Posts sobre Hidratación

Disfagia: no sólo es lo que comes sino cómo lo comes

La alimentación es un proceso fundamental en la vida de todos nosotros, puesto que nos garantiza los aportes nutricionales necesarios para sobrevivir. Pero la alimentación no es solo el acto de comer, es mucho más que alimentarse, es un placer sensorial que proporciona momentos de comunicación, de transferencia de afecto, fortalecimiento de vínculos, e integración en grupos sociales. En nuestra cultura, nuestra vida social se desarrolla en torno a la comida, e incluso aprendemos hábitos y rutinas alrededor de la misma.

La alimentación comienza por la deglución

Algo que parece tan sencillo como tragar es en realidad una acción muy compleja en la que participan numerosos músculos y nervios, y pensamos que no tienen importancia hasta que tenemos problemas de deglución o digestión, entre otros. En particular, la dificultad para deglutir o tragar alimentos, sólidos o líquidos de manera correcta se conoce como disfagia.

La disfagia no es una enfermedad sino un síntoma, el indicio de un trastorno que puede ser de origen neurológico, como daño cerebral adquirido, enfermedades neurodegenerativas (Alzheimer o Párkinson) o parálisis cerebral infantil, o derivado también de complicaciones estructurales, causadas por ejemplo por envejecimiento natural.

 

 

 

 

 

El objetivo de una correcta deglución es evitar el paso del alimento a las vías respiratorias y contribuir por tanto a que la persona esté bien nutrida e hidratada. Para ello, es primordial adaptar la textura y consistencia de la dieta a cada situación. En este sentido, habrá que tener en cuenta el tipo de disfagia que presenta la persona. Podemos diferenciar entre dos tipos de dieta en función de la textura:

Dieta de fácil masticación

Elegiremos alimentos blandos, de textura suave y uniformes. Como ejemplo encontramos:

  • Lácteos: leche con espesante o yogur, flan y natillas. Evitaremos el arroz con leche, el queso fresco y quesos muy curados que se cuarteen.
  • Carnes, pescados y huevos: elegiremos las carnes blandas tipo muslo de pollo, albóndigas de ternera, hamburguesa, pescados sin espina y sin piel, tortilla francesa o de patata. Se cocinarán con salsas espesas para facilitar la masticación y la deglución.
  • Frutas y verduras cocinadas incluso trituradas si se desea.
  • Legumbres, patatas, pasta y arroz: en el caso de la legumbre mejor tomarla triturada y pasada por el pasapurés para evitar pequeños trozos de piel. La pasta se puede cocinar con verduras o salsa de tomate espeso y el arroz se puede tomar junto con la verdura o con la legumbre en puré para aportar hidratos de carbono. La patata se puede tomar cocida o como otro ingrediente en los purés.

Dieta triturada

 

 

 

 

 

Elegiremos esta opción cuando no haya posibilidad de tomar la dieta de fácil masticación. Los platos se prepararán triturados, de la manera más homogénea posible y espesados si hace falta una consistencia tipo pudding. Para ello elegiremos los alimentos mencionados en la dieta de fácil masticación y los trituraremos y espesaremos hasta conseguir una textura adecuada.

Existen en el mercado gelatinas para elaborar en casa que se pueden añadir a todo tipo de líquidos (agua, leche, zumo…) y que resultan muy importantes para mantener una hidratación adecuada. También con este objetivo encontraremos aguas gelificadas comerciales con o sin azúcar. Podemos utilizar además espesantes comerciales para dar la consistencia necesaria a los líquidos.

Resulta importante destacar algunos alimentos que tienen un riesgo elevado para quienes sufren disfagia:

  • Los que mezclan distintas consistencias: arroz con leche, sopa con fideos, yogur con muesli, fruta en almíbar con su caldo…
  • Los que contengan líquido al morderlos: naranja, mandarina, uva…
  • Alimentos con espinas, pepitas, pellejos o grumos, como puré poco pasado, sandía, aceituna, fruta con piel…
  • Alimentos secos que se desmiguen. Por ejemplo, galletas, queso curado, biscotes, patatas chips.
  • Alimentos que se pueden quedar pegados al paladar como el plátano o las bases de algunos pasteles.
  • Alimentos fibrosos como la piña, naranja, espárragos o borraja.

Como hemos visto, las alteraciones de la deglución pueden surgir por diversos motivos, pero en la mayoría de las patologías que la acompañan la persona está consciente y con ganas de participar de su vida familiar, empresarial o de ocio, y el hecho de poder contar con ideas asequibles para tener buenas y equilibradas ingestas es la mejor colaboración.

En Gerosol, tratamos que el momento de comer para todas las personas que atendemos con estas dificultades sea un placer para el paladar.

Neumonía: Esfuerzo hasta para respirar

Descienden los termómetros y llegan las enfermedades más frecuentes asociadas al invierno, como la gripe, catarros, bronquitis o faringitis, que afectan principalmente a las vías respiratorias y otras más graves como la neumonía. De hecho, en los adultos de más de 65 años, los casos de neumonía se dan con más frecuencia debido a que tienen una menor reserva respiratoria y una capacidad inmunológica disminuida, siendo una afección muy grave que puede tener consecuencias peligrosas.

Infección a nivel pulmonar

Los pulmones están formados por unos pequeños “sacos” llamados alveolos que, en el caso de las personas sanas, se llenan de aire al respirar. La neumonía o pulmonía son términos que se refieren a la infección de uno o ambos pulmones, causada por virus, bacterias, hongos o parásitos. Estas infecciones vienen acompañadas de una gran respuesta inflamatoria sobre el pulmón, que deriva en un proceso respiratorio doloroso y una limitación en la absorción de oxígeno.

La infección puede desarrollarse a través de tres vías distintas: por aspiración desde la nariz o la faringe, por inhalación o por vía sanguínea. El mecanismo más frecuente es la aspiración de microorganismos desde las vías respiratorias más altas, como boca y nariz.

No existe un cuadro único de signos y síntomas que se ajuste en todos los pacientes, pudiendo variar en función de la edad, la condición médica anterior y el agente infeccioso individual. No obstante, las manifestaciones típicas son tos, expectoración, falta de aire, fiebre o dolor torácico, aunque también puede desarrollarse confusión, somnolencia, caídas o deterioro funcional entre otras posibilidades.

También es importante remarcar que la neumonía como tal no es contagiosa, pero los virus y las bacterias que la provocan sí. Esto significa que por estar en contacto con enfermos de neumonía no necesariamente tendremos esta enfermedad, sino que podemos desarrollar otros síntomas relacionados con afecciones respiratorias como congestión, dolores de garganta, tos…

Una atención extrema y un tratamiento adecuado.

El tratamiento que se utiliza para combatir la neumonía es a base de antibióticos y antivirales, pero siempre adaptándose a la gravedad de cada paciente. Todos los pacientes, tratados en casa o en el hospital, deben tener especial cuidado de sí mismos durante el período de convalecencia. Esto incluye descansar adecuadamente por la noche y echar una siesta durante el día, si es necesario.

En los casos más leves el paciente puede permanecer en su domicilio, pero en casos más severos, bien por la condición del paciente que lo tiene, la gravedad de la neumonía o incluso la situación social, puede ser necesario un ingreso hospitalario.

Ayer, día 12 de noviembre se celebró como cada año el Día Mundial de la Neumonía. Con esta efeméride se quiere llegar a todos los públicos en general para sensibilizar y dar a conocer la enfermedad, que a lo largo del año se lleva la vida de muchos niños y adultos mayores.

En Gerosol Asistencia, nos preocupamos y trabajamos por el bienestar de nuestros mayores con esta patología u otras. Por eso, creemos que en casa es muy importante mantener todas las indicaciones, utilizando todos los medicamentos recetados por el médico. Además de esto, es necesario tener otros cuidados para acelerar el tratamiento como evitar salir de casa durante todo el tratamiento; beber alrededor de dos litros de agua al día, para evitar la deshidratación; evitar usar medicamentos para la tos sin indicación del médico y vestir ropa adecuada a la temperatura, evitando cambios bruscos.

La neumonía constituye un problema actual y un reto futuro. Este objetivo puede ser utilizado por los profesionales que participan en la asistencia de esta afección en cualquier nivel de atención. Su aplicación pudiera mejorar la atención médica, disminuir la letalidad, los costos y mejorar la calidad de vida.

Fuente de información:

http://www.medwave.cl/link.cgi/Medwave/PuestaDia/Cursos/3400?ver=sindiseno

Ser mayor y disfrutar del verano es posible

El verano ya está aquí y con él, la época del año más esperada por muchos. El buen tiempo, las vacaciones y el tiempo libre, son algunos de los factores que hacen que el periodo estival sea un oasis en medio de la rutina que nos arrastra a la melancolía durante el resto del año. Tanto para los más jóvenes, como para los más mayores, el verano ofrece muchas alternativas y actividades únicas para realizar. ¿Quién ha dicho que la tercera edad sea aburrida?

Salir de la rutina y conocer nuevas opciones

Considerando que los adultos mayores suelen tener unas circunstancias de vida y de salud particulares, en el sentido de que tienen limitaciones tanto económicas como físicas, es fundamental que el viaje y las vacaciones sean completamente adaptados a sus necesidades, de forma que la experiencia sea lo más grata posible para ellos, y que logren sentirse seguros y tranquilos en el tiempo de esparcimiento que se tomen para viajar.

En cuanto al destino, podemos distinguir entre lugares con actividades de turismo adaptadas a las personas mayores con y sin dependencia: excursiones tranquilas, caminatas, conferencias, visitas culturales, bailes, torneos de cartas, salas de lectura y televisión o actividades físicas (yoga, pilates, taichí, natación, gimnasia, etc.). Además, muchos de estos lugares cuentan con infraestructuras adaptadas a las personas mayores, teniendo playas con accesos cercanos, rampas, baños y duchas para personas con dependencia, e inclusive servicios de asistencia específicos para personas de la tercera edad, todo con el objetivo de hacer la experiencia más agradable.

Por otra parte, el dicho “nunca es tarde si la dicha es buena” es una buena frase para aplicarla aquí. Muchas personas aprovechan estar jubiladas para estudiar aquello que por cualquier razón no pudieron hacer antes. Es un buen momento para adquirir nuevos conocimientos. De hecho, cada vez son más las universidades que ofrecen programas de “escuela de mayores”, donde aquellas personas mayores de 65 años pueden optar a una titulación universitaria. En las bibliotecas y centros culturales es común ver inscripciones para diferentes tipos de talleres y cursos. Simplemente hay que encontrar el adecuado e inscribirse. También es recomendable adentrarse en el mundo de las nuevas tecnologías: crear un blog, leer sobre temas de interés en Internet, manejarse en las redes sociales, o saber usar programas de comunicación online como Whatsapp o Skype.

¿Qué mejor forma de despertar a los sentidos que hacer un poco de turismo gastronómico? Muchas regiones y ciudades proponen distintos tours y visitas gastronómicas. A pesar de lo que podamos pensar, estas visitas no equivalen a comer hasta reventar, sino a degustar especialidades, platos y bebidas locales. Son recorridos muy tranquilos y nada vertiginosos que permiten una asimilación sensorial muy interesante de cada pueblo recorrido. Son perfectos para personas mayores porque sin duda las personas con más experiencia, disfrutan más y mejor de los pequeños placeres exquisitos de la vida.

Disfrutar en familia de actividades cotidianas

El verano es una gran ocasión para poder pasar mucho tiempo jugando a la vez que potenciamos ciertas habilidades cognitivas que nos pueden resultar de mucha utilidad. Juegos de memoria, puzzles, acertijos, etc. Hay un sinfín de opciones.

Si eres de las personas que te quedas en Madrid, puedes aprovechar para ir al cine, a un museo o al teatro, a pasear por el Retiro, o realizar alguna escapada a la sierra. Muchas son las alternativas y propuestas para que el verano en Madrid sea una experiencia igualmente única y gratificante.

Sentarse y ver el amanecer o el atardecer. A muchas personas mayores les gusta levantarse temprano. Esta es la oportunidad perfecta para disfrutar de la fresca mañana con un zumo o un café.

Normalmente las personas de más edad suelen ser abuelos, por ello ¿qué mejor actividad que pasar tiempo con los nietos? Aprende a jugar con ellos y saca el niño que hay en ti.

Debemos tener siempre muy presente que cuidar de nuestros mayores no solo es que tengan atendidas las necesidades físicas, es también hacerles partícipes de las decisiones y consensuar con ellos cómo se gestiona el tiempo. Por este motivo, en Gerosol Asistencia trabajamos por tu calidad de vida y la de los tuyos.

De todas las actividades propuestas, ¿cuáles te gustaría hacer? si nos lees y estás pensando en tus padres o tus abuelos ¿no crees que es buena idea reservar una tarde para hacer alguna actividad con ellos? ¡Anímate!

El agua potable segura es esencial

Un europeo consume hasta 30 litros diarios de agua, cantidad con la que vive una familia africana durante días. Un elemento tan vital y con un valor tan diferente dependiendo del lugar dónde hayas nacido. Tareas cotidianas como bañarse, lavarse los dientes o beber un trago de agua no suponen una tarea difícil para un ciudadano del mundo occidental. Sin embargo, para muchos habitantes de zonas rurales de África, Asia y América Latina, poder conseguir un poco de agua supone tener que recorrer a pie decenas de kilómetros equipados con bidones de plástico o barreños de metal, sin la garantía de que el agua que consumen sea apta para el consumo humano. Pero sería magnífico lograr que el agua fuera segura para el consumo con sólo dejarla al sol un par de horas, sin usar baterías ni químicos ni ningún otro combustible más que la energía solar, ¿verdad?

Un método rápido de purificación

Petra Wadstroem, una diseñadora de Suecia, inventó un maletín llamado Solvatten que purifica el agua utilizando la energía solar. Actualmente, Solvatten proporciona purificantes de agua para gente que no tiene acceso al agua limpia en 45 países, la mayoría en África.

Su inventora creó el producto pensando en la gente que vive con agua sucia alrededor del mundo y en los niños que están padeciendo enfermedades por ella, lo cual es fácilmente prevenible. Solvatten ha sido probado en Kenia y Nepal con buenos resultados y las respuestas han sido positivas por que la facilidad de uso, pues no se necesitan conocimientos técnicos para entender cómo emplearlo.

Mediante este maletín de plástico, se pueden purificar hasta diez litros de agua. El recipiente se abre como si fuera un libro, y cada una de las mitades consta de superficies acrílicas transparentes, consistentes de una malla densa de moléculas que permiten el acceso de los rayos ultravioleta.

Cuando el Solvatten se activa y queda expuesto al sol, el agua se calienta hasta aproximadamente 55 °C, por lo que las bacterias no se reproducen. Al cabo de un par de horas, una carita feliz de color verde aparece en medio de los dos paneles para indicar al usuario que el agua está lista para consumirse.

2020 como fecha de estabilización de su uso

Este descubrimiento proporciona agua purificada y caliente donde es necesario, sin quemar combustibles y sin necesidad de utilizar químicos, evitando también el uso de carbón o leña, lo que disminuye la deforestación. Tiene una durabilidad de entre 7 y 10 años y un sólo bidón cubre las necesidades de una familia de 5-6 miembros.

La ONG Soroptimist International las vende ahora a las mujeres de Kenia a través de once clubes por 1.000 chelines la unidad, unos 8 euros. El objetivo es que un millón de personas utilicen los bidones para 2020.

Tenemos que creer que hay una vida mejor en el horizonte. Todo el mudo debería tener acceso a agua potable y segura en su casa, puesto que se trata de un derecho fundamental. También debemos considerarnos, por lo tanto, personas afortunadas que podemos disfrutar del agua no sólo para vivir y alimentarnos, sino también, para desarrollar actividades de ocio.

Fuente de información

https://agua.org.mx/biblioteca/filtro-purificador-solar-portatil/

Con el frío, mayor atención a nuestros mayores

Ha tardado en llegar, pero parece que el frío llama a la puerta… ¡lo normal cuando llegamos a estas fechas! Aun así, esta temporada invernal no suele ser una buena amiga para los mayores. Las temperaturas extremas propias del verano como del invierno afectan negativamente a cualquier ser humano, pero en el caso de nuestros mayores, con más razón, por eso queremos ayudarte a cuidar a las personas mayores en invierno como se merecen.

Son muchos los aspectos a tener en cuenta al cuidar personas mayores durante la época invernal, desde el aparato respiratorio, pasando por los hábitos alimenticios y hasta proporcionar un cuidado especial a la piel.

Mantener las estancias calefactadas y llevar ropa abrigada

La temperatura del domicilio no debe ser inferior a 21ºC. En invierno, se producen numerosos accidentes por inhalación de monóxido de carbono, e incluso incendios en el domicilio, por emplear determinados sistemas de calefacción. En el caso de las personas mayores, sobre todo si viven solas o sufren alguna patología que les limite, es necesario asegurarse de prevenir estos riesgos, y para ello lo más adecuado son los radiadores eléctricos.

En invierno también hay que prestar más atención a la ropa. Es mejor ponerse varias capas, que se puedan quitar con facilidad cuando se acceda a lugares donde la temperatura sea más elevada. Los pies y la garganta deben ir bien abrigados, y hay que utilizar un gorro o capucha para la cabeza porque por ella se escapa la cuarta parte del calor corporal.

Dieta y actividad física como aliados contra los virus

Los mayores siempre dicen que en estas fechas lo que mejor entra es una sopa, y no dejan de tener razón. Sopas, cremas, legumbres e infusiones no pueden faltar en la dieta de invierno. Tampoco las frutas de temporada, especialmente los cítricos, que además de suponer un buen aporte de vitaminas, nos hidratan. Con el frío disminuye la sensación de sed, pero el riesgo de deshidratación existe, igual que en verano. Así que no hay que olvidar beber con frecuencia.

La personas mayores deben mantener la actividad física en invierno, no sólo porque favorece el bienestar en general, sino porque de esta forma se genera calor. Sin embargo, se debe ser prudente y los días de lluvia, nieve y viento en los que existe riesgo elevado de caídas es más conveniente realizar la actividad física en casa. Si se sale mejor que sea en coche.

Los virus que causan los resfriados y la gripe circulan con mayor frecuencia y la tasa de contagio aumenta por el hecho de estar en ambientes cerrados y mal ventilados. Aunque un resfriado no es una enfermedad que deba preocuparnos para la población en general (con reposo la pasamos en una o dos semanas), debemos tener especial cuidado con los grupos de mayor riesgo: personas mayores de 65 años, embarazadas y personas con enfermedades crónicas.

El aseo diario es clave para mantener la salud de la piel, sobre todo de las personas encamadas. Durante todo el año, pero en invierno especialmente, hay que asegurarse de que secamos bien a la persona mayor, sobre todo en los pliegues cutáneos. Es recomendable hacerlo mediante toques suaves con la toalla para evitar la fricción. También resulta fundamental estar pendiente de hidratar, proteger y nutrir la piel para evitar descamaciones y grietas.

Curiosamente en países del norte de Europa, más acostumbrados al frío, las consecuencias del mismo son menores ya que están más preparados. Este hecho nos dice que la prevención de enfermedades y accidentes por el frío es posible y está en nuestras manos. Por último insistimos, es primordial estar pendientes de familiares o vecinos que puedan estar en situación de vulnerabilidad ante el frío (ancianos que viven solos, enfermos crónicos, individuos o familias con bajos recursos, mendigos, etc.).

 

Fuente de información

http://salud.facilisimo.com/blogs/mayores/consejos-para-combatir-el-frio_739491.html

 

logo-suma-de-todosEMPRESA AUTORIZADA POR LA CONSEJERÍA DE POLITICAS SOCIALES Y FAMILIA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID.
Gerosol Asistencia presta sus servicios en todo el territorio regional.
Números de autorización S2941, S5424 y S6584 (Rehabilitación Médico Funcional), posee todos los certificados necesarios para prestar sus servicios con la máxima garantía de calidad.

Satellite
CENTRO ACREDITADO por la D. G. de Coordinación de la Dependencia para la prestación del CHEQUE SERVICIO.

Si desea solicitar más información sobre este servicio, cómo tramitarlo y los requisitos necesarios para su gestión, puede hacer link en el siguiente enlace

.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Llámanos!