Posts sobre Ansiedad

Unión entre el Alzheimer y la Terapia Ocupacional

Damos las gracias a nuestro Terapeuta Ocupacional José Rico que nos ayuda en este post a conocer desde su experiencia, la enfermedad del Alzheimer y cómo la terapia ocupacional puede mejorar la calidad de vida de los pacientes.

 

Para empezar voy a describir la Enfermedad de Alzheimer y las principales etapas de la misma y vamos a ir viendo cómo podemos colaborar en cada una de ellas.

 ¿Qué es el Alzheimer?

Alzheimer es una enfermedad del cerebro que afecta la habilidad de las personas para recordar, razonar y comunicarse. La enfermedad de Alzheimer es la causa más común de demencia, un término general para describir los problemas de la memoria y otras funciones mentales.

 

 

 

 

 

Hay cinco etapas asociadas con la enfermedad de Alzheimer: enfermedad de Alzheimer preclínica, deterioro cognitivo leve debido a la enfermedad de Alzheimer, demencia leve debido a la enfermedad de Alzheimer, demencia moderada debido a la enfermedad de Alzheimer y demencia severa debido a la enfermedad de Alzheimer.

Alzheimer Preclínica: En esta etapa no hay ningún síntoma de la enfermedad, solamente se puede ver a nivel de investigación mediante una serie de pruebas de imágenes.

-Deterioro cognitivo leve debido a la enfermedad de Alzheimer: En esta etapa aparecen cambios leves en su memoria y capacidad de pensamiento. Estos cambios no llegan a ser lo suficientemente significativos como para afectar en el trabajo o en las relaciones, también tienen dificultad para recuperar información sencilla como puede ser una conversación diaria o saber dónde están las «llaves de casa´´.

En esta etapa es cuando la Terapia ocupacional puede empezar a intervenir. Principalmente se trabajarán ejercicios de estimulación cognitiva relacionados con las áreas de la orientación temporal, memoria a corto plazo y función ejecutiva. El objetivo es mantener las capacidades mentales todo el tiempo posible.

 

 

 

 

 

Demencia leve a causa de la enfermedad de Alzheimer: En esta etapa se suele diagnosticar la (EA), los síntomas más característicos generalmente son: Dificultad para resolver problemas, tareas complejas y juicios sólidos, Pérdida de memoria de eventos recientes, Cambios conductuales, Dificultad para expresar y organizar pensamientos, Perdida de objetos.

En esta etapa tenemos que empezar a ser muy pacientes con el enfermo, tener en cuenta que «dejar de hacer las cosas que has hecho siempre y no saber porque ahora no te sale´´, es horrible. Y es probable que esa frustración se refleje en un enfado, o en un estado apático donde la persona se niega a realizar cualquier actividad. Tenemos que seguir realizando estimulación cognitiva sobre todo la que este mas relacionada con las áreas más afectadas de esa persona. Es importante mezclar actividades fáciles, con actividades más complejas donde tengas que «echarle una mano´´. La intención es no aumentar los niveles de frustración. El objetivo sigue siendo mantener/retrasar la perdida de la capacidades cognitivas.

Demencia moderada a causa de la enfermedad de Alzheimer: Síntomas más característicos generalmente: Experimentar una pérdida de memoria mayor. Mostrar un juicio cada vez menor. Necesitar ayuda con Actividades de la vida diaria (AVD´s). Cambios significativos en su conducta.

En esta fase la persona se vuelve dependiente en algunas tareas, muchas de las acciones que antes hacía, ahora es incapaz de realizarlas, necesitan ayuda en algunas de las AVD´s básicas e instrumentales.

En esta fase es importante que los cuidadores principales sean muy pacientes y cariñosos. Lo que menos necesita una persona que tiene la EA es que la griten y la metan prisa. Todas las ordenes que se den, tiene que ser claras y sencillas y debemos asegurarnos que la persona lo ha entendido.

En esta fase está recomendada la actividad física, aparte de trabajar el aparato motor de la persona, también se pueden estimular áreas que ayuden al mantenimiento de la autonomía de la persona.

Demencia grave a causa de la enfermedad de Alzheimer: Generalmente esta etapa se caracteriza por: Perdida de autonomía en Las AVD´s básicas. Perdida de la capacidad de comunicarse. Perdida de capacidades motoras.

En esta etapa la persona se vuelve completamente dependiente. Hay que intentar en la medida de lo posible intentar mover las extremidades aunque sean movimientos pasivos, ya que los músculos se vuelven rígidos. En el caso que la persona no se mueva hay que hacerla cambios posturales a lo largo del día y de la noche. Hay que tener mucho cuidado con la comida, ya que la deglución se vuelve muy deficiente y se pueden producir aspiraciones, que pueden terminar en neumonías.

En pocas palabras lo que el Terapeuta Ocupacional hace en el proceso de la Enfermedad de Alzheimer es: retrasar en medida de lo posible, la pérdida de capacidad y de autonomía a través de diferentes técnicas que mantienen y estimulan las capacidades cognitivas y funcionales de la persona. Al mismo tiempo da todas las pautas necesarias a la familia/cuidador para mantener la mayor calidad de vida de las personas.

Para nosotros hay tres pilares básicos para tratar esta enfermedad: Respeto, paciencia y cariño.

Entrevista de fisioterapia: Pasión absoluta por su profesion

Hola Luisa, ¡muchas gracias por tu tiempo en esta entrevista!

  1. Eres una de las pioneras en tú profesión. ¿Qué nos puedes contar sobre ti?

Soy una mujer que desde muy joven mostré interés en los problemas de la discapacidad y sobre todo de las alteraciones del movimiento. Por ello, estudié una carrera que tuviera que ver con estos problemas.

Más adelante, me especialicé en la parálisis cerebral y traté de formar un equipo de profesionales que con sus distintas especialidades pudieran cubrir las necesidades múltiples del paralítico cerebral.

Luisa Fúnez Díaz Fisioterapeuta y Presidenta de Fundación Bobath

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2. ¿Cuándo te diste cuenta que querías ser fisioterapeuta y por qué?

Desde niña observaba a otros niños que siempre estaban sentados y quietos. No podían jugar, ni coger cosas con las manos, algunos no hablaban…. y cuando yo les preguntaba a sus padres, ellos siempre me decían que habían nacido malitos. Esto me hacía pensar en cómo yo podría hacer algo para ayudarles.

Aunque mi padre quería que hiciera medicina, supe desde siempre que mi vocación era dedicarme a los problemas de movimiento y postura, sobre todo de los niños.

3. A veces la gente piensa que un fisioterapeuta se limita a dar masajes, ¿en qué consiste exactamente el trabajo del fisioterapeuta?

La fisioterapia consiste en atender y modificar las dificultades y anormalidades del movimiento de una persona 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4. ¿Quién puede beneficiarse de la fisioterapia? ¿Qué tipos de lesiones y patologías has tratado más habitualmente?

Toda persona que tenga una dificultad para moverse, soportarse sentado, de pie…., que tenga dolor de espalda, hombros….

Me he dedicado a la parálisis cerebral aunque empecé tratando adultos con problemas neurológicos, o con traumatismos, o con accidentes cerebrovasculares……

5. En alguna ocasión se ha denunciado la existencia del intrusismo de personal no cualificado en el mundo de la Fisioterapia ¿Qué debemos tener en cuenta cuando buscamos o necesitamos a un profesional de la fisioterapia? ¿Qué deberíamos exigir en un centro antes de someternos a una sesión de fisioterapia o rehabilitación?

Siempre ha habido intrusismo y cada vez hay más. Un fisioterapeuta ha de estar formado sobre todo en el movimiento normal y patológico de las personas. Las causas para que un paciente tenga problemas de movimiento son múltiples.

A la hora de elegir, hay que buscar un buen profesional y pedir referencias de su trabajo. Lo que tenemos que exigir es que esté especializado en nuestra dolencia (origen neurológico, osteopatía, traumatismos…..) y esperar resultados positivos.

6. ¿En qué pensabas cuando estabas tratando a una persona? ¿Cuál es la parte más gratificante de la profesión?

 Siempre pienso en cómo puedo cambiar su situación anómala. Lo más gratificante es lograrlo con empeño.

7. ¿Cuál es la clave para ser un/una buena fisioterapeuta? El mejor complemento de la fisioterapia es…

La formación y después la experiencia con los pacientes, teniendo muy claro que eres capaz de modificar sus problemas.

8.¿Qué importancia tiene la empatía en el tratamiento con los pacientes?

Es imprescindible; si no hay empatía con el paciente no hay posibilidad de éxito.

9. Para finalizar, dinos la frase que más encaja contigo como fisioterapeuta.

 “EL MOVIMIENTO ES VIDA”

 

 

Atención sanitaria integral de los Trastornos de la Conducta Alimentaria

Es innegable que el marketing de la belleza es un negocio a gran escala en muchos ámbitos de la vida. Sabemos que los medios de comunicación influyen, pero es casi imposible tomar conciencia del poder que ejercen sobre cada uno de nosotros. La persona tiene un “esquema” perceptivo/emocional que le dice si se ajusta o no a los patrones de belleza que la sociedad propone e impone. Pero quien sigue esta consigna al pie de la letra se arriesga a tener que pagar un alto precio en términos de salud física y psíquica. Quizá esto explique el aumento paulatino de la aparición de trastornos relacionados con la imagen corporal y con la alimentación.

Cuando la obsesión por la delgadez supone un problema

¿Conoces la diferencia entre anorexia y bulimia? Os detallamos todo lo que necesitas saber para detectar estos trastornos a tiempo y que seas capaz de ponerle freno antes de que mermen la salud física o mental de alguien a quien quieres.

Aunque ambos son trastornos de la conducta alimentaria (TCA), una diferencia entre anorexia y bulimia radica en la forma en la que la persona afectada se comporta ante la comida. De hecho, a veces el paciente sufre ambos trastornos, ya sea de manera sucesiva o alternándolos. Por un lado, la anorexia se caracteriza por un miedo a engordar, acompañado por la sensación de verse y sentirse gordo/a, por lo que la persona deja de comer. Por otro lado, la bulimia no sólo implica el componente del miedo a estar gordo o a engordar, sino que, además, el bulímico padece un sentimiento de descontrol ante la comida. De hecho, en este caso, el individuo come desmesuradamente y, puesto que se siente culpable, acto seguido se provoca el vómito.

Los TCA aparecer con mayor incidencia en la adolescencia, aunque también pueden manifestarse en la edad adulta. Tanto es así, que aunque creamos que es prácticamente imposible ver a un adulto mayor con anorexia o bulimia, la verdad es que estos casos ocurren y es importante conocerlos para poder ponerles igualmente remedio.

Por ejemplo podemos escuchar el siguiente discurso: “Esta es la primera vez, después de 44 años, que le digo a alguien que cuando era adolescente comía en exceso y después me provocaba el vómito… actualmente, de vez en cuando lo vuelvo a hacer porque no me gusta la forma de mi cuerpo, porque he subido mucho de peso… pero, qué vergüenza me daría que mis hijas se enterarán de esto…”, pues bien, estas palabras podrían ser de cualquier paciente de más de 60 años.

El grave problema de los trastornos de alimentación en adultos mayores es que se desconoce que también a su edad pueden ocurrir, entonces muchos familiares relacionan los síntomas de pérdida de peso y vómito como síntomas normales del envejecimiento en lugar de relacionarlos con un trastorno mental.

Además de que los trastornos alimenticios pueden surgir en edades avanzadas, lo que también puede ocurrir es que muchas de estas personas hayan sufrido trastornos alimenticios en su juventud y estén teniendo recaídas.

Una de las principales preocupaciones sobre los trastornos alimenticios es que tienen efectos devastadores en casi todos los sistemas del cuerpo. En la vejez, estos sistemas son menos resistentes sólo por el proceso de envejecimiento, por lo que los trastornos de alimentación pueden erosionarlos más grave y rápidamente.

Una recuperación posible con la atención adecuada

Entre los mayores mitos alrededor de los TCA está la creencia de que es una elección, es decir, un acto voluntario, caprichoso… y no un trastorno psicológico. Otras personas piensan que es una alteración de la que es imposible recuperarse. Ambas creencias son erróneas.

Actualmente la investigación señala, como media entre los diferentes trastornos, que un 50% de las personas que padecen un TCA, con ayuda de un tratamiento médico y psicológico, podrán recuperarse totalmente.

Patricia, andaluza y madre de una joven con anorexia, ha echado mano de Change.org para reclamar unidades especializadas en trastornos de la conducta alimentaria, es decir, un lugar donde den una atención integral a personas con anorexia y bulimia. Entregó las más de 315.000 firmas que ha recogido para que Andalucía tenga su propia unidad especializada, como ya sucede en algunas comunidades autónomas. Aleixandra, hija de Patricia, padece anorexia desde los 13 años y a sus 21 ha estado cerca de morir en varias ocasiones.

Gracias a este movimiento, la Junta de Andalucía se ha comprometido a abrir dos de estas unidades especializadas en septiembre. Patricia está feliz con todo lo que está consiguiendo con su campaña, pero no descansará hasta que este compromiso sea una realidad.

Recordemos que la soledad, el aislamiento social y la falta de recursos hace que muchos mayores dejen de comer. Algunos llegan a perder varios kilos en un mes. Aunque tu ser querido no esté listo para reconocer que tiene un problema con la comida, puedes iniciar el camino expresando tu preocupación y tu deseo de escuchar.

Resiliencia

“Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas ni las más inteligentes sino aquellas que  mejor se adaptan al cambio.”

Charles Darwin

Este post lo escribe nuestra compañera Sonia Cuenca de la Casa Psicóloga General Sanitaria. Master en Terapia Familiar y de Pareja. Intervención con Adultos, Adolescentes, Parejas y Familias. Especialista en Familias y Nuevas Tecnologías, Formadora de Talleres de entrenamiento en Habilidades sociales e Inteligencia Emocional. Especialista en Crianza saludable y Parentalidad Positiva. Intervención con Tercera Edad y Escuelas de Abuelos Educadores. Consultora de salud y bienestar emocional

¿Cómo nos enfrentamos a los momentos difíciles de la vida?, ¿Tenemos la sensación de que no sabemos afrentar los problemas, cambios y/o eventos traumáticos de la vida como deberíamos?

La APA, (Asociación Americana de Psicología), define la Resiliencia como “el proceso de adaptarse bien a la adversidad, a un trauma, tragedia, amenaza, o fuentes de tensión significativas, como problemas familiares o de relaciones personales, problemas serios de salud o situaciones estresantes del trabajo o financieras. Significa «rebotar» de una experiencia difícil, como si uno fuera una bola o un resorte”.

Superar una situación vital traumática o complicada, no te hace resiliente per se. Puedes superar situaciones complicadas pero de una manera poco adaptativa.

 

 

 

 

 

En Psicología, afrontar, superar los problemas y adversidades de la vida, saliendo incluso fortalecidos es lo que distingue a una persona resiliente de otra que no lo es.

El ser humano es resiliente por naturaleza, no es un proceso extraordinario como se piensa ni es una característica que se tiene o no se tiene. Ser resiliente implica desarrollar y adquirir pensamientos y conductas que se pueden aprender.

 

El camino hacia la Resiliencia, no es un camino fácil. Todo lo contrario, es un camino en el cual el dolor, la angustia y la tristeza suelen ir de nuestra mano y es complicado deshacernos de ellos.

¿Cómo podemos desarrollar nuestra Resiliencia?

  1. ¡Relaciónate! ¡Establece buenas relaciones dentro y fuera de tu familia. Acepta su ayuda,¡ ríete, disfruta, pásalo bien¡
  2. Las crisis existen, son parte de la vida, y pueden superarse. Depende de cómo lo interpretes y la lectura que hagas de ellas.
  3. Acepta que el cambio es parte de la vida. Puede que los objetivos que te habías propuesto ahora sean inalcanzables, céntrate entonces en todo lo que has conseguido.
  4. Establece metas y objetivos, pero que sean realistas y flexibles. ¡Vamos a ir poco a poco¡.
  5. Por mucho que los ignoremos o los neguemos, los problemas no desaparecen.
  6. Busca la oportunidad para conocerte y descubrirte a ti mismo. Eres más fuerte de lo que piensas.
  7. Confía en ti y no te dejes llevar por la inmediatez. Todo requiere su tiempo.
  8. Busca ayuda profesional si lo necesitas.
  9. Huye de aquellos que te dicen que estás instalado en “tu zona de confort”. No ayudan.
  10. Toma el control de tu vida. El miedo es el enemigo de la Resiliencia.

Película, “El circo de las Mariposas”. Un buen ejemplo de superación y Resiliencia.

En Gerosol Asistencia pondremos en marcha próximamente, un proyecto de atención centrada en el APOYO Y ASESORAMIENTO PSICOLÓGICO, con

  • “Grupos de apoyo psicológico para familiares y/o cuidadores principales”.

Nuestro objetivo será ofrecer apoyo emocional, estrategias de afrontamiento, asesoramiento y apoyo psicológico a personas que están atravesando una situación complicada asociada a un momento de crisis.

Se impartirán en las instalaciones de Gerosol Asistencia.

  • Psicoterapia Individual, Familiar y de Pareja.

Con el apoyo psicológico te acompañamos y entrenamos en estrategias para afrontar las dificultades que pueden alterar la estabilidad personal, y así fortalecer la vida familiar, laboral y social.

Sesiones a domicilio / instalaciones de Gerosol Asistencia (a elegir).

Las sesiones serán a cargo de Sonia Cuenca de la Casa.

 

Disfagia: no sólo es lo que comes sino cómo lo comes

La alimentación es un proceso fundamental en la vida de todos nosotros, puesto que nos garantiza los aportes nutricionales necesarios para sobrevivir. Pero la alimentación no es solo el acto de comer, es mucho más que alimentarse, es un placer sensorial que proporciona momentos de comunicación, de transferencia de afecto, fortalecimiento de vínculos, e integración en grupos sociales. En nuestra cultura, nuestra vida social se desarrolla en torno a la comida, e incluso aprendemos hábitos y rutinas alrededor de la misma.

La alimentación comienza por la deglución

Algo que parece tan sencillo como tragar es en realidad una acción muy compleja en la que participan numerosos músculos y nervios, y pensamos que no tienen importancia hasta que tenemos problemas de deglución o digestión, entre otros. En particular, la dificultad para deglutir o tragar alimentos, sólidos o líquidos de manera correcta se conoce como disfagia.

La disfagia no es una enfermedad sino un síntoma, el indicio de un trastorno que puede ser de origen neurológico, como daño cerebral adquirido, enfermedades neurodegenerativas (Alzheimer o Párkinson) o parálisis cerebral infantil, o derivado también de complicaciones estructurales, causadas por ejemplo por envejecimiento natural.

 

 

 

 

 

El objetivo de una correcta deglución es evitar el paso del alimento a las vías respiratorias y contribuir por tanto a que la persona esté bien nutrida e hidratada. Para ello, es primordial adaptar la textura y consistencia de la dieta a cada situación. En este sentido, habrá que tener en cuenta el tipo de disfagia que presenta la persona. Podemos diferenciar entre dos tipos de dieta en función de la textura:

Dieta de fácil masticación

Elegiremos alimentos blandos, de textura suave y uniformes. Como ejemplo encontramos:

  • Lácteos: leche con espesante o yogur, flan y natillas. Evitaremos el arroz con leche, el queso fresco y quesos muy curados que se cuarteen.
  • Carnes, pescados y huevos: elegiremos las carnes blandas tipo muslo de pollo, albóndigas de ternera, hamburguesa, pescados sin espina y sin piel, tortilla francesa o de patata. Se cocinarán con salsas espesas para facilitar la masticación y la deglución.
  • Frutas y verduras cocinadas incluso trituradas si se desea.
  • Legumbres, patatas, pasta y arroz: en el caso de la legumbre mejor tomarla triturada y pasada por el pasapurés para evitar pequeños trozos de piel. La pasta se puede cocinar con verduras o salsa de tomate espeso y el arroz se puede tomar junto con la verdura o con la legumbre en puré para aportar hidratos de carbono. La patata se puede tomar cocida o como otro ingrediente en los purés.

Dieta triturada

 

 

 

 

 

Elegiremos esta opción cuando no haya posibilidad de tomar la dieta de fácil masticación. Los platos se prepararán triturados, de la manera más homogénea posible y espesados si hace falta una consistencia tipo pudding. Para ello elegiremos los alimentos mencionados en la dieta de fácil masticación y los trituraremos y espesaremos hasta conseguir una textura adecuada.

Existen en el mercado gelatinas para elaborar en casa que se pueden añadir a todo tipo de líquidos (agua, leche, zumo…) y que resultan muy importantes para mantener una hidratación adecuada. También con este objetivo encontraremos aguas gelificadas comerciales con o sin azúcar. Podemos utilizar además espesantes comerciales para dar la consistencia necesaria a los líquidos.

Resulta importante destacar algunos alimentos que tienen un riesgo elevado para quienes sufren disfagia:

  • Los que mezclan distintas consistencias: arroz con leche, sopa con fideos, yogur con muesli, fruta en almíbar con su caldo…
  • Los que contengan líquido al morderlos: naranja, mandarina, uva…
  • Alimentos con espinas, pepitas, pellejos o grumos, como puré poco pasado, sandía, aceituna, fruta con piel…
  • Alimentos secos que se desmiguen. Por ejemplo, galletas, queso curado, biscotes, patatas chips.
  • Alimentos que se pueden quedar pegados al paladar como el plátano o las bases de algunos pasteles.
  • Alimentos fibrosos como la piña, naranja, espárragos o borraja.

Como hemos visto, las alteraciones de la deglución pueden surgir por diversos motivos, pero en la mayoría de las patologías que la acompañan la persona está consciente y con ganas de participar de su vida familiar, empresarial o de ocio, y el hecho de poder contar con ideas asequibles para tener buenas y equilibradas ingestas es la mejor colaboración.

En Gerosol, tratamos que el momento de comer para todas las personas que atendemos con estas dificultades sea un placer para el paladar.

logo-suma-de-todosEMPRESA AUTORIZADA POR LA CONSEJERÍA DE POLITICAS SOCIALES Y FAMILIA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID.
Gerosol Asistencia presta sus servicios en todo el territorio regional.
Números de autorización S2941, S5424 y S6584 (Rehabilitación Médico Funcional), posee todos los certificados necesarios para prestar sus servicios con la máxima garantía de calidad.

Satellite
CENTRO ACREDITADO por la D. G. de Coordinación de la Dependencia para la prestación del CHEQUE SERVICIO.

Si desea solicitar más información sobre este servicio, cómo tramitarlo y los requisitos necesarios para su gestión, puede hacer link en el siguiente enlace

.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Llámanos!