Posts sobre Dependencia

Personal de enfermería: un recurso vital para la salud

Cuando aparece un problema de salud, uno siempre quiere ser atendido por el mejor especialista médico, con las mejores técnicas y tratamientos, en el mejor hospital. Pero para conseguir esa atención de calidad que buscamos, no debemos olvidar también el papel que juega el personal de enfermería, determinante en el manejo de cualquier dolencia.

Se trata de una profesión enfocada a aquellas personas que, con una definida vocación de servicio hacia los demás, se preocupan, atienden y cuidan al paciente, desempeñando un rol fundamental en nuestra sociedad.

El personal de enfermería se encarga del cuidado y atención de todo tipo de personas. A menudo, la labor de estos profesionales varía en función del tipo de necesidades que tenga el paciente. Además, entre las funciones más conocidas se encuentran la realización de análisis de sangre, cura de heridas, exámenes físicos de pacientes…

Por otra parte, gestionan los historiales clínicos. También se encargan de: tomar decisiones y asesorar al enfermo, identificando qué es lo mejor para él; y de la relación entre el paciente, familiares y el resto de profesionales de la salud intervinientes, facilitando así la comunicación entre éstos.

El Origen de la Enfermería: Florence Nightingale

Resulta importante mencionar que el pasado 12 de mayo, se conmemoró nuevamente, a nivel mundial, un día histórico para la profesión de enfermera. Una fecha que coincide con el nacimiento de Florence Nightingale en el año 1820 en Florencia.

Florence Nightingale, mujer que tuvo un papel brillante en su época y que aún hoy, está vigente su enfoque sobre enfermería y su aplicación de otras ciencias como la gestión, la estadística o la investigación, forjando con ello el arte de brindar cuidados. Ella desempeñó múltiples funciones siendo cuidadora, gestora y docente. Se desarrolló profesionalmente en la Guerra de Crimea y a su regreso creó la primera escuela de enfermería, cuyo modelo teórico se centró en la preocupación por un entorno saludable.

Actualmente se sabe que las familias no siempre tienen la posibilidad de ocuparse de administrar las diferentes medicaciones y tratamientos médicos, y no sólo por faltar tiempo. Los allegados a veces tienen miedo de confundirse y suministrar de modo incorrecto jarabes o pastillas que frecuentemente deben ser administrados a horas muy puntuales y en proporciones adecuadas por ello, en ciertas ocasiones los cuidados de enfermería se deben realizar en los domicilios particulares de los pacientes, es decir que el enfermero/a acude a la casa del paciente para realizar tareas de cuidado diario.

 

 

 

 

 

 

En Gerosol, el modelo de asistencia sanitaria evoluciona a diario para ir más allá del manejo adecuado de la enfermedad para centrarse también en la satisfacción de los beneficiaros/as y en su cuidado, persona a persona. Nuestras enfermeras funcionan en la supervisión y prevención de la salud de nuestros beneficiarios/as aportando una visión importantísima para el buen funcionamiento de los servicios y en la prevención de las enfermedades. La enfermera actúa siempre que es necesario para afrontar los problemas derivados de la alta complejidad del paciente frágil, haciendo hincapié en la revisión de la polifarmacia y la suspensión de fármacos fútiles, así como la prevención de riesgos domiciliarios y la asistencia en manejo de situaciones clínicas que así lo requieran.

Nuestra sociedad debe rendirle homenaje a todo el personal de enfermería, y sobre todo agradecerle su vocación, su entrega, su paciencia, y el gran poder de consolar a quien sufre, que tanto necesita de la asistencia profesional de este gremio, por lo tanto, el presente artículo en forma modesta pero muy sincera se lo dedicamos al personal de enfermería que son seres humanos con alas de ángel al cuidado de sus semejantes.

 

Entrevista: Pasión por ser una mujer gran dependiente, muy independiente

Desde Gerosol teníamos muchas ganas de hablar, preguntar, conocer, más a fondo, a nuestra maravillosa redactora que todas las semanas hace posible, gracias a su esfuerzo e investigación, que nuestro blog siga aportando información relevante a nuestros lectores. Hoy preguntamos a Elena Arranz sobre la Mujer. Tenemos claro que una persona como ella, nos va a aportar muchas cosas, no solo por el hecho de ser una mujer dependiente sino por su personalidad y su gran corazón que nos ha ido mostrando cada día.

¡Comenzamos!

Antes de hacer preguntas, nos gustaría saber un poco de ti. Lo que nos quieras contar, que sueles hacer, tus gustos y aficiones. De qué y de quién te gusta rodearte….

Soy una mujer activa, me apasiona vivir rodeada de mi gente, mi familia, mis amigos… Intento disfrutar de cada momento. Ante las dificultades que se me plantean a cada ratito, procuro tomármelo con buena cara y una sonrisa. Me encanta practicar running, conocer mundo viajando y ayudar a la gente.


¿Cómo te defines Elena?

No soy perfecta, y me alegro de no serlo. Experimentar, abrir ventanas al mundo, sentirme parte de algo, cuando me asomo a la vida diaria de la sociedad actual, es difícil encontrar el hueco donde ser escuchada, donde se pueda “perder” un minuto. La sociedad intenta automatizar todo, solo quedan pequeños huecos donde se aprecie lo hecho a mano, donde la dedicación del tiempo sin esperar una contraprestación a cambio no suponga un problema. Por ello, quizá la paciencia, el sentido del humor, la capacidad de escucha, la empatía y la constancia son las principales características que me definen, pero lo que me apasiona de corazón es vencer los límites disfrutando al máximo junto a mis seres queridos. También soy una persona que me gusta aprender de los demás y de mis propios errores.

 

 

 

 

 

 

 

 

Para ti, ¿qué es la felicidad?

Para mí la felicidad es saber sacarle jugo a cada momento. No es un estado permanente. Es algo que está dentro de cada uno. Las circunstancias que nos rodean, nos pueden favorecer o no, pero la actitud que tengas antes ellas es lo que te acerca o aleja de la felicidad.

¿Cuáles son tus objetivos a corto y largo plazo?

Soy una mujer con muchas inquietudes. Tengo ya previsto un viaje en el que me reencontraré con familia y amigos que hace tiempo que no veo.

En el futuro, me gusta imaginarme como alguien que ayuda a otras personas utilizando la comunicación.

¿En qué te apoyas y te sirve de motor cada día para vivir con ilusión?

Mi motor, sin duda, y desde hace ya 35 años, es mi madre. Aunque, para ser justa, debo decir que no es el único, tengo a mi lado a tres hombres inmejorables que son mi padre y mis dos hermanos. Con todos ellos, he podido superar barreras que parecían insalvables.


¿Qué ha supuesto para ti todo este tiempo que llevas trabajando en Gerosol?

Empezar a trabajar como bloguera para Gerosol supuso una oportunidad para mostrar que las dificultades de vivir con parálisis cerebral, no son motivo para dejar de luchar por hacerme un hueco en el mercado laboral. Ahora que ha transcurrido algo más de dos años, me doy cuenta que he adquirido una dimensión más amigable sobre la enfermedad y el maravilloso colectivo de las personas mayores.

 ¿Cómo vives todo el movimiento feminista? 

Como mujer, me siento muy comprometida con el movimiento feminista. Tuve la oportunidad de asistir a la manifestación del pasado 8 de marzo en Madrid donde pude vivir una jornada muy emocionante y vibrar junto a miles de personas. Me pareció necesario estar allí como modo luchar colectivamente por una sociedad más próspera.

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Crees que puedes ofrecer un enfoque o perspectiva diferente?

Sinceramente, no tengo una receta propia, pero sí que creo que el factor diferenciador es la actitud. No permanecer impasible ante cualquier granito de arena que pueda aportar como mujer. Dejarme ver y escuchar asistiendo a manifestaciones o dando mi opinión en entornos más reducidos. Por supuesto creo que la educación desde la infancia es el enfoque más eficaz para redirigirnos hacia una sociedad más igualitaria.

 ¿En qué te consideras muy independiente?

Si nos fijamos en los “papeles”, se puede ver que soy persona gran dependiente. Y, siendo esto cierto, no lo es menos que, puedo tomar decisiones y dirigir mi vida cotidiana. Aun necesitando una tercera persona para que me ayude en todas las actividades de mi vida diaria (desde comer hasta peinarme), yo puedo tomar decisiones y así lo hago en mi día a día. De modo que me considero una mujer gran dependiente, muy independiente.

¿Qué mensaje de igualdad darías?

Soy una mujer dependiente que, al igual que otras, está siempre en la búsqueda de oportunidades mejores con el fin de sentirme realizada. Resulta duro comprobar en tu piel las escasas oportunidades que se nos brinda, bien por ser mujer, bien por tener una discapacidad y, seguramente por esas dos condiciones juntas.

Mujeres como yo, estamos en constante demostración y reinvención para, en definitiva, sentirnos útiles y parte de la sociedad.

Todas podemos hacer algo que suponga un cambio. Considero que la mejor manera de reivindicar igualdad es sintiéndome igual.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué cambiarias de urgencia socialmente hablando y por qué?

En los últimos años hemos sido testigos o protagonistas de situaciones en las que demostramos la pérdida de tolerancia en nuestra sociedad. En las mínimas actividades cotidianas, como conducir, vemos a personas que se gritan, se insultan y, en muchos casos, utilizan la violencia para resolver sus desacuerdos.

Esta situación me preocupa y alarma, a la vez, porque una sociedad sin tolerancia puede tener repercusiones muy graves como acabar con la vida de una persona y, lastimosamente, se dan multitud de casos.

En mi opinión, los valores se aprenden tanto en el hogar como en los colegios. De allí la importancia de que las familias den ejemplo y que la escuela esté debidamente preparada para educar.

Por tanto, podemos empezar por cambiar nuestra actitud en la calle, comprendiendo que cada persona tiene su forma de pensar y de actuar, y se le debe respetar. De eso se trata vivir en sociedad.

 

Soluciones digitales para nuestros mayores

No podemos olvidar que vivimos en una sociedad centrada cada vez más en la información y la comunicación. Las TICs (tecnologías de la información y la comunicación) sin duda están cambiando la sociedad, la educación, el trabajo, la formación y la manera de recibir y procesar la información. Palabras como: Informática, Internet, Teletrabajo o App, son ya usuales y a nadie le sorprenden.

La tecnología al servicio de los mayores

Las personas mayores se están viendo afectadas por esta revolución tecnológica, de la misma manera que cualquier otro ciudadano, y además necesitan en mayor medida beneficiarse del enorme potencial que ofrecen. Para ellos, las TICs no sólo sirven para potenciar sus capacidades, sino también para paliar y compensar posibles limitaciones. Pero para que sus beneficios lleguen a todos es necesario hacerlas accesibles. Para que una persona mayor pueda tener acceso a todas las posibilidades que proporciona el ordenador y el teléfono móvil, es necesario que estén configurados y equipados con programas y dispositivos adecuados, y adaptados en función de las capacidades funcionales y de las necesidades de cada usuario.

Pero, ¿cuáles son los beneficios que Internet puede aportar a los más mayores? A continuación, se describen diversas tecnologías que mejoran la vida de las personas de la tercera edad.

Beprevent: esta empresa cordobesa nace con el lema “vive en tu vida”, ya que pretende conseguir que las personas mayores puedan vivir con independencia en sus hogares y, al mismo tiempo, que sus familiares sepan en todo momento lo que están haciendo para que estén más tranquilos. Eso sí, respetando siempre su privacidad.

También dota de inteligencia a cualquier objeto de uso cotidiano a través de sus etiquetas, mediante el acoplamiento de un pequeño dispositivo, que puede fijarse a casi cualquier cosa, aunque solo funcionan en interiores. Se conectan a dispositivos móviles de iPhone, iPad, Android y Windows Phone y los familiares reciben notificaciones en tiempo real cuando se utilizan los objetos a los que están adheridos.

 

 

 

 

 

 

Además, la App permite crear alertas o recordatorios como, por ejemplo, cuándo tienen que tomar la medicación. Del mismo modo compara el nivel de actividad diario, previene de salidas a la calle de duración excesiva e informa del ritmo de sueño alterado.

Desde pruebas médicas hasta mejora del entorno

Con sede en Madrid, Life Length es la empresa líder mundial de pruebas diagnósticas para la medición de telómeros. La medición de estas secciones del cromosoma sirve como un reloj biológico, y puede estimar la esperanza de vida de una célula y un organismo. Life Length da servicios a varias industrias dentro de los sectores farmacéutico y biotecnológico.

La media de estos telómeros mediante el Test de Análisis Telomérico (TAT), está reconocido como el indicador más preciso de envejecimiento celular, el mejor método para estimar la edad biológica y herramienta para el desarrollo de productos en proyectos de I+D.

Cabe destacar que una de las páginas más actualizadas en  avances de la tecnología orientada a personas dependientes es tecnobility.

Silincode SOS: esta pulsera de silicona dispone de un código QR que proporciona acceso a los datos personales y médicos de la persona que la lleva puesta: nombre, fotografía, teléfono de contacto en caso de emergencia, alergias, grupo sanguíneo… Todos estos datos se actualizan fácilmente a través de una app o con un ordenador conectado a Internet.

“Utilicemos el afecto de manera transversal sumándolo a las nuevas tecnologías y al diseño, así mejoraremos el bienestar de nuestros mayores”, propone Lekshmy Parameswaran, cofundadora y directora de Ideas y Estrategias en The Care Lab de FuelFor, una consultoría de diseño de experiencia especializada en asistencia sanitaria, con sede en Barcelona y Singapur.

 

 

 

 

Su última propuesta innovadora tiene un claro objetivo: crear un ecosistema alrededor de las personas mayores que favorezca su salud y bienestar hasta el último de sus días, dando un uso diferente y adaptado de las nuevas tecnologías, y envolviéndolas en diseños atractivos.

Robots que transforman en amena y divertida la rehabilitación o dispositivos con diseños cuidados, como los audífonos en forma de pendiente para que las señoras no los escondan bajo el pelo. Estos son algunos ejemplos que mejoran el día a día de las personas de edad avanzada

Por todo ello, en Gerosol Asistencia creemos firmemente que la tecnología, si está bien diseñada, puede mejorar la seguridad de las personas mayores en sus hogares y brindarles una vida mejor y más independiente. Pero, aunque cada vez son más los adultos mayores que se suben al carro de las nuevas tecnologías, aún queda mucho camino por delante. No obstante, cabe recordar que la tecnología tiene que establecer la equidad en nuestra sociedad, y esto pasa por ser inclusivos con nuestros mayores.

La negación y ruptura familiar, un duro obstáculo

Desde que nacemos necesitamos ayuda para comer, para dormir, para aprender. A medida que crecemos, nos gusta hacer cosas por nosotros mismos, sentirnos bien, válidos y capaces. Por esta razón, las personas no estamos preparados para enfrentarnos a la pérdida de la salud, y negamos la enfermedad. Esa será nuestra primera reacción de defensa ante la noticia de que padecemos tal enfermedad crónica o simplemente envejecemos.

Recordemos que la atención a personas en situación de dependencia comienza cuando es necesario prestar apoyo parcial o total a una persona en la realización de las actividades básicas de la vida diaria. Ya sea mediante la atención de un profesional, de un cuidador informal o de ambos.

La negación, una peligrosa actitud.

La negación nos permite amortiguar el dolor ante una noticia inesperada e impresionante; y es una forma de defendernos mentalmente ante esa mala noticia. Esta negación nos originará pensamientos como que el médico recibió un informe erróneo del laboratorio o podemos negar la gravedad de la enfermedad porque no vamos a permitir que eso nos inquiete. Esta actitud puede tomar, peligrosamente, una forma de desafío. Afirmaciones como, “¡Voy a comer, a hacer ejercicio y a tomar o no mis medicamentos como me plazca!“

Resulta frecuente que los familiares de las personas mayores recurran a servicios a domicilio u otro tipo de recursos, para así asegurar el buen cuidado de sus mayores, pero no es sencillo convencerlos que necesitan ayuda y cuidados.

Cuando les proponemos a nuestros mayores que un cuidador vaya a casa para ayudarles en lo que necesiten suelen ser bastante reacios, incluso son capaces de negar que necesitan ayuda. Sin embargo, deben comprender que existen ciertas tareas que ya no pueden hacer como antes y que pueden resultar perjudiciales para su salud. Esto no es sencillo, ya que requieren de tiempo, paciencia, afecto, comunicación y mucha comprensión.

En primer lugar para convencer a nuestros mayores es hablar con ellos varias veces sobre el tema y conseguir que expresen todo lo que piensan, sienten y necesitan.

En segundo lugar plantearnos cuáles son nuestros objetivos, siempre teniendo en cuenta el estado cognitivo, emocional y funcional de la persona.

 

 

 

 

 

 

 

Todas las familias tienen su historia previa (modelos de funcionamiento, estilos de comunicación, su propias normas y reglas) que han determinado las relaciones entre los miembros a lo largo de su vida como sistema y puede verse alterado ante la aparición de enfermedades que deterioran la vida de ese sistema, por ejemplo, la aparición de enfermedades tipo alzheimer en la que suele ser habitual encontrar procesos de rechazo y negación, es fácil imaginar por qué la demencia no sólo afecta a la persona que recibe el diagnóstico sino a todo su entorno. Aparecen conflictos familiares o desacuerdos entre los miembros en relación a la contribución de cada uno en el cuidado del dependiente o por el diferente grado de implicación en el mismo, ya que pueden no compartir el mismo sentido de responsabilidad, o de necesidad ante una misma situación.

Comunicación, comprensión y entendimiento

Si se ha conseguido que el mayor exprese sus necesidades de ayuda y cuidados, deberemos pensar qué servicio es el más adecuado para asegurar su comodidad, cuidado, salud y bienestar. Es necesario ser conscientes de las necesidades y del nivel de dependencia de la persona mayor, pero, sobre todo, es esencial tener en cuenta su opinión para escoger el servicio encargado de sus cuidados.

Es muy importante que entendamos la diferencia entre “convencer” e “imponer” para asegurar una buena comunicación con el mayor y un buen proceso de aceptación de la necesidad de sus cuidados. Las personas mayores tienen el mismo derecho a decidir que cualquier otra persona. El papel de los familiares es guiarle para asegurar su salud, bienestar y calidad de vida, pero sin imposiciones en contra de su voluntad.

Gerosol Asistencia nació con un único propósito: hacer tu vida y la de tus familiares más fácil. Esta frase, tantas veces escuchada, no sirve de nada sin un equipo de trabajo que realmente luche por la tranquilidad de nuestros beneficiaros. La atención en el hogar a personas dependientes es prioritaria en nuestro día a día.

Aprender a pedir ayuda cuando se necesita es un acto de humildad y valentía. Cuando pedimos ayuda también estamos dando un voto de confianza a la otra persona, rompiendo así con los prejuicios que tenemos. Fortalecemos vínculos y nos quitamos la coraza del orgullo y la arrogancia que forman parte de la victimización, creyendo que no podemos confiar en nadie o estamos solos.

Imagen personal en la dependencia: Tú propones, yo elijo

Existe la creencia generalizada de que cuidar la imagen personal es algo frívolo y superficial. Nada más lejos de la realidad, puesto que, gustarse y gustar es fuente de autoestima y satisfacción personal, se tengan las necesidades que se tengan y se viva donde se viva. Cómo dice el refrán, una imagen vale más que mil palabras

Desde esta perspectiva, el cuidado de la imagen de las personas que no pueden hacerlo por sí mismas se convierte en una dimensión que, no por no haber sido considerada hasta ahora, es un asunto menor. Por el contrario, incluirla en los procesos de apoyo y atención integral, tanto si éstos se desarrollan en el ámbito familiar como si se llevan a cabo en el seno de un alojamiento para personas con discapacidad o para personas mayores, se convierte, hoy, en un objetivo irrenunciable.

Es necesario tener en cuenta que la imagen que proyectamos es una potente herramienta de comunicación que, si se corresponde con la que sentimos como auténticamente nuestra, nos capacita para mantener una buena relación con los demás.

Cómo promover la imagen personal en las personas con dependencia.

Sabemos que cuidar el cuerpo desde el punto de vista de la imagen comporta tanto elementos de salud como de estética. Como popularmente se dice, “salud es belleza”. En este sentido, la higiene personal está directamente relacionada con la estética;  la higiene bucal, la hidratación de la piel, lavar el pelo o el uso de desodorante son la base para el cuidado de la imagen de cualquier persona.

 

 

 

 

 

 

Pero, prestar atención a la imagen personal de una persona en situación de dependencia es el primer paso para empezar a familiarizarse con nosotras. Observar el peinado, la ropa, los colores, el calzado, los adornos y complementos da “pistas” que estamos “diciendo” cómo es quien se tiene delante y cómo nos gusta presentarnos ante los demás.

Muchas personas tienen dificultad para hacerse una idea de cómo es su propia imagen y de cómo las ven los demás. Es importante que los demás “hagamos de espejo” y, de alguna manera, les transmitamos información y valoración sobre su aspecto exterior, sobre lo que les queda bien, lo que genera buena impresión, lo que produce desagrado o lo que es inconveniente en un contexto determinado. Siempre se debe hacer esto dentro del respeto a la persona, lo que requiere primero mirarla y conocerla, sólo después podremos ajustar la mirada externa a su manera de ser y de gustarse.

Para favorecer una imagen propia y singular es importante ofrecer oportunidades para que las personas elijamos las prendas, complementos, etc. que nos gustan y nos definen. Cuando existen dificultades de comunicación pueden ayudar algunas pautas. Por ejemplo, invitar a las personas a que señalen la prenda escogida o, en otros casos, se puede facilitar la elección reduciendo las opciones posibles.

También, las tallas, la morfología y las posturas de las personas mayores y con necesidades especiales deben ser tenidas en cuenta a la hora de proponer prendas cómodas y funcionales, además de ajustarse al estilo de la persona. Por ejemplo, prendas con velcro, corchetes y cremalleras grandes que se quiten y pongan con facilidad. Lo mismo ocurre con chaquetas, chalecos y prendas que se abrochen por delante.

 

 

 

 

 

 

Otro aspecto interesante es que las personas en situación de dependencia podemos beneficiarnos de nuevas propuestas y así probar cambios que nos hagan sentir mejor con nuestro aspecto (corte de pelo, combinación de colores, afeitado, tinte de pelo maquillaje etc.)

No es menos cierto, que el carisma es algo que se va trabajando cada día, con una actitud positiva y con las ganas de mejorar a nivel individual. La actitud es muy importante, ya que si es positiva, si es buena y la trabajamos ganaremos muchísimo a la hora de lograr lo que queramos.

La importancia de aunar el trato profesional y personal como valor indispensable.

En Gerosol Asistencia creemos que todas estas consideraciones definen un espacio relacional de gran delicadeza. Por ello, el modo en el que prestamos los cuidados personales es determinante para que una persona se sienta bien. No sólo es importante realizar con corrección técnica cada tarea asistencial, sino proporcionar atención a cómo se encuentra la persona y saber cómo se puede fomentar la autonomía y la independencia en cada situación. Es por ello que en Gerosol Asistencia incidimos mucho en el cuidado de la imagen personal de cada beneficiario/a.

De hecho, frases del personal del estilo de “¡Cómo te favorece ese pañuelo!”, “¡Qué chaqueta tan bonita!”, “¿Qué tal te ves con este sombrero?” contribuyen a que la persona en situación de dependencia valore la importancia de su aspecto y se interese por continuar cuidándolo.

Cuidar nuestra imagen es más fácil si se vive en lugares en los que este aspecto se valora y se dan oportunidades para desarrollarlo. Además, como dijo Frank Kafka  (escritor bohemio de origen judío) “Quien conserva la facultad de ver la belleza no envejece”.

logo-suma-de-todosEMPRESA AUTORIZADA POR LA CONSEJERÍA DE POLITICAS SOCIALES Y FAMILIA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID.
Gerosol Asistencia presta sus servicios en todo el territorio regional.
Números de autorización S2941, S5424 y S6584 (Rehabilitación Médico Funcional), posee todos los certificados necesarios para prestar sus servicios con la máxima garantía de calidad.

Satellite
CENTRO ACREDITADO por la D. G. de Coordinación de la Dependencia para la prestación del CHEQUE SERVICIO.

Si desea solicitar más información sobre este servicio, cómo tramitarlo y los requisitos necesarios para su gestión, puede hacer link en el siguiente enlace

.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Llámanos!