Posts sobre Dependencia

Función de la terapia ocupacional frente al ictus

Imaginemos que cada día nos miramos al espejo y este nos devuelve una visión agradable, que nos gusta; un reflejo en el que hemos trabajado toda la vida. De pronto, ese espejo se rompe y cuando intentas juntar todos los trozos te devuelve una imagen desfigurada y muy diferente a la que veías. Puedes intuirte en esa imagen, pero no es a la que tanto tiempo y esfuerzo has dedicado. Algo parecido suelen experimentar las personas con daño cerebral sobrevenido. Por ello, cuando se produce una lesión cerebral supone un cambio radical en la vida de la persona afectada y en la de su familia. Situaciones cotidianas que antes se hacían con total normalidad ahora suponen un reto para todos. En este artículo nos centramos en la importancia que tiene la terapia ocupacional tras sufrir un daño cerebral en general, y un ictus en particular.

Una lesión cerebral con consecuencias variables

Con el término “ictus” nos referimos a cualquier trastorno de la circulación cerebral, de comienzo súbito, y que puede ser consecuencia de la interrupción del flujo sanguíneo a una parte del cerebro (isquemia cerebral) o por el contrario a la rotura de una arteria o vena cerebral (hemorragia cerebral).

El cerebro está formado por células (neuronas) y fibras nerviosas que controlan el resto de nuestro cuerpo. Es el responsable de actividades voluntarias como caminar, pensar o hablar, y también de actividades involuntarias como ver o parpadear. La afectación de cada persona va a depender del lugar y la extensión del daño, por lo que pueden aparecer diferentes alteraciones a nivel cognitivo (memoria, percepción o alteraciones del lenguaje) y sensorio-motor (hemiplejia, hemiparesia…), que pueden provocar o no dificultades a nivel afectivo-emocional o de desarrollo social.

Es fundamental reconocer los síntomas de un ictus (pérdida de fuerza o visión, dificultades de expresión y dolor de cabeza intenso de inicio brusco), ya que las primeras horas son fundamentales para su buen pronóstico. Desde el momento del daño, el trabajo del equipo de profesionales encargado de la atención de la persona irá encaminado a preservar las estructuras y funciones conservadas e intentar conseguir la máxima capacidad física, funcional y social para una adecuada reintegración en su entorno social, familiar y laboral.

Terapia ocupacional personalizada según las necesidades.

Tanto en la fase aguda como a largo plazo, la figura del terapeuta ocupacional va a ser muy importante para el día a día de la persona. Desde el inicio en terapia ocupacional se van a evaluar las capacidades y necesidades de la persona para desarrollar las actividades más habituales y la intervención irá dirigida a recuperar la máxima independencia en el desarrollo de las mismas.

En un inicio, cuando la lesión acaba de suceder, el tratamiento se centra en la prevención de alteraciones secundarias a la lesión, el desarrollo de programas de estimulación sensorial, y en dar pautas y apoyo psíquico a la familia.

Cuando la persona se encuentra estable, la terapeuta ocupacional valorará las capacidades y necesidades físicas, cognitivas, sociales y del entorno físico y social de la persona. Junto al paciente y la familia se consensuan objetivos de tratamiento, que irá enfocado al entrenamiento de las actividades básicas e instrumentales de la vida diaria, reeducación de la destreza manual y mejora de la tolerancia al esfuerzo; buscando la recuperación de las capacidades sensoriales y motoras.

Dependiendo de la afectación, la persona podrá recuperar todas las actividades que realizaba antes de la lesión, solo algunas o precisar apoyo para la mayoría de ellas. En el primer caso habrá una fase de readaptación en la que el entrenamiento realizado tendrá que generalizarse al entorno físico y social de la persona.

En los casos en que las secuelas, con mayor o menor intensidad, se mantengan en el tiempo, el tratamiento sigue en diferentes recursos asistenciales en los que se trabaja por identificar las necesidades y deseos de la persona y la familia para generalizar aquellas actividades conseguidas e identificar y entrenar otras nuevas, desarrollar programas de ocio, favorecer la máxima integración social, orientación laborar y adaptación del puesto laboral.

La incidencia global del Ictus en España no se conoce con precisión y se estima que puede oscilar entre 120-350 casos por 100.000 habitantes/año. Las tasas se duplican por 10 en la población mayor de 75 años.

Cabe mencionar que el Día Mundial del Ictus se celebra cada 29 de octubre, con el propósito de mejorar la prevención de esta patología y sensibilizar a la sociedad sobre la gravedad de dicha situación.

Está claro que cada caso puede presentar una patología distinta, pero con un programa interdisciplinar de rehabilitación del ictus realizada por un buen equipo de profesionales, puede mejorar considerablemente.

 

Personal interno: Una opción más para la atención a las familias

Se estima que en un 95% de los casos, los familiares de personas en situación de dependencia consideran que donde estas personas están mejor atendidas es en su propio domicilio. Esto puede ser cierto siempre y cuando la ayuda a domicilio viene de la mano de una empresa sociosanitaria con profesionales con experiencia y además si la vivienda se encuentra adaptada a las necesidades de la persona dependiente permitirá que ésta reciba una atención de calidad y adecuada a su situación.

Una figura en auge durante los últimos años para la atención y cuidado de familiares dependientes es la de la empleada de hogar interna. Las unidades familiares cuentan cada vez más con una persona ajena a la familia conviviendo en el domicilio. Según la información proporcionada por los sindicatos (CCOO y UGT) estiman que el número de empleados de hogar en España asciende a unas 700.000 personas.

En Gerosol hemos detectado este aumento de solicitudes y por ello hemos puesto en marcha un nuevo servicio de intermediación laboral para dar una respuesta profesional a esta nueva demanda de “cuidadora interna”, garantizando que el proceso se cumpla con la mayor calidad.

Nuestra intención es facilitar al familiar todo el proceso de selección, contratación e incidencias de sustitución que puedan surgir, ya sean vacaciones, enfermedad, etc. Del mismo modo, entendemos que el servicio de Gerosol no sólo se puede quedar en un mero trámite de intermediación, por ello, hemos incluido la figura de una supervisora, o Coach del Cuidado, siendo éstas una Trabadora social, como nexo de unión entre la familia y la evolución del servicio; así como la figura de una Enfermera que nos permitirá llevar a cabo un control y seguimiento del estado de salud y dar  soluciones a situaciones clínicas que así lo requieran.

Es importante enfatizar que esta figura de cuidadora interna, no siempre es la alternativa más adecuada para cuidar a nuestro familiar. Pues este tipo de servicio está dirigido para personas con plena autonomía o que se encuentren en una fase leve de dependencia. Cuando el nivel de dependencia es mayor y la persona requiere de una atención y cuidados éstos deben ser ofrecidos por profesionales con mayores conocimientos y experiencia profesional, ya que este hecho prolongará la posibilidad de estancia de los mismos en su hogar, en un  entorno de seguridad.

A lo largo de nuestra trayectoria hemos encontrado que muchos cuidadores no disponen de la formación necesaria en atención a la persona, y que no cuentan con los permisos para trabajar de forma reglada en nuestro país. Somos conocedores de la vulnerabilidad de las personas mayores y que son un blanco fácil de estafa y engaño, una contratación particular desde la desesperación de muchas familias por encontrar una persona que cuide de su familiar, puede acarrear situaciones desagradables pues ingresan en el domicilio sin pasar ningún tipo de filtro, ni control en el día a día.

En Gerosol nos ocuparemos de encontrar tu cuidadora interna ideal, para que tengas tranquilidad tú y los tuyos.

Éxito público y parálisis cerebral son compatibles

El primer miércoles del mes de octubre se celebra el día mundial de la parálisis cerebral, que tiene como objetivo sensibilizar a la sociedad sobre este grupo de trastornos, y su impacto en la calidad de vida de las personas que viven con esta condición.

Por este motivo, estrenamos octubre con un artículo dedicado a aquellos cuyas vidas son más complicadas que las del resto. A aquellos para los que lo cotidiano, la rutina,  se convierte en un reto diario. A aquellos que tienen que hacer un mayor esfuerzo en su día a día para lograr que, en ocasiones, las limitaciones físicas no sean tales.

Una diversidad no desligada de la posibilidad de éxito

En el siguiente artículo se citan casos de gente que, aun con todas estas dificultades, han logrado tener éxito en diferentes campos. A continuación, os presentamos a algunas personas sobresalientes que tienen o tuvieron Parálisis Cerebral.

Christy Brown fue un autor irlandés, pintor y poeta nacido en 1932. Desde su nacimiento, se descubrió que tenía parálisis cerebral severa, que afectaba a su movilidad y a su lenguaje. Incluso los médicos también le consideraban como discapacitado intelectual. Sin embargo, su madre siguió hablándole, trabajando con él y tratando de enseñarle. Un día, le arrancó un trozo de tiza a su hermana con su pie izquierdo para hacer una marca en una pizarra. Usando este pie fue capaz de comunicarse por primera vez. Su obra más relevante fue un libro autobiográfico, “Mi pie izquierdo”, que más tarde fue adaptada al cine, recibiendo diversos premios.

Gaby Brimmer nació en México en 1947, y su parálisis cerebral solo le permitía mover el pie izquierdo. Sin embargo, cursó estudios universitarios de Sociología y de Periodismo. Fue autora de varios libros y una activista en favor de los derechos de las personas con discapacidad. Recibió la Medalla al Mérito Ciudadano por transmitir valores optimistas, de valentía, coraje y fuerza de voluntad.

Juan Manuel Motilla, El Langui, madrileño, nacido en 1979, casado y con dos hijos, es otra de las personas que sobresalen en el ámbito cultural. Destaca por su faceta de actor, premiada con un premio Goya, cantante estilo rap y escritor, con tres libros publicados. Además de sus múltiples éxitos profesionales, también tiene un hueco importante para defender los derechos sociales reivindicando la igualdad de los seres humanos.

Afrontar la noticia: “su hija tiene parálisis cerebral”

La Parálisis cerebral describe a un grupo de desórdenes en el desarrollo del movimiento y de la postura, causando limitación en la actividad, que son atribuidos a alteraciones no progresivas que ocurren en el cerebro en desarrollo del feto o del niño. A continuación y con el permiso de la persona que lee, me he permitido la licencia de responder a algunas preguntas sobre el tema que nos ocupa dada mi condición de persona que tiene parálisis cerebral.

¿Cómo se dieron cuenta, en tu entorno, de que tenías una discapacidad?

Tras permanecer dos meses en la incubadora nos marchamos a casa, pero mi madre empezó a sospechar que algo extraño estaba ocurriendo cuando observó que el desarrollo no se correspondía al paso de los meses que iba cumpliendo. La alarma terminó de saltar en el momento que no podía mantener el cuello por mí misma. A partir de entonces, comenzó un angustioso y largo recorrido por las consultas médicas hasta obtener el diagnóstico: “les informo que su hija tiene parálisis cerebral”.

¿Qué opinas de que tengamos un día mundial de la parálisis cerebral?

Sinceramente, no estoy del todo de acuerdo con esta celebración. Pienso que desde el momento que se reserva una fecha para destacar una situación, se está reclamando la atención especial ante un factor diferencial. En el caso del Día Mundial de la Parálisis Cerebral, se pretende lograr que este colectivo al que pertenecemos tantas personas tengamos mayor visibilidad en la sociedad actual. Esto sucede porque, aunque se han mejorado bastantes cosas, queda un largo camino por recorrer.

¿Qué tiempo dedicas a tratamientos, fisioterapia, etc.?, ¿te resulta fácil incluirlos en tu día a día?

En mi vida los distintos tratamientos terapéuticos que necesito están presentes a diario. En absoluto resulta sencillo poder compaginar el trabajo con dichas terapias, pero gracias a la combinación personalizada de mis obligaciones mi bienestar es posible.

¿Cómo se aprecia el mundo desde tu perspectiva?

Soy una persona que veo esta discapacidad como una oportunidad para aprender y enseñar cosas que para la mayoría de la gente resultan insignificantes por el simple hecho de alcanzar las mismas de manera automática con un “chasquido de dedos”. La paciencia, el sentido del humor y la constancia son las  principales características para poder ir superando los retos que me va proponiendo la vida.

Hemos comprobado que tanto el éxito como la fama en el ámbito público no están reñidos con la parálisis cerebral además, afortunadamente, cada vez la sociedad es más consciente de los derechos que tenemos. Sin embargo, todavía queda mucho que andar para conseguir una plena integración de las personas con parálisis cerebral. ¿Te apuntas al cambio?

 

 

Personas mayores abandonadas en hospitales

Lamentablemente la violencia puede ocurrir en todos los escenarios de la vida. Hay, sin embargo, algunos contextos en los que ocurre con mayor frecuencia. El primero de ellos es, obviamente, la guerra. Pero el segundo, mucho más llamativo, es la familia, una estructura que, basada teóricamente en el amor entre sus miembros, parece que debería estar libre de conductas dañinas. Sin embargo, los casos de maltrato se suceden dentro de los núcleos familiares, una cuestión que en España que no había sido analizada con la profundidad que su gravedad merece hasta la actualidad.

Recordemos que la violencia consiste en una acción, por ejemplo, pegar o insultar a alguien. Pero también puede ser tipificada como violenta aquella conducta en la que se desatiende la obligación de dispensar los cuidados necesarios a una persona, cuando ésta presenta una dependencia. Esta última clase de violencia es la denominada “negligencia” o “abandono” y se trata de una forma de violencia muy presente en los casos de maltrato de personas mayores en la familia. ¿Pero cómo hemos llegado a esta situación de abandono de nuestros mayores?

No hay justificación válida para el abandono

A medida que nuestro país va envejeciendo, comenzamos a ver, con más asombro que frecuencia, cómo algunos de nuestros mayores son abandonados en centros geriátricos y hospitales. Los familiares responsables del ingreso del anciano en el centro, desaparecen cuando reciben la notificación de que tienen que recogerle de nuevo, o sencillamente alegan que no pueden hacerse cargo por falta de tiempo o exceso de trabajo.

Una justificación cada vez más común en el abandono de ancianos está relacionada con la falta de recursos y las deficiencias económicas del núcleo familiar, que considera que aunque en soledad, sus familiares podrán al menos comer y pasar la noche calientes. Este fenómeno incluso puede ser fruto de la evolución de la población de nuestro país, ya que es cada vez más mayor, aunque a estos motivos debemos añadir otro más, como es la evidente falta de valores en la sociedad actual.

Por sus cabezas jamás se les hubiera pasado que un día ellos serían los protagonistas de una historia de soledad y abandono, pero así ha sido. Se trata de trece ancianos que permanecen abandonados por sus familiares en el Hospital General de La Palma. Una cifra tras la que se esconden hombres y mujeres en plena vejez y sin patologías que obliguen a un ingreso hospitalario, algunos de ellos en procesos de depresión y todos víctimas de una profunda tristeza por la situación que les ha tocado vivir. Los perfiles más habituales son las personas de entre 75 y 85 años.

En casos como éstos, la labor del personal sanitario pasa en muchos casos a ser asistencial y hasta de acompañamiento y ayuda emocional. Pese a todo, ello no puede suplir la enorme decepción que les sobrecoge, aunque sigan defendiendo que lo más importante es la familia.

Sin el respaldo de la justicia

A la hora de ingresar a una persona en el hospital hay un trámite legal que se puede seguir, sin embargo para dar un alta los médicos se encuentran desamparados ante la ley. El profesional puede forzar un ingreso por orden judicial yendo a un juzgado de guardia, pero al contrario es un problema, porque si la familia se niega, no hay nada que hacer. Si el médico, por ejemplo, lo lleva a una residencia por su cuenta, la familia le puede denunciar. Este es un problema muy serio que requiere de un abordaje social, jurídico y político urgente.

Cuando se produce un abandono en el hospital, las soluciones son diversas, dependiendo de la situación. Generalmente se les traslada a un centro de mayores o se les facilita asistencia a domicilio. Sin embargo, hay ancianos que no tienen un entorno que pueda apoyarle y otros casos en los que se carece de una vivienda digna o que no cumple las condiciones necesarias para habitarla.

Las denuncias ante la Fiscalía por abandono no suelen tener éxito debido a que dicho delito no está lo suficientemente tipificado en el Código de Derecho Penal. De hecho, dado que los ancianos siguen siendo atendidos en los hospitales, no se produce un abandono real.

En Gerosol Asistencia trabajamos por tu calidad de vida y la de los tuyos

Debemos trabajar como sociedad, con más ahínco, en el fortalecimiento de nuestros valores. Vienen tiempos diferentes, pero lejos de que este sea el cambio que tenemos que vivir, comprometámonos a trabajar, para convertir el envejecimiento en una oportunidad, en lugar de un problema.

Electrodependencia: Demos luz para seguir viviendo

¿Qué es y qué implica ser electrodependiente?

Electrodependencia es una condición de ciertas personas que, por una deficiencia en su salud, requieren de la utilización de un dispositivo eléctrico con suministro constante y en niveles de tensión adecuados Si dicho dispositivo se apaga o falla, las consecuencias pueden ser fatales.

Estas personas necesitan la electricidad para vivir. Y no nos referimos a que, como cualquiera de nosotros, viven en hogares en los que un apagón nos deja sin posibilidad de cocinar, alumbrarse o conservar los alimentos. Hablamos de personas que viven conectadas a una máquina porque, de no ser así, morirían en poco tiempo. Personas cuya factura eléctrica se ve multiplicada y que, si no quieren que un apagón resulte mortal, se tienen que comprar equipos autónomos. Lamentablemente, esto no siempre es suficiente para asegurar la vida de estas personas.

La electrodependencia y su desamparo

A pesar de la especial vulnerabilidad de estas personas, en España no existe ningún tipo de ayuda, ni existe ningún tipo de garantía de que el suministro no se cortará en su domicilio en caso de fallos en la red eléctrica o impago. En otros países, en cambio, se reconocen derechos especiales a los pacientes electrodependientes. Sin embargo, la desinformación de la población hacia estas ayudas y la mala gestión de las mismas sigue costando vidas inocentes. Este es el caso de Argentina, donde el pasado mes de junio, un corte de luz acabó con la vida de Valentino Ladislao, un niño argentino de cinco años con parálisis cerebral, conectado a un aparato que le permitía respirar.

 

La vida del pequeño Valentino nunca fue fácil. A los dos años un accidente doméstico le provocó la parálisis cerebral que padecía después de que su hermana mayor rompiese una ventana y un cristal acabase incrustado en su corazón. Desde entonces, el menor dependía de aspiraciones periódicas de la mucosidad que se acumulaba en sus pulmones y comenzó a necesitar un concentrador de oxígeno. El verdadero drama, sin embargo, comenzó el pasado lunes 18 de junio cuando la empresa de electricidad, Edesur, comenzó a realizar interrupciones de suministro en su barrio, al sur de Buenos Aires. Edesur asegura que la interrupción del suministro fue programada y que no les constaba en sus informes que hubiera una persona con esa dependencia allí, punto que su madre desmiente. Ésta asegura que intentó contactar con ellos telefónicamente, pero le dijeron que no podían darle información porque era deudora y fue cuando avisó de que el niño podía morir sin electricidad. Además, no era la primera vez que le cortaban la luz. La deuda de la familia es de 60.000 pesos argentinos (1.900 euros). Siguiendo el consejo de los médicos, la madre se resistió a llevar al niño al hospital dada la fragilidad de su salud y a que había, según explica, un brote de bronquiolitis que podía ser letal para su hijo. Valentino, estuvo en total 14 horas sin electricidad hasta que falleció. Alrededor de las 20:40 horas volvió la luz, volvieron a aspirarle, pero ya era tarde: a la media hora dejó de respirar. En ese momento, sus padres decidieron gastar el último cartucho y, finalmente, llevarlo al hospital, donde únicamente pudieron confirmarles el fallecimiento del pequeño por un paro cardiorrespiratorio.

En Argentina existe una legislación, vigente desde el año pasado, que protege a personas electrodependientes y que garantiza el servicio eléctrico gratuito en sus hogares. Para ser beneficiarios, es necesario inscribirse en el Registro de Electrodependientes, lo que obliga a la empresa a bonificar el consumo eléctrico y entregar al hogar una fuente alternativa de energía. Sin embargo, sólo 300 personas se han registrado hasta la actualidad y han logrado el beneficio de suministro gratuito. La madre de Valentino, al igual que otros muchos familiares de pacientes electrodependientes, desconocen los detalles de la legislación y por eso no inician el trámite para inscribirse.

La pérdida de Valentino fue consecuencia de una larga cadena de responsabilidades que falló y se cobró una vida inocente. La Asociación Argentina de Electrodependientes (AAE) exige al Gobierno que dé a conocer a la población la Ley aprobada en 2017, que protege a los electrodependientes, con el fin de no tener que lamentar más casos como el mencionado. Por su parte, en España, varias familias de pacientes electrodependientes se están movilizando para conseguir el amparo del Gobierno al igual que ha ocurrido en Argentina.

Fuente de información:

https://www.lasexta.com/noticias/sociedad/muere-menor-paralisis-cerebral-electrodependiente-corte-luz-provocado-compania-electrica-causa-deuda_201806255b30f9380cf2a314954889c2.html

logo-suma-de-todosEMPRESA AUTORIZADA POR LA CONSEJERÍA DE POLITICAS SOCIALES Y FAMILIA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID.

Gerosol Asistencia presta sus servicios en todo el territorio regional.
Número de autorización S2941 y S5424, posee todos los certificados necesarios para prestar sus servicios con la máxima garantía de calidad.

Satellite
CENTRO ACREDITADO por la D. G. de Coordinación de la Dependencia para la prestación del CHEQUE SERVICIO.

Si desea solicitar más información sobre este servicio, cómo tramitarlo y los requisitos necesarios para su gestión, puede hacer link en el siguiente enlace

.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Llámanos!