Posts sobre Profesionales de la salud

Las ayudas técnicas dan calidad de vida

Las personas mayores y dependientes encuentran en su día a día dificultades para realizar actividades cotidianas como desplazarse, cocinar, realizar tareas domésticas o comunicarse. Esto les provoca cierto desasosiego y agudiza todavía más la sensación de no valerse por sí mismos.

Del mismo modo, los cuidadores de personas mayores en muchas ocasiones no tienen los medios suficientes para cuidar de estas personas lo que dificulta enormemente su trabajo.

Ayudas para mejorar la calidad de vida

Se entienden por ayudas técnicas todos aquellos utensilios, instrumentos y equipos que están diseñados para ser utilizados por las personas mayores con carácter temporal o permanente y que les sirven para tener un mayor grado de independencia en las actividades básicas de la vida diaria. Las ayudas técnicas están concebidas para incrementar la calidad de vida de las personas con algún tipo de discapacidad. En términos generales se pueden calificar como medios para adecuar el entorno a las necesidades del mayor dependiente.

 

 

 

 

La oferta de productos de apoyo está en continuo cambio, basta con ojear publicaciones especializadas o acudir a ferias anuales para comprobar que el cambio es continuo y la mejora en la calidad de los equipos es muy significativa. Podemos encontrar productos relacionados con el vestido, la alimentación, la higiene personal, que ayuden a mantener una buena postura, que favorezcan el uso del baño y aseo, que mejoren la comunicación interpersonal, faciliten el ocio y tiempo libre, que mejoren la accesibilidad de la vivienda…

El recurso a estas ayudas técnicas, no constituye una regresión, sino al contrario, una forma de vivir mejor. Algunas son ya tradicionales, como la silla de ruedas o el bastón, pero otras, la mayor parte, son novedosas y con frecuencia poco o mal conocidas., como ocurre con los sistemas de comunicación o los cubiertos flexibles. Su aparición en el mercado ha sido como consecuencia del progreso tecnológico y de la idea de que es más útil ayudar a las personas dependientes aumentando su autonomía en lugar de que otros hagan las cosas por ellos. El resultado es una oferta variada que cubre casi todas las necesidades.

Evaluación de las necesidades y del entorno

Se recomienda consultar con un profesional socio sanitario para que evalúe de forma más concisa las necesidades de la persona dependiente y decida qué producto de apoyo es más adecuado. Además, los profesionales de salud que trabajan en el entorno de las personas mayores conocen el uso y manejo de estos aparatos y sistemas, favoreciendo el aprendizaje y personalización de los mismos para una adaptación rápida y normalización de la vida.

 

 

 

 

En España existen aproximadamente 3.500.000 personas con discapacidad, según el Instituto Nacional de Estadística, incluidas las personas mayores en esta situación. De ellas más de 1.500.000 personas se consideran como dependientes por su necesidad de ayuda para el desarrollo de las actividades básicas de la vida diaria.

Las ayudas técnicas han de proveerse en el momento oportuno, ser efectivas y de calidad. Es de gran importancia que en el momento de identificar la ayuda técnica que usará la persona con discapacidad, ésta sea informada, se le brinde toda la orientación necesaria, y se le consulte al respecto, de tal manera que la persona participe activamente en este proceso, respetándose siempre sus preferencias y autodeterminación.

Estas ayudas deben considerar las necesidades particulares y características de la persona. Así mismo, para facilitar su utilización, se debe tomar en cuenta cómo es el entorno en el que se desenvuelve la persona. Es decir que los requerimientos varían no sólo dependiendo de las características particulares de la persona, sino que también de las condiciones del lugar en que va a ser utilizada, por ejemplo, una silla de ruedas para ciudad y una para la playa.

La accesibilidad es más que hacer salvable una barrera. Apostemos por los derechos fundamentales, la libertad, asumiendo como una responsabilidad poder dar la mayor autonomía posible a los mayores, apoyándonos, entre otros recursos, en las diferentes ayudas técnicas. Esta filosofía de trabajo implica una búsqueda continua de soluciones y alternativas de ayudas que faciliten, faculten y hagan posible la accesibilidad espacial y funcional de cada persona dependiendo de su estado de salud o físico en concreto. En definitiva, gracias a estas ayudas técnicas conseguimos una mayor satisfacción en la vida de nuestros mayores.

Fuente de información

https://www.ortoweb.com/blogortopedia/ayudas-tecnicas/

Transexualidad, ser o parecer

El género es la parte fundamental de nuestra identidad como seres humanos. La primera pregunta que toda persona hace acerca de nosotros es “¿Es un chico o una chica?”. A pesar de su importancia, la mayoría de la gente nunca piensa demasiado acerca del género. No tienen idea de qué es lo que causa la sensación de ser niño o niña, hombre o mujer. La identidad sexual de la mayoría de las personas concuerda con su anatomía. Sin embargo, como ya veremos, las cosas no son tan simples.

Una realidad desconocida

Imaginemos que pasamos por delante de un espejo y al mirarnos vemos que nuestro cuerpo es del otro sexo. Nos quedaríamos perplejos/as por unos instantes, pero al final nos damos cuenta de que todo es real, no nos lo estábamos imaginando.

Hasta hace pocas décadas, la sociedad no empezó a ver con normalidad la existencia de transexuales. Sin embargo, la transexualidad no es un fenómeno actual sino que existe desde la antigüedad, y en diferentes culturas. Según la Organización Mundial de la Salud, el transexualismo (denominación utilizada desde 1940), es el deseo de vivir y ser aceptado como un miembro del género opuesto, por lo general acompañado por el deseo de modificar mediante métodos hormonales o quirúrgicos el propio cuerpo para hacerlo lo más congruente posible con el género preferido.Trasexualidad

La realidad que viven las personas transexuales/transgénero en nuestra sociedad es desconocida y está llena de estereotipos y estigmas negativos. Esto hace que dichas personas vivan una situación muy difícil y frustrante, una realidad desconocida para la gran mayoría de la ciudadanía.

Ser transexual no es una enfermedad. Es una identidad sentida y vivida desde la infancia. Con el paso del tiempo lo importante es ir asumiendo lo que en verdad eres y sientes, y si llegas a la conclusión de que eres una persona transexual, lo importante es buscar ayuda y orientación médica para adecuar tu cuerpo a tu verdadera identidad, lo cual pasa por iniciar el proceso de transexualización.

La identidad de género y la orientación sexual no son lo mismo. La orientación sexual hace referencia a la atracción física, romántica y/o emocional de una persona por otra, mientras que la identidad de género se refiere al deseo interno que una persona tiene de ser hombre, mujer o algo diferente. Las personas trans pueden ser heterosexuales, lesbianas, homosexuales, bisexuales o asexuales, del mismo modo que pueden serlo quienes no son transgénero.

Un proceso de cambio

El cambio de sexo no sólo incluye las operaciones. Éste sólo es uno de los pasos y no es imprescindible. A algunas personas les bastará con hormonarse, otras se pondrán pechos o se los quitarán y sólo unas pocas cambiarán sus genitales. Primero hay que pasar por un diagnóstico psiquiatrico para descartar otras patologías como la esquizofrenia; deben incluirse también informes psicológicos y del endocrino. Este proceso dura de 3 a 6 meses, y si se supera, comienza la hormonación (que es para toda la vida) y la experiencia de vida real, que dura dos años. Después, si los médicos lo aconsejan y el paciente quiere, llega el turno del cirujano plástico para modelar el cuerpo.

Es de vital importancia facilitar y favorecer la inserción laboral a través de la actividad formativa de las personas transexuales para que dicho colectivo esté cualificado evitando su discriminación y fomentando la igualdad en oportunidades con el resto de la población.

En este sentido, hay que sensibilizar a la población en general de la situación de las personas transexuales, su problemática y las circunstancias de vulnerabilidad que sufren.

Para una persona transexual, operada o no operada, la relación con personas que siguen hablándole en su género biológico a pesar de conocer el problema es  totalmente superficial y desagradable. No puede haber actitud más desafortunada en el trato con transexuales que el uso de su género biológico para el trato con ellos.

La necesidad que sienten los transexuales de recibir tratamiento para que su cuerpo se adecúe al sexo al que mentalmente pertenecen se topa con múltiples barreras que les llevan a una situación de marginación y automedicación. La administración de hormonas sin control puede llegar a poner en serio peligro su vida.

La cirugía estética puede ser un medio para corregir algunos defectos, solucionar algún que otro complejo, potenciar encantos, quitarse unos años de encima… Hoy en día el bisturí se ha convertido en un cincel con el que modelar la apariencia física, aunque se deben extremar las precauciones.

Toda intervención quirúrgica, también la cirugía plástica, implica ciertos riesgos. Semanalmente, los cirujanos plásticos llevan a cabo con éxito decenas de operaciones. Sin embargo, cada paciente debe tener en cuenta que todo tratamiento conlleva riesgos, independientemente de la especialidad en la que se lleve a cabo la intervención.

Los principales riesgos y complicaciones de la cirugía plástica son el rechazo de los implantes, trastornos de la sensibilidad, coloración cutánea anormal, necrosis de tejidos, asimetría, cicatrización anormal, trombosis, hemorragias, dolor y reacciones alérgicas al anestésico. Independientemente del hecho de que se trabaja en un espacio estéril se puede producir una infección.

Cuando uno conoce a un transexual, está conociendo a una persona que sabe cómo amar, sabe cómo valorarse a sí misma y como resultado, sabe cómo amar y valorar a otros.

Hay una batalla contra el ser humano, su mente, su espíritu y su esencia. Y esa batalla es real. Con información y consciencia se pueden tomar decisiones responsables y conscientes. Entender al otro significa poder ponerse en su piel más allá de su propia opinión. Es necesario unir esta sociedad tan fragmentada, para poder construir el progreso y obtener resultados positivos, erradicando la discriminación por identidades, porque bien sabemos que todos somos iguales en derechos y eso es lo que deberíamos hacer valer y notar.

 

Fuentes de información

http://www.elmundo.es/f5/comparte/2017/03/03/58b94aa322601d12098b459a.html?cid=SIN12201

http://web.eldia.es/vidaycultura/2013-10-20/7–transexual-nace-hace-sabe-tres-cuatro-anos.htm

http://kidshealth.org/es/parents/transgender-esp.html

 

Animales terapéuticos, algo sorprendente

Las mejores medicinas no siempre vienen en forma de cápsulas o de inyecciones, sino que a veces tienen cuatro patas y son muy peludas. Los animales, sean domésticos, de compañía, de granja o salvajes brindan numerosos beneficios al ser humano que incluso han sido comprobados por los profesionales de la medicina. Si eres de las personas que no tienen mascota, una vez hayas leído este artículo quizá te replantees tu situación o simplemente el concepto sobre ellos.

Relación directa con nuestro organismo

El contacto con un animal, con el cual se ha establecido un vínculo afectivo, hace que liberemos oxitocina, la hormona relacionada con el placer. También se reducen los niveles de cortisol en la sangre, indicador fisiológico del estrés y aumentan el nivel de endorfinas, que son las responsables de la sensación de bienestar. Más allá de estos visibles beneficios, también el ritmo cardíaco se ve reducido y se fomenta la reducción de la presión arterial.

Además de los efectos de apoyo social para el propio individuo, tener cerca una mascota modifica en sentido positivo la percepción que los demás tienen de una persona y facilita las relaciones sociales. Y es que la relación con un animal de compañía puede ser utilizada para promover la empatía con los seres vivos en general y con las personas en particular.

Pero más allá de los beneficios que supone el simple contacto, el cuidado e incluso la educación del animal, esta afinidad innata de los humanos y los animales se puede utilizar asimismo con fines terapéuticos. Por ejemplo, en personas con dificultades para comunicarse, con falta de motivación, de atención y de concentración, o con una baja autoestima, en las que se quiere promover el sentido de la responsabilidad o que presentan cualquier otra problemática de comportamiento, incluida la enfermedad mental.

Gran variedad de animales

La terapia asistida con animales es una modalidad de tratamiento terapéutico en la que un animal que cumple determinados criterios forma parte integral del proceso. Este tipo de terapia está dirigida por un profesional de la salud que marca los objetivos específicos del tratamiento. Su propósito es el de fomentar la mejoría en el funcionamiento físico, social, emocional y/o cognitivo de los seres humanos. Se puede realizar en una amplia gama de contextos y puede llevarse a cabo en grupo o de forma individual. El proceso debe ser documentado y evaluado por el profesional. Los animales que más frecuentemente son utilizados para la terapia asistida con animales son los delfines, los caballos y los perros. No obstante, se pueden emplear casi todos los animales

En el caso particular de los perros, están entrenados para ayudar a personas discapacitadas a llevar una vida normal y sin depender de los demás. Son bien conocidos, entre la mayoría de la población, los perros lazarillo o perros guía, de cuyo adiestramiento en nuestro país se encarga la Organización Nacional de Ciegos (ONCE). Entre las razas de perros seleccionadas predominan el Labrador Retriever, el Golden Retriever y el Pastor Alemán.

Animales 1

Los delfines son otros de los animales usados como terapia en los últimos años. Algunos expertos defienden la terapia con delfines como uno de los tratamientos más efectivos para tratar enfermedades como el autismo, síndrome de Down, parálisis cerebral, etc.  Algunos países donde se puede realizar esta terapia son Estados Unidos, México, Australia, Nueva Zelanda y la República Dominicana. Existen programas especiales para embarazadas y personas con tristeza profunda o depresión. En este caso, el paciente siempre tiene que estar asistido por un biólogo marino y un fisioterapeuta.

El contacto con los felinos es muy aconsejable para personas con problemas psicológicos. Un gato sirve para recuperar a la gente en casos de accidentes cerebrovasculares, reduce la ansiedad en tratamientos extensos como la quimioterapia, previene la depresión, hace que las personas se sientan ocupadas y permite tratar a los niños con problemas auditivos o de habla. Además, se trata de un excelente terapeuta para los tratamientos en personas mayores.

Por ultimo las terapias asistidas con equinos ayudan a personas con problemas de hiperactividad y déficit de atención, baja autoestima, esquizofrenia o ansiedad, ya que el caballo tan sólo reacciona ante el impulso del ser humano sin tener en cuenta el aspecto físico, además de actuar como espejo para las emociones del paciente, lo cual permite al mismo ser más consciente de sus propios impulsos.

Hay granjas especializadas en las cuales personas con problemas emocionales o de conducta trabajan participando en las tareas de la granja cuidando y siendo responsables de algunos animales, lo que ayuda a incrementar la confianza en uno mismo.

Los efectos terapéuticos que las mascotas pueden tener en todos los ámbitos de la vida de un ser humano son realmente asombrosos. Estos nos demuestran afecto simplemente por existir, por ser quienes somos, sin hacer juicios de valor, y aunque los animales puedan ser nada para algunos, algo para muchos y todo para pocos, en general tenemos mucho que agradecer al reino animal.

Fuente de información

http://www.elmundodelperro.net/noticia/2524/sabias-que/beneficios-que-aportan-los-animales-en-la-psicoterapia.html

 

A propósito de los Educadores y los Programas de Entrenamiento Cognitivos para Adultos Mayores

A continuación compartimos con vosotros un interesantísimo artículo de Gustavo Juan Pérez Zabatta, Psicólogo Social especializado en Gerontología y Director de CESA (Centro de Estudios Sociales Argentino), que nos relata bajo su experto punto de vista la importancia que tiene el envejecimiento activo a través de un adecuado aprendizaje. ¿Qué os parece? ¿Estáis de acuerdo?

Os adjuntamos a continuación un enlace para que podáis descargaros el pdf o, si así lo preferís, podéis leerlo a continuación como todas nuestras anteriores entradas.

mayores

Esperamos que, al igual que nosotros, disfrutéis de las próximas líneas y que os sean de utilidad:

LinkA Propósito de los Educadores y los Programas de Entrenamiento Cognitivos para Adultos Mayores

Texto:

“Hoy en día asistimos a una enorme cantidad y variedad de cursos orientados a los adultos mayores y, por cierto, con muy buena respuesta por parte de éstos, ávidos de incorporar nuevos conocimientos y de integrarse activamente a una sociedad que muchas veces lo excluye.

A partir de esta realidad me he puesto a reflexionar sobre qué características debería reunir un programa de entrenamiento cognitivo, para que pueda ser aplicado con éxito en personas mayores.

Por cierto también, estuve pensando sobre las cualidades que el educador, facilitador de esos programas, sería deseable tuviera, de manera tal que todo el proceso tenga las mayores garantías de éxito.

Muy bien, acá vamos.

El educador o facilitador debe considerar que la inteligencia, es una capacidad cognitiva multidimensional, dónde vemos involucradas múltiples habilidades mentales, por lo cual, es imprescindible que sepa realizar con fino criterio, una selección de actividades, que apunten a fortalecer esas capacidades cognitivas. 

Las habilidades mentales como sabemos, divergen en sus patrones de cambio, lo que hace necesario, hallar dinámicas que sean opuestas, incrementadas o de-crementadas, en procura de satisfacer esa multidireccionalidad del cambio intelectual. Esto se verá exitoso, en la medida que favorezca procesos de compensación, de forma tal que, el adulto mayor pueda activar distintas capacidades.

Por supuesto que aceptamos que no es fácil manejar esta variabilidad. Aquí jugará muy fuerte la experiencia y las habilidades del educador – facilitador. Pero así mismo, esta variabilidad hace que el facilitador, evite el prejuicio que los adultos mayores usan sus habilidades todos del mismo modo y / o que, poseen las mismas capacidades. Es decir, el educador debe estar muy atento a sus propios prejuicios y / o a los prejuicios inducidos por el contexto donde trabaja.

Respecto a los programas de entrenamiento, sería interesante que promuevan la adquisición y restructuración de esquemas y conocimientos, frente a la plasticidad que guardan las estructuras cognitivas.

El aporte, deberá ser innovador, creativo y diverso, de manera de provocar el interés de los adultos mayores en las actividades a realizar.

Otro dato importante que el educador / facilitador debe tener en cuenta, es el nivel de influencia que ejerce el ambiente. Este factor no es menor, porque de acuerdo al ámbito que se trate, su intervención debe ser factor de oportunidad para la estimulación de esas habilidades intelectuales determinadas. O adquirir nuevas o, conservar otras.

Estos factores de oportunidad, atemperan los efectos de los factores de riesgos. El educador debe conocer e identificar la complejidad de los procesos cognitivos en la vejez, aún si el aprendizaje sólo se refiera al aprendizaje de destrezas y habilidades.

Hoy sabemos que no hay un patrón uniforme de envejecimiento cognitivo, sino modalidades personales de envejecer, es decir, “vejeces”, por lo que, frente al decremento irreversible, asociado al envejecimiento biológico avanzado, con daños neurológicos, poco puede realizar el facilitador, salvo trabajar sobre aquellas capacidades cognitivas aun conservadas.

Frente a un decremento con compensación, el facilitador puede emplear mecanismos compensatorios, de manera tal, de poder conservar un adecuado nivel de funcionamiento, aunque el déficit propiamente dicho, probablemente sea difícil de revertir.

Frente al patrón de envejecimiento desuso dónde se observa una declinación del rendimiento intelectual, asociado con el desuso o falta de ejercitación, se deberán ejercitar precisamente estas destrezas. En el incremento continuo, se puede trabajar para lograr modestos incrementos en el rendimiento intelectual, para algunas habilidades.

Los educadores de adultos mayores deben trabajar para detectar aquellas capacidades y habilidades intelectuales que los ancianos utilizan, para integrarse a su entorno, promover oportunidades ambientales, estimulantes y novedosas. Ayudar a los ancianos a descubrir estrategias, actividades y capacidades personales, que les permitan compensar déficit, pérdidas y transformaciones de sus competencias.

Pero atención, siempre hay que tener en cuenta, como influye en estos entrenamientos, el estado emocional del adulto mayor y, optimizar el funcionamiento en los adultos mayores desde distintas áreas.

Si consideramos a la Escuela Genética de Piaget, podemos decir que las posibilidades de desarrollo cognitivo se conservan y aún pueden incrementarse, dónde la actividad intelectual de los sujetos envejecidos, les permite tomar conciencia de sus propios procesos mentales (desarrollo meta-cognitivo), contribuyendo al aumento de la autorregulación intelectual.

La intervención educativa en los adultos mayores, adquiere su justificación gerontológica, en el reconocimiento de la plasticidad neuronal, como un rasgo del desarrollo cognitivo. Las capacidades de estos adultos mayores pueden ser modificadas o transformadas, pudiendo desarrollar funciones meta-cognitivas, reconstruyendo su universo de significado, comprensión relativista del conocimiento y promoviendo y desarrollando formas postformales de pensamiento.

La ejercitación y estimulación cognitiva puede retrasar la aparición de trastornos de memoria y de las funciones intelectuales en personas sanas. Mediante estos programas de entrenamiento, talleres de memoria, etc., podemos trabajar estrategias compensatorias, que tengan como objetivo las dificultades existentes, en el proceso de memorización, ya sea tanto para registrar o recordar la información, almacenarla y recordarla, recuperarla o traerla al presente.

Frente a estas dificultades para registrar o recordar la información, el facilitador debe proponer actividades y experiencias que ayuden a reconocer el carácter interpretativo inherente a la función de registro o trabajarlos a partir de reconocer figuras, manchas o discriminar información contenida en una imagen.

Las estrategias son conocer y valorar las posibilidades de la memoria, atender a un estímulo por vez, interrogarse, indagar, observar detenidamente, etc.

Respecto a dificultades para almacenar o retener la información, es decir, a recordar, se requiere entonces, implementar estrategias de decodificación o ampliación de la información, mediante conocimientos previos, creación de rimas trabajando aspectos sonoros con el lenguaje, asociar palabras claves, apropiándose significativamente de la información, para luego almacenarla mediante estrategias de repetición u organización de la información elaboración de registros secuenciales, etc.

Si las dificultades son recordar la información, recuperarla o traerla al presente, entonces las estrategias tienen que favorecer la recuperación de la información, mediante la creación por parte del adulto mayor del contexto dónde la información se registró y codificó. Es decir, que pueda reconstruir ese contexto mediante la imagen mental.

Un buen educador / facilitador frente a la dificultad de recuperar la información del adulto mayor, deberá diseñar actividades que le permita a éste, buscar deliberadamente, la generación de pistas o palabras asociadas, es decir, para recordar el adulto mayor puede recurrir a notas escritas o aprender a asociar lo que se quiere con situaciones disponibles en su vida cotidiana.

A modo de ejemplo, a la hora del desayuno, realizar tal cosa. La clave pasa por generar variadas y múltiples estrategias de control de recuerdos.

Los programas de entrenamiento cognitivos, han probado su eficacia y, lo más importante, tienen muy buena recepción entre los adultos mayores, especialmente entre aquellos que apuestan, a seguir viviendo, pero no de cualquier manera, sino – y a pesar de los decrementos propios del proceso de envejecimiento -, con la mejor calidad de vida posible.

Gustavo Juan Pérez Zabatta Psicólogo Social, especializado en Gerontología.

Director CESA – Centro de Estudios Sociales Argentino.

Miembro de PEAA – Psicologías para una Erótica del Amor y del Arte y de GyMEC, Consultoría en Gerontología y Mediana Edad.”

Fuente: https://pixabay.com/es/edad-gimnasio-movimiento-deporte-1379437/

Fuente: https://pixabay.com/es/edad-gimnasio-movimiento-deporte-1379437/

Muchas gracias a Gustavo por compartir con nosotros su experiencia y sus conocimientos, ha sido en verdad una lectura muy didáctica. Esperamos seguir colaborando en el futuro!

 

Marcamos la diferencia: Acuerdo Gerosol-Super Cuidadores

Tenemos 11 años de experiencia atendiendo a domicilio a personas mayores, enfermas y dependientes. Nuestro éxito reside en dicha experiencia y en nuestra gama de servicios, destinados a mejorar la calidad de vida de nuestros usuarios gracias a nuestros profesionales especializados, como podéis ver en nuestra web:

https://www.gerosol.com.

Marcamos la diferencia con nuestros competidores por nuestro modelo de intervención propio que centramos en la persona, en sus necesidades. Creemos que la primera de ellas es intentar que estas personas no tengan que abandonar su hogar, por ello, nos esforzamos por fomentar la autonomía de los más de 2.000 clientes que han confiado en nosotros compensando las posibles limitaciones que puedan tener, sin llegar a ocupar aquellas parcelas que puedan realizar por sí mismos.

A pesar de nuestra gran experiencia y de nuestro modelo de trabajo creemos que podemos mejorar y ayudar a otros a hacer lo propio, por ello, el pasado 2 de Noviembre firmamos un acuerdo con Super Cuidadores por el que creemos que nos beneficiaremos mutuamente de nuestra experiencia y trabajo previo. Os adjuntamos la noticia recogida en Europa Press.

Es nuestro compromiso mejorar cada día y con el apoyo de Super Cuidadores lo conseguiremos, esperamos que de la misma manera puedan beneficiarse de nuestro bagaje. Deseamos poder ir de la mano hacia un futuro mejor, en el que podamos optimizar todos los servicios ofertados a partir de una formación especializada de calidad.

Aurelio López-Barajas (CEO de Super Cuidadores) y Begoña López Viagel (Directora general de Gerosol) (Fuente: https://twitter.com/gerosolsad)

Fuente:

Europa Press

http://www.europapress.es/la-rioja/noticia-acuerdo-colaboracion-super-cuidadores-unir-gerosol-20161102115528.html

Gerosol

https://www.gerosol.com

logo-suma-de-todosEMPRESA AUTORIZADA POR LA CONSEJERÍA DE POLITICAS SOCIALES Y FAMILIA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID.

Gerosol Asistencia presta sus servicios en todo el territorio regional.
Número de autorización S2941 y S5424, posee todos los certificados necesarios para prestar sus servicios con la máxima garantía de calidad.

Satellite
CENTRO ACREDITADO por la D. G. de Coordinación de la Dependencia para la prestación del CHEQUE SERVICIO.

Si desea solicitar más información sobre este servicio, cómo tramitarlo y los requisitos necesarios para su gestión, puede hacer link en el siguiente enlace

.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Llámanos!