Posts sobre estrés

Focusing: Técnica para sanar las emociones

¿Sabes qué es el focusing?, ¿en qué consiste?, ¿has oído hablar de ello?, intentamos exponer de forma sencilla este proceso para conocer si puede aportarnos beneficios en nuestro día a día.

Se trata de un poderoso recurso emocional al que puso su nombre el filósofo Eugène Gendlin, nacido en Viena en 1926 y afincado en Estados Unidos, como su palabra indica es poner el “foco” encontrar esa “sensación sentida” que todos tenemos en nuestro cuerpo que sabe muchas cosas de nosotros y de los que nos pasa ante una situación, una relación personal, una decisión a adoptar y nos permite manejar mejora aquello que nos preocupa.

Se trata de un proceso de autoconciencia, de aprendizaje para conseguir una curación emocional.

 

 

 

 

 

 

La técnica del enfoque corporal te hará capaz de hallar y de cambiar tu vida allí donde está bloqueada, oprimida, encerrada, detenida.

Hay un itinerario de 6 pasos fundamentales para iniciarse en la práctica:

  • Sensación sentida: Ya has sentido, invitar a nuestro cuerpo a sentir, a escucharnos. Desde tu espacio interior, toma asiento, ponte cómodo/a y tómate un momento para relajarte.
  • Formar la sensación sentida: No entres dentro del problema, tan sólo visualiza la situación como un todo. Podemos proponernos pensar en:
    • El este, la salida del sol de esos rayos que nos caliente el cuerpo y nos despiertan.
    • El oeste, el sol no está y tenemos algo de frío, ese frío que nos produce.
    • El norte, como nuestro objetivo, nuestra orientación.
    • El sur, esa luz, esos paisajes, esas brisas suaves. El mar, el olor del salitre.
  • Buscar un soporte: Deja que una palabra, una frase, o una imagen provenga de la propia sensación-sentida. Podría ser una palabra-cualidad como “apretado”, “pegajoso”, “asustadizo”, “bloqueado”, “pesado”, “saltante”, o una frase, o una imagen.
  • Comprobar: Deja que la sensación-sentida cambie, si lo hace, y también la misma palabra o imagen, hasta que se sientan embonar perfectamente al captar la cualidad de la sensación-sentida.
  • Preguntar: Ahora pregunta: ¿Qué es lo que, en la totalidad de este problema, hace esta cualidad (que acabas de nombrar o de representar)?.
  • Recibir: todo lo que aparezca junto, con ese cambio. Permanece con ello un rato, aun cuando sólo sea un ligero relajarse.

Sea lo que venga, esto es sólo un cambio. Habrá más. Probablemente seguirás después de un rato, pero quédate aquí unos pocos momentos.

EI cambio interior corporal es misterioso en sus efectos. Siempre da bienestar, aun cuando lo que ha salido a luz no haga aparecer el problema algo mejor desde el punto de vista racional.

 

Bibliografía

http://www.focusing.es/focusing-es.html

Eugene T. Gendlin, Ph. D., Focusing. Proceso y Técnica del Enfoque Corporal. (Chicago, 1982)

 

La negación y ruptura familiar, un duro obstáculo

Desde que nacemos necesitamos ayuda para comer, para dormir, para aprender. A medida que crecemos, nos gusta hacer cosas por nosotros mismos, sentirnos bien, válidos y capaces. Por esta razón, las personas no estamos preparados para enfrentarnos a la pérdida de la salud, y negamos la enfermedad. Esa será nuestra primera reacción de defensa ante la noticia de que padecemos tal enfermedad crónica o simplemente envejecemos.

Recordemos que la atención a personas en situación de dependencia comienza cuando es necesario prestar apoyo parcial o total a una persona en la realización de las actividades básicas de la vida diaria. Ya sea mediante la atención de un profesional, de un cuidador informal o de ambos.

La negación, una peligrosa actitud.

La negación nos permite amortiguar el dolor ante una noticia inesperada e impresionante; y es una forma de defendernos mentalmente ante esa mala noticia. Esta negación nos originará pensamientos como que el médico recibió un informe erróneo del laboratorio o podemos negar la gravedad de la enfermedad porque no vamos a permitir que eso nos inquiete. Esta actitud puede tomar, peligrosamente, una forma de desafío. Afirmaciones como, “¡Voy a comer, a hacer ejercicio y a tomar o no mis medicamentos como me plazca!“

Resulta frecuente que los familiares de las personas mayores recurran a servicios a domicilio u otro tipo de recursos, para así asegurar el buen cuidado de sus mayores, pero no es sencillo convencerlos que necesitan ayuda y cuidados.

Cuando les proponemos a nuestros mayores que un cuidador vaya a casa para ayudarles en lo que necesiten suelen ser bastante reacios, incluso son capaces de negar que necesitan ayuda. Sin embargo, deben comprender que existen ciertas tareas que ya no pueden hacer como antes y que pueden resultar perjudiciales para su salud. Esto no es sencillo, ya que requieren de tiempo, paciencia, afecto, comunicación y mucha comprensión.

En primer lugar para convencer a nuestros mayores es hablar con ellos varias veces sobre el tema y conseguir que expresen todo lo que piensan, sienten y necesitan.

En segundo lugar plantearnos cuáles son nuestros objetivos, siempre teniendo en cuenta el estado cognitivo, emocional y funcional de la persona.

 

 

 

 

 

 

 

Todas las familias tienen su historia previa (modelos de funcionamiento, estilos de comunicación, su propias normas y reglas) que han determinado las relaciones entre los miembros a lo largo de su vida como sistema y puede verse alterado ante la aparición de enfermedades que deterioran la vida de ese sistema, por ejemplo, la aparición de enfermedades tipo alzheimer en la que suele ser habitual encontrar procesos de rechazo y negación, es fácil imaginar por qué la demencia no sólo afecta a la persona que recibe el diagnóstico sino a todo su entorno. Aparecen conflictos familiares o desacuerdos entre los miembros en relación a la contribución de cada uno en el cuidado del dependiente o por el diferente grado de implicación en el mismo, ya que pueden no compartir el mismo sentido de responsabilidad, o de necesidad ante una misma situación.

Comunicación, comprensión y entendimiento

Si se ha conseguido que el mayor exprese sus necesidades de ayuda y cuidados, deberemos pensar qué servicio es el más adecuado para asegurar su comodidad, cuidado, salud y bienestar. Es necesario ser conscientes de las necesidades y del nivel de dependencia de la persona mayor, pero, sobre todo, es esencial tener en cuenta su opinión para escoger el servicio encargado de sus cuidados.

Es muy importante que entendamos la diferencia entre “convencer” e “imponer” para asegurar una buena comunicación con el mayor y un buen proceso de aceptación de la necesidad de sus cuidados. Las personas mayores tienen el mismo derecho a decidir que cualquier otra persona. El papel de los familiares es guiarle para asegurar su salud, bienestar y calidad de vida, pero sin imposiciones en contra de su voluntad.

Gerosol Asistencia nació con un único propósito: hacer tu vida y la de tus familiares más fácil. Esta frase, tantas veces escuchada, no sirve de nada sin un equipo de trabajo que realmente luche por la tranquilidad de nuestros beneficiaros. La atención en el hogar a personas dependientes es prioritaria en nuestro día a día.

Aprender a pedir ayuda cuando se necesita es un acto de humildad y valentía. Cuando pedimos ayuda también estamos dando un voto de confianza a la otra persona, rompiendo así con los prejuicios que tenemos. Fortalecemos vínculos y nos quitamos la coraza del orgullo y la arrogancia que forman parte de la victimización, creyendo que no podemos confiar en nadie o estamos solos.

Feng Shui: decoración acogedora en los hogares de mayores

Si la cara es el espejo del alma, la casa es el espejo de tu vida diaria, dice mucho de cómo eres, de cómo vives y de cómo te sientes. Si vives rodeada de cosas que te hacen feliz, seguro que serás más feliz. Y al contrario, si tu ambiente más íntimo no encaja con tus intereses vitales, te sentirás mal en tu propia casa, sin saber por qué. El tema que te planteamos hoy es algo fuera de lo común pero muy real para mucho; la decoración de habitaciones para personas mayores, cómo amueblarla, qué elementos son imprescindibles y todos los consejos que necesitas saber al adaptar una habitación para ellas.

El Feng Shui como patrón de decoración

Sobre decoración hay mucho escrito, pero cuando miramos el mundo a través de los ojos del Feng Shui comprobamos que todo está vivo, cumpliendo una función al mismo tiempo, que todo cuanto nos rodea puede servirnos para mejorar nuestra vida. Se trata de un arte ancestral chino que utiliza colores, símbolos y los cinco elementos de la naturaleza (agua, fuego, metal, tierra y aire) para fomentar el bienestar y la armonía del individuo con su entorno. Cada vez es tenido más en cuenta en el mundo occidental y muchos diseñadores de interiores y decoradores siguen sus pautas para aportar equilibrio.

En el caso de las personas mayores, necesitan que todo lo que les rodea en su espacio sea alegre para evitar momentos de depresión o melancolía que los entristezca. Además, como ya sabemos, el dormitorio ha de ser un espacio relajado y calmado, (especialmente para ellos) en el que poder descansar plácidamente y levantarse de buen ánimo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta filosofía oriental del Feng Shui evita la acumulación de objetos para mantener el orden del espacio y transmitir limpieza visual; para garantizar la serenidad en el dormitorio. La cama es la protagonista de esta estancia. El cabecero debe ser sólido, estar apoyado sobre una pared firme y sin ventana para que nos aporte seguridad. Debemos colocar la cama en la pared opuesta diagonalmente a la puerta para que no encontremos obstáculos al entrar y no esté mirando hacia ella.

Un aspecto que es recomendable para personas mayores es que el colchón sea de buena calidad, y de la dureza que más les guste. A poder ser, busca un colchón antiescaras ante una posible larga temporada en cama.

Al mismo tiempo, la renovación de aire es fundamental para la salud. Los mayores pasan mucho tiempo en casa haciendo uso de este espacio y por tanto necesitas tener una ventana accesible a través de la que renovar el ambiente con asiduidad. Por ello, evita colocar muebles y cortinas pesadas que entorpezcan su apertura.

Tranquilidad, practicidad y presencia de la naturaleza

Es mejor no poner nada que cuelgue encima de la cama, como doseles o estantes ni nada debajo. Con respecto a los colores, se deben elegir aquellos tonos claros y pasteles que invitan a la tranquilidad y al descanso. Los materiales siempre naturales, de fibras, algodón, madera…

 

 

 

 

 

 

 

 

También colocar algunos cuadros o fotografías en el dormitorio con el elemento tierra es uno de los consejos básicos de la decoración Feng Shui. Pueden ser montañas, desiertos, campos, flores o plantas. Incluso en los dormitorios, para atraer y estabilizar la energía, se recomienda colocar objetos que se relacionen con este elemento, como floreros o vasijas de cerámica o barro.

Las plantas alegran cualquier espacio con sus formas. Las flores frescas aportan colorido y alegría. Es más, son seres vivos y ¿qué mejor manera de revitalizar un espacio?

El crecimiento y cuidado de una planta puede ser una actividad rutinaria muy positiva para nuestros mayores porque adquieren esta pequeña responsabilidad y se sienten útiles al tiempo que están ejercitando su memoria y concentración.

Por último, la habitación debe estar siempre ordenada, la cama bien hecha y no debemos dejar nada por el suelo. Debe reinar la tranquilidad.

Puede parecer cosa de magia, pero tan sólo es técnica y conocimiento llevados a la práctica. Los expertos en Feng Shui aseguran que la energía, pese a ser invisible, está en todas partes y, por supuesto, también en nuestros hogares.

En Gerosol Asistencia, somos un equipo de profesionales de la salud y de lo social que trabaja desde el respeto a la persona y su entorno para conseguir una atención domiciliaria altamente cualificada y cercana.

El Feng Shui recolocará tu espacio exterior para recolocarte por dentro. Porque con el Feng Shui es posible llegar desde dónde estás, hasta dónde quieres llegar. Está claro, que los años no tienen que ser un peso ni la funcionalidad de la casa una carga. Lo único en lo que debemos concentrar nuestras energías es en vivir en paz y hacer las cosas con amor. Ahora, solo queda ponerse manos a la obra y sobre todo preguntarle al auténtico protagonista, nuestra persona mayor, por sus gustos para hacerlo partícipe del proceso de adaptación a su hogar.

¡Enciende el modo “vacaciones”!

Algunos no lo recuerdan y otros muchos lo han olvidado, pero hubo un tiempo, hace no tanto, en el que prácticamente nadie tenía un teléfono móvil. Una época en la que si llegabas tarde no podías avisar. En la que los viajeros del metro se miraban unos a otros e incluso leían libros. Y en la que ibas al cuarto de baño y leías la etiqueta del champú, en lugar de consultar los tuits. Con el cambio de siglo, aquella época tocó a su fin. Sin embargo, en la actualidad, más de uno diría que el verano está para descansar y olvidarse de la rutina. Pero en esta era hiperconectada en la que vivimos, olvidarse del teléfono móvil en casa es una tarea complicada. Ya se sabe, a grandes males, grandes remedios.

Poner unos límites para disminuir la dependencia

El próximo 1 de agosto muchos españoles comienzan sus vacaciones de verano, pero no todos consiguen desconectarse del móvil y las redes sociales para descansar de verdad. La tecnología nos facilita la existencia, pero también puede llegar a crear una cierta dependencia que hay que procurar racionalizar. Las tablets, los smartphones y otros dispositivos móviles están pensados para que los disfrutemos, no para depender de ellos.

Por ello, hemos recopilado algunos consejos para conseguir desengancharse de las nuevas tecnologías en vacaciones:

Si el móvil suena o vibra avisando de que alguien te llama o te ha enviado algo hace falta mucha fuerza de voluntad para no mirarlo, de modo que una solución es tenerlo siempre en silencio y decidir en qué momentos del día se revisa para comprobar si hay alguna comunicación importante que atender.

Poner diferentes sonidos a los contactos facilita que uno pueda saber por el tono de la llamada si es de trabajo o personal, si debe atenderla porque puede ser urgente o es factible ignorarla porque es alguien que puede esperar.

Una forma de desconectar del móvil es establecer pausas en su uso. Una fórmula sencilla es dejarlo en casa cuando se sale a dar un paseo o durante la estancia en la playa o en la piscina. También es útil apagarlo o dejarlo en un cajón durante las comidas y las sobremesas, o cuando uno se tumba a leer un libro, cuando está jugando con la familia o practicando deporte.

Para evitar que el móvil, Internet o las redes sociales colonicen el tiempo dedicado a otras actividades, hay quienes optan por fijarse un plazo temporal de conexión. Por ejemplo, una o dos horas al empezar o al terminar el día para revisar el correo, navegar o contestar mensajes.

Otro método que evita el consumo digital compulsivo es no llevar el móvil encima. Si al llegar a casa se deja sobre una mesa o una estantería, seguro que no se tiene la tentación de mirarlo mientras se está charlando con alguien o viendo una película, y el hecho de tener que desplazarse a por él para enviar un mensaje o hacer una consulta da la opción de pensar si realmente es necesario.

Recibir avisos cada vez que alguien te menciona en Twitter o escribe en Facebook, o ver que se acumulan 10 mensajes sin leer en Whatsapp distrae la atención e induce a abrir de inmediato esas aplicaciones. En cambio, si se desactivan las notificaciones desaparece esa presión y uno decide cuándo le va bien revisarlas.

Cada vez más corrientes a favor de la desconexión

Movimientos como Digital Detox, en Estados Unidos, o Desintoxicación Digital, en español, abogan por aprender a desconectar para reconectar. Y ya son muchos los hoteles, restaurantes e incluso medios de transporte que se suman a esta tendencia. Te ofrecemos distintos ejemplos.

La idea del propietario del restaurante Abu Ghosh, en Israel, para el que los móviles han estropeado el placer de una cena, da el 50% de descuento en la comida a aquellos que apaguen su teléfono móvil.

Desde siempre, los aviones eran el lugar ideal para desconectar ya que, queramos o no, en general no podemos usar dispositivos electrónicos a bordo. Actualmente, son cada vez más las aerolíneas que se sitúan en el otro lado, para ofrecer una conexión total durante el vuelo. Las compañías de tren, en cambio, empiezan a contar con los llamados vagones silenciosos.

La cadena de hoteles Vincci también tiene su propio pack de desintoxicación en sus hoteles en Marbella, Sierra Nevada y Tenerife.

¿Quién no se siente como desprovisto de algo esencial si se deja el móvil en casa? Lo cierto es que hemos creado una dependencia real, y el hecho de estar conectado a todo y a todos a través de un aparato nos parece algo tan natural, que hasta nos ha hecho olvidar que hubo un tiempo en que se salía de casa por la mañana y para localizar había que hacer uso de esas cabinas que ya casi forman parte de los museos. La solución pasa por la autodisciplina y la restricción del móvil a situaciones realmente necesarias.

Fibroniebla, despiste constante

Vivimos en una época de grandes cambios que llegan de manera acelerada. El flujo de información es constante y tiende a crecer cada vez más. Esto es una bendición puesto que no hay tema o habilidad que esté lejos de nosotros, todo lo que quieras saber está a la distancia de un pequeño recorrido virtual. Sin embargo, a largo plazo, esta carga informativa puede afectarnos hasta tener periodos de neblina mental.

Ahora imaginémonos ese punto en el que estás quedándote dormido y no puedes porque te preguntas si apagaste el horno o pusiste las llaves en la puerta. La neblina mental se trata principalmente de olvidos, de no acordarse de ciertas palabras, citas, cosas que hacer, o simplemente de por qué entraste a la cocina.

Olvidos que dejan de ser despistes

Según los especialistas, el término también conocido como «brain fog», es un conjunto de síntomas que se describen como una alteración en la función ejecutiva y es un problema que afecta en cualquier edad. Los pacientes se quejan por la falta de concentración y por crecientes fallas en su capacidad de recordar.

Hay muchas causas probables para la niebla mental, dependiendo de cada persona. El estrés puede ser una buena razón, por el alto nivel de cortisol que afecta a nuestras funciones biológicas. También son causas probables ciertos cambios hormonales, tener la mente ocupada en otros asuntos, sufrir dolor crónico en alguna zona del cuerpo, la depresión, el trastorno bipolar, la mala alimentación, la falta de ejercicios físicos o mentales adecuados, la desmotivación (laboral, personal, etc.), los desequilibrios de nutrientes en la sangre y el cuerpo, el agotamiento físico y mental o el síndrome de fatiga crónica.

Es importante saber que la niebla cerebral no quiere decir que se tenga un cerebro enfermo, con ciertos trastornos neuronales, o envejecido o con falta de riego. Sino que se trata de un cerebro que simplemente quiere mostrar su enfermedad, lo cual le lleva a lo que ya sabemos… dolor, agotamiento y cierta pesadez o falta de concentración.

Sería fácil evitar la niebla mental intentando no ser partícipe de las causas descritas en el punto anterior. Sin embargo, una vez que se agudizan los síntomas, hay algunas acciones que podemos realizar para mitigarlos.

Pequeños hábitos para mejorar los síntomas

Para optimizar el rendimiento de la salud mental es recomendable «tomar fotos mentales»; si nos presentan a una persona llamada Carolina, ponerle «Carolina de Mónaco» y esto ayudará a recordar el nombre.

Hacer del descanso nuestro mejor aliado. Incluso aunque no te sientas cansado. Cuando sientes que no puedes pensar con claridad es el momento de descansar, aunque sea cinco minutos.

La rutina puede ser una gran aliada en los casos de niebla mental, intenta dejar las cosas en el mismo sitio y seguir unos hábitos rutinarios.

Cada persona tiene un momento del día en el que es más activo física o mentalmente. Deja las tareas difíciles para ese momento.

En nuestra vida cotidiana hablamos por teléfono mientras conducimos y al mismo tiempo intentamos leer el periódico. Es de locos ¿no? Para evitar la niebla mental evita también los procesos multitareas. Empieza una cosa y hasta que no la termines, no empieces otra.

Mejora la calidad de tu sueño. Esta pauta no quiere decir que duermas 12 horas al día, sino que las horas que duermas, al menos 8, consigas tener un sueño reparador. Para ello puede ayudarte tener un ambiente confortable, establecer una rutina, levantarte siempre a la misma hora…

Identifica las situaciones estresantes y evítalas. Cuando no puedas evitar estas situaciones intenta trabajar una forma de calmarte y relajarte.

Si sabes que la niebla mental te confunde, puede ser útil tener alguna respuesta planificada para esos momentos. Respuestas sencillas que te permitan aplazar lo que estés haciendo para otro momento en el que la niebla mental haya pasado.

Pon a trabajar al cerebro haciendo crucigramas, rompecabezas o juegos de estrategia… o algún tipo de entretenimiento como la lectura que estimule tu cerebro.

Por supuesto, la meditación no sólo te ayudará a controlar el estrés, sino que también será una gran aliada para aumentar tu concentración.

Si crees que tienes los síntomas de la fibroniebla consulta a tu médico, él te ayudará a hacer los ajustes necesarios en la medicación, pero los cambios en el estilo de vida dependerán solo de ti. El mejor consejo que te podemos dar es que no te desesperes, procura siempre mantener la calma. Si te irritas, deprimes o enojas, las cosas van a ser peores. Esperamos que este artículo haya sido de utilidad.

Fuente de información

https://www.elpais.com.uy/domingo/neblina-mental-nueva-enfermedad-siglo-xxi.html

logo-suma-de-todosEMPRESA AUTORIZADA POR LA CONSEJERÍA DE POLITICAS SOCIALES Y FAMILIA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID.
Gerosol Asistencia presta sus servicios en todo el territorio regional.
Números de autorización S2941, S5424 y S6584 (Rehabilitación Médico Funcional), posee todos los certificados necesarios para prestar sus servicios con la máxima garantía de calidad.

Satellite
CENTRO ACREDITADO por la D. G. de Coordinación de la Dependencia para la prestación del CHEQUE SERVICIO.

Si desea solicitar más información sobre este servicio, cómo tramitarlo y los requisitos necesarios para su gestión, puede hacer link en el siguiente enlace

.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Llámanos!