actualidad, el enfoque de la discapacidad pone el énfasis en la capacidad de adaptación, es decir, en cómo lograr un adecuado ajuste entre las necesidades de la persona y sus capacidades respecto al medio en el que le toca desenvolverse. Por eso la sociedad  tiene una gran responsabilidad y, hoy en día, nadie puede sentir que el tema es ajeno a su vida.

El objetivo final de los días internacionales no debería ser limpiar la conciencia dedicando un día a un colectivo y ya está. El objetivo es totalmente opuesto, recordar a todos que las personas con cualquier tipo de discapacidad vivimos un reto diario, y vamos aún más allá, no se trata de cubrir necesidades o suplir dificultades, sino de desarrollar al máximo las habilidades y potencial de cada uno, pues ninguna discapacidad debe ser un obstáculo para llegar a ser aquello que queremos ser. Y tú, ¿Qué opinas?

Elena Arranz: Entrevista a la Ganadora del Concurso de Relatos sobre empleo y discapacidad

Me considero una apasionada de la vida. Puede que por ello viniera al mundo antes de lo que me correspondía, nací un siete de septiembre de hace ahora algo más de treinta y tres años. Dicen que las prisas no son buenas y puede que por ello todo se complicara un poco, el resultado, tengo una parálisis cerebral desde que nací, y eso no me ha impedido hacer casi nada de lo que me he planteado en esta vida.

Elena Arranz

Soy Elena Arranz Martínez, la mediana de tres hermanos y ya desde muy pequeña entendí que ellos, junto con mis padres, íbamos a hacer buenas migas y romper todas las barreras prestablecidas.

He tenido una infancia privilegiada, he sido educada para saber comprender la vida, enfrentarme a sus dificultades y disfrutar de sus placeres. Nadie me exigió que estudiara, pero yo quise hacerlo y con la inestimable ayuda de todo un grupo de profesionales que he tenido la suerte de encontrar a mi servicio y nuevamente mi familia, conseguí abrir un camino no previsto para personas con nuestra discapacidad y obtener la ESO y un módulo de FP.

En la actualidad estoy convencida de que con los medios necesarios y una toma de conciencia adecuada es posible mi incorporación al mercado laboral, en donde el 2017 espero sea un año definitivo y pueda demostrar que los limites no los pone la discapacidad sino cómo se visualiza la misma.

Así soy, una apasionada de la vida y sus cosas, me encanta escribir, practicar running con mis hermanos, conocer rincones del mundo y no detenerme ante nada.

ENTREVISTA:

¿En qué consiste la parálisis cerebral?

Situemos al lector con una definición conceptual. La parálisis cerebral es una lesión neurológica que describe un grupo de trastornos  del desarrollo sensorio-motor, que causan una limitación en la persona, atribuida a problemas en el desarrollo cerebral del feto o del niño,  existiendo casos en los que también altera el área intelectual. Dicho de un modo más comprensible, cercano y personal  requiero ayuda física por ejemplo para vestirme, comer, asearme o desplazarme a la hora de salir.

¿Qué consejo darías a las familias que luchan con esta condición?

Los familiares en algún momento se han tenido que enfrentar a la realidad que engloba esta breve, pero contundente frase: “Su hijo/a tiene Parálisis cerebral”. Detrás de esta misma realidad y esta etiqueta, cada persona vive una historia y una experiencia vital completamente distinta. Considero fundamental que se eduque la paciencia en dosis ingentes, la capacidad de escucha y en definitiva que acepten tanto la situación como a la persona tal y como es, haciendo una vida lo más normal posible.

Elena Arranz

Además del tratamiento médico, ¿qué medidas se deben adoptar para mejorar la calidad de vida de las personas con parálisis cerebral?

El tratamiento neurológico diario debe ser la base, pero no hay que olvidar que como personas que somos, como todo el mundo, tenemos ilusiones, proyectos, opinión,  derechos y obligaciones. Nosotros necesitamos que se nos  den las mismas oportunidades de cumplir nuestros sueños, como por ejemplo: formarnos, encontrar un empleo, desarrollarnos plenamente como personas y vivir de manera independiente…

¿Cuáles son las principales barreras que has encontrado a lo largo de tu vida?

Las personas que convivimos con esta discapacidad hemos crecido superando las numerosas limitaciones que nos encontramos desde que nos levantamos hasta que finalizamos nuestro día a día; lo que suele pasar desapercibido o es un automatismo para la gran mayoría, es un reto diario para nosotros. Personalmente me afectan tanto las barreras arquitectónicas como las psicológicas y socioeconómicas; aunque no me resultan tan limitantes unas como otras, son las psicológicas las que más me “atan”, por ejemplo los prejuicios de la sociedad, que no se valore mi productividad, que nos vean como niños perpetuos sin apreciar que en algunos casos coincide nuestra edad mental con la biológica, falta de empatía con mi situación…

  ¿Crees que la sociedad está preparada para afrontar y convivir con la diversidad funcional? ¿Por qué?

Considero que lo intenta y en muchos aspectos ha mejorado, por lo cual  ya nos estamos beneficiando de este importante avance, pero veo que el camino es largo y costoso. Porque el avance que percibo es lento y a grandes rasgos noto que no se quiere involucrar. También veo la diferencia de aceptación entre los que normalmente me rodean y el resto de la sociedad. En definitiva reconozco que la sociedad va cambiando positivamente en este aspecto gracias a su mejor formación y a tantos y tan distintos grupos que se esfuerzan en concienciar al mundo de nuestras realidades, a los cuales quiero mostrar mi agradecimiento aprovechando la ocasión.

¿Por qué? Por falta de formación e interés.

Elena Arranz

¿Podemos hacer algo para disminuir el “miedo” hacia lo diferente?

Tenemos por delante una gran tarea de formación y concienciación, por parte de nosotros mismos sobre todos los ámbitos de la sociedad, por lo que pienso que la manera idónea de mejorar es actuando, no hablando, recordando que, “la silla de ruedas está en el culo, no en la cabeza”. Porque vivimos en un mundo individualista, competitivo, dependiente del dinero y lleno de prejuicios al que tendremos que sacudir con constancia y fuerza hasta que dejen de vernos como “bichos raros” y perciban que precisamente lo más duro de esta discapacidad es que encierra grandes mentes y corazones muy sensibles en cuerpos imperfectos. Resumiendo: concienciación y formación de la sociedad.

Por último, ¿qué opinión te merece el curso de orientación laboral que estás realizando en Bobath?

Después de años luchando por acceder al mercado laboral y probando varias vías, sinceramente, el curso que estoy realizando en Bobath está siendo un soplo de aire fresco, pues solo hace unos meses estaba llena de pesimismo y falta de motivación y ahora veo que se me abren puertas que creía cerradas por completo. Este curso me resulta de gran valía porque es muy realista, ya que se ha propuesto objetivos alcanzables y prácticos. Esto hace que personalmente vuelva a sentirme más útil y reconfortada por lo que me alegro de estar realizándolo y agradezco la oportunidad recibida.

 

Muchas gracias, y nuestra sincera enhorabuena, a nuestra ganadora del Concurso de Relatos sobre empleo y Discapacidad. A continuación os dejamos un video, realizado por nuestros compañeros de Fundación Bobath en colaboración con “Samaria Social” y “La Frontera Audiovisual”, en el que participa Elena: #YOSOYBOBATH

Empleo y Discapacidad: la clave que supone el desconocimiento

Desde hace ya mucho tiempo nos preguntamos, y la respuesta parece ser clara y contundente… ¿Cómo ha sido y es la incorporación de las personas con discapacidad y enfermedad mental al mundo laboral?.

Parece claro vislumbrar la contestación dada la crisis que asoló nuestro mercado laboral, y que aún arrastramos, muchos dirían que cómo se puede potenciar la empleabilidad de las personas con discapacidad o enfermedad mental si el trabajo escasea para toda la población.

Lo único cierto es que según la Ley de Inserción Laboral de Personas con Discapacidad (en adelante, LISMI) debe haber un cupo de personas con discapacidad en las empresas, dicho cupo se está incumpliendo en la actualidad y parece imposible que éste colectivo pueda llegar a trabajar fuera de los Centros Especiales de Empleo (en adelante, CEE) en el mismo grado en que lo hace dentro de los mismos.

El desconocimiento, clave.

Muchas empresas desconocen que la LISMI establece una cuota mínima del 2% de trabajadores con discapacidad (en aquellas con 50 o más empleados). En un artículo de Europa Press un consultor reconoce que no entiende “porqué el porcentaje de empresas que no cumple con la ley es tan alto cuando además la legislación contempla ventajas económicas”. El porcentaje del que hacen referencia es, ni más ni menos, que el 81%.

El desconocimiento no es la única causa, sí una muy importante. Hay otras como el coste de adaptar el puesto de trabajo, encontrar personas con discapacidad compatibles con el puesto, etc.

Fuente: https://www.flickr.com/photos/universidadcatolica/5600744573

Según datos del citado artículo, la tasa de empleo en personas con discapacidad es del 32,2% y, de ellos, el 60% es de larga duración. Por si las cifras no fueran lo suficientemente tristes, el artículo señala que uno de cada seis trabajadores con discapacidad está dentro del segmento de trabajadores por debajo del umbral de la pobreza.

Discriminación positiva: el 2% de cupo.

Fuente: http://www.anticapitalistes.net/spip.php?article5950

Hay quienes encuentran que los cupos son discriminatorios y provocan más desigualdad de la que promueven, en palabras de Pablo Molina “la discriminación positiva […] es un grave ataque a la libertad del individuo; pero, sobretodo, es también un desprecio institucionalizado a las capacidades del ser humano que, por esencia, tiende a la diversidad, no a una uniformidad impuesta por terceros”. Añade que el término “positivo” no es más que para evitar rechazo y encuadra esta tendencia en un resarcimiento del daño provocado a grupos sociales discriminados quienes, sostiene, son los más perjudicados pero no los únicos, ya que incrementa el resentimiento social.

Además de todo lo anterior, según El Economista “sólo un tercio de las personas con discapacidad están en disposición de trabajar” (33,9%), basándose en datos extraídos del INE, lo que supone que haya un 44,2% de diferencia con respecto a la población sin discapacidad.

Es posible que la discriminación positiva que provoca el cupo de la LISMI, junto con la diferencia de empleabilidad entre personas con y sin discapacidad, sea un factor importante y que produce ciertas diferencias, pero como sostiene Pikkety “la mayor desigualdad la provoca el desempleo” y da igual del colectivo al que nos estemos refiriendo.

Acuerdo Gerosol-Bobath: Concurso de relatos.

Por todo lo anterior, el pasado Miércoles 7 de Diciembre firmamos un acuerdo con nuestros amigos y ahora también compañeros de la Fundación Bobath para incorporar a personas con parálisis cerebral al empleo.

Es nuestra apuesta ofrecer esta oportunidad a personas con capacidades diferentes pero, eso sí, con mucha capacidad para llevar a cabo muchas tareas. Deseamos poder seguir cooperando en el futuro y continuar integrando entre todos a más personas con discapacidad al mundo del empleo.

Fuentes:

La Sexta

Europa Press

Club Libertad Digital

El Economista

El Pais

 

Día Internacional de las Personas con Discapacidad

Hoy, Día Internacional de las Personas con Discapacidad, queremos compartir algunos datos que creemos deben estar presentes en todos nosotros, especialmente en los dispositivos socio sanitarios que, de alguna u otra forma, trabajamos por y para personas con algún tipo de diversidad funcional.

1

La discapacidad es un fenómeno complejo que refleja una interacción entre las características del organismo humano y las características de la sociedad en la que vive.

Alrededor de un 15% de la población mundial (cerca de cuatro millones de personas en España), viven con algún tipo de discapacidad. La realidad actual es que, en general, las personas con discapacidad tienen peor calidad de vida que el resto de los ciudadanos, ya que su acceso a la educación es menor y, como consecuencia, su inserción laboral también es más baja, lo que a su vez las condena a tener tasas de pobreza más altas que las personas sin discapacidad.

Por este motivo, las organizaciones que representan a estos ciudadanos aprovechan el Día Internacional de la Discapacidad para reivindicar sus derechos y solicitar medidas que abunden en la mejora de la calidad de vida de este colectivo.

Hoy en día la discapacidad se considera una cuestión de derechos humanos. Las personas están discapacitadas por la sociedad, no sólo por sus cuerpos. Estos obstáculos se pueden superar si los gobiernos, las organizaciones no gubernamentales, los profesionales y las personas con discapacidad y sus familias trabajan en colaboración.2

Por todo ello, desde Gerosol Asistencia queremos animar a toda la población a tomar conciencia de esta situación, impulsando la mejora de la calidad de vida de estas personas,
luchando por convertirles al fin en auténticos ciudadanos de pleno derech

 

A continuación os adjuntamos el enlace para ver la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad ya que supone importantes consecuencias para las personas con discapacidad destacando entre ellas la visibilidad de este colectivo:

http://www.ohchr.org/SP/HRBodies/CRPD/Pages/Disabilitiesconvention.aspx

 

logo-suma-de-todosEMPRESA AUTORIZADA POR LA CONSEJERÍA DE POLITICAS SOCIALES Y FAMILIA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID.

Gerosol Asistencia presta sus servicios en todo el territorio regional.
Número de autorización S2941 y S5424, posee todos los certificados necesarios para prestar sus servicios con la máxima garantía de calidad.

Satellite
CENTRO ACREDITADO por la D. G. de Coordinación de la Dependencia para la prestación del CHEQUE SERVICIO.

Si desea solicitar más información sobre este servicio, cómo tramitarlo y los requisitos necesarios para su gestión, puede hacer link en el siguiente enlace

.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ACEPTAR

Aviso de cookies