Posts sobre cambio de horario

Ser mayor y disfrutar del verano es posible

El verano ya está aquí y con él, la época del año más esperada por muchos. El buen tiempo, las vacaciones y el tiempo libre, son algunos de los factores que hacen que el periodo estival sea un oasis en medio de la rutina que nos arrastra a la melancolía durante el resto del año. Tanto para los más jóvenes, como para los más mayores, el verano ofrece muchas alternativas y actividades únicas para realizar. ¿Quién ha dicho que la tercera edad sea aburrida?

Salir de la rutina y conocer nuevas opciones

Considerando que los adultos mayores suelen tener unas circunstancias de vida y de salud particulares, en el sentido de que tienen limitaciones tanto económicas como físicas, es fundamental que el viaje y las vacaciones sean completamente adaptados a sus necesidades, de forma que la experiencia sea lo más grata posible para ellos, y que logren sentirse seguros y tranquilos en el tiempo de esparcimiento que se tomen para viajar.

En cuanto al destino, podemos distinguir entre lugares con actividades de turismo adaptadas a las personas mayores con y sin dependencia: excursiones tranquilas, caminatas, conferencias, visitas culturales, bailes, torneos de cartas, salas de lectura y televisión o actividades físicas (yoga, pilates, taichí, natación, gimnasia, etc.). Además, muchos de estos lugares cuentan con infraestructuras adaptadas a las personas mayores, teniendo playas con accesos cercanos, rampas, baños y duchas para personas con dependencia, e inclusive servicios de asistencia específicos para personas de la tercera edad, todo con el objetivo de hacer la experiencia más agradable.

Por otra parte, el dicho “nunca es tarde si la dicha es buena” es una buena frase para aplicarla aquí. Muchas personas aprovechan estar jubiladas para estudiar aquello que por cualquier razón no pudieron hacer antes. Es un buen momento para adquirir nuevos conocimientos. De hecho, cada vez son más las universidades que ofrecen programas de “escuela de mayores”, donde aquellas personas mayores de 65 años pueden optar a una titulación universitaria. En las bibliotecas y centros culturales es común ver inscripciones para diferentes tipos de talleres y cursos. Simplemente hay que encontrar el adecuado e inscribirse. También es recomendable adentrarse en el mundo de las nuevas tecnologías: crear un blog, leer sobre temas de interés en Internet, manejarse en las redes sociales, o saber usar programas de comunicación online como Whatsapp o Skype.

¿Qué mejor forma de despertar a los sentidos que hacer un poco de turismo gastronómico? Muchas regiones y ciudades proponen distintos tours y visitas gastronómicas. A pesar de lo que podamos pensar, estas visitas no equivalen a comer hasta reventar, sino a degustar especialidades, platos y bebidas locales. Son recorridos muy tranquilos y nada vertiginosos que permiten una asimilación sensorial muy interesante de cada pueblo recorrido. Son perfectos para personas mayores porque sin duda las personas con más experiencia, disfrutan más y mejor de los pequeños placeres exquisitos de la vida.

Disfrutar en familia de actividades cotidianas

El verano es una gran ocasión para poder pasar mucho tiempo jugando a la vez que potenciamos ciertas habilidades cognitivas que nos pueden resultar de mucha utilidad. Juegos de memoria, puzzles, acertijos, etc. Hay un sinfín de opciones.

Si eres de las personas que te quedas en Madrid, puedes aprovechar para ir al cine, a un museo o al teatro, a pasear por el Retiro, o realizar alguna escapada a la sierra. Muchas son las alternativas y propuestas para que el verano en Madrid sea una experiencia igualmente única y gratificante.

Sentarse y ver el amanecer o el atardecer. A muchas personas mayores les gusta levantarse temprano. Esta es la oportunidad perfecta para disfrutar de la fresca mañana con un zumo o un café.

Normalmente las personas de más edad suelen ser abuelos, por ello ¿qué mejor actividad que pasar tiempo con los nietos? Aprende a jugar con ellos y saca el niño que hay en ti.

Debemos tener siempre muy presente que cuidar de nuestros mayores no solo es que tengan atendidas las necesidades físicas, es también hacerles partícipes de las decisiones y consensuar con ellos cómo se gestiona el tiempo. Por este motivo, en Gerosol Asistencia trabajamos por tu calidad de vida y la de los tuyos.

De todas las actividades propuestas, ¿cuáles te gustaría hacer? si nos lees y estás pensando en tus padres o tus abuelos ¿no crees que es buena idea reservar una tarde para hacer alguna actividad con ellos? ¡Anímate!

Somos prisioneros del tiempo

Los horarios, las agendas, las fechas límite y la rapidez con que debemos hacer nuestro trabajo se contagia a todas las áreas de la vida. Cada vez nos reunimos menos con nuestros amigos y esas reuniones cada vez duran menos. La sensación de que el tiempo vuela nos convierte en personas impacientes, que no saben escuchar ni disfrutar del momento presente ¿El día debería tener más de 24 horas? La pregunta marca el ritmo del tiempo moderno. En los últimos años, las horas han cobrado un valor tal, que hoy tener tiempo es considerado un bien de lujo.

El tiempo vuela… ¿o nos lo roban?

Efectivamente, hay días en los que podemos percibir que el tiempo cada vez pasa más rápido. La directora y productora de cine alemana Cosima Dannoritzer ha profundizado sobre este hecho en su documental llamado “Ladrones de tiempo”, estrenado en el festival DocsBarcelona 2018. En él, Dannoritzer presenta el tiempo como el nuevo recurso que todos los poderes ansían; un recurso, a su vez, finito como el agua y el petróleo. La autora viaja alrededor del mundo para explicar cómo se está desapropiando a los ciudadanos de la soberanía sobre un bien intangible que es sinónimo de vida, y alerta de que la falta de tiempo es un problema al alza; la nueva pobreza.

 

“El tiempo es oro”. Una frase que resume la relevancia actual de ese bien escaso; un bien que se reduce cada vez más, debido a “ladrones de tiempo” que encontramos en el día a día, como las redes sociales o la estrategia de las empresas de sustituir a las personas por máquinas, destruyendo millones de empleos y convirtiendo al consumidor en un empleado parcial que debe invertir gratuitamente su tiempo en lo que antes hacían las empresas. Así, por ejemplo, en el supermercado se nos pide pesar la fruta y luego pagar usando un cajero automático; el restaurante nos pide recoger los platos; las líneas aéreas nos exigen un check-in automático y facturar las maletas; la tienda de muebles pide hacer el montaje en casa. Nuestro tiempo pasa de esta manera a formar parte del proceso de producción. Son sólo cinco minutos por aquí, 10 por allí, pero se van sumando.

El documental se rodó en Alemania, Inglaterra, Francia, España, EE.UU. y Japón, y muestra lo generalizado que está el problema. Resulta sorprendente que haya algunas empresas que incluso controlen el tiempo que sus colaboradores tardan en comer o en ir al baño. Esto causa el síndrome de Karoshi, un problema que puede llevar a una persona a la muerte debido al exceso de trabajo. Además, es sabido que la falta de tiempo provoca situaciones de estrés en el trabajo. Éste puede ser causante de síntomas relacionados con la presión, fatiga o sensación de agobio ante esa falta de tiempo, tanto que la persona se puede estresar y causar un ambiente tóxico.

 

El tiempo no es el enemigo. Aprende a disfrutar de tu tiempo libre

Se observa que determinados condicionantes sociales como la falta de tiempo afectan al cuidado de la salud. Así, un 61% afirma haber dejado de acudir al médico en alguna ocasión por este motivo. Las mujeres y los jóvenes de entre 18 y 34 años son los que manifiestan una mayor repercusión de la falta de tiempo en el cuidado de su salud, lo que les impide realizar visitas al médico con mayor frecuencia, el seguimiento de tratamientos médicos o la compra de medicamentos. Por ello, la principal solución a la falta de tiempo, cada vez más extendida entre los españoles, es la asistencia médica a domicilio.

Comprobamos a diario que los horarios de las jornadas laborales hacen cada vez más difícil conciliar vida familiar y trabajo en muchos lugares del mundo. En respuesta a ello, en España, la sociedad civil reclama una “reforma horaria” desde hace algunos años. A diferencia de lo que ocurre en otros países de la Unión Europea, donde las jornadas terminan cerca de las 17.00, en España lo normal es que se alarguen hasta las 19.00 o 20.00.

La prisa llega a convertirse en un estilo de vida. De hecho, mucha gente no sabe qué hacer con su tiempo libre cuando lo tiene. Estar desocupado les produce malestar, sensación de pérdida de tiempo, incluso falta de autoestima porque… “¿cómo puede ser que esté sin hacer nada?, ¿qué dice eso de mí?”. Para este tipo de personas, el aburrimiento es algo desagradable, vacío y sin sentido. Por eso siguen corriendo, aunque ni siquiera sepan hacia dónde.

Por tanto, Ser “pobre de tiempo”, dice Dannoritzer, implica no poder participar de la misma manera en la sociedad. “Si tengo un sueldo bajo, no puedo comprarme tiempo extra contratando servicios. Garantizar un mínimo de tiempo libre para todos debería ser parte de una democracia moderna”.

No es fácil, pero debemos cambiar nuestra relación con el tiempo. El tiempo no es el enemigo, sino la esencia misma de la vida, y debemos aprender a convivir con él e incluso a disfrutar de él. En vez de vivir cada segundo como si fuera el último, de mirar de reojo el reloj con desaprobación cada vez que las cosas no se hacen “en su momento”, relájate y tómate las cosas con más calma. Disfruta de una buena comida o saborea un buen libro. Apaga el móvil y disfruta del placer de estar con tus amigos, con tu familia o con tu pareja. Goza de un trabajo bien hecho, tranquilamente, pero con pasión y precisión. Deja de pelearte con el tiempo.

 

Fuente de información

http://www.lavanguardia.com/vida/20180527/443863947599/documental-cosima-dannoritzer-ladrones-de-tiempo-docs-barcelona.html

Demencia senil, ausentarse de la realidad

Las lagunas mentales que provocan la demencia son diferentes al olvido que puede tener cualquier persona normalmente. Por ejemplo, olvidar donde dejamos las llaves del coche es mala memoria, pero olvidar como utilizar las llaves son un posible síntoma de demencia senil. Cuando nuestro familiar comienza a tener problemas de memoria o se ven mermadas sus capacidades para realizar por si solo actividades que antes no eran un problema, varias ideas empiezan a agolparse en nuestra cabeza, ¿qué le estará pasando?, ¿tendrá demencia o Alzheimer?, ¿debería consultar al médico?

Una afección a nivel cognitivo

La demencia senil no es una enfermedad, es la situación que se da cuando la persona mayor ha perdido las facultades mentales, que afecta al pensamiento, la memoria, la comunicación y la conducta y por ello necesita ayuda o la supervisión de las tareas que anteriormente realizaba con facilidad. La demencia no tiene por qué formar parte del envejecimiento de todas las personas. A medida que va pasando el tiempo, el cuerpo de las personas va cambiando al igual que se van notando cambios mentales debido al deterioro, es por esto que el funcionamiento del cerebro no sea el correcto y de ahí que se produzca la demencia senil.

En la mayoría de los casos, la demencia senil es de carácter progresivo y, por lo tanto, irreversible. Así, las funciones o capacidades que se pierdan no podrán volver a ser recuperadas por la persona afectada. Los médicos diagnostican demencia senil cuando el paciente ha sufrido la pérdida de, al menos, dos habilidades básicas.

Demencia 1

El  diagnostico  de demencia senil debe ser motivo para empezar a pensar en los cuidados que se les procurarán para que tengan una buena calidad de vida. Nadie nace sabiendo cómo comunicarse con una persona con demencia, pero se puede aprender. Si mejoramos nuestras técnicas de comunicación eso hará que las labores de cuidado provoquen menos estrés y que probablemente mejore la calidad de nuestra relación con el ser querido. Las buenas técnicas de comunicación también mejorarán nuestra capacidad para enfrentar las conductas problemáticas que pudieran presentarse al cuidar del mayor con demencia.

Facilitar el ambiente para mejorar la conexión

Es importante matizar que las estrategias son guías que nos permiten comunicarnos con la persona que padece la enfermedad pero, la realidad es que cada persona es única y singular. Por ello es clave adaptar estas estrategias de carácter general a cada una de las personas con la que nos vamos a comunicar. Veamos algunas de estas estrategias:

  • Evita ruidos y distracciones que puedan producir interferencias. Dile quién eres y cuál es tu parentesco con él o ella. Las personas con demencia están haciendo un esfuerzo extra por comprender y sentirse comprendidos. Un ambiente favorecedor es fundamental para que el esfuerzo extra de la persona por comunicarse no se convierta en frustrante.- Es importante, siempre y cuando la persona no tome las riendas, que tomes la iniciativa en la conversación para que tengan estructura y sepan desde donde partir.
  • Estar a la misma altura a nivel visual para que podáis contextualizar lo que os quieren decir no sólo desde la palabra, sino también desde la expresión facial. Es fundamental hablar despacio, vocalizar bien y tener un tono de voz medio.
  • Refuerza lo positivo y aborda los errores como oportunidades de aprendizaje o de nuevos intentos. Si cometen errores hay razones importantes para ello.
  • A los pacientes con demencia les tranquiliza mucho recordar el pasado. Suelen mantener su memoria a largo plazo pero no a corto, por lo que se acuerdan de cosas que ocurrieron hace años pero no las que ocurrieron ayer. Por ello, es preferible hacerle preguntas de un pasado más remoto en lugar de preguntas sobre cosas más recientes.
  • Si no entienden lo que has dicho, reformúlalo con palabras más sencillas. Simplifica el mensaje y muestra paciencia ante la persona que tiene demencia senil.

Con estas recomendaciones, seguro que será mucho más sencillo y eficaz tanto comunicarnos como convivir con aquellos seres queridos que padecen demencia senil y sobre todo, poner nuestro granito de arena para que se sientan un poco mejor.

 

Fuentes de información

http://www.cuidateplus.com/enfermedades/neurologicas/demencia-senil.html

https://www.guiatucuerpo.com/demencia-senil/

 

Dormir bien, para vivir mejor

Acaba de sonar el despertador y no hay tazas de café suficientes para despertarte, no puedes dejar de bostezar y te pesa hasta el alma solo con poner un pie en el suelo. Ojo, porque esta sensación tan común, puede responder a algún trastorno del sueño.  Existen una serie de consejos para que te sea más fácil dormir toda la noche sin despertarte.

El problema empieza por la propia evidencia: dormimos menos de lo que necesitamos. A todas las edades, sin distinción. Hoy por hoy sabemos que la mayoría de los niños duermen considerablemente menos de lo que necesitan. En los adolescentes, el déficit llega a las dos horas y media por noche. Y de adultos, con el aumento de responsabilidades y de estrés, el tiempo que dormimos ha descendido durante los últimos 40 años.

Consejos para preparar lo mejor posible el tiempo de sueño.

Es esencial para regular el sistema hormonal que la habitación esté a oscuras, sin luces encendidas, ni ventanas por donde entre la luz de las farolas.  La intensidad de la luz artificial por la noche en las ciudades no ayuda a regular el ciclo natural del sueño.

Cenar al menos 90 minutos antes de ir a dormir, una comida que no provoque una digestión pesada. Igualmente es aconsejable no acostarse con hambre,

El uso de dispositivos electrónicos. Clavar los ojos en la luz azul de las pantallas de móviles, ordenador y otros aparatos, no permite la liberación de melatonina, provocando por consiguiente una mayor dificultad a la hora de conciliar el sueño.  Cada noche cambiamos de posición unas 12 veces y no descansamos hasta que cada uno alcanza su postura óptima.

Darse un baño caliente media hora antes de irse a la cama ayuda a relajarse.

Tener a mano papel y bolígrafo para escribir nuestras preocupaciones ayuda a no mantenerse despierto toda la noche dándole vueltas.

Cómprate la mejor cama y la más grande. Piensa que pasas 25 años de tu vida en la cama. A su vez, haz de tu habitación un sitio donde poder estar tranquilo,

Si tu pareja te dificulta el sueño, considera dormir en colchones independientes. Aunque al principio os de la sensación de que os alejáis, en realidad esto puede ser un acercamiento, ya que tras una noche de haber dormido bien, todos estamos de mucho mejor humor.

También, si te despiertas en medio de la noche y pasan 15 minutos sin que te puedas dormir, haz algo (como por ejemplo leer). Siempre será mejor que estar dando vueltas en la cama.

Intenta hacer del irse a dormir un momento de placer. Es igual de importante que las buenas dietas para la salud física y mental.

De la misma manera, las personas mayores tardan más en dormirse y se despiertan con más facilidad que cuando son jóvenes. Tienen un sueño mucho más fragmentado a lo largo de la noche, sin conseguir un sueño profundo, por lo que al día siguiente no están descansados y tienden a tener pequeñas siestas a lo largo del día.

Dormir 2

Así que…

Ayudar a las personas a plantearse un propósito en la vida podría ser una estrategia efectiva para mejorar la calidad del sueño, especialmente para una población que se está enfrentando al aumento del insomnio. El propósito en la vida es algo que puede cultivarse y mejorarse.

¡Es hora de irte a descansar! De una buena noche depende un gran día.

 

Fuentes de información

https://www.muyinteresante.es/salud/articulo/10-consejos-para-dormir-bien-551405332905

http://espanol.mercola.com/boletin-de-salud/secretos-para-dormir-bien.aspx

http://www.drjordiroig.com/es/como-dormir-bien-tener-proposito-vida

 

La hidratación: Una acción de vital importancia

Llega el verano y nuestro ritmo diario cambia… Las esperadas vacaciones, realizamos más actividades, nos movemos más, la temperatura aumenta y hace que nuestro cuerpo consuma más cantidad de agua diaria que en invierno. Por eso en esta época del año es importantísimo prestar más atención de la habitual a la hidratación y aumentar la ingesta de líquidos para recuperar las pérdidas de agua en el organismo.
Si tenemos en cuenta que nuestro cuerpo está compuesto en aproximadamente un 80% de agua, es fácil comprender porqué la hidratación es una acción sumamente importante para mantener un buen estado de salud. Entendemos por hidratación a la acción de consumir líquidos en variadas formas de modo continuo y permanente. Esta acción tiene por objetivo reemplazar los líquidos naturales que el organismo gasta en diferentes actividades, especialmente, a través de la sudoración o transpiración cuando se realiza ejercicio. El agua es un elemento fundamental para el funcionamiento de cualquier ser vivo, por lo que consumir los líquidos del organismo sin que estos sean repuestos, puede generar severas complicaciones de salud.

Imagen 1
¿Sabías que…?
El agua es tan importante para nuestro cuerpo que cualquier persona a una temperatura normal y con una vida relativamente sedentaria puede aguantar tan sólo entre 3 y 5 días sin beber. Y decimos tan sólo, porque el organismo de esa misma persona podría aguantar hasta un mes sin ingerir alimentos.

El agua regula la temperatura corporal, lubrica las articulaciones y ayuda a transportar nutrientes necesarios para obtener energía y mantener la salud. Sin embargo, la deshidratación se produce cuando nuestro balance hídrico es negativo, es decir, que perdemos más agua de la que ingerimos. La deshidratación provoca cansancio, dolor de cabeza, dificultad de concentración, malestar general…

Especial cuidado en la hidratación de mayores y niños.
Cada individuo tiene unas necesidades específicas de hidratación en función de factores como la edad, el sexo, el metabolismo, el nivel de actividad física y las condiciones ambientales. Estas necesidades aumentan en ciertos grupos de población como la tercera edad, los niños o las personas enfermas. Estos colectivos son especialmente vulnerables a las consecuencias de la deshidratación. En el caso de los mayores, su mecanismo de detección e identificación de la sed está deteriorado, mientras que en los niños este sentido aún no se ha desarrollado lo suficiente. Por eso, es necesario controlar que estos colectivos ingieran la suficiente cantidad de líquido, incluso sin tener sed.

Debemos beber periódicamente. La botella de agua debe ser nuestra aliada, siendo mejor ingerir los líquidos de forma lenta para que el organismo los asimile mejor. Si ingerimos refrescos debemos vigilar y tener muy en cuenta su composición, ya que con toda probabilidad contengan demasiados azúcares que,  a la larga, son nocivos para el organismo. Para combatir el exceso de calor y la falta de agua, también podemos consumir alimentos variados y cargados de líquidos como gazpacho, sopas frías, ensaladas de frutas y verduras.

Recuerda, el verano está lleno de cosas buenas y nos encanta, pero para disfrutarlo de verdad no esperes a que el cuerpo hable por ti para que la deshidratación no te juegue una mala pasada.

Fuentes de información

http://www.elpais.com.uy/vida-actual/importancia-hidratacion-verano.html

http://www.webconsultas.com/dieta-y-nutricion/dieta-equilibrada/como-mantenerse-hidratado-4685

logo-suma-de-todosEMPRESA AUTORIZADA POR LA CONSEJERÍA DE POLITICAS SOCIALES Y FAMILIA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID.

Gerosol Asistencia presta sus servicios en todo el territorio regional.
Número de autorización S2941 y S5424, posee todos los certificados necesarios para prestar sus servicios con la máxima garantía de calidad.

Satellite
CENTRO ACREDITADO por la D. G. de Coordinación de la Dependencia para la prestación del CHEQUE SERVICIO.

Si desea solicitar más información sobre este servicio, cómo tramitarlo y los requisitos necesarios para su gestión, puede hacer link en el siguiente enlace

.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ACEPTAR

Aviso de cookies