Posts sobre rehabilitación

Día Mundial de la Voz: Nuestra herramienta más personal

Cuidamos nuestro cuerpo con tratamientos, productos y prendas de vestir que la protegen y recuperan. Pero, ¿qué pasa con nuestra voz? La usamos a diario abusando de ella: gritamos, llamamos a voces, hablamos por teléfono, subimos el volumen en una reunión, machacándola tanto o más que al resto del cuerpo. Por ello, tenerla siempre cuidada y huir de las principales afecciones que pueden estropeárnosla es importante.

Para que surja la voz, se necesitan cuerdas vocales. Éstas son unos músculos alargados que se encuentran a mitad de cuello. Cuando susurras, las cuerdas no se mueven, pero cuando dices algo empleando la voz, vibran, siendo éstas las encargadas de darle la tonalidad necesaria.

Los trastornos más comunes que afectan a la voz son:

·  Afonía: se trata de la pérdida de la voz en su grado máximo y no es posible la emisión de ningún sonido.

·  Disfonía: perturbaciones en la voz.

·  Laringitis: Se produce cuando hay un mal empleo de la voz o se ha expuesto a un virus. Lo que ocurre es que de repente, las cuerdas vocales se inflaman. 

·  Pólipos y nódulos. Sucede especialmente al gritar, se rompe un vaso sanguíneo en el la zona de las cuerdas vocales. 

Entre los signos de sospecha que pueden llamar la atención sobre la existencia de alguna patología relacionada con las cuerdas vocales están el carraspeo, la ronquera, la tos persistente o la necesidad de forzar la voz.

Para evitar que estas enfermedades se vayan desarrollando y afectando a nuestra voz, tenemos algunas medidas que nos serán de gran ayuda:

  1. Limón con miel, para proteger la voz, eliminar bacterias y mantenerla suave.
  2. Uso de la voz adecuado.
  3. Tomar suficientes vitaminas y minerales.
  4. Evitar el humo del tabaco.
  5. Evitar las temperaturas extremas.
  6. Beber mucha agua.
  7. Tratar de evitar beber líquidos muy fríos o muy calientes.
  8. Evitar el exceso de comida picante.

Según los otorrinolaringólogos, un 5% de la población española sufre algún trastorno de la voz que requiere atención por parte de un profesional, ya sea un especialista en otorrinolaringología, un logopeda o un profesor de canto para educar la voz.

Los tratamientos existentes se apoyan sobre tres pilares fundamentales que son: medicación, rehabilitación y cirugía. Un gran porcentaje de los casos se recuperan solo con rehabilitación.

Hoy 16 de abril, se celebra el Día Mundial de la Voz. Esta fecha se conmemora desde 1.999 en base a la propuesta realizada por la Federación Internacional de Sociedades de Otorrinolaringología, con el fin de difundir la necesidad del cuidado de la voz, factor de gran importancia como medio de comunicación interpersonal, como instrumento de trabajo y expresión estética. Grave, aguda, aterciopelada, nasal, estridente, dulce… Sea como sea, cada uno tenemos nuestra propia voz y es importante cuidarla.

Focusing: Técnica para sanar las emociones

¿Sabes qué es el focusing?, ¿en qué consiste?, ¿has oído hablar de ello?, intentamos exponer de forma sencilla este proceso para conocer si puede aportarnos beneficios en nuestro día a día.

Se trata de un poderoso recurso emocional al que puso su nombre el filósofo Eugène Gendlin, nacido en Viena en 1926 y afincado en Estados Unidos, como su palabra indica es poner el “foco” encontrar esa “sensación sentida” que todos tenemos en nuestro cuerpo que sabe muchas cosas de nosotros y de los que nos pasa ante una situación, una relación personal, una decisión a adoptar y nos permite manejar mejora aquello que nos preocupa.

Se trata de un proceso de autoconciencia, de aprendizaje para conseguir una curación emocional.

 

 

 

 

 

 

La técnica del enfoque corporal te hará capaz de hallar y de cambiar tu vida allí donde está bloqueada, oprimida, encerrada, detenida.

Hay un itinerario de 6 pasos fundamentales para iniciarse en la práctica:

  • Sensación sentida: Ya has sentido, invitar a nuestro cuerpo a sentir, a escucharnos. Desde tu espacio interior, toma asiento, ponte cómodo/a y tómate un momento para relajarte.
  • Formar la sensación sentida: No entres dentro del problema, tan sólo visualiza la situación como un todo. Podemos proponernos pensar en:
    • El este, la salida del sol de esos rayos que nos caliente el cuerpo y nos despiertan.
    • El oeste, el sol no está y tenemos algo de frío, ese frío que nos produce.
    • El norte, como nuestro objetivo, nuestra orientación.
    • El sur, esa luz, esos paisajes, esas brisas suaves. El mar, el olor del salitre.
  • Buscar un soporte: Deja que una palabra, una frase, o una imagen provenga de la propia sensación-sentida. Podría ser una palabra-cualidad como “apretado”, “pegajoso”, “asustadizo”, “bloqueado”, “pesado”, “saltante”, o una frase, o una imagen.
  • Comprobar: Deja que la sensación-sentida cambie, si lo hace, y también la misma palabra o imagen, hasta que se sientan embonar perfectamente al captar la cualidad de la sensación-sentida.
  • Preguntar: Ahora pregunta: ¿Qué es lo que, en la totalidad de este problema, hace esta cualidad (que acabas de nombrar o de representar)?.
  • Recibir: todo lo que aparezca junto, con ese cambio. Permanece con ello un rato, aun cuando sólo sea un ligero relajarse.

Sea lo que venga, esto es sólo un cambio. Habrá más. Probablemente seguirás después de un rato, pero quédate aquí unos pocos momentos.

EI cambio interior corporal es misterioso en sus efectos. Siempre da bienestar, aun cuando lo que ha salido a luz no haga aparecer el problema algo mejor desde el punto de vista racional.

 

Bibliografía

http://www.focusing.es/focusing-es.html

Eugene T. Gendlin, Ph. D., Focusing. Proceso y Técnica del Enfoque Corporal. (Chicago, 1982)

 

Animales terapéuticos, algo sorprendente

Las mejores medicinas no siempre vienen en forma de cápsulas o de inyecciones, sino que a veces tienen cuatro patas y son muy peludas. Los animales, sean domésticos, de compañía, de granja o salvajes brindan numerosos beneficios al ser humano que incluso han sido comprobados por los profesionales de la medicina. Si eres de las personas que no tienen mascota, una vez hayas leído este artículo quizá te replantees tu situación o simplemente el concepto sobre ellos.

Relación directa con nuestro organismo

El contacto con un animal, con el cual se ha establecido un vínculo afectivo, hace que liberemos oxitocina, la hormona relacionada con el placer. También se reducen los niveles de cortisol en la sangre, indicador fisiológico del estrés y aumentan el nivel de endorfinas, que son las responsables de la sensación de bienestar. Más allá de estos visibles beneficios, también el ritmo cardíaco se ve reducido y se fomenta la reducción de la presión arterial.

Además de los efectos de apoyo social para el propio individuo, tener cerca una mascota modifica en sentido positivo la percepción que los demás tienen de una persona y facilita las relaciones sociales. Y es que la relación con un animal de compañía puede ser utilizada para promover la empatía con los seres vivos en general y con las personas en particular.

Pero más allá de los beneficios que supone el simple contacto, el cuidado e incluso la educación del animal, esta afinidad innata de los humanos y los animales se puede utilizar asimismo con fines terapéuticos. Por ejemplo, en personas con dificultades para comunicarse, con falta de motivación, de atención y de concentración, o con una baja autoestima, en las que se quiere promover el sentido de la responsabilidad o que presentan cualquier otra problemática de comportamiento, incluida la enfermedad mental.

Gran variedad de animales

La terapia asistida con animales es una modalidad de tratamiento terapéutico en la que un animal que cumple determinados criterios forma parte integral del proceso. Este tipo de terapia está dirigida por un profesional de la salud que marca los objetivos específicos del tratamiento. Su propósito es el de fomentar la mejoría en el funcionamiento físico, social, emocional y/o cognitivo de los seres humanos. Se puede realizar en una amplia gama de contextos y puede llevarse a cabo en grupo o de forma individual. El proceso debe ser documentado y evaluado por el profesional. Los animales que más frecuentemente son utilizados para la terapia asistida con animales son los delfines, los caballos y los perros. No obstante, se pueden emplear casi todos los animales

En el caso particular de los perros, están entrenados para ayudar a personas discapacitadas a llevar una vida normal y sin depender de los demás. Son bien conocidos, entre la mayoría de la población, los perros lazarillo o perros guía, de cuyo adiestramiento en nuestro país se encarga la Organización Nacional de Ciegos (ONCE). Entre las razas de perros seleccionadas predominan el Labrador Retriever, el Golden Retriever y el Pastor Alemán.

Animales 1

Los delfines son otros de los animales usados como terapia en los últimos años. Algunos expertos defienden la terapia con delfines como uno de los tratamientos más efectivos para tratar enfermedades como el autismo, síndrome de Down, parálisis cerebral, etc.  Algunos países donde se puede realizar esta terapia son Estados Unidos, México, Australia, Nueva Zelanda y la República Dominicana. Existen programas especiales para embarazadas y personas con tristeza profunda o depresión. En este caso, el paciente siempre tiene que estar asistido por un biólogo marino y un fisioterapeuta.

El contacto con los felinos es muy aconsejable para personas con problemas psicológicos. Un gato sirve para recuperar a la gente en casos de accidentes cerebrovasculares, reduce la ansiedad en tratamientos extensos como la quimioterapia, previene la depresión, hace que las personas se sientan ocupadas y permite tratar a los niños con problemas auditivos o de habla. Además, se trata de un excelente terapeuta para los tratamientos en personas mayores.

Por ultimo las terapias asistidas con equinos ayudan a personas con problemas de hiperactividad y déficit de atención, baja autoestima, esquizofrenia o ansiedad, ya que el caballo tan sólo reacciona ante el impulso del ser humano sin tener en cuenta el aspecto físico, además de actuar como espejo para las emociones del paciente, lo cual permite al mismo ser más consciente de sus propios impulsos.

Hay granjas especializadas en las cuales personas con problemas emocionales o de conducta trabajan participando en las tareas de la granja cuidando y siendo responsables de algunos animales, lo que ayuda a incrementar la confianza en uno mismo.

Los efectos terapéuticos que las mascotas pueden tener en todos los ámbitos de la vida de un ser humano son realmente asombrosos. Estos nos demuestran afecto simplemente por existir, por ser quienes somos, sin hacer juicios de valor, y aunque los animales puedan ser nada para algunos, algo para muchos y todo para pocos, en general tenemos mucho que agradecer al reino animal.

Fuente de información

http://www.elmundodelperro.net/noticia/2524/sabias-que/beneficios-que-aportan-los-animales-en-la-psicoterapia.html

 

¡Disfruta del verano ejercitando tu cuerpo!

Si estamos acostumbrados a realizar ejercicio de forma regular, podemos confiarnos y no darle la suficiente importancia al calor. Por el contrario, si no practicamos deporte habitualmente, el buen tiempo y tener más tiempo libre nos puede empujar a la sana costumbre de hacer ejercicio. Al fin y al cabo, deporte y verano siempre van de la mano. Además, el poder lucir un cuerpo bonito y envidiable resulta un objetivo que puede resultar peligroso al subir las temperaturas y es muy común realizar dietas y deporte para perder peso, ansiamos alcanzar esa «4ª edad» que ya comentamos en anteriores post y, a veces, ponemos en riesgo nuestra salud:

 

A pesar de que se trata de un hecho muy común,  puede resultar peligroso puesto que en ocasiones estas acciones se llevan a cabo en un lapso de tiempo bastante corto. Por ello, es muy importante tomar ciertas precauciones para que no nos llevemos un susto.

Minimizar la exposición al sol durante el ejercicio

Las peores horas para hacer deporte son entre las 12 y las 17 horas, durante las que el calor es más intenso, por lo que debemos evitarlas y procurar realizar las diferentes actividades físicas a primera hora de la mañana o a última de la tarde.

Hay que tener especial cuidado cuando cambiamos de clima de un día para otro. Si nos trasladamos a zonas mucho más calurosas o con condiciones de humedad muy diferentes que a las que estamos acostumbrados, hay que disminuir la intensidad del ejercicio los primeros días y no intentar el máximo rendimiento hasta transcurridos 8 ó 10 días en las nuevas condiciones. Con los niños y las personas mayores es imprescindible extremar los cuidados en el caso de que realicen ejercicio con calor puesto que la capacidad para controlar la temperatura interna está alterada por la edad.

¿Por qué empeñarnos en correr bajo un sol abrasador si podemos disfrutar de los deportes acuáticos? Parece de sentido común, pero ¿qué mejor que el verano para animarnos a practicar otros deportes que no podemos realizar habitualmente como la natación, el surf o el piragüismo?

2

¡Cuida tu piel! Evita quemaduras teniendo precaución

Protección, hidratación y nutrición los puntos claves

Las radiaciones solares afectan igual cuando se está en la playa que haciendo deporte al aire libre así que protégete, no hace falta que te recordemos los riesgos de las quemaduras solares, especialmente en las pieles más claras. Existen protectores solares específicos para deportistas que resisten mejor al sudor y al agua. Además, si vamos a estar expuestos al sol durante espacios prolongados de tiempo es recomendable llevar una gorra y gafas protectoras.

Dos horas antes de realizar cualquier actividad física realiza una comida ligera y equilibrada. No olvides la fruta y los hidratos de carbono. Además, las verduras te aportarán una buena cantidad de agua, imprescindible para una hidratación adecuada. Lo mencionamos en un anterior post en cuanto al cuidado de nuestros mayores y de los más pequeños, pero ahora lo repetimos… ¡No olvides beber agua antes, durante y después del ejercicio para evitar lesiones y golpes de calor!

El golpe de calor es una patología que se produce por no poder controlar la temperatura interna de nuestro cuerpo y ponen en peligro la vida de la persona que la padece. Entre los síntomas podemos encontrar tener la piel muy caliente, debilidad, calambres musculares, cansancio con respiración agitada y pulso rápido y fuerte, vahídos o ligeros desmayos. Al notar cualquiera de ellos se debe parar la práctica deportiva, así como refrescarse para disminuir la temperatura corporal e hidratarse adecuadamente, y si persistieran acudir inmediatamente a un centro médico. Además, en caso de que haya una ola de calor es aconsejable evitar la práctica deportiva al aire libre mientras ésta dure.

Se recomienda también llevar vestimenta y calzado ligeros, de colores claros, preferiblemente de algodón y que faciliten la transpiración

Recuerda, aunque quieras lucir tipazo en la playa y creas que no llegas, no te machaques. Haz ejercicio de forma moderada, adecuando los tiempos a tu condición física y al desgaste energético de tu cuerpo.

¡Cuida tu salud y la de los tuyos! Llámanos y te ayudaremos!

 

Fuente de información

http://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/ejercicio-deporte/consejos-actividad-fisica/deporte-en-verano.html

A propósito de los Educadores y los Programas de Entrenamiento Cognitivos para Adultos Mayores

A continuación compartimos con vosotros un interesantísimo artículo de Gustavo Juan Pérez Zabatta, Psicólogo Social especializado en Gerontología y Director de CESA (Centro de Estudios Sociales Argentino), que nos relata bajo su experto punto de vista la importancia que tiene el envejecimiento activo a través de un adecuado aprendizaje. ¿Qué os parece? ¿Estáis de acuerdo?

Os adjuntamos a continuación un enlace para que podáis descargaros el pdf o, si así lo preferís, podéis leerlo a continuación como todas nuestras anteriores entradas.

mayores

Esperamos que, al igual que nosotros, disfrutéis de las próximas líneas y que os sean de utilidad:

LinkA Propósito de los Educadores y los Programas de Entrenamiento Cognitivos para Adultos Mayores

Texto:

«Hoy en día asistimos a una enorme cantidad y variedad de cursos orientados a los adultos mayores y, por cierto, con muy buena respuesta por parte de éstos, ávidos de incorporar nuevos conocimientos y de integrarse activamente a una sociedad que muchas veces lo excluye.

A partir de esta realidad me he puesto a reflexionar sobre qué características debería reunir un programa de entrenamiento cognitivo, para que pueda ser aplicado con éxito en personas mayores.

Por cierto también, estuve pensando sobre las cualidades que el educador, facilitador de esos programas, sería deseable tuviera, de manera tal que todo el proceso tenga las mayores garantías de éxito.

Muy bien, acá vamos.

El educador o facilitador debe considerar que la inteligencia, es una capacidad cognitiva multidimensional, dónde vemos involucradas múltiples habilidades mentales, por lo cual, es imprescindible que sepa realizar con fino criterio, una selección de actividades, que apunten a fortalecer esas capacidades cognitivas. 

Las habilidades mentales como sabemos, divergen en sus patrones de cambio, lo que hace necesario, hallar dinámicas que sean opuestas, incrementadas o de-crementadas, en procura de satisfacer esa multidireccionalidad del cambio intelectual. Esto se verá exitoso, en la medida que favorezca procesos de compensación, de forma tal que, el adulto mayor pueda activar distintas capacidades.

Por supuesto que aceptamos que no es fácil manejar esta variabilidad. Aquí jugará muy fuerte la experiencia y las habilidades del educador – facilitador. Pero así mismo, esta variabilidad hace que el facilitador, evite el prejuicio que los adultos mayores usan sus habilidades todos del mismo modo y / o que, poseen las mismas capacidades. Es decir, el educador debe estar muy atento a sus propios prejuicios y / o a los prejuicios inducidos por el contexto donde trabaja.

Respecto a los programas de entrenamiento, sería interesante que promuevan la adquisición y restructuración de esquemas y conocimientos, frente a la plasticidad que guardan las estructuras cognitivas.

El aporte, deberá ser innovador, creativo y diverso, de manera de provocar el interés de los adultos mayores en las actividades a realizar.

Otro dato importante que el educador / facilitador debe tener en cuenta, es el nivel de influencia que ejerce el ambiente. Este factor no es menor, porque de acuerdo al ámbito que se trate, su intervención debe ser factor de oportunidad para la estimulación de esas habilidades intelectuales determinadas. O adquirir nuevas o, conservar otras.

Estos factores de oportunidad, atemperan los efectos de los factores de riesgos. El educador debe conocer e identificar la complejidad de los procesos cognitivos en la vejez, aún si el aprendizaje sólo se refiera al aprendizaje de destrezas y habilidades.

Hoy sabemos que no hay un patrón uniforme de envejecimiento cognitivo, sino modalidades personales de envejecer, es decir, “vejeces”, por lo que, frente al decremento irreversible, asociado al envejecimiento biológico avanzado, con daños neurológicos, poco puede realizar el facilitador, salvo trabajar sobre aquellas capacidades cognitivas aun conservadas.

Frente a un decremento con compensación, el facilitador puede emplear mecanismos compensatorios, de manera tal, de poder conservar un adecuado nivel de funcionamiento, aunque el déficit propiamente dicho, probablemente sea difícil de revertir.

Frente al patrón de envejecimiento desuso dónde se observa una declinación del rendimiento intelectual, asociado con el desuso o falta de ejercitación, se deberán ejercitar precisamente estas destrezas. En el incremento continuo, se puede trabajar para lograr modestos incrementos en el rendimiento intelectual, para algunas habilidades.

Los educadores de adultos mayores deben trabajar para detectar aquellas capacidades y habilidades intelectuales que los ancianos utilizan, para integrarse a su entorno, promover oportunidades ambientales, estimulantes y novedosas. Ayudar a los ancianos a descubrir estrategias, actividades y capacidades personales, que les permitan compensar déficit, pérdidas y transformaciones de sus competencias.

Pero atención, siempre hay que tener en cuenta, como influye en estos entrenamientos, el estado emocional del adulto mayor y, optimizar el funcionamiento en los adultos mayores desde distintas áreas.

Si consideramos a la Escuela Genética de Piaget, podemos decir que las posibilidades de desarrollo cognitivo se conservan y aún pueden incrementarse, dónde la actividad intelectual de los sujetos envejecidos, les permite tomar conciencia de sus propios procesos mentales (desarrollo meta-cognitivo), contribuyendo al aumento de la autorregulación intelectual.

La intervención educativa en los adultos mayores, adquiere su justificación gerontológica, en el reconocimiento de la plasticidad neuronal, como un rasgo del desarrollo cognitivo. Las capacidades de estos adultos mayores pueden ser modificadas o transformadas, pudiendo desarrollar funciones meta-cognitivas, reconstruyendo su universo de significado, comprensión relativista del conocimiento y promoviendo y desarrollando formas postformales de pensamiento.

La ejercitación y estimulación cognitiva puede retrasar la aparición de trastornos de memoria y de las funciones intelectuales en personas sanas. Mediante estos programas de entrenamiento, talleres de memoria, etc., podemos trabajar estrategias compensatorias, que tengan como objetivo las dificultades existentes, en el proceso de memorización, ya sea tanto para registrar o recordar la información, almacenarla y recordarla, recuperarla o traerla al presente.

Frente a estas dificultades para registrar o recordar la información, el facilitador debe proponer actividades y experiencias que ayuden a reconocer el carácter interpretativo inherente a la función de registro o trabajarlos a partir de reconocer figuras, manchas o discriminar información contenida en una imagen.

Las estrategias son conocer y valorar las posibilidades de la memoria, atender a un estímulo por vez, interrogarse, indagar, observar detenidamente, etc.

Respecto a dificultades para almacenar o retener la información, es decir, a recordar, se requiere entonces, implementar estrategias de decodificación o ampliación de la información, mediante conocimientos previos, creación de rimas trabajando aspectos sonoros con el lenguaje, asociar palabras claves, apropiándose significativamente de la información, para luego almacenarla mediante estrategias de repetición u organización de la información elaboración de registros secuenciales, etc.

Si las dificultades son recordar la información, recuperarla o traerla al presente, entonces las estrategias tienen que favorecer la recuperación de la información, mediante la creación por parte del adulto mayor del contexto dónde la información se registró y codificó. Es decir, que pueda reconstruir ese contexto mediante la imagen mental.

Un buen educador / facilitador frente a la dificultad de recuperar la información del adulto mayor, deberá diseñar actividades que le permita a éste, buscar deliberadamente, la generación de pistas o palabras asociadas, es decir, para recordar el adulto mayor puede recurrir a notas escritas o aprender a asociar lo que se quiere con situaciones disponibles en su vida cotidiana.

A modo de ejemplo, a la hora del desayuno, realizar tal cosa. La clave pasa por generar variadas y múltiples estrategias de control de recuerdos.

Los programas de entrenamiento cognitivos, han probado su eficacia y, lo más importante, tienen muy buena recepción entre los adultos mayores, especialmente entre aquellos que apuestan, a seguir viviendo, pero no de cualquier manera, sino – y a pesar de los decrementos propios del proceso de envejecimiento -, con la mejor calidad de vida posible.

Gustavo Juan Pérez Zabatta Psicólogo Social, especializado en Gerontología.

Director CESA – Centro de Estudios Sociales Argentino.

Miembro de PEAA – Psicologías para una Erótica del Amor y del Arte y de GyMEC, Consultoría en Gerontología y Mediana Edad.»

Fuente: https://pixabay.com/es/edad-gimnasio-movimiento-deporte-1379437/

Fuente: https://pixabay.com/es/edad-gimnasio-movimiento-deporte-1379437/

Muchas gracias a Gustavo por compartir con nosotros su experiencia y sus conocimientos, ha sido en verdad una lectura muy didáctica. Esperamos seguir colaborando en el futuro!

 

logo-suma-de-todosEMPRESA AUTORIZADA POR LA CONSEJERÍA DE POLITICAS SOCIALES Y FAMILIA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID.
Gerosol Asistencia presta sus servicios en todo el territorio regional.
Números de autorización S2941, S5424 y S6584 (Rehabilitación Médico Funcional), posee todos los certificados necesarios para prestar sus servicios con la máxima garantía de calidad.

Satellite
CENTRO ACREDITADO por la D. G. de Coordinación de la Dependencia para la prestación del CHEQUE SERVICIO.

Si desea solicitar más información sobre este servicio, cómo tramitarlo y los requisitos necesarios para su gestión, puede hacer link en el siguiente enlace

.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Llámanos!