Posts sobre demencia

Arte terapia: un mundo con multitud de beneficios

Hay quienes creen que la creación de arte les pertenece sólo a unos cuantos elegidos rebosantes de talento. Sin embargo, pese a que puede ser que sean sólo algunas personas las que eligen desarrollar alguna disciplina artística profesionalmente, esto no significa que sólo ellos puedan beneficiarse física, mental y emocionalmente del arte. De hecho ¡todos podemos! Puede sorprenderte saber que el arte sea una herramienta terapéutica muy efectiva para el tratamiento de patologías asociadas a la salud.

¿Qué busca el arte terapia?

Dentro del ambiente en el que vivimos, marcado por respuestas inmediatas y zapping, se plantea como un canal de comunicación. De esta forma, a través del uso de las expresiones artísticas como el dibujo, la pintura, el modelado, la escritura, la música, el teatro o la danza, se piensa que pueden ayudar a las personas que simplemente buscan conocer su interior y tener una vida más plena.

Sin embargo, también se emplea con individuos con estrés postraumático, resultante de conflictos bélicos, abusos sexuales o desastres naturales; con personas que sufren enfermedades físicas como el cáncer; o con quienes padecen autismo, demencia, alzhéimer, depresión y otros trastornos de índole psicológica.

A diferencia de muchas otras terapias psicológicas, la terapia del arte funciona como un proceso en el cual intervienen tres vías, que son, la persona interesada, el terapeuta y el propio arte.

Las sesiones de arte terapia pueden ser individuales o grupales. En las primeras se trabaja de manera personal y cercana, acompañando al participante en la búsqueda de soluciones. En la terapia grupal se tratan temas comunes y se tiene la posibilidad de retroalimentar a los compañeros, aprender de los demás y encontrar apoyo y solidaridad en el grupo. La terapia puede llevarse a cabo en una variedad de escenarios, incluyendo consultas privadas, cárceles, escuelas y hospitales.

El teatro como compendio de desarrollo artístico

En concreto, cuando hablamos del alcance que tiene el teatro como arte nos damos cuenta de las infinitas posibilidades; el teatro es la más difícil de las artes porque incluye a todas ellas, una herramienta completa que puede utilizarse tanto de manera pedagógica, terapéutica o artística.

Por lo general, los recursos teatrales dirigidos a la terapia tienen como objetivo la relajación y la introspección, es decir, el conocerse a uno mismo por medio de sencillas técnicas teatrales, como el desarrollo de diversos personajes que encarnen las distintas facetas de la emocionalidad humana. Reír, llorar o enfadarse desde la ficción puede llegar a descubrirnos esa parte de nosotros que tanto nos cuesta mostrar o, en su caso, controlar.

 

 

 

 

 

Especialmente, el teatro como terapia favorece a los adultos mayores, brindándoles un espacio para que desarrollen su creatividad.

A través de ejercicios y dinámicas teatrales se les propone a los pacientes circunstancias ficticias que le llevan a la acción y dichas acciones les hará conectar con diferentes emociones. Estos tratamientos pueden beneficiar la articulación de la expresión verbal -física-expresiva, mejorando así su memoria y creatividad.

Con personas en estado de mínima conciencia por lesión cerebral adquirida, se ha mostrado el amplio espectro de áreas de aplicación de las terapias basadas en las artes visualizando y buscando expandir el propio potencial de aquello que está en estado de latencia para ser activado y desarrollado, con la convicción de que a través de los procesos creativos siempre hay algo más por hacer y ofrecer.

Esta ejercitación en el papel de “autor” nos va acostumbrando a asumir un papel activo frente a los desafíos de la vida, donde reconocemos quiénes somos, lo que sentimos y deseamos, y tratamos de proyectarlo en los encuentros y situaciones. Nos vamos percibiendo como responsables de nuestras producciones, y a la vida misma como nuestra obra más importante.

Finalmente, crear, mostrar o contemplar una obra de arte es divertido, más aún si se comparte con otras personas. Y más allá de los beneficios del arte, desde el punto de vista terapéutico no hay

Tercera edad, la oscura cueva del olvido

“Cuando yo vivía en Segovia…”, “Cuando yo estuve en América…”, “Cuando trabajaba en Renfe…” Todos tenemos recuerdos y una memoria llena de imágenes, de sucesos lejanos y recientes, y de vivencias de nuestra infancia y adolescencia. Entrelazados en el tiempo con las emociones, conforman la historia de nuestra vida. Muchas personas mayores narran trozos de su historia, entre nostalgia e ilusión por encontrar alguien que les escuche. Pero a veces no resulta fácil, porque la historia se repite una y otra vez y terminan por contar siempre lo mismo.

Resulta un consuelo saber que según se envejece es normal olvidar ciertas cosas. La memoria, al igual que los músculos y los huesos, se debilita con el paso de los años. El flujo de sangre al cerebro en las personas mayores a veces disminuye, lo que puede perjudicar la memoria y causar cambios en las destrezas cognitivas.

Conocer la dimensión de cada olvido

Cuando comenzamos a olvidar cosas habituales, lo que más tememos es que sea el principio de una grave enfermedad, como el alzhéimer. Pero, aunque todos estamos expuestos a padecer algún tipo de demencia, las señales de olvido que aparecen de manera temprana, antes incluso de los 50 años, no conducen necesariamente a una enfermedad mental.

 

 

 

 

 

En general, en un olvido benigno, la persona olvida detalles de una situación y es consciente de lo que le pasa, se preocupa y trata de compensarlo dando una explicación o disculpándose. En cambio, un olvido patológico es un escenario completamente diferente: la persona olvida una situación por completo y es el familiar quien está preocupado. Hay que discriminar la causa entre vejez o enfermedad.

Es verdad que puede ser complicado para una persona sin formación en demencias saber cuándo debe buscar una opinión profesional ante los “fallos mentales” de un familiar cercano. Algo que puede ayudarnos es considerar las consecuencias de estos fallos en la vida diaria del individuo. A veces incluso se siente que la personalidad de nuestro ser querido está cambiando, que ya no parece el mismo. Si nos encontramos en la situación de llegar a plantearnos cosas como “últimamente no conozco a mi madre” o “cómo ha cambiado mi padre en los últimos meses”, no debemos dudar en pedir una opinión profesional acerca de esos cambios.

Una maraña de recuerdos cada vez más difícil de desenredar

A modo de ejemplo, para la persona con Alzheimer, presente, pasado y futuro se entremezclan en una suerte de nueva vida tejida con la lana deshecha de los recuerdos. Tiempo y espacio dejan de ser las bases sobre las que se apoya su sentido de la orientación, llegándose a sumir en una confusión que a veces, y ya en etapas avanzadas, pueden hacerle olvidarse hasta de sí mismo.

En Gerosol Asistencia, cuidamos de nuestros mayores de la mejor manera que sabemos, con calidad tanto profesional como humana.

El olvido involuntario va despojando una a una de hojas el árbol de la memoria. Ese olvido involuntario, que arranca episodios enteros de la vida, es un monstruo voraz que provoca un dolor extremo para quienes lo observan desde cerca. Por ello es tan importe que las personas mayores perciban en todo momento el afecto de quien le rodean.

Electrodependencia: Demos luz para seguir viviendo

¿Qué es y qué implica ser electrodependiente?

Electrodependencia es una condición de ciertas personas que, por una deficiencia en su salud, requieren de la utilización de un dispositivo eléctrico con suministro constante y en niveles de tensión adecuados Si dicho dispositivo se apaga o falla, las consecuencias pueden ser fatales.

Estas personas necesitan la electricidad para vivir. Y no nos referimos a que, como cualquiera de nosotros, viven en hogares en los que un apagón nos deja sin posibilidad de cocinar, alumbrarse o conservar los alimentos. Hablamos de personas que viven conectadas a una máquina porque, de no ser así, morirían en poco tiempo. Personas cuya factura eléctrica se ve multiplicada y que, si no quieren que un apagón resulte mortal, se tienen que comprar equipos autónomos. Lamentablemente, esto no siempre es suficiente para asegurar la vida de estas personas.

La electrodependencia y su desamparo

A pesar de la especial vulnerabilidad de estas personas, en España no existe ningún tipo de ayuda, ni existe ningún tipo de garantía de que el suministro no se cortará en su domicilio en caso de fallos en la red eléctrica o impago. En otros países, en cambio, se reconocen derechos especiales a los pacientes electrodependientes. Sin embargo, la desinformación de la población hacia estas ayudas y la mala gestión de las mismas sigue costando vidas inocentes. Este es el caso de Argentina, donde el pasado mes de junio, un corte de luz acabó con la vida de Valentino Ladislao, un niño argentino de cinco años con parálisis cerebral, conectado a un aparato que le permitía respirar.

 

La vida del pequeño Valentino nunca fue fácil. A los dos años un accidente doméstico le provocó la parálisis cerebral que padecía después de que su hermana mayor rompiese una ventana y un cristal acabase incrustado en su corazón. Desde entonces, el menor dependía de aspiraciones periódicas de la mucosidad que se acumulaba en sus pulmones y comenzó a necesitar un concentrador de oxígeno. El verdadero drama, sin embargo, comenzó el pasado lunes 18 de junio cuando la empresa de electricidad, Edesur, comenzó a realizar interrupciones de suministro en su barrio, al sur de Buenos Aires. Edesur asegura que la interrupción del suministro fue programada y que no les constaba en sus informes que hubiera una persona con esa dependencia allí, punto que su madre desmiente. Ésta asegura que intentó contactar con ellos telefónicamente, pero le dijeron que no podían darle información porque era deudora y fue cuando avisó de que el niño podía morir sin electricidad. Además, no era la primera vez que le cortaban la luz. La deuda de la familia es de 60.000 pesos argentinos (1.900 euros). Siguiendo el consejo de los médicos, la madre se resistió a llevar al niño al hospital dada la fragilidad de su salud y a que había, según explica, un brote de bronquiolitis que podía ser letal para su hijo. Valentino, estuvo en total 14 horas sin electricidad hasta que falleció. Alrededor de las 20:40 horas volvió la luz, volvieron a aspirarle, pero ya era tarde: a la media hora dejó de respirar. En ese momento, sus padres decidieron gastar el último cartucho y, finalmente, llevarlo al hospital, donde únicamente pudieron confirmarles el fallecimiento del pequeño por un paro cardiorrespiratorio.

En Argentina existe una legislación, vigente desde el año pasado, que protege a personas electrodependientes y que garantiza el servicio eléctrico gratuito en sus hogares. Para ser beneficiarios, es necesario inscribirse en el Registro de Electrodependientes, lo que obliga a la empresa a bonificar el consumo eléctrico y entregar al hogar una fuente alternativa de energía. Sin embargo, sólo 300 personas se han registrado hasta la actualidad y han logrado el beneficio de suministro gratuito. La madre de Valentino, al igual que otros muchos familiares de pacientes electrodependientes, desconocen los detalles de la legislación y por eso no inician el trámite para inscribirse.

La pérdida de Valentino fue consecuencia de una larga cadena de responsabilidades que falló y se cobró una vida inocente. La Asociación Argentina de Electrodependientes (AAE) exige al Gobierno que dé a conocer a la población la Ley aprobada en 2017, que protege a los electrodependientes, con el fin de no tener que lamentar más casos como el mencionado. Por su parte, en España, varias familias de pacientes electrodependientes se están movilizando para conseguir el amparo del Gobierno al igual que ha ocurrido en Argentina.

Fuente de información:

https://www.lasexta.com/noticias/sociedad/muere-menor-paralisis-cerebral-electrodependiente-corte-luz-provocado-compania-electrica-causa-deuda_201806255b30f9380cf2a314954889c2.html

Entrevista a Silvia Sierra “Conocer la demencia, es clave para poder ayudar a las familias”

En primer lugar, le agradecemos sinceramente a Silvia Sierra, Coordinadora del Servicio de Información y Orientación en la Asociación Benéfica Geriátrica, su tiempo y dedicación al acercarnos de manera profesional y sencilla algunos aspectos sobre la enfermedad de la demencia en nuestros mayores, que tanto nos importan.

Además, imaginamos que estaréis ultimando los preparativos de la jornada “Demencias en personas mayores: un desafío desde el Trabajo Social”, prevista el próximo 31 de mayo. Por ello, reconocemos el esfuerzo añadido, atendiéndonos.

Sin más demora, a continuación, podéis leer las interesantes palabras de Silvia sobre demencia y la importancia que la figura del trabajador social. Esperamos que os guste.

¡Comenzamos!

Cuestionario jornada sobre demencia

1 ¿A qué se dedica la Asociación Benéfica Geriátrica? ¿Cómo nace su puesta en marcha?

 ABG es una entidad sin ánimo de lucro formada por un equipo de trabajadoras sociales que se dedican al asesoramiento gerontológico.

 La Asociación Benéfica Geriátrica nació hace 20 años con el objetivo de defender y promover los derechos de los mayores, sobre todo de aquellos en situación de vulnerabilidad social.

2 ¿Cómo se puede saber cuándo una persona debe dejar de trabajar, conducir, vivir de manera independiente u ocuparse de la economía doméstica a causa de padecer demencia?

Cuando aparecen síntomas que indican que la persona no pueda ser autónoma para las ABVD (actividades básicas de la vida diaria) o actividades instrumentales, y es un riesgo para su vida y la de las personas que la rodean. Los casos en los que todavía no hay diagnóstico de demencia, son los más difíciles porque las familias no saben que recursos elegir para el mejor cuidado de la persona mayor.

3. Según la ABG ¿Qué supone la demencia en las personas mayores?

Es una enfermedad que afecta a más de cincuenta millones de personas en todo el mundo, y cada año se detectan 10 millones de nuevos casos.

 La demencia supone pérdida de capacidad en la persona mayor y deterioro de las facultades mentales. Es un problema para las familias, ya que no saben cómo afrontar los cuidados. La creación de recursos que apoyen al mayor y a sus cuidadores es uno de los retos que tiene la Administración y las entidades del sector sociosanitario, las cuales luchan para cuidar no solo a los mayores, si no a sus cuidadores. Conscientes de la importancia de la Demencia, que plantea su abordaje, ABG organiza esta jornada en la que diferentes profesionales del ámbito del trabajo social y gerontológico profundizarán en el tratamiento de las demencias en las personas mayores.

4. ¿Cuáles son las principales labores de un trabajador/a social frente a la demencia?

Las principales funciones del trabajador social serían la intervención social y el apoyo a las familias.

La intervención social se realiza a través de la recepción de la demanda, mediante una entrevista con la familia y una visita domiciliaria. De ese modo el trabajador social puede conocer la situación y realizar un diagnóstico de la situación, para después diseñar su intervención.

 Conocer la enfermedad, es clave para poder ayudar a las familias. Al trabajar día a día con esta problemática, el trabajador social debe saber los recursos y coordinarse con otros profesionales del ámbito sociosanitario.

5. El próximo día 31 de mayo se celebrará la jornada sobre demencia ¿Qué objetivos persigue la Asociación Benéfica Geriátrica con esta convocatoria?

 El objetivo principal es profundizar en el tratamiento de las demencias en personas mayores y el abordaje desde el Trabajo Social.

 Conocer los diferentes recursos, trabajar desde el equipo multidisciplinar y ayudar a las familias son importantes para el cuidado de la enfermedad.

6. Desde la ABG ¿consideráis que la sociedad actual estamos preparados para convivir con una persona mayor demenciada

Consideramos que no estamos preparados, porque no conocemos la enfermedad y porque es muy difícil afrontarla. Admitir que esa persona dejará de ser la misma que uno conoció, que confundirá días, horarios y nombres, y que tal vez necesite ayuda hasta para las tareas más elementales genera sentimientos difíciles de sobrellevar. Y aunque la enfermedad no tiene siempre la misma evolución y cada persona es un mundo los temores, la preocupación y el cansancio hacen mella tanto en las personas enfermas como en los cuidadores.

Si queréis poder consultar cómo ha ido la Jornada en los siguientes enlaces:

“Preservar la dignidad de la persona, como un pilar principal en su tratamiento”, pasando por una gestión eficiente y eficaz de los recursos, fueron algunos puntos destacados y tratados durante las Jornadas…

http://www.abgmadrid.com/blog-abg/2018/6/1/jornada-abg-preservar-la-dignidad-de-las-personas-con-demencia-ha-de-ser-el-pilar-principal-de-su-tratamiento-y-cuidados

Así como la entrada con el material de las ponencias:

http://www.abgmadrid.com/blog-abg/2018/6/4/jornada-abg-presentaciones-de-teresa-merlo-rubn-yusta-y-marta-candel

 

Una vez más, te damos las gracias por compartir con nosotros tu experiencia profesional sobre este aspecto nos ocupa.

Demencia senil, ausentarse de la realidad

Las lagunas mentales que provocan la demencia son diferentes al olvido que puede tener cualquier persona normalmente. Por ejemplo, olvidar donde dejamos las llaves del coche es mala memoria, pero olvidar como utilizar las llaves son un posible síntoma de demencia senil. Cuando nuestro familiar comienza a tener problemas de memoria o se ven mermadas sus capacidades para realizar por si solo actividades que antes no eran un problema, varias ideas empiezan a agolparse en nuestra cabeza, ¿qué le estará pasando?, ¿tendrá demencia o Alzheimer?, ¿debería consultar al médico?

Una afección a nivel cognitivo

La demencia senil no es una enfermedad, es la situación que se da cuando la persona mayor ha perdido las facultades mentales, que afecta al pensamiento, la memoria, la comunicación y la conducta y por ello necesita ayuda o la supervisión de las tareas que anteriormente realizaba con facilidad. La demencia no tiene por qué formar parte del envejecimiento de todas las personas. A medida que va pasando el tiempo, el cuerpo de las personas va cambiando al igual que se van notando cambios mentales debido al deterioro, es por esto que el funcionamiento del cerebro no sea el correcto y de ahí que se produzca la demencia senil.

En la mayoría de los casos, la demencia senil es de carácter progresivo y, por lo tanto, irreversible. Así, las funciones o capacidades que se pierdan no podrán volver a ser recuperadas por la persona afectada. Los médicos diagnostican demencia senil cuando el paciente ha sufrido la pérdida de, al menos, dos habilidades básicas.

Demencia 1

El  diagnostico  de demencia senil debe ser motivo para empezar a pensar en los cuidados que se les procurarán para que tengan una buena calidad de vida. Nadie nace sabiendo cómo comunicarse con una persona con demencia, pero se puede aprender. Si mejoramos nuestras técnicas de comunicación eso hará que las labores de cuidado provoquen menos estrés y que probablemente mejore la calidad de nuestra relación con el ser querido. Las buenas técnicas de comunicación también mejorarán nuestra capacidad para enfrentar las conductas problemáticas que pudieran presentarse al cuidar del mayor con demencia.

Facilitar el ambiente para mejorar la conexión

Es importante matizar que las estrategias son guías que nos permiten comunicarnos con la persona que padece la enfermedad pero, la realidad es que cada persona es única y singular. Por ello es clave adaptar estas estrategias de carácter general a cada una de las personas con la que nos vamos a comunicar. Veamos algunas de estas estrategias:

  • Evita ruidos y distracciones que puedan producir interferencias. Dile quién eres y cuál es tu parentesco con él o ella. Las personas con demencia están haciendo un esfuerzo extra por comprender y sentirse comprendidos. Un ambiente favorecedor es fundamental para que el esfuerzo extra de la persona por comunicarse no se convierta en frustrante.- Es importante, siempre y cuando la persona no tome las riendas, que tomes la iniciativa en la conversación para que tengan estructura y sepan desde donde partir.
  • Estar a la misma altura a nivel visual para que podáis contextualizar lo que os quieren decir no sólo desde la palabra, sino también desde la expresión facial. Es fundamental hablar despacio, vocalizar bien y tener un tono de voz medio.
  • Refuerza lo positivo y aborda los errores como oportunidades de aprendizaje o de nuevos intentos. Si cometen errores hay razones importantes para ello.
  • A los pacientes con demencia les tranquiliza mucho recordar el pasado. Suelen mantener su memoria a largo plazo pero no a corto, por lo que se acuerdan de cosas que ocurrieron hace años pero no las que ocurrieron ayer. Por ello, es preferible hacerle preguntas de un pasado más remoto en lugar de preguntas sobre cosas más recientes.
  • Si no entienden lo que has dicho, reformúlalo con palabras más sencillas. Simplifica el mensaje y muestra paciencia ante la persona que tiene demencia senil.

Con estas recomendaciones, seguro que será mucho más sencillo y eficaz tanto comunicarnos como convivir con aquellos seres queridos que padecen demencia senil y sobre todo, poner nuestro granito de arena para que se sientan un poco mejor.

 

Fuentes de información

http://www.cuidateplus.com/enfermedades/neurologicas/demencia-senil.html

https://www.guiatucuerpo.com/demencia-senil/

 

logo-suma-de-todosEMPRESA AUTORIZADA POR LA CONSEJERÍA DE POLITICAS SOCIALES Y FAMILIA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID.
Gerosol Asistencia presta sus servicios en todo el territorio regional.
Números de autorización S2941, S5424 y S6584 (Rehabilitación Médico Funcional), posee todos los certificados necesarios para prestar sus servicios con la máxima garantía de calidad.

Satellite
CENTRO ACREDITADO por la D. G. de Coordinación de la Dependencia para la prestación del CHEQUE SERVICIO.

Si desea solicitar más información sobre este servicio, cómo tramitarlo y los requisitos necesarios para su gestión, puede hacer link en el siguiente enlace

.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Llámanos!