Posts sobre Menores

Neumonía: Esfuerzo hasta para respirar

Descienden los termómetros y llegan las enfermedades más frecuentes asociadas al invierno, como la gripe, catarros, bronquitis o faringitis, que afectan principalmente a las vías respiratorias y otras más graves como la neumonía. De hecho, en los adultos de más de 65 años, los casos de neumonía se dan con más frecuencia debido a que tienen una menor reserva respiratoria y una capacidad inmunológica disminuida, siendo una afección muy grave que puede tener consecuencias peligrosas.

Infección a nivel pulmonar

Los pulmones están formados por unos pequeños “sacos” llamados alveolos que, en el caso de las personas sanas, se llenan de aire al respirar. La neumonía o pulmonía son términos que se refieren a la infección de uno o ambos pulmones, causada por virus, bacterias, hongos o parásitos. Estas infecciones vienen acompañadas de una gran respuesta inflamatoria sobre el pulmón, que deriva en un proceso respiratorio doloroso y una limitación en la absorción de oxígeno.

La infección puede desarrollarse a través de tres vías distintas: por aspiración desde la nariz o la faringe, por inhalación o por vía sanguínea. El mecanismo más frecuente es la aspiración de microorganismos desde las vías respiratorias más altas, como boca y nariz.

No existe un cuadro único de signos y síntomas que se ajuste en todos los pacientes, pudiendo variar en función de la edad, la condición médica anterior y el agente infeccioso individual. No obstante, las manifestaciones típicas son tos, expectoración, falta de aire, fiebre o dolor torácico, aunque también puede desarrollarse confusión, somnolencia, caídas o deterioro funcional entre otras posibilidades.

También es importante remarcar que la neumonía como tal no es contagiosa, pero los virus y las bacterias que la provocan sí. Esto significa que por estar en contacto con enfermos de neumonía no necesariamente tendremos esta enfermedad, sino que podemos desarrollar otros síntomas relacionados con afecciones respiratorias como congestión, dolores de garganta, tos…

Una atención extrema y un tratamiento adecuado.

El tratamiento que se utiliza para combatir la neumonía es a base de antibióticos y antivirales, pero siempre adaptándose a la gravedad de cada paciente. Todos los pacientes, tratados en casa o en el hospital, deben tener especial cuidado de sí mismos durante el período de convalecencia. Esto incluye descansar adecuadamente por la noche y echar una siesta durante el día, si es necesario.

En los casos más leves el paciente puede permanecer en su domicilio, pero en casos más severos, bien por la condición del paciente que lo tiene, la gravedad de la neumonía o incluso la situación social, puede ser necesario un ingreso hospitalario.

Ayer, día 12 de noviembre se celebró como cada año el Día Mundial de la Neumonía. Con esta efeméride se quiere llegar a todos los públicos en general para sensibilizar y dar a conocer la enfermedad, que a lo largo del año se lleva la vida de muchos niños y adultos mayores.

En Gerosol Asistencia, nos preocupamos y trabajamos por el bienestar de nuestros mayores con esta patología u otras. Por eso, creemos que en casa es muy importante mantener todas las indicaciones, utilizando todos los medicamentos recetados por el médico. Además de esto, es necesario tener otros cuidados para acelerar el tratamiento como evitar salir de casa durante todo el tratamiento; beber alrededor de dos litros de agua al día, para evitar la deshidratación; evitar usar medicamentos para la tos sin indicación del médico y vestir ropa adecuada a la temperatura, evitando cambios bruscos.

La neumonía constituye un problema actual y un reto futuro. Este objetivo puede ser utilizado por los profesionales que participan en la asistencia de esta afección en cualquier nivel de atención. Su aplicación pudiera mejorar la atención médica, disminuir la letalidad, los costos y mejorar la calidad de vida.

Fuente de información:

http://www.medwave.cl/link.cgi/Medwave/PuestaDia/Cursos/3400?ver=sindiseno

“Pequeños Amos de Casa es una gran solución para un problema global”

Hemos tenido el placer de hablar con Ana Sancho, creadora del proyecto “Pequeños amos de casa”, una iniciativa que pretende fomentar valores de igualdad a través de las tareas del hogar

Aprovechamos el momento para darle las gracias por habernos dedicado parte de su tiempo.

 

¡Empezamos la entrevista!

 

En primer lugar, Cuéntanos un poco sobre ti… ¿Quién es Ana Sancho?

Soy emprendedora nata, madre de dos niños y con ganas de mejorar el mundo.

 

Explícanos brevemente ¿en qué cosiste el proyecto denominado “Pequeños Amos de Casa”? ¿Desde cuándo está en marcha?

Es un proyecto educativo sobre corresponsabilidad e igualdad de género orientado a niños, niñas y adolescentes a través de las tareas del hogar. Comencé con él en septiembre de 2015.

¿Se trata de un proyecto local, autonómico y/o estatal? ¿Tienes previsto ampliar esta iniciativa a más ciudades de nuestro país?

Yo diría global. Pequeños Amos de Casa es una gran solución para un problema global. Educa en la igualdad, en la corresponsabilidad y en la conciliación con naturalidad e ingenio gracias a las tareas del hogar. Damos respuesta a las necesidades de esta sociedad de manera creativa.

Nos adaptamos a las necesidades de cada uno, bien sea con Talleres de Experiencias, Conferencias de sensibilización. www.pequeñosamosdecasa.com

¿Crees que educamos lo suficiente en igualdad?

Nunca es suficiente, ya que los resultados de momento no son los esperados por la sociedad. Queda mucho camino por recorrer pero cada vez estamos más cerca y si nos centramos en los más pequeños el acelerón será notable.

¿Por qué es necesario un aprendizaje en valores de corresponsabilidad? ¿Debemos enseñar los niños/as a que se responsabilicen de las tareas domésticas? ¿Por alguna razón no es algo que puedan aprender a hacer solos?

Partiendo de la base que es responsabilidad de todos dejar un mundo mejor, el inculcar valores de corresponsabilidad, igualdad, organización, trabajo en equipo, autonomía personal y conciliación es una apuesta segura para crear una sociedad fuerte y todo ello se enseña invitando a colaborar en las tareas del hogar a Grandes y Pequeños. La mejor forma de aprenderlo es siendo ejemplo los Grandes para los Pequeños. Esa fórmula no falla, hacemos y repetimos lo que vemos.

¿Cuáles son las reacciones más destacadas entre el colectivo infantil cuando se les presentan las distintas acciones a realizar?

Entusiasmo, Alegría, fuerza, motivación, voluntad…Son increíbles, una vez más son ellos quienes nos enseñan!

Estas actividades educativas de carácter domestico ¿tienen la misma acogida entre las madres que entre los padres?

Cada vez somos más conscientes de que la Familia es un EQUIPO y como tal tenemos que poner nuestro granito de arena para que funcione. Todos los miembros deben colaborar y aportar lo mejor de cada uno. Es importante valorar la tarea que cada uno realiza y no criticar el resultado. Por lo tanto, la acogida para todos los miembros de la familia es Positiva, una vez hemos tomado conciencia de los valores que potenciamos con ella.

 ¿A qué edad recomiendas iniciar a niños/as en la participación en las tareas del hogar? ¿Cómo podemos conseguir que los pequeños se motiven para obtener la colaboración de ellos/ellas en casa y qué beneficios aporta este aprendizaje?

Cuanto antes mejor, desde bien pequeños podemos invitarles a colaborar a participar en cualquier tarea del hogar acorde con la edad, (recoger juguetes, regar plantas, ordenar zapatos…..) cuanto antes inculquemos el hábito mejor para todos. La motivación se consigue creando hábito y dando ejemplo. Es importante entender que nadie ayuda a nadie, que todos colaboramos porque convivimos bajo el mismo techo y es nuestra responsabilidad. Muy importante no imponer tareas, son tantas que el dejar elegir siempre ayuda a que la colaboración fluya de una forma natural. Los beneficios que obtenemos son infinitos tanto para los miembros de la familia como para uno mismo.

¿Existe mayor conciencia al respecto en nuestra sociedad? (Sea cual sea el ámbito)

Sin duda. Es un gran motivo para sentirnos optimistas y ver que vamos por buen camino.  

Esperemos que con esta iniciativa se logren abran nuevos caminos hacia la educación en igualdad de género. Muchas gracias Ana por atendernos.

Enfermedades digitales: cada día más en auge

Las nuevas tecnologías ya no son tan nuevas y las dos décadas en las que gran parte del día a día de la sociedad se pasa delante de una pantalla no han sido baladí. Se han modificado rutinas y procesos con efectos muy positivos. Sin embargo, la salud de las personas no tolera los excesos, tampoco los tecnológicos. Por este motivo, cada vez son más frecuentes las llamadas tecnopatías o enfermedades tecnológicas.

Presta atención a los síntomas que te planteamos y date cuenta si es que te ves representado en alguna de estas descripciones. No tenemos duda, te vas a sorprender.

Nuestros sentidos se ven directamente afectados

Uno de los órganos de nuestro cuerpo que más sufre debido a este uso excesivo de las nuevas tecnologías es el ojo. Hay que reducir la intensidad de la luz con pantallas protectoras. El mecanismo de enfoque se puede ver resentido por una excesiva exposición a las pantallas.

La tendinitis es otra consecuencia provocada por el abuso de posturas poco naturales al usar el teclado, ratón, teléfono móvil…

También la pérdida de audición. Se da sobre todo en aquellas personas que escuchan, de forma habitual, música con auriculares a un volumen demasiado elevado, ya que el tímpano debilitado debe realizar un esfuerzo extra para recibir las ondas.

Además, abusar de la tecnología puede causar daños irreversibles en el sistema nervioso central, ya que los campos electromagnéticos emitidas provocan enfermedades relacionadas como vértigo, fatiga, trastornos del sueño, pérdida de memoria y desarrollo de tumores cerebrales.

También nos vemos afectados psicológicamente

Los perfiles de Facebook acostumbran a mostrar los mejores momentos de las personas. Al consultar estos perfiles y contemplar tanta alegría ajena, es posible que otros individuos que no atraviesan su mejor momento se sientan peor y sufran un vacío interior. En los casos más extremos, algunas personas pueden llegar a sufrir una depresión si comparan su vida con la de los demás. En otros casos, algunas personas sienten la necesidad de consultar los perfiles de otros para reducir su sentimiento de tristeza.

El miedo a no tener móvil se denomina nomofobia. Puede ser por haberlo dejado en casa, por no tener batería o por no encontrarlo y pensar que lo has perdido. La consecuencia es siempre la misma: ansiedad por parte del usuario.

El síndrome de la llamada fantasma probablemente te haya ocurrido. Sientes una vibración en el bolsillo y crees que alguien te está llamando. Pero no, no hay llamada perdida ni mensaje. A veces… ¡no hay ni siquiera teléfono! El 70% de los usuarios de móviles aseguran que han tenido alguna vez esa sensación. Según los expertos, se debe a un mecanismo de respuesta de nuestro cerebro.

Cibercondria, otro trastorno muy común. Los que lo sufren se convencen de que padecen alguna o varias enfermedades de cuya existencia se han enterado en Internet. El problema es que uno puede empezar a encontrarse realmente mal a causa del efecto nocebo, lo contrario al efecto placebo.

Efecto Google. Es cuando nuestro cerebro se niega a recordar información como consecuencia de la posibilidad de acceder a ella en cualquier momento. ¿Para qué aprender algo de memoria si los buscadores nos permitirán encontrar cualquier dato cuando lo necesitemos? El problema es que esta enfermedad pueden padecerla no solamente los que no tienen ganas de memorizar, sino todos los usuarios de Internet.

Estas son solo algunas de las enfermedades derivadas de las nuevas tecnologías. Sin embargo, aunque en el caso más extremo algunos podrían decir “basta de las TIC”, lo más sensato es que los individuos se moderen con los usos que les proporcionan a sus aparatos móviles. Indiscutiblemente vivimos en una sociedad hiperconectada a través de la autopista de la información; que, si bien ha transformado los paradigmas sociales frente a los comportamientos y acciones del ser humano, también ha producido innumerables alertas como: ¿nos dominan las tecnologías de la información?, o ¿dominamos a las tecnologías de la información?

Electrodependencia: Demos luz para seguir viviendo

¿Qué es y qué implica ser electrodependiente?

Electrodependencia es una condición de ciertas personas que, por una deficiencia en su salud, requieren de la utilización de un dispositivo eléctrico con suministro constante y en niveles de tensión adecuados Si dicho dispositivo se apaga o falla, las consecuencias pueden ser fatales.

Estas personas necesitan la electricidad para vivir. Y no nos referimos a que, como cualquiera de nosotros, viven en hogares en los que un apagón nos deja sin posibilidad de cocinar, alumbrarse o conservar los alimentos. Hablamos de personas que viven conectadas a una máquina porque, de no ser así, morirían en poco tiempo. Personas cuya factura eléctrica se ve multiplicada y que, si no quieren que un apagón resulte mortal, se tienen que comprar equipos autónomos. Lamentablemente, esto no siempre es suficiente para asegurar la vida de estas personas.

La electrodependencia y su desamparo

A pesar de la especial vulnerabilidad de estas personas, en España no existe ningún tipo de ayuda, ni existe ningún tipo de garantía de que el suministro no se cortará en su domicilio en caso de fallos en la red eléctrica o impago. En otros países, en cambio, se reconocen derechos especiales a los pacientes electrodependientes. Sin embargo, la desinformación de la población hacia estas ayudas y la mala gestión de las mismas sigue costando vidas inocentes. Este es el caso de Argentina, donde el pasado mes de junio, un corte de luz acabó con la vida de Valentino Ladislao, un niño argentino de cinco años con parálisis cerebral, conectado a un aparato que le permitía respirar.

 

La vida del pequeño Valentino nunca fue fácil. A los dos años un accidente doméstico le provocó la parálisis cerebral que padecía después de que su hermana mayor rompiese una ventana y un cristal acabase incrustado en su corazón. Desde entonces, el menor dependía de aspiraciones periódicas de la mucosidad que se acumulaba en sus pulmones y comenzó a necesitar un concentrador de oxígeno. El verdadero drama, sin embargo, comenzó el pasado lunes 18 de junio cuando la empresa de electricidad, Edesur, comenzó a realizar interrupciones de suministro en su barrio, al sur de Buenos Aires. Edesur asegura que la interrupción del suministro fue programada y que no les constaba en sus informes que hubiera una persona con esa dependencia allí, punto que su madre desmiente. Ésta asegura que intentó contactar con ellos telefónicamente, pero le dijeron que no podían darle información porque era deudora y fue cuando avisó de que el niño podía morir sin electricidad. Además, no era la primera vez que le cortaban la luz. La deuda de la familia es de 60.000 pesos argentinos (1.900 euros). Siguiendo el consejo de los médicos, la madre se resistió a llevar al niño al hospital dada la fragilidad de su salud y a que había, según explica, un brote de bronquiolitis que podía ser letal para su hijo. Valentino, estuvo en total 14 horas sin electricidad hasta que falleció. Alrededor de las 20:40 horas volvió la luz, volvieron a aspirarle, pero ya era tarde: a la media hora dejó de respirar. En ese momento, sus padres decidieron gastar el último cartucho y, finalmente, llevarlo al hospital, donde únicamente pudieron confirmarles el fallecimiento del pequeño por un paro cardiorrespiratorio.

En Argentina existe una legislación, vigente desde el año pasado, que protege a personas electrodependientes y que garantiza el servicio eléctrico gratuito en sus hogares. Para ser beneficiarios, es necesario inscribirse en el Registro de Electrodependientes, lo que obliga a la empresa a bonificar el consumo eléctrico y entregar al hogar una fuente alternativa de energía. Sin embargo, sólo 300 personas se han registrado hasta la actualidad y han logrado el beneficio de suministro gratuito. La madre de Valentino, al igual que otros muchos familiares de pacientes electrodependientes, desconocen los detalles de la legislación y por eso no inician el trámite para inscribirse.

La pérdida de Valentino fue consecuencia de una larga cadena de responsabilidades que falló y se cobró una vida inocente. La Asociación Argentina de Electrodependientes (AAE) exige al Gobierno que dé a conocer a la población la Ley aprobada en 2017, que protege a los electrodependientes, con el fin de no tener que lamentar más casos como el mencionado. Por su parte, en España, varias familias de pacientes electrodependientes se están movilizando para conseguir el amparo del Gobierno al igual que ha ocurrido en Argentina.

Fuente de información:

https://www.lasexta.com/noticias/sociedad/muere-menor-paralisis-cerebral-electrodependiente-corte-luz-provocado-compania-electrica-causa-deuda_201806255b30f9380cf2a314954889c2.html

Acoso escolar, una lacra sin limites

La escuela debería ser siempre un espacio en el que sentirse seguro. Sin embargo, para muchos niños, la escuela se ha convertido en la fuente de un tipo de violencia del que son víctimas y que ejercen sus propios compañeros, se trata del acoso escolar o bullying. El colectivo de personas con discapacidad, también se ve afectado. Pero, ¿qué podemos hacer para ayudar a poner fin al acoso en las aulas?

La persona que ejerce el bullying lo hace para imponer su poder sobre el otro, a través de constantes amenazas, insultos, agresiones o vejaciones, y así tenerlo bajo su completo dominio a lo largo de meses e incluso años. La víctima sufre en silencio en la mayoría de los casos. El maltrato intimidatorio le hace sentir dolor, angustia y miedo, hasta tal punto que, en algunos casos, puede llevarle a consecuencias devastadoras como el suicidio. Este es un problema global que afecta a todos los países, y que se suele dar principalmente entre los 12 y los 16 años.

Un problema que crece con las tecnologías

Esta situación se está agravando y generalizando en los últimos años debido también al mayor acceso a la tecnología por parte de los menores, ya sea en el uso de Internet, o de dispositivos como los teléfonos inteligentes, lo que está propiciando una nueva modalidad de acoso, denominada ciberbullying o ciberacoso, donde existe un mayor sentimiento de impunidad por parte del agresor.

Los niños muchas veces se enfrentan al abuso de sus compañeros y sufren un trato vejatorio por tener una característica que les hace peculiar como puede ser llevar gafas, ser de otra raza, ser tímido o padecer Trastorno del Espectro del Autismo (TEA). En ocasiones, simplemente son objeto de burlas sin razón aparente.

Cabe recordar que el TEA se caracteriza por hacer referencia a un conjunto amplio de condiciones que afectan al neurodesarrollo y al funcionamiento cerebral, dando lugar, a las personas que lo padecen, a tener dificultades en la comunicación e interacción con los demás, así como en la flexibilidad del pensamiento y de la conducta. Por ello, los niños con autismo son más vulnerables que otros menores.

Hace unos meses, los medios de comunicación informaban sobre el caso de un niño de ocho años con TEA que presuntamente padeció maltrato por parte de tres de sus cuidadoras en un centro de educación especial de Getafe. Así pues, estos menores, muchas veces, no se enfrentan solo al bullying por parte de sus iguales, sino también por parte de sus cuidadores, un dato preocupante.

Las tres personas están siendo investigadas, después de que los padres colocaran un dispositivo de grabación entre la ropa del niño al detectar que había cambiado su forma de actuar, y pudieran registrar momentos de su rutina escolar, en los que las docentes le amenazaban con tirarle agua por encima, pincharle en el culo o se burlaban de su forma de hablar, según se oye en el audio. Ante estos hechos, los padres decidieron denunciar.

Aunque en la actualidad el menor ya se encuentra instalado en otro centro, los padres aseguran que la adaptación no ha sido fácil y que después del episodio que vivió le cuesta separarse de ellos. A pesar de que ha pasado el periodo de adaptación, el pequeño aún necesita tomar medicación.

Docentes y responsables como primer control

Las situaciones de acoso escolar o maltrato acarrean consecuencias muy perjudiciales para los menores, tanto para su desarrollo cognitivo como socioemocional. En el caso de los niños con TEA, las consecuencias que padecen son similares, pero los efectos son más graves y más duraderos, traduciéndose en problemas de aprendizaje (por el miedo a ir al centro educativo), dificultades sociales (disminuyen las relaciones sociales) o malestar emocional (aumenta el riesgo de sufrir problemas de salud).

Una de las medidas para prevenir este problema puede ser capacitar a los docentes en cuanto al tema del acoso: De esta manera sabrán diferenciar entre bromas sanas y dañinas, sin limitar la interacción de los estudiantes con discapacidad dentro del aula, sino más bien ayudándolo a integrarse con sus compañeros. También ayuda contar con profesionales del área psicológica y psicopedagógica, a fin de brindar una atención multidisciplinaria en caso de que sea necesaria. Además, al trabajar en conjunto con especialistas, el docente puede tomar orientaciones para abordar el bullying en el aula.

La protección de las personas con diversidad funcional tiene importantes lagunas en los ámbitos, sociales, educativos, culturales, laborales; siendo en algunos de ellos especialmente alarmante la carencia de protocolos de actuación y la necesaria formación de los profesionales. Existen, además, sectores en los que el grado de victimización ha aumentado y, en consecuencia, se han relajado las medidas de control de los comportamientos agresivos siendo la respuesta institucional insuficiente. Por tanto, la mejor y mayor solución ante el acoso escolar reside en crear conciencia entre los escolares, haciendo que cambien su forma de pensar, evitando que crean en mitos acerca de la discapacidad, en este caso el TEA, pero, ante todo, haciéndoles ver que tienen una manera distinta de funcionar y son personas que sienten, al igual que ellos.

 

Fuente de información

http://www.huelvainformacion.es/huelva/acoso-escolar-discapacidad-orientacion-sexual_0_1241876130.html

logo-suma-de-todosEMPRESA AUTORIZADA POR LA CONSEJERÍA DE POLITICAS SOCIALES Y FAMILIA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID.

Gerosol Asistencia presta sus servicios en todo el territorio regional.
Número de autorización S2941 y S5424, posee todos los certificados necesarios para prestar sus servicios con la máxima garantía de calidad.

Satellite
CENTRO ACREDITADO por la D. G. de Coordinación de la Dependencia para la prestación del CHEQUE SERVICIO.

Si desea solicitar más información sobre este servicio, cómo tramitarlo y los requisitos necesarios para su gestión, puede hacer link en el siguiente enlace

.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Llámanos!