Posts sobre dependientes

David Goodall: la lucha para conseguir una muerte deseada

La muerte ha sido siempre un tema escabroso para el ser humano, no sólo para las personas que lo viven de cerca como familiares y amigos, sino para la sociedad en general. Sin embargo, el envejecimiento de la población, el encarecimiento de la sanidad, la crisis económica, el incremento del laicismo en nuestras sociedades e incluso personas cansadas de vivir, abren la puerta a un debate ineludible: ante una enfermedad incurable que degrada nuestro cuerpo o alguien que crea haber vivido lo suficiente, ¿por qué no elegir el momento del adiós?

Distintas definiciones de muerte programada

En medio del debate sobre el derecho a morir dignamente surgen conceptos que a veces se confunden entre sí. Eutanasia, suicidio asistido y muerte digna no es lo mismo, aunque los tres términos forman parte de la elección de muerte que decide cada persona, pero que la población en general englobamos habitualmente en la expresión eutanasia. Llamemos a las cosas por su nombre

Muerte digna es la que se produce con todos los alivios médicos adecuados y los consuelos humanos posibles cuando una persona está en fase terminal de su enfermedad y va a morir irremediablemente. No es una muerte bajo petición ni a demanda.

Cuando se habla de suicidio asistido se hace referencia a la ayuda que recibe una persona que desea la muerte para suicidarse, incluidos el asesoramiento sobre dosis letales de medicamentos, la prescripción o el suministro de los mismos. Pese al asesoramiento, es el paciente el que voluntariamente termina con su vida.

La eutanasia es un acto médico que, de forma directa, provoca la muerte de una persona que previamente ha solicitado reiteradamente morir libre. Es decir, nadie puede tomar esa decisión por ella y sólo puede producirse bajo la supervisión de un médico.

“No soy feliz. Quiero morirme”

El científico australiano David Goodall es un ejemplo de alguien que recurre al suicidio asistido. Este profesor e investigador de la Universidad Edith Cowan de Perth deja un legado de decenas de trabajos de investigación, así como colaboraciones en revistas especializadas en ecología.

El profesor Goodall no padecía ninguna enfermedad en fase terminal, pero había afirmado que su calidad de vida se había deteriorado. “No soy feliz. Quiero morirme. No es particularmente triste”, declaró a la cadena ABC el día de su 104 cumpleaños, a principios de abril. “Lo que es triste es que me lo impidan. Mi sentimiento es que una persona mayor como yo debe beneficiarse de sus plenos derechos de ciudadano, incluido el derecho al suicidio asistido”, para él hubiera sido mejor morir en Australia, país donde ya había intentado un suicidio fallido que afectó negativamente a su estado de salud. Una caída sufrida tras este suceso desencadenó una serie de achaques que disminuyeron considerablemente su condición física.

En Australia, país de corte conservador, sólo el estado de Victoria autorizará la eutanasia dentro de ciertos límites. De acuerdo con esta ley, que entra en vigor en 2019, sólo podrán recurrir a esta opción las personas en fase de vida terminal y que tengan una esperanza de sobrevivir de sólo seis meses.

Por ello el profesor Goodall decidió acudir a la organización Exit y viajar a Suiza para cumplir con su deseo. Cuando el científico llegó al país alpino fue atendido por dos médicos, uno de ellos psiquiatra, quienes aprobaron que el anciano fuese sometido al suicidio asistido.

Siguiendo la legislación suiza, fue el mismo Goodall el que abrió la válvula para liberar el producto letal a base de pentobarbital de sodio, un sedante muy potente que en altas dosis detiene los latidos del corazón, mientras escuchaba la novena sinfonía de Beethoven. Su caso pone en el candelero esta particularidad, que Suiza comparte con un puñado de países en el mundo, de poder decidir el momento de interrumpir el curso de la vida, opción imposible en el país de origen de Goodall.

Por último, pidió que su cuerpo fuese donado a la ciencia y en caso de que no pueda ser usado, sus cenizas se esparcieran en algún lugar cercano a la institución, que tiene su sede en la ciudad de Basilea.

A quienes amamos y podemos disfrutar de la vida se nos hace difícil entender que alguien elija libremente morir. Pero, en virtud de esta incomprensión, negarle al otro esa elección implica imponer nuestra manera de relacionarnos con la vida como correcta a los demás.

Fuente de información

https://www.20minutos.es/noticia/3336310/0/cientifico-australiano-david-goodall-asistencia-suicidio-suiza/?utm_source=twitter.com&utm_medium=socialshare&utm_campaign=desktop

La domótica, hacia una mejora del bienestar

No podemos saber qué pasará en el futuro en ningún aspecto de nuestras vidas, pero si algo está claro es que todos vamos a envejecer. En el año 2050, unos 2.000 millones de personas en el mundo tendrán más de 60 años y, aunque no podemos ir contra la naturaleza, la tecnología ocupará un papel muy importante en nuestro bienestar diario gracias a la domótica y a la edificación inteligente.

La tecnología dentro de nuestras casas.

El término domótica engloba, en líneas generales, las plataformas que incluyen la creación de controles automatizados para los hogares, es por ello que a la domótica también se la conoce como los sistemas de casas inteligentes.

La domótica incluye elementos de hardware y de software que dan lugar al posible desarrollo de plataformas personalizadas, es decir, que pueden ser construidas de acuerdo a diversos aspectos, incluyendo las necesidades puntuales de los usuarios que van a utilizar el sistema.

Algunas actividades que incluyen la domótica son, entre otras, poder mandar órdenes a la televisión, la identificación de objetos mediante etiquetas RFID, persianas que suben con una orden de voz, grifos que se apagan solos cuando detectan que rebosa la pila o puertas que avisan a kilómetros de distancia que alguien está entrando o abandonando la casa. Hoy en día muchas de estas acciones son una realidad y se siguen logrando grandes avances en este terreno.

Lo cierto es que la domótica posee grandes ventajas, ya que al tratarse de un conjunto de tecnologías aplicadas al control y la automatización inteligente de la vivienda, permite entre otras cosas lograr un real ahorro energético, mejorar el acceso a elementos por parte de personas con dependientes e incluye la posibilidad de aportar un sistema de seguridad con vigilancia automática. Dentro de las posibilidades, la domótica puede ser asequible, ya que puede instalarse en un piso de 90 metros cuadrados por poco más de 1.000 €.

La inmótica, o la domótica en el sector terciario.

Mientras la palabra domótica se aplica al hogar, por inmótica se entiende la incorporación de sistemas de gestión técnica automatizada a las instalaciones del sector terciario como son plantas industriales, hoteles u hospitales. En realidad, los sistemas y aplicaciones inmóticas son muy similares a los de la domótica y, por ello, a menudo se emplea el concepto de sistemas domóticos referidos también a este sector.

Un ejemplo de cómo la inmótica aporta esta seguridad pasiva lo encontramos en las residencias de ancianos en las que, entre otros sistemas, se ha instalado un sensor en el somier de las camas que si no detecta peso durante cierto tiempo manda una señal a la central de datos.

A la hora de diseñar un sistema de domótica/inmótica, hay que seguir ciertas premisas:

  • Fácil manejo (sobre todo pensando en las personas mayores que deberán adaptarse al manejo de las nuevas tecnologías).
  • El mantenimiento deberá ser sencillo y barato.
  • El sistema domótico de comunicaciones debe concebirse de manera que cada usuario pueda ampliar sucesivamente las prestaciones del mismo a medida que las vaya necesitando.
  • Cada usuario tiene que poder seleccionar sólo las funciones que necesite para su vivienda.

Los edificios y la domótica son impulsados por el “Internet de las cosas” (IoT, sus siglas en inglés) que interconecta digitalmente objetos cotidianos con Internet. Así, se activa una nueva generación de viviendas inteligentes que se adaptan mejor a las prioridades de las personas.

Por ello, cada vez son más los arquitectos, constructores e ingenieros los que quieren crear estructuras sostenibles, capaces de aprovechar el entorno y adaptarse a él. Llegar al límite.

Semana Santa: sin accidentes con nuestros mayores

La Semana Santa ha llegado y con ella la necesidad de descansar o disfrutar unos días alejados de la rutina diaria. Nuestros mayores siempre han vivido esta época con mucha ilusión y rodeados de tradiciones, pero a veces las personas mayores o en situación de dependencia suelen experimentar una pérdida paulatina en su capacidad de movimiento así como en su agudeza visual y auditiva. Esta falta de reflejos unida al contexto cada vez más complejo en el que vivimos hace que estas personas sean más susceptibles a sufrir accidentes, así como a experimentar consecuencias más graves tras los mismos.

A continuación, enumeramos una serie de consejos para evitar los accidentes entre personas mayores y dependientes en los espacios más comunes de la vida cotidiana. No hay que olvidar que el miedo a caer es algo que la mayoría de mayores sufre en silencio

Un hogar ordenado y adaptado

Las caídas en la escalera suelen ser un tipo de accidente bastante recurrente. Lo más importante es agarrarse bien a la barandilla, por lo que necesitaremos tener libre una de las manos como mínimo. También es recomendable que los escalones cuenten con bandas antideslizantes en los bordes y que la suela de los zapatos sea de goma, y por supuesto, nunca tratar de subir o bajar unas escaleras a oscuras.

En la habitación es importante dejar un espacio amplio para acceder a la cama, de forma que podamos acostarnos e incorporarnos fácilmente sin obstáculos en el camino. También es recomendable quitar alfombras, en especial las más pequeñas, ya que éstas suelen ser las culpables de numerosas caídas. También existe la opción de fijarlas al suelo si no queremos prescindir de ellas. Por último, colocaremos una luz tenue durante la noche para los casos en los que necesitemos levantarnos.

Resulta transcendental colocar agarraderas tanto en el inodoro como en la ducha. Siempre es más funcional contar con un plato de ducha que con una bañera, por la facilidad de acceso que ofrece el primero. También es importante colocar una alfombrilla antideslizante dentro de la ducha para evitar caídas. Recuerda airear adecuadamente el baño, dejando la ventana abierta si es posible, para evitar un exceso de vapor que pueda causar mareos.

La cocina es posiblemente uno de los puntos más críticos dentro del hogar en lo que se refiere a accidentes. Para prevenir los cortes trataremos de no tener cuchillos excesivamente afilados, utilizando una tabla de cortar siempre que vayamos a trocear alimentos.

Esta estancia también es un punto crítico en lo que se refiere a quemaduras. Para evitarlas trataremos siempre de utilizar los fogones del fondo, es decir, los que más lejos quedan del borde de la cocina. Del mismo modo no dejaremos que los mangos de sartenes y cazuelas sobrepasen el borde de la cocina. Tendremos especial cuidado al trasvasar líquidos calientes de un recipiente a otro, especialmente cuando se trate de aceite. Además, recuerda no colocar nunca agua sobre un recipiente que todavía contenga aceite caliente.

En caso de que tengamos una cocina de gas siempre nos preocuparemos de dejar las llaves de paso cerradas cuando no estemos cocinando o estemos fuera de casa, es recomendable adquirir el hábito de comprobar esto cada día antes de irse a dormir.

Conocer nuestras limitaciones en la calle

Los accidentes más comunes en la calle suelen ser caídas. Para evitarlas es recomendable caminar a un ritmo lento, siempre con calzado cómodo y seguro, con la ayuda de un bastón si fuese necesario o incluso de una segunda persona.

A la hora de cruzar el paso de cebra es importante doblar la precaución y escoger el momento correcto para cruzar, siendo conscientes de las limitaciones de velocidad y movimiento con las que contamos. Del mismo modo, a la hora de subir a un transporte público también lo haremos a un ritmo tranquilo y valiéndonos de barandillas.

Cuando el accidente se ha producido, mantener la calma, actuar con rapidez y saber lo que es correcto puede ser vital y reducir las consecuencias. Un buen botiquín, en lugar accesible y seguro, alejado de los niños, puede ser de gran utilidad en los primeros momentos. Además, los teléfonos de emergencia deben estar colocados en lugar visible: centro de salud, urgencias, policía, bomberos y ambulancias.

Si se tiene pensado efectuar un desplazamiento de ciudad es muy importante llevar a cabo una correcta planificación del viaje, teniendo en cuenta al realizar la maleta el meter ropa cómoda, medicación, material necesario de curas, ayudas técnicas, documentación sanitaria, etc. Igualmente hay que planificar el viaje con sus paradas correspondientes. Es fundamental que el mayor se encuentre dentro de un ambiente tranquilo y sin mayor alteración que disfrutar de unos días de relajación y alegría.

Existe un último consejo que, sin duda, es de gran relevancia. Cumpliendo todos los puntos anteriores, nuestros mayores deben por encima de todo disfrutar de estos días y socializar con amigos, familiares y compañeros. Nuestros mayores deben disfrutar de la Semana Santa, contarnos que hacían en el pasado e incluso, cocinar alguna torrija si se atreven a ello y con precaución.

 

Fundación Numen estrena un sueño cumplido

Hoy hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Cristina Herrera, responsable de comunicación de la Fundación NUMEN la cual tiene la misión de mejorar la calidad de vida de las personas afectadas cerebrales y ayudar a sus familiares, facilitándoles información, experiencia profesional y apoyo, y concienciar a la sociedad de la importancia de este colectivo y de su derecho a participar activamente en ella. Dicha profesional nos da repuesta a varios aspectos relacionados con el reciente proyecto de estimulación sensorial.

Aprovechamos para darle las gracias a Cristina por habernos dedicado parte de su tiempo.

¡Comenzamos la entrevista!

  1. ¿Cómo y cuándo surge este proyecto de estimulación sensorial en la Fundación Numen?

En la Fundación NUMEN siempre hemos sido cazadores de sueños y fue en 2008 cuando empezamos a imaginar el transformar una aburrida sala de reuniones en la sala de estimulación más especial que os podáis imaginar. Con suerte encontramos en la Fundación Antena3 un compañero de aventuras que nos permitió hacer este sueño realidad.

Ahora, 9 años después, nuestra sala necesitaba una “puesta al día”, además de por el degaste que supone el uso diario, porque las nuevas tecnologías podían darnos muchas más posibilidades. Gracias a la financiación del proyecto “Persiguiendo sueños” por la Fundación Atresmedia, hemos podido modernizar y actualizar nuestra sala de estimulación multisensorial de tal modo que cuenta con los últimos avances tecnológicos y los elementos más innovadores que permitan a nuestros chicos con parálisis cerebral disfrutar de actividades sugerentes y divertidas en un espacio adaptado a sus necesidades.

Además de con la Fundación Atresmedia, tuvimos la suerte de contar con el entusiasmo de Guillermo, un papá de la Fundación que hizo suyo el proyecto y no dudó en dedicarle muchas tardes y fines de semana contagiando de ilusión e involucrando en el mismo a familia, amigos y clientes como LOXONE (que no ha podido darnos más facilidades), EDT Eventos, Helia Toledo y sus maravillosos dibujos, HISPADATA, PASCH y CIA,  Camargo Desarrollos, Brokmar así como otros personas que a título individual quisieron aportar su granito de arena para hacer este sueño realidad.

 

 

  1. ¿Qué colectivo de personas se pueden beneficiar de esta reciente iniciativa?

Cada semana trabajan en la sala junto a nuestros profesionales los 95 usuarios que acuden a Fundación NUMEN, todos ellos con parálisis cerebral o daños neurológicos afines.

La Parálisis Cerebral consiste en una alteración del desarrollo psicomotor debida a una lesión en el sistema nervioso central, que se produce antes de que el cerebro sea maduro. Las lesiones son inalterables, pero sus consecuencias, que varían de una persona a otra, interfieren en el desarrollo físico, sensorial e intelectual de la persona y en algunas ocasiones  les acompañan problemas y trastornos del comportamiento.

 

  1. Explícanos ¿Cuáles son los objetivos que se pretenden alcanzar con la apertura de la sala “Persiguiendo sueños”?

Uno de nuestros objetivos era conseguir que la sala fuera accesible y mucho más personalizada a cada uno de nuestros chavales, lo que hemos conseguido gracias a la  tecnología LOXONE, la cual nos permite empezar con estímulos básicos y relajantes para después ir incorporando elementos más complejos destinados a trabajar con cada uno de los sentidos. En esta sala podemos recrear sensaciones como las que percibirías montando en un columpio, puedes trabajar con diferentes texturas para experimentar el tacto, relajarte en la cama de agua, etc.

Gracias a nuestra sala snoezelen podemos proporcionar a nuestros chavales las sensaciones más adecuadas para su desarrollo personal y curricular apoyando el trabajo que se hace en el aula.

  1. ¿Por qué consideráis este nuevo espacio de trabajo más positivo que otros métodos terapéuticos?

En las salas multisensoriales las personas con parálisis cerebral pueden disfrutar de muchísimas actividades divertidas: crear una escena de fuegos artificiales, montarse en un coche de carreras, vibrar al ritmo de la música en una sesión de discoteca, ver como las burbujas cambian de color en función de la intensidad del sol, etc., lo que hace que los niños estén mucho más predispuestos al trabajo.

Para nosotros es muy importante que nuestros chavales sean los protagonistas de sus propias vidas, que tengan la posibilidad de modificar y adaptar el entorno a sus capacidades y preferencias, evitando que sean otros los que tomen las decisionespor ellos.Por eso, este sistema es tan valioso ya que a través de un simple pulsador, mirándolo o acercándose a él, el mundo y su forma de percibirlo cobra una nueva vida, lo cual es difícil de conseguir con otros métodos terapéuticos, en esta sala trabajan a la vez que se divierten.

 

  1. ¿Cuáles son las reacciones más destacadas de las personas que acuden a este original lugar?

Muchas de las personas que han podido disfrutar de ella se refieren a ella como “la sala de soñar”, lo que creemos que es un resumen perfecto, ya que de hecho eso es lo que significa el concepto “snoezelen”.

 

  1. ¿Con que clase de elementos de estimulación nos podemos encontrar al entrar en dicha zona de trabajo?

En la sala podemos encontrar un espectacular sistema de iluminación, tubos de burbujas, camas de agua, piscina de bolas, etc. pero lo que la hace realmente diferente es la tecnología LOXONE que permite que todos estos elementos cobren vida y permitan a las personas con parálisis cerebral disfrutar de muchísimas actividades divertidas: crear una escena de fuegos artificiales, montarse en un coche de carreras, vibrar al ritmo de la música en una sesión de discoteca, ver como las burbujas cambian de color en función de la intensidad del sol, etc., lo que hace que los niños estén mucho más predispuestos al trabajo.

Para que estas escenas puedan llevarse a cabo existen todo tipo de adaptaciones: botones causa-efecto, acceso por barrido, control con la mirada, control de presencia etc. que permiten que nuestros chicos puedan ponerlas fácilmente en marcha.

Nuestra sala de estimulación es también una excelente herramienta para el trabajo en las áreas de comunicación y lenguaje ya que permite el trabajo con la voz al ofrecer la posibilidad de convertirla en colores o en vibración.

Todas las capacidades que logran aprender en la sala de estimulación multisensorial se aplican posteriormente en los distintos talleres que realizamos en la Fundación NUMEN así como en las actividades de la vida diaria.

 

  1. ¿Qué significa para la Fundación Numen disponer de la sala en cuestión?

La sala de estimulación multisensorial “Persiguiendo Sueños” es junto con nuestra piscina (la cual también cuenta con importantes sistemas de estimulación) dos de los recursos de los que nos sentimos súper orgullosos.

Gracias a ellos, hemos ayudado a nuestros chicos a vencer muchas de sus  limitaciones de movilidad, en los desplazamientos, en la manipulación, en la comunicación y en el acceso a la información y mejorar así su educación y su calidad de vida, lo que cual no puede hacernos más felices.

Nuevamente le damos las gracias a la Fundación Numen por contarnos este interesante proyecto.

Museo Sorolla programa Sorolla + social

Los museos han evolucionado. Nacidos para poner el conocimiento y la cultura al alcance de la sociedad, hoy día pretenden, cada vez más, ser centros dinamizadores de esa sociedad, convirtiéndose en espacios abiertos al diálogo con los diversos movimientos sociales. Desde ese posicionamiento deben luchar para no ser concebidos como instituciones elitistas, sino como museos para todos los públicos, en especial para aquellos colectivos que mayores dificultades tienen para la visita o que se encuentran en riesgo de exclusión. Por ello, hacer del museo un elemento de integración y de nuevos conocimientos a través del arte es importante.

Museo Sorolla, el legado de una vida de artista

Situado en el distrito de Chamberí, el museo Sorolla fue creado por deseo de su viuda, Clotilde García del Castillo, que en 1925 dictó testamento donando todos sus bienes al Estado Español para fundar un Museo en memoria de su marido. Es una de las casas de artista más completas y mejor conservadas de Europa, y su jardín, también diseñado por él, es un precioso oasis en la ciudad.

Recientemente, este espacio pictórico trata de diseñar actividades de ocio para todo su público y en este sentido, el museo lanza el proyecto piloto “Visita para Cuidadores” que se incluye en el paquete de actividades sociales del museo. El fin principal del programa social del museo es experimentar y desarrollar actividades de inclusión que atienda a la diversidad de los usuarios y fomentar su participación.

Esta actividad está planteada para llevar a cabo una visita guiada por voluntarios culturales en el Museo Sorolla, y está dirigida especialmente a personas que cumplan el rol del cuidador o trabajen con personas en situación de dependencia.

El museo emplea gran parte de su esfuerzo en recordar lo importantes que fueron las atenciones y cuidados que Joaquín Sorolla recibió de su mujer Clotilde y sus hijos en sus últimos años de su vida. El 18 de junio de 1920 el prestigioso pintor sufrió una hemiplejia, cuando se hallaba pintando un cuadro en el jardín de su casa de Madrid, que le mantuvo inconsciente hasta su muerte tres años después. Fruto de su historia, el Museo Sorolla pone a nuestra disposición esta iniciativa social para rememorar y reconocer el papel del cuidador.

Un recorrido que apoya la figura del cuidador

La actividad consiste en realizar un recorrido ameno y coloquial que profundice en la vida y obra de Joaquín Sorolla. El desarrollo de la visita será alrededor de una hora y media, donde se estará siempre acompañado de otros participantes y el voluntario responsable de esta visita. El itinerario consistirá en conocer las estancias del museo y detenerse a observar una selección expresa de obras del artista.

Este proyecto busca dar respuesta a la pregunta: ¿Cómo puede la institución museística ayudar al cuidador a mantener y/o aumentar su nivel de bienestar en su proceso de cuidado, utilizando los recursos museológicos?

Aquellas personas que asumen el rol de cuidador pueden llegar a situarse en un elevado grado de vulnerabilidad, estrés o incertidumbre, incrementando de esta manera el riesgo de padecer diversos problemas físicos y emocionales. Ante esta situación, el compromiso del Museo Sorolla se basa en aprovechar sus medios para ofrecer un apoyo desde un punto cultural y artístico.

Estas visitas se llevarán a cabo una vez por semana con un grupo de quince personas como máximo y ocho como mínimo. Dichas actividades estarán disponibles hasta el próximo mes de mayo de 2018 en dos franjas horarias: los martes a las 12:30 y los viernes a las 16:30. Para reservar, se deberá de escribir a la dirección comunicacion.msorolla@mecd.es o llamar al teléfono 91-2753424.

Como hemos dicho a lo largo este artículo, se trata de un proyecto de la Secretaría de Estado de Cultura que pretende que los museos se involucren aún más activamente en dar respuesta a los cambios sociales, económicos y culturales; y sean auténticas instituciones de convivencia y de intercambio de ideas y experiencias, plenamente accesibles y comprometidas con la cohesión social, la interculturalidad, la integración y la sostenibilidad. Confiemos en que no se quede solamente sobre el papel.

logo-suma-de-todosEMPRESA AUTORIZADA POR LA CONSEJERÍA DE POLITICAS SOCIALES Y FAMILIA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID.

Gerosol Asistencia presta sus servicios en todo el territorio regional.
Número de autorización S2941 y S5424, posee todos los certificados necesarios para prestar sus servicios con la máxima garantía de calidad.

Satellite
CENTRO ACREDITADO por la D. G. de Coordinación de la Dependencia para la prestación del CHEQUE SERVICIO.

Si desea solicitar más información sobre este servicio, cómo tramitarlo y los requisitos necesarios para su gestión, puede hacer link en el siguiente enlace

.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ACEPTAR

Aviso de cookies