Posts sobre demencia

Electrodependencia: Demos luz para seguir viviendo

¿Qué es y qué implica ser electrodependiente?

Electrodependencia es una condición de ciertas personas que, por una deficiencia en su salud, requieren de la utilización de un dispositivo eléctrico con suministro constante y en niveles de tensión adecuados Si dicho dispositivo se apaga o falla, las consecuencias pueden ser fatales.

Estas personas necesitan la electricidad para vivir. Y no nos referimos a que, como cualquiera de nosotros, viven en hogares en los que un apagón nos deja sin posibilidad de cocinar, alumbrarse o conservar los alimentos. Hablamos de personas que viven conectadas a una máquina porque, de no ser así, morirían en poco tiempo. Personas cuya factura eléctrica se ve multiplicada y que, si no quieren que un apagón resulte mortal, se tienen que comprar equipos autónomos. Lamentablemente, esto no siempre es suficiente para asegurar la vida de estas personas.

La electrodependencia y su desamparo

A pesar de la especial vulnerabilidad de estas personas, en España no existe ningún tipo de ayuda, ni existe ningún tipo de garantía de que el suministro no se cortará en su domicilio en caso de fallos en la red eléctrica o impago. En otros países, en cambio, se reconocen derechos especiales a los pacientes electrodependientes. Sin embargo, la desinformación de la población hacia estas ayudas y la mala gestión de las mismas sigue costando vidas inocentes. Este es el caso de Argentina, donde el pasado mes de junio, un corte de luz acabó con la vida de Valentino Ladislao, un niño argentino de cinco años con parálisis cerebral, conectado a un aparato que le permitía respirar.

 

La vida del pequeño Valentino nunca fue fácil. A los dos años un accidente doméstico le provocó la parálisis cerebral que padecía después de que su hermana mayor rompiese una ventana y un cristal acabase incrustado en su corazón. Desde entonces, el menor dependía de aspiraciones periódicas de la mucosidad que se acumulaba en sus pulmones y comenzó a necesitar un concentrador de oxígeno. El verdadero drama, sin embargo, comenzó el pasado lunes 18 de junio cuando la empresa de electricidad, Edesur, comenzó a realizar interrupciones de suministro en su barrio, al sur de Buenos Aires. Edesur asegura que la interrupción del suministro fue programada y que no les constaba en sus informes que hubiera una persona con esa dependencia allí, punto que su madre desmiente. Ésta asegura que intentó contactar con ellos telefónicamente, pero le dijeron que no podían darle información porque era deudora y fue cuando avisó de que el niño podía morir sin electricidad. Además, no era la primera vez que le cortaban la luz. La deuda de la familia es de 60.000 pesos argentinos (1.900 euros). Siguiendo el consejo de los médicos, la madre se resistió a llevar al niño al hospital dada la fragilidad de su salud y a que había, según explica, un brote de bronquiolitis que podía ser letal para su hijo. Valentino, estuvo en total 14 horas sin electricidad hasta que falleció. Alrededor de las 20:40 horas volvió la luz, volvieron a aspirarle, pero ya era tarde: a la media hora dejó de respirar. En ese momento, sus padres decidieron gastar el último cartucho y, finalmente, llevarlo al hospital, donde únicamente pudieron confirmarles el fallecimiento del pequeño por un paro cardiorrespiratorio.

En Argentina existe una legislación, vigente desde el año pasado, que protege a personas electrodependientes y que garantiza el servicio eléctrico gratuito en sus hogares. Para ser beneficiarios, es necesario inscribirse en el Registro de Electrodependientes, lo que obliga a la empresa a bonificar el consumo eléctrico y entregar al hogar una fuente alternativa de energía. Sin embargo, sólo 300 personas se han registrado hasta la actualidad y han logrado el beneficio de suministro gratuito. La madre de Valentino, al igual que otros muchos familiares de pacientes electrodependientes, desconocen los detalles de la legislación y por eso no inician el trámite para inscribirse.

La pérdida de Valentino fue consecuencia de una larga cadena de responsabilidades que falló y se cobró una vida inocente. La Asociación Argentina de Electrodependientes (AAE) exige al Gobierno que dé a conocer a la población la Ley aprobada en 2017, que protege a los electrodependientes, con el fin de no tener que lamentar más casos como el mencionado. Por su parte, en España, varias familias de pacientes electrodependientes se están movilizando para conseguir el amparo del Gobierno al igual que ha ocurrido en Argentina.

Fuente de información:

https://www.lasexta.com/noticias/sociedad/muere-menor-paralisis-cerebral-electrodependiente-corte-luz-provocado-compania-electrica-causa-deuda_201806255b30f9380cf2a314954889c2.html

Entrevista a Silvia Sierra “Conocer la demencia, es clave para poder ayudar a las familias”

En primer lugar, le agradecemos sinceramente a Silvia Sierra, Coordinadora del Servicio de Información y Orientación en la Asociación Benéfica Geriátrica, su tiempo y dedicación al acercarnos de manera profesional y sencilla algunos aspectos sobre la enfermedad de la demencia en nuestros mayores, que tanto nos importan.

Además, imaginamos que estaréis ultimando los preparativos de la jornada “Demencias en personas mayores: un desafío desde el Trabajo Social”, prevista el próximo 31 de mayo. Por ello, reconocemos el esfuerzo añadido, atendiéndonos.

Sin más demora, a continuación, podéis leer las interesantes palabras de Silvia sobre demencia y la importancia que la figura del trabajador social. Esperamos que os guste.

¡Comenzamos!

Cuestionario jornada sobre demencia

1 ¿A qué se dedica la Asociación Benéfica Geriátrica? ¿Cómo nace su puesta en marcha?

 ABG es una entidad sin ánimo de lucro formada por un equipo de trabajadoras sociales que se dedican al asesoramiento gerontológico.

 La Asociación Benéfica Geriátrica nació hace 20 años con el objetivo de defender y promover los derechos de los mayores, sobre todo de aquellos en situación de vulnerabilidad social.

2 ¿Cómo se puede saber cuándo una persona debe dejar de trabajar, conducir, vivir de manera independiente u ocuparse de la economía doméstica a causa de padecer demencia?

Cuando aparecen síntomas que indican que la persona no pueda ser autónoma para las ABVD (actividades básicas de la vida diaria) o actividades instrumentales, y es un riesgo para su vida y la de las personas que la rodean. Los casos en los que todavía no hay diagnóstico de demencia, son los más difíciles porque las familias no saben que recursos elegir para el mejor cuidado de la persona mayor.

3. Según la ABG ¿Qué supone la demencia en las personas mayores?

Es una enfermedad que afecta a más de cincuenta millones de personas en todo el mundo, y cada año se detectan 10 millones de nuevos casos.

 La demencia supone pérdida de capacidad en la persona mayor y deterioro de las facultades mentales. Es un problema para las familias, ya que no saben cómo afrontar los cuidados. La creación de recursos que apoyen al mayor y a sus cuidadores es uno de los retos que tiene la Administración y las entidades del sector sociosanitario, las cuales luchan para cuidar no solo a los mayores, si no a sus cuidadores. Conscientes de la importancia de la Demencia, que plantea su abordaje, ABG organiza esta jornada en la que diferentes profesionales del ámbito del trabajo social y gerontológico profundizarán en el tratamiento de las demencias en las personas mayores.

4. ¿Cuáles son las principales labores de un trabajador/a social frente a la demencia?

Las principales funciones del trabajador social serían la intervención social y el apoyo a las familias.

La intervención social se realiza a través de la recepción de la demanda, mediante una entrevista con la familia y una visita domiciliaria. De ese modo el trabajador social puede conocer la situación y realizar un diagnóstico de la situación, para después diseñar su intervención.

 Conocer la enfermedad, es clave para poder ayudar a las familias. Al trabajar día a día con esta problemática, el trabajador social debe saber los recursos y coordinarse con otros profesionales del ámbito sociosanitario.

5. El próximo día 31 de mayo se celebrará la jornada sobre demencia ¿Qué objetivos persigue la Asociación Benéfica Geriátrica con esta convocatoria?

 El objetivo principal es profundizar en el tratamiento de las demencias en personas mayores y el abordaje desde el Trabajo Social.

 Conocer los diferentes recursos, trabajar desde el equipo multidisciplinar y ayudar a las familias son importantes para el cuidado de la enfermedad.

6. Desde la ABG ¿consideráis que la sociedad actual estamos preparados para convivir con una persona mayor demenciada

Consideramos que no estamos preparados, porque no conocemos la enfermedad y porque es muy difícil afrontarla. Admitir que esa persona dejará de ser la misma que uno conoció, que confundirá días, horarios y nombres, y que tal vez necesite ayuda hasta para las tareas más elementales genera sentimientos difíciles de sobrellevar. Y aunque la enfermedad no tiene siempre la misma evolución y cada persona es un mundo los temores, la preocupación y el cansancio hacen mella tanto en las personas enfermas como en los cuidadores.

Si queréis poder consultar cómo ha ido la Jornada en los siguientes enlaces:

“Preservar la dignidad de la persona, como un pilar principal en su tratamiento”, pasando por una gestión eficiente y eficaz de los recursos, fueron algunos puntos destacados y tratados durante las Jornadas…

http://www.abgmadrid.com/blog-abg/2018/6/1/jornada-abg-preservar-la-dignidad-de-las-personas-con-demencia-ha-de-ser-el-pilar-principal-de-su-tratamiento-y-cuidados

Así como la entrada con el material de las ponencias:

http://www.abgmadrid.com/blog-abg/2018/6/4/jornada-abg-presentaciones-de-teresa-merlo-rubn-yusta-y-marta-candel

 

Una vez más, te damos las gracias por compartir con nosotros tu experiencia profesional sobre este aspecto nos ocupa.

Demencia senil, ausentarse de la realidad

Las lagunas mentales que provocan la demencia son diferentes al olvido que puede tener cualquier persona normalmente. Por ejemplo, olvidar donde dejamos las llaves del coche es mala memoria, pero olvidar como utilizar las llaves son un posible síntoma de demencia senil. Cuando nuestro familiar comienza a tener problemas de memoria o se ven mermadas sus capacidades para realizar por si solo actividades que antes no eran un problema, varias ideas empiezan a agolparse en nuestra cabeza, ¿qué le estará pasando?, ¿tendrá demencia o Alzheimer?, ¿debería consultar al médico?

Una afección a nivel cognitivo

La demencia senil no es una enfermedad, es la situación que se da cuando la persona mayor ha perdido las facultades mentales, que afecta al pensamiento, la memoria, la comunicación y la conducta y por ello necesita ayuda o la supervisión de las tareas que anteriormente realizaba con facilidad. La demencia no tiene por qué formar parte del envejecimiento de todas las personas. A medida que va pasando el tiempo, el cuerpo de las personas va cambiando al igual que se van notando cambios mentales debido al deterioro, es por esto que el funcionamiento del cerebro no sea el correcto y de ahí que se produzca la demencia senil.

En la mayoría de los casos, la demencia senil es de carácter progresivo y, por lo tanto, irreversible. Así, las funciones o capacidades que se pierdan no podrán volver a ser recuperadas por la persona afectada. Los médicos diagnostican demencia senil cuando el paciente ha sufrido la pérdida de, al menos, dos habilidades básicas.

Demencia 1

El  diagnostico  de demencia senil debe ser motivo para empezar a pensar en los cuidados que se les procurarán para que tengan una buena calidad de vida. Nadie nace sabiendo cómo comunicarse con una persona con demencia, pero se puede aprender. Si mejoramos nuestras técnicas de comunicación eso hará que las labores de cuidado provoquen menos estrés y que probablemente mejore la calidad de nuestra relación con el ser querido. Las buenas técnicas de comunicación también mejorarán nuestra capacidad para enfrentar las conductas problemáticas que pudieran presentarse al cuidar del mayor con demencia.

Facilitar el ambiente para mejorar la conexión

Es importante matizar que las estrategias son guías que nos permiten comunicarnos con la persona que padece la enfermedad pero, la realidad es que cada persona es única y singular. Por ello es clave adaptar estas estrategias de carácter general a cada una de las personas con la que nos vamos a comunicar. Veamos algunas de estas estrategias:

  • Evita ruidos y distracciones que puedan producir interferencias. Dile quién eres y cuál es tu parentesco con él o ella. Las personas con demencia están haciendo un esfuerzo extra por comprender y sentirse comprendidos. Un ambiente favorecedor es fundamental para que el esfuerzo extra de la persona por comunicarse no se convierta en frustrante.- Es importante, siempre y cuando la persona no tome las riendas, que tomes la iniciativa en la conversación para que tengan estructura y sepan desde donde partir.
  • Estar a la misma altura a nivel visual para que podáis contextualizar lo que os quieren decir no sólo desde la palabra, sino también desde la expresión facial. Es fundamental hablar despacio, vocalizar bien y tener un tono de voz medio.
  • Refuerza lo positivo y aborda los errores como oportunidades de aprendizaje o de nuevos intentos. Si cometen errores hay razones importantes para ello.
  • A los pacientes con demencia les tranquiliza mucho recordar el pasado. Suelen mantener su memoria a largo plazo pero no a corto, por lo que se acuerdan de cosas que ocurrieron hace años pero no las que ocurrieron ayer. Por ello, es preferible hacerle preguntas de un pasado más remoto en lugar de preguntas sobre cosas más recientes.
  • Si no entienden lo que has dicho, reformúlalo con palabras más sencillas. Simplifica el mensaje y muestra paciencia ante la persona que tiene demencia senil.

Con estas recomendaciones, seguro que será mucho más sencillo y eficaz tanto comunicarnos como convivir con aquellos seres queridos que padecen demencia senil y sobre todo, poner nuestro granito de arena para que se sientan un poco mejor.

 

Fuentes de información

http://www.cuidateplus.com/enfermedades/neurologicas/demencia-senil.html

https://www.guiatucuerpo.com/demencia-senil/

 

Sociabilización, una medicina natural

La proporción de personas mayores crece más rápidamente que cualquier otro grupo de edad. La esperanza de vida aumenta, llegando actualmente en nuestro país a los 80 años aproximadamente, lo que viene a justificar el envejecimiento global de la población española. No es fácil llegar a ser mayor. La vida pone por delante muchas situaciones que dificultan vivir con plenitud la llamada tercera edad.

Muchas veces nuestra conciencia en relación con las personas mayores se reduce a pequeños gestos como cederles un asiento. En este caso vemos una acción social tradicional, pero no podemos hablar de una relación social, en cuanto a interacción, que nos permita vincularnos con el otro. Los mayores, como todos, tienen necesidades de expresión y desean realizar una función social útil, que muchas veces como sociedad les negamos.

mayores

Fuente: http://montecaserosonline.com/vernota.asp?id_noticia=31461

Mayores en sociedad

La realización del ser social se ve facilitada en diferentes momentos de la vida, como en la niñez y la escolarización, los vínculos familiares, los amigos y las relaciones laborales. Cuando esa tendencia propia de la condición humana de compartir su existencia con sus semejantes se pierde, surge la sensación de estar incompleto y una desazón, que en muchas personas provoca soledad. Esto lo podemos reducir o eliminar.

La mejor definición es la adoptada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que define el envejecimiento activo como “el proceso por el que se optimizan las oportunidades de bienestar físico, mental y social durante toda la vida, con el objetivo de ampliar la esperanza de vida saludable, la productividad y la calidad de vida en la vejez”.

La evolución del cerebro humano parece haber sido impulsada por la complejidad de nuestro mundo social. Nuestra vida en sociedad es la más complicada entre los primates e implica un mayor número de relaciones, tanto es así que la mente está preparada para conocer alrededor de 150 personas. Si sólo interactúas con una o dos personas, puedes no cumplir el objetivo por el cual evolucionamos.

El deterioro cognitivo es la pérdida de funciones cognitivas, específicamente en memoria, atención y velocidad de procesamiento de la información, que se produce con el envejecimiento normal. Este deterioro cognitivo de nuestro cerebro depende tanto de factores fisiológicos como ambientales y está sujeto a una gran variabilidad interindividual.

Maneras de controlar el deterioro cognitivo

Llevar a cabo una rutina regular para conservar un cerebro “en forma” es más importante de lo que nos creemos, así como se entrena para ganar masa muscular o fuerza, se necesita mantener la mente activa, sobre todo cuando envejecemos, para lograr construir una reserva cognitiva que ayude a nuestro cerebro a evitar problemas como el citado anteriormente.

La reserva cognitiva, que es la capacidad cognitiva e intelectual que un individuo ha acumulado a lo largo de su vida gracias a distintas actividades como el estudio, la lectura, los idiomas, etc., marca la diferencia entre unos y otros.

Mejorando las relaciones sociales mejora nuestra salud. El estrés disminuye cuantas más y mejores relaciones sociales se tiene, en casa y fuera de ella. Comunicarse, hablar con los demás, salir de casa, participar en actividades, beneficia el sistema cardiovascular, el sistema inmunitario y sobre todo reduce el deterioro cognitivo.

Cuidar el cerebro y ponerle atención es la mejor forma de mantenerlo saludable y detener su deterioro. No importa si ya se es mayor o si ya existe un leve deterioro de la memoria, siempre es posible fortalecer tu cerebro siguiendo algunas de estas recomendaciones:

  • Nutrirse. Mantener una dieta baja en sal y en grasas saturadas, ingerir muchas frutas y vegetales.
  • Dormir, dormir y dormir. La falta de sueño altera la regulación natural de los ciclos y de los procesos restaurativos del sistema nervioso central.
  • Hacer ejercicio. Ejercitar mínimo 30 minutos cada día.
  • Reta a la mente. Nunca es tarde para aprender.
  • Pensamiento crítico. Hablar con alguien y debatir los distintos puntos de vista que cada uno tenga.
  • Usa mente y cuerpo simultáneamente. Bailar es, por ejemplo, una actividad perfecta para ello.
  • Concentrarse. Las interrupciones y cambios de actividad constantes interfieren con la memoria a corto y medio plazo ya que, los cerebros maduros tienen mayor dificultad para cambiar entre una y otra tarea, poner atención y concentrarse es la mejor recomendación.

Todos necesitamos una razón para comenzar cada mañana. Sentir que la vida tiene un significado y que uno mismo tiene el control de ello, facilita las emociones y actitudes positivas. Debemos ayudar a nuestros mayores a mantener sus amistades y a crear otras nuevas, con quien puedan compartir aficiones y experiencias. Gracias a ello conseguirán estar más felices, aumentar su independencia y mejorar habilidades sociales.
Fuente: http://www.infosalus.com/mayores/noticia-ser-socialmente-activo-reduce-riesgo-presentar-deterioro-cognitivo-20170130175318.html

“Despiértame” cantando y que la música nos haga libres. La esperanza de la musicoterapia

La utilización de la música como terapia se remonta hasta la prehistoria, con los rituales mágicos, religiosos y de curación. Hoy en día queda científicamente demostrado que nuestros antepasados no andaban nada desencaminados.

El campo de la musicoterapia debutó formalmente en 1950; sin embargo, recientemente le han prestado atención hospitales, residencias para personas mayores o centros de día para adultos.

Según La Federación Mundial de Musicoterapia, entendemos por esta práctica “el uso de la música y/o sus elementos realizado por un musicoterapeuta cualificado con un paciente o grupo […] tiene como fin desarrollar potencialidades y/o restaurar las funciones del individuo de manera tal que éste pueda lograr una mejor integración intra y/o interpersonal, y consecuentemente una mejor calidad de vida a través de la prevención, rehabilitación y tratamiento” (Hamburgo, 1996, Comité de Práctica Clínica de la World Federation of Music Therapy).

Fuente: https://www.flickr.com/photos/prefecturaguayas/14152950259

“La capacidad de procesar el sonido, la voz y la música es de lo primero que desarrollamos al nacer y de lo último que perdemos al morir.”

BENEFICIOS DE LA MÚSICA

La música puede ayudar a reducir la ansiedad o el estrés y, por lo tanto, evita enfermedades cardiovasculares. Según una investigación publicada en el Journal of Positive Psycology, escuchar música puede mejorar nuestra felicidad, en concreto si se combina con la intención de ser feliz. También nos ayuda a hacer ejercicio y consumir oxígeno de forma más eficiente mientras lo practicamos. Mejorará nuestras habilidades visuales y verbales.

Al contrario de lo que se pueda pensar, la música triste provoca una mezcla de emociones, algunas positivas y otras negativas: “Los resultados revelaron que la música triste fue percibida como más trágica, mientras que las experiencias de los participantes que escuchaban la música triste era de sentimientos románticos y alegres. Por tanto, los participantes perciben emociones ambivalentes cuando escuchan la música triste.”

Fuente: https://pixabay.com/es/cerebro-biolog%C3%ADa-resumen-ciencia-951871/

 

Puede mejorar la memoria y retrasar el envejecimiento cerebral ya que fomenta la liberación de dopamina en el cerebro, la cual está ligada a la motivación y esta está implicada en el aprendizaje y en la memoria. Además puede cambiar nuestra visión de los que nos rodean. De acuerdo a un estudio de la Universidad de Londres, escuchar música durante 15 segundos puede cambiar la forma en que se juzga la cara de otras personas, según la melodía sea esta alegre o triste.

Por si fuera poco, ayuda a recuperar parte de la visión en personas que han sufrido derrames cerebrales, así como reducir el dolor percibido, especialmente en cuidados geriátricos, intensivos o paliativos debido a su impacto en los niveles de dopamina. Escuchar música a ciertas horas también promueve la calidad del sueño.

La música presenta también grandes beneficios como herramienta de apoyo académico igualando resultados a los del apoyo individual.

ALGUNAS INVESTIGACIONES Y PROYECTOS AL RESPECTO

a/ Diversos estudios han querido comprobar si realmente la música genera beneficios en personas afectadas por la enfermedad de Alzheimer, una de las más comunes hoy en día.

Una investigación llevada a cabo en EEUU que trabajó tanto con voluntarios afectados por dicha patología y como por voluntarios sanos, descubrió que quienes sufrían esta enfermedad memorizaban mejor cuando la música estaba presente, al contrario que los voluntarios sanos, a quienes no les afectaba positiva o negativamente este factor.

Nuestros resultados confirman la hipótesis de que los pacientes con la enfermedad de Alzheimer lograr una mejor memoria cuando las letras son acompañadas por música. Sin embargo, al revés de lo que creíamos, los adultos sanos no reciben este beneficio de las canciones”.

(Música para “Despertar” es un proyecto español sin ánimo de lucro que ha conseguido
dar la vuelta al mundo, llegando a millones de personas en diferentes países)

b/ Ted Butlins McDermott se dedicó a cantar por todo Reino Unido tras servir como soldado en el ejército inglés, hasta que comenzó a trabajar en una fábrica y formó una familia. En 2013 fue diagnosticado de Alzheimer y, a pesar del rápido avance de la enfermedad, Ted conserva la capacidad para recordar las canciones que cantaba antaño. Su hijo, quien se dio cuenta de lo que seguía significando la música para su padre, decidió iniciar un proyecto que consistía en  grabar el mayor número de videos posibles cantando con su padre en formato “carpool karaoke” y destinar el dinero recaudado a la Alzheimer´s Society:

Por último, destacamos la película “Alive Inside: A Story of Music and Memory“, largometraje que narra la lucha de Dan Cohen, fundador de la asociación Música y Memoria, para instaurar y promover los beneficios de la música en los hogares de ancianos estadounidenses en pacientes con demencia y Alzheimer.

(“Alive Inside: A Story of Music and Memory” (“Vivo por dentro: una historia
de la música y la memoria”), el primer largometraje de Michael Rossato-Bennett)

 

Puede que la música no sea el remedio definitivo para enfermedades tan graves como el Alzheimer, pero sí representa una vía de escape, mejora y conexión con ese “yo” a veces olvidado de forma cruel, que devuelva a las personas afectadas a ese hilo de conexión con la felicidad.

Aunque perdiéramos la capacidad de hablar, incluso en esos casos, ciertas habilidades musicales permanecerían intactas

 

Fuentes

http://www.musicaparadespertar.com/

http://mundoasistencial.com/la-musica-podria-mejorar-la-memoria-de-las-personas-con-alzheimer/

http://www.lamusicoterapia.com/musicoterapia-y-alzheimer/

http://www.lainformacion.com/arte-cultura-y-espectaculos/musica/musica-clasica/anciano-britanico-alzheimer-recuperar-memoria_0_946405782.html

http://www.elcomercio.com/tendencias/salud/documental-revela-terapeutico-de-musica.html

http://www.aarp.org/espanol/hogar-familia/prestar-cuidados/prestar-cuidado/info-03-2013/musica-musicoterapia-salud-alzheimer.html

logo-suma-de-todosEMPRESA AUTORIZADA POR LA CONSEJERÍA DE POLITICAS SOCIALES Y FAMILIA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID.

Gerosol Asistencia presta sus servicios en todo el territorio regional.
Número de autorización S2941 y S5424, posee todos los certificados necesarios para prestar sus servicios con la máxima garantía de calidad.

Satellite
CENTRO ACREDITADO por la D. G. de Coordinación de la Dependencia para la prestación del CHEQUE SERVICIO.

Si desea solicitar más información sobre este servicio, cómo tramitarlo y los requisitos necesarios para su gestión, puede hacer link en el siguiente enlace

.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ACEPTAR

Aviso de cookies