Posts sobre Deporte

Con el frío, mayor atención a nuestros mayores

Ha tardado en llegar, pero parece que el frío llama a la puerta… ¡lo normal cuando llegamos a estas fechas! Aun así, esta temporada invernal no suele ser una buena amiga para los mayores. Las temperaturas extremas propias del verano como del invierno afectan negativamente a cualquier ser humano, pero en el caso de nuestros mayores, con más razón, por eso queremos ayudarte a cuidar a las personas mayores en invierno como se merecen.

Son muchos los aspectos a tener en cuenta al cuidar personas mayores durante la época invernal, desde el aparato respiratorio, pasando por los hábitos alimenticios y hasta proporcionar un cuidado especial a la piel.

Mantener las estancias calefactadas y llevar ropa abrigada

La temperatura del domicilio no debe ser inferior a 21ºC. En invierno, se producen numerosos accidentes por inhalación de monóxido de carbono, e incluso incendios en el domicilio, por emplear determinados sistemas de calefacción. En el caso de las personas mayores, sobre todo si viven solas o sufren alguna patología que les limite, es necesario asegurarse de prevenir estos riesgos, y para ello lo más adecuado son los radiadores eléctricos.

En invierno también hay que prestar más atención a la ropa. Es mejor ponerse varias capas, que se puedan quitar con facilidad cuando se acceda a lugares donde la temperatura sea más elevada. Los pies y la garganta deben ir bien abrigados, y hay que utilizar un gorro o capucha para la cabeza porque por ella se escapa la cuarta parte del calor corporal.

Dieta y actividad física como aliados contra los virus

Los mayores siempre dicen que en estas fechas lo que mejor entra es una sopa, y no dejan de tener razón. Sopas, cremas, legumbres e infusiones no pueden faltar en la dieta de invierno. Tampoco las frutas de temporada, especialmente los cítricos, que además de suponer un buen aporte de vitaminas, nos hidratan. Con el frío disminuye la sensación de sed, pero el riesgo de deshidratación existe, igual que en verano. Así que no hay que olvidar beber con frecuencia.

La personas mayores deben mantener la actividad física en invierno, no sólo porque favorece el bienestar en general, sino porque de esta forma se genera calor. Sin embargo, se debe ser prudente y los días de lluvia, nieve y viento en los que existe riesgo elevado de caídas es más conveniente realizar la actividad física en casa. Si se sale mejor que sea en coche.

Los virus que causan los resfriados y la gripe circulan con mayor frecuencia y la tasa de contagio aumenta por el hecho de estar en ambientes cerrados y mal ventilados. Aunque un resfriado no es una enfermedad que deba preocuparnos para la población en general (con reposo la pasamos en una o dos semanas), debemos tener especial cuidado con los grupos de mayor riesgo: personas mayores de 65 años, embarazadas y personas con enfermedades crónicas.

El aseo diario es clave para mantener la salud de la piel, sobre todo de las personas encamadas. Durante todo el año, pero en invierno especialmente, hay que asegurarse de que secamos bien a la persona mayor, sobre todo en los pliegues cutáneos. Es recomendable hacerlo mediante toques suaves con la toalla para evitar la fricción. También resulta fundamental estar pendiente de hidratar, proteger y nutrir la piel para evitar descamaciones y grietas.

Curiosamente en países del norte de Europa, más acostumbrados al frío, las consecuencias del mismo son menores ya que están más preparados. Este hecho nos dice que la prevención de enfermedades y accidentes por el frío es posible y está en nuestras manos. Por último insistimos, es primordial estar pendientes de familiares o vecinos que puedan estar en situación de vulnerabilidad ante el frío (ancianos que viven solos, enfermos crónicos, individuos o familias con bajos recursos, mendigos, etc.).

 

Fuente de información

http://salud.facilisimo.com/blogs/mayores/consejos-para-combatir-el-frio_739491.html

 

Diabetes: información como prevención

¿En qué consiste la diabetes? Es una pregunta que muchas personas se hacen a menudo, y de hecho resulta realmente importante entender la enfermedad, para poder lidiar con ella y prevenir algunos de los graves problemas que puede causar. Cuanto más conozcas y aprendas, mejor podrás manejarla y vivir con ella como si no la tuvieras.

El azúcar como protagonista

El azúcar se trata de uno de los nutrientes más habituales, ya sea ingerido en su forma simple o a través de los carbohidratos, y es importante para el funcionamiento de nuestro organismo, en especial del cerebro. La insulina, una hormona segregada por el páncreas, ayuda a que la glucosa presente en el torrente sanguíneo ingrese en las células para su posterior uso. Sin embargo, se puede producir un mal funcionamiento de esta hormona, o una escasa producción, lo que genera una acumulación en sangre del azúcar. Esta patología se denomina diabetes. En la actualidad, se reconocen cuatro tipos de diabetes:

Diabetes tipo 1: típica en edades tempranas de la vida, generalmente antes de los 30-40 años. En su tratamiento suele necesitar casi siempre insulina.

Diabetes tipo 2: es la más frecuente y generalmente se da en personas obesas y de edad más avanzada. No siempre necesita insulina, sobre todo en las fases tempranas de la enfermedad, y puede controlarse con dieta y fármacos antidiabéticos.

Diabetes gestacional: el embarazo es una situación que favorece el mal control del azúcar en sangre y que puede derivar en una diabetes gestacional. Por esta razón, aproximadamente en la semana 28 de gestación se realiza un test especial a todas las embarazadas, para valorar si existe diabetes. Aunque en general se retorna al estado no diabético tras el embarazo, se genera un riesgo a padecer una diabetes franca al cabo de los años.

Otros tipos específicos de diabetes: aquellas provocadas por algunos defectos genéticos de las células, defectos genéticos en la acción de la insulina, enfermedades de la función exocrina del páncreas y al uso de algunos medicamentos.

Diabetes 1

Los primeros síntomas de la diabetes son necesidad de orinar con mucha frecuencia, y las sensaciones de sed y hambre constantes. También suele aparecer debilidad, pérdida de peso y molestias digestivas. No obstante, la diabetes tipo 2 puede no presentar síntomas durante años y diagnosticarse por un análisis de forma casual.

Un nivel de glucosa permanentemente alto en la sangre daña los vasos sanguíneos y puede provocar el desarrollo de complicaciones secundarias o tardías. Entre estos efectos tardíos propios de la “enfermedad del azúcar” se encuentran el infarto de miocardio, el ictus, las alteraciones de la retina, el deterioro de la función renal y la disfunción eréctil. Los nervios dañados por la diabetes pueden provocar una sensación de entumecimiento y trastornos sensoriales. Para prevenir o retrasar estas complicaciones es crucial que el nivel de azúcar en la sangre se regule cuidadosamente y durante toda la vida.

La dieta y el ejercicio como aliados

Adoptar unas correctas pautas nutricionales, permanecer activo, y seguir el tratamiento y los controles indicados por el médico, son las claves para el manejo de la enfermedad.

Cuando los hidratos de carbono se digieren se convierten en glucosa y nuestros niveles de glucemia aumentan, por lo tanto, diferenciar qué alimentos contienen hidratos de carbono nos resultará de gran ayuda en el control de la diabetes. Sin embargo, existe el error de reducir drásticamente la ingesta de alimentos que contengan hidratos de carbono como el pan, cereales, arroz, pasta… Muchas personas con diabetes identifican estos alimentos como “malos”, eliminándolos de su dieta. Este tipo de alimentos (ricos en hidratos de carbono) son una importante fuente de energía para nuestro organismo y forman parte de un plan de alimentación saludable. Puede ser que en función del control glucémico sea necesario controlar las cantidades pero no suprimirlos por completo.

El tratamiento de la diabetes farmacológico se basa en la utilización de pastillas asociadas a insulina. El medicamento antidiabético de referencia para el tratamiento es la metformina. Cuando no es posible controlar la diabetes con las medidas referidas anteriormente, se hace imprescindible la utilización de la insulina a través de inyecciones.

Diabetes 5

En la diabetes intervienen factores genéticos, ambientales y personales y además, en su prevención y cuidado es esencial mantener un estilo de vida saludable. Como en cualquier enfermedad crónica, la actitud de la persona influye enormemente en los resultados.

 

Fuentes de información

http://www.bd.com/mexico/diabetes/main.aspx?cat=3258&id=3279

http://www.cuidateplus.com/enfermedades/digestivas/diabetes.html

 

Dormir bien, para vivir mejor

Acaba de sonar el despertador y no hay tazas de café suficientes para despertarte, no puedes dejar de bostezar y te pesa hasta el alma solo con poner un pie en el suelo. Ojo, porque esta sensación tan común, puede responder a algún trastorno del sueño.  Existen una serie de consejos para que te sea más fácil dormir toda la noche sin despertarte.

El problema empieza por la propia evidencia: dormimos menos de lo que necesitamos. A todas las edades, sin distinción. Hoy por hoy sabemos que la mayoría de los niños duermen considerablemente menos de lo que necesitan. En los adolescentes, el déficit llega a las dos horas y media por noche. Y de adultos, con el aumento de responsabilidades y de estrés, el tiempo que dormimos ha descendido durante los últimos 40 años.

Consejos para preparar lo mejor posible el tiempo de sueño.

Es esencial para regular el sistema hormonal que la habitación esté a oscuras, sin luces encendidas, ni ventanas por donde entre la luz de las farolas.  La intensidad de la luz artificial por la noche en las ciudades no ayuda a regular el ciclo natural del sueño.

Cenar al menos 90 minutos antes de ir a dormir, una comida que no provoque una digestión pesada. Igualmente es aconsejable no acostarse con hambre,

El uso de dispositivos electrónicos. Clavar los ojos en la luz azul de las pantallas de móviles, ordenador y otros aparatos, no permite la liberación de melatonina, provocando por consiguiente una mayor dificultad a la hora de conciliar el sueño.  Cada noche cambiamos de posición unas 12 veces y no descansamos hasta que cada uno alcanza su postura óptima.

Darse un baño caliente media hora antes de irse a la cama ayuda a relajarse.

Tener a mano papel y bolígrafo para escribir nuestras preocupaciones ayuda a no mantenerse despierto toda la noche dándole vueltas.

Cómprate la mejor cama y la más grande. Piensa que pasas 25 años de tu vida en la cama. A su vez, haz de tu habitación un sitio donde poder estar tranquilo,

Si tu pareja te dificulta el sueño, considera dormir en colchones independientes. Aunque al principio os de la sensación de que os alejáis, en realidad esto puede ser un acercamiento, ya que tras una noche de haber dormido bien, todos estamos de mucho mejor humor.

También, si te despiertas en medio de la noche y pasan 15 minutos sin que te puedas dormir, haz algo (como por ejemplo leer). Siempre será mejor que estar dando vueltas en la cama.

Intenta hacer del irse a dormir un momento de placer. Es igual de importante que las buenas dietas para la salud física y mental.

De la misma manera, las personas mayores tardan más en dormirse y se despiertan con más facilidad que cuando son jóvenes. Tienen un sueño mucho más fragmentado a lo largo de la noche, sin conseguir un sueño profundo, por lo que al día siguiente no están descansados y tienden a tener pequeñas siestas a lo largo del día.

Dormir 2

Así que…

Ayudar a las personas a plantearse un propósito en la vida podría ser una estrategia efectiva para mejorar la calidad del sueño, especialmente para una población que se está enfrentando al aumento del insomnio. El propósito en la vida es algo que puede cultivarse y mejorarse.

¡Es hora de irte a descansar! De una buena noche depende un gran día.

 

Fuentes de información

https://www.muyinteresante.es/salud/articulo/10-consejos-para-dormir-bien-551405332905

http://espanol.mercola.com/boletin-de-salud/secretos-para-dormir-bien.aspx

http://www.drjordiroig.com/es/como-dormir-bien-tener-proposito-vida

 

Alimentación saludable, somos lo que comemos

Durante los meses estivales, el control de la dieta se hace más firme de cara a conseguir mejorar nuestro aspecto físico, comenzando así la llamada “operación bikini”. No obstante, cuidar nuestra alimentación debería ser una práctica habitual con el fin de gozar de una buena salud. Sin embargo, el problema es que no siempre sabemos, a nivel práctico, de qué manera conseguir que nuestra dieta sea equilibrada y saludable, cayendo en errores como suprimir alguna comida, seguir regímenes demasiado restrictivos o eliminar totalmente de nuestros menús determinados productos. Por tanto, ¿cuáles deben ser los buenos hábitos a cumplir?

La dieta y su relación con el desarrollo de enfermedades.

Es importante cerciorarse del papel fundamental que tienen los alimentos en nuestra salud. La comida es una acción que se repite entre 3 y 5 veces diarias durante toda la vida, y lo que comemos entra a formar parte de nuestro metabolismo de manera directa e inmediata. Está demostrado que el desarrollo de numerosas enfermedades está estrechamente relacionado con nuestra dieta, ya sea por el déficit de ciertos nutrientes o por el abuso de otros. Patologías como la diabetes, obesidad, enfermedades cardiovasculares o hipertensión pueden mejorarse o incluso evitarse llevando a cabo una dieta sana y equilibrada.

Alinentación saludable 3

La dieta equilibrada es aquella que aporta los alimentos necesarios de manera variada y en cantidades adaptadas a nuestros requerimientos y condiciones personales. Aunque existen multitud de pirámides nutricionales y recomendaciones de alimentación, con ciertas diferencias entre ellas, existen puntos claves para poder llevar una alimentación saludable.

Debe existir un aporte de carbohidratos, proteínas y grasa en proporciones adecuadas, además de vitaminas y minerales. Para que la dieta sea equilibrada debe contener al menos cinco piezas de frutas y/o verduras al día así como dos o tres raciones de alimentos proteicos (lácteos, huevos, pescado y carnes preferentemente magras). La ingesta de fibra desarrolla un papel fundamental a nivel intestinal, y lo podemos encontrar en cereales no refinados, féculas integrales como la pasta, el arroz o el pan integral, y las legumbres. No se debe eliminar por completo el consumo de grasas, aunque es preferible que estas sean grasas insaturadas y poliinsaturadas, presentes en el pescado azul, frutos secos y aceite de oliva, y minimizar la ingesta de grasas saturadas y trans. Es importante evitar el consumo de alimentos muy ricos en azúcares simples, como las mermeladas, bebidas azucaradas, bollería y pastelería industrial y los alimentos precocinados. Por último se deben realizar 5 o 6 comidas al día, y realizar una actividad física moderada durante al menos 30 minutos diarios.

Piensa, planifica y aprende

Es importante pensar que no se puede disfrutar de una vida saludable comiendo unos pocos alimentos. La variedad es lo idóneo desde el punto de vista del bienestar, disfrutando así de toda la variedad de sabores, olores y aromas. De hecho, comer y beber forma parte de los placeres de la vida y, desde luego, la gastronomía no está reñida con las recomendaciones dietéticas ni con una alimentación saludable.

Al realizar la compra, resulta ventajoso planificar las comidas que se van a realizar, seleccionando alimentos frescos y también aquellos productos que nos puedan ayudar a realizar una dieta equilibrada con facilidad, aunque dispongamos de poco tiempo. Comprueba el etiquetado del producto, haciendo especial énfasis en la composición nutricional y los ingredientes. A su vez, es importante no dejarse llevar por algunos reclamos publicitarios que pueden resultar confusos e incluso engañosos.

Aunque pueda parecer una tarea compleja, se trata de un proceso educativo y de aprendizaje. Es la vía de prevención más importante de cara a evitar el desarrollo de ciertas enfermedades, y es responsabilidad de cada uno encontrar su propia motivación para poder convertir los consejos alimenticios y de actividad física en un hábito saludable de vida.

 

Fuentes de infomación

https://soycomocomo.es/especialista/nuria-roura/las-diez-condiciones-que-debe-tener-una-dieta-saludablehttp://www.cuidateplus.com/alimentacion/dietas/2016/01/25/consejos-llevar-dieta-saludable-107105.html

 

“Lo más importante no es ganar, lo importante es participar” entrevista a Íñigo Loizaga

Segunda entrevista sobre deporte y discapacidad! Hoy es el turno de Íñigo Loizaga, jugador amateur de baloncesto, en palabras suyas un “paquete” que lleva más de 10 años practicando este deporte. Queréis conocer un poco más de Íñigo? Aquí os dejamos una breve entrevista sobre su experiencia:

 

  1. ¿Cuándo comenzaste a practicar deporte?

Comencé a entrenar al baloncesto en silla de ruedas en la temporada 2005/2006.

¿Por qué?

Un cliente de mi padre le dijo eso y yo me apunté un día. Desde entonces, soy adicto al baloncesto.

Íñigo jugando al baloncesto adaptado silla de ruedas hace varios años

2.Explica brevemente. ¿Qué adaptaciones necesitas en el terreno de juego?

No hay tantas adaptaciones. Las normas son casi las mismas, pero no hay manejo ni doble. Esas son las únicas normas diferentes.

  1. ¿Cómo te ha apoyado tu familia, tu entrenador?

Mi familia me lleva a los entrenamientos y mis entrenadores son como de mi familia.

  1. ¿Qué supone para ti ir a entrenar o a jugar un partido?

Me supone un gran reto. Soy un paquete, pero me lo paso genial, que es lo más importante.

  1. ¿Qué crees que haría falta en España para poder apoyar más el deporte adaptado?

Que haya una liga de cada discapacidad por ejemplo: una liga de parálisis cerebral, otra de amputaciones, pero eso, lo hacen los americanos porque tienen muchos más jugadores.

  1. ¿Qué te aporta pertenecer a un equipo?

Conocer a más gente.

baloncesto adaptado silla de ruedas

  1. Por último. ¿Unas palabras para las personas que están empezando en este deporte?

Que lo más importante no es ganar, lo importante es participar. Eso me lo dijo mi primer entrenador, que es como si fuera mi segundo padre.

 

Gracias a Íñigo por compartir, al igual que Mercedes ayer, su experiencia en la práctica del deporte. Os dejamos el link a la entrevista que le hicimos a ella y que subimos ayer a nuestro blog:

 

Esperamos de todo corazón que sigáis mejorando y disfrutando cada días más! Sois un verdadero ejemplo!!

logo-suma-de-todosEMPRESA AUTORIZADA POR LA CONSEJERÍA DE POLITICAS SOCIALES Y FAMILIA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID.

Gerosol Asistencia presta sus servicios en todo el territorio regional.
Número de autorización S2941 y S5424, posee todos los certificados necesarios para prestar sus servicios con la máxima garantía de calidad.

Satellite
CENTRO ACREDITADO por la D. G. de Coordinación de la Dependencia para la prestación del CHEQUE SERVICIO.

Si desea solicitar más información sobre este servicio, cómo tramitarlo y los requisitos necesarios para su gestión, puede hacer link en el siguiente enlace

.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ACEPTAR

Aviso de cookies