Posts sobre autocuidado

Entrevista de fisioterapia: Pasión absoluta por su profesion

Hola Luisa, ¡muchas gracias por tu tiempo en esta entrevista!

  1. Eres una de las pioneras en tú profesión. ¿Qué nos puedes contar sobre ti?

Soy una mujer que desde muy joven mostré interés en los problemas de la discapacidad y sobre todo de las alteraciones del movimiento. Por ello, estudié una carrera que tuviera que ver con estos problemas.

Más adelante, me especialicé en la parálisis cerebral y traté de formar un equipo de profesionales que con sus distintas especialidades pudieran cubrir las necesidades múltiples del paralítico cerebral.

Luisa Fúnez Díaz Fisioterapeuta y Presidenta de Fundación Bobath

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2. ¿Cuándo te diste cuenta que querías ser fisioterapeuta y por qué?

Desde niña observaba a otros niños que siempre estaban sentados y quietos. No podían jugar, ni coger cosas con las manos, algunos no hablaban…. y cuando yo les preguntaba a sus padres, ellos siempre me decían que habían nacido malitos. Esto me hacía pensar en cómo yo podría hacer algo para ayudarles.

Aunque mi padre quería que hiciera medicina, supe desde siempre que mi vocación era dedicarme a los problemas de movimiento y postura, sobre todo de los niños.

3. A veces la gente piensa que un fisioterapeuta se limita a dar masajes, ¿en qué consiste exactamente el trabajo del fisioterapeuta?

La fisioterapia consiste en atender y modificar las dificultades y anormalidades del movimiento de una persona 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4. ¿Quién puede beneficiarse de la fisioterapia? ¿Qué tipos de lesiones y patologías has tratado más habitualmente?

Toda persona que tenga una dificultad para moverse, soportarse sentado, de pie…., que tenga dolor de espalda, hombros….

Me he dedicado a la parálisis cerebral aunque empecé tratando adultos con problemas neurológicos, o con traumatismos, o con accidentes cerebrovasculares……

5. En alguna ocasión se ha denunciado la existencia del intrusismo de personal no cualificado en el mundo de la Fisioterapia ¿Qué debemos tener en cuenta cuando buscamos o necesitamos a un profesional de la fisioterapia? ¿Qué deberíamos exigir en un centro antes de someternos a una sesión de fisioterapia o rehabilitación?

Siempre ha habido intrusismo y cada vez hay más. Un fisioterapeuta ha de estar formado sobre todo en el movimiento normal y patológico de las personas. Las causas para que un paciente tenga problemas de movimiento son múltiples.

A la hora de elegir, hay que buscar un buen profesional y pedir referencias de su trabajo. Lo que tenemos que exigir es que esté especializado en nuestra dolencia (origen neurológico, osteopatía, traumatismos…..) y esperar resultados positivos.

6. ¿En qué pensabas cuando estabas tratando a una persona? ¿Cuál es la parte más gratificante de la profesión?

 Siempre pienso en cómo puedo cambiar su situación anómala. Lo más gratificante es lograrlo con empeño.

7. ¿Cuál es la clave para ser un/una buena fisioterapeuta? El mejor complemento de la fisioterapia es…

La formación y después la experiencia con los pacientes, teniendo muy claro que eres capaz de modificar sus problemas.

8.¿Qué importancia tiene la empatía en el tratamiento con los pacientes?

Es imprescindible; si no hay empatía con el paciente no hay posibilidad de éxito.

9. Para finalizar, dinos la frase que más encaja contigo como fisioterapeuta.

 “EL MOVIMIENTO ES VIDA”

 

 

31 de agosto: la solidaridad puede estar a tu alcance

Vivimos en un mundo en el que las diferencias sociales están cada vez más marcadas y no permiten el avance ni el progreso. Solo a través de la cooperación que manifiesten las distintas naciones, así como mediante la solidaridad que demuestren los miembros de la sociedad hacia los más necesitados, se podrán equilibrar estas desigualdades. Es por ello que cada 31 de agosto tiene relevancia que recordemos uno de los valores más importantes de la vida: la solidaridad.

Solidaridad también de las instituciones

Para poder encontrar el origen de la fecha que nos ocupa hay que remontarse en el tiempo hasta el 15 de noviembre del año 2000. Y es que fue en ese momento cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) decretó el día 31 de agosto como el Día Internacional de la Solidaridad. También fue el 31 de agosto de 1980 cuando se puso en marcha el movimiento Solidarność., fundado por el líder polaco Lech Walesa (1943), ganador del Premio Nobel de la Paz en 1983 y presidente de Polonia entre 1990 y 1995.

Somos conscientes de que la pobreza, el hambre, la indigencia o la falta de oportunidades son, entre otras necesidades, problemas sociales que azotan el planeta, algo que puede arraigarse sin la solidaridad de cada uno de nosotros.

 

 

 

 

 

 

Por ello, con la celebración de esta fecha, no solo se pretende inculcar el citado valor en todos los ciudadanos de la sociedad, sino también lograr que las distintas autoridades internacionales lleven a cabo acciones en pro de satisfacer las necesidades sociales y la convivencia mundial.

Sin embargo, si pensamos a gran escala, parece muy difícil encontrar la manera de contribuir al fomento de la solidaridad, pero se trata de pensar lo que cada uno puede hacer en su entorno y con las personas más cercanas. Y es esto precisamente lo que se puede incorporar a nuestro día a día.

Participación activa y/o económica

De hecho, existen muchas posibilidades para ser solidario, como ser voluntario, hacer una donación, ser socio de una ONG y crear o apoyar iniciativas solidarias.

Los voluntarios realizan una labor que va más allá de lo imaginable. En el caso de las personas mayores, mitigan su soledad al compartir con ellas momentos únicos en los que no solo son un gran apoyo, sino que además forjan una amistad. Ellos son, en ocasiones, el único apoyo que tienen.

A continuación, os mostramos varios proyectos/programas solidarios, dirigidos a nuestros mayores y que están disponibles de manera permanente en la Comunidad de Madrid:

  • Apoyo en el domicilio por parte del voluntariado a personas mayores que sufren deterioro cognitivo leve, en la realización de las tareas que son marcadas por el equipo profesional del Centro de Prevención al Deterioro Cognitivo.
  • “Hoy comemos juntos”: este proyecto se desarrolla con voluntarios/as que comparten la comida un día a la semana con personas de avanzada edad, beneficiarias del servicio de comida a domicilio, con el objetivo de evitar el progresivo aislamiento de las personas mayores de 85 años en la ciudad de Madrid, que viven solas.
  • “Los Mayores también cuentan” es un proyecto solidario en el que personas voluntarias con especial interés en la narración de historias forman grupos para narrar cuentos y leyendas a diferentes colectivos y en diversas entidades sociales.

Nos gustaría terminar este artículo señalando que, a pesar de lo que pueda pensarse, todo pequeño acto que hagamos ayuda. Todo lo que podamos comprometernos con los demás ayudará a mejorar la vida de alguien, a aumentar su autoestima y sus posibilidades de tener una vida plena. Esta es la idea que perseguimos en Gerosol y por la que luchamos, intentando hacer un poco mejor nuestro mundo a las personas mayores.

Además, hay que tener en cuenta que nuestro poder personal puede influir en el mundo a través de nuestras acciones. Por cierto, ¿ya sabes cómo vas a celebrar el Día Internacional de la Solidaridad?

Primeros auxilios: abrimos la botica de nuestros abuelos

El aspecto más importante de la vida es nuestra salud. Hoy en día, cuando algo va mal en nuestro cuerpo, buscamos una solución al problema a través de la medicación. La ciencia moderna nos ofrece un sinfín de drogas efectivas a las que recurrir, sin embargo, nuestras madres y abuelos suelen ser especialistas en esos remedios caseros que hacen pequeños milagros. Lógicamente no son soluciones a enfermedades graves, pero ciertamente pueden resolver un problema simple o ayudarnos en caso de emergencia.

Los remedios caseros son muy fáciles de conseguir, basta con abrir los armarios, la nevera o salir al jardín y encontrarás fácilmente los ingredientes necesarios para acabar con un enfriamiento o dar fin a la acidez, por ejemplo. Hablemos de algunos de ellos.

Derivados vegetales como base de muchos remedios naturales

Nuestros mayores nos dicen, «si al niño le duele la tripa, hazle un té de hierbas». Las infusiones ayudan a pasar el dolor, acidez o las molestias que causan una mala digestión. La de manzanilla es, de entre todas, la más recomendada por las abuelas.

 

 

 

 

 

 

Para mejorarnos de un enfriamiento, los clásicos vahos con eucalipto van al pecho para reblandecerlo y evitar que el frío se nos baje hasta los pulmones. En ese caso te recomendamos que utilices una cacerola con agua hirviendo y cubras tu cabeza completamente con una toalla durante unos minutos. Haciendo la misma operación varias veces al día, notaras que respiras con menos dificultad. Otra opción consiste en poner una cebolla cortada en la mesita de noche, aunque su olor no resulta muy agradable.

En el caso de los eccemas, un remedio casero es el aceite de oliva. Aplícalo sobre la zona afectada después de la ducha para hidratar la piel y evitar que pierda su humedad. La vitamina E del aceite de oliva es un hidratante natural perfecto y te ayudará a calmar el eccema, un problema doloroso y molesto a nivel estético.

Si te duele la cabeza, antes de lanzarte de lleno a los analgésicos puedes probar a morder un lápiz. Las cefaleas tensionales a veces pueden surgir al apretar la mandíbula de forma inconsciente. Por esa razón, sostener un lápiz entre los dientes ayuda a que los músculos que conectan la mandíbula con la sien se relajen y se alivie el dolor.

Infusiones, decocciones o mezclas naturales

Muchos años atrás, cuando alguien sufría una picadura de abeja y no se podía ir al servicio de emergencias, se utilizaba el lodo o barro para calmar el dolor e hinchazón. Bastaba con frotar un poco de esta sustancia en la zona para que los síntomas desaparecieran.

 

 

 

 

 

 

A la hora de hacer remedios caseros para dolores musculares, las plantas se convierten en grandes aliados. En concreto, los macerados de plantas son una buena solución. Son sencillísimos de hacer y de aplicar y nos permiten disfrutar de todas las propiedades de las plantas.

Por ejemplo, ¿sabías que el romero reduce la inflamación? Por eso es perfecto para tratar el dolor muscular. Puedes hervir 30 g de romero seco en agua y utilizar la decocción para poner paños húmedos en la zona a tratar o para hacer friegas. Por otra parte, la lavanda tiene propiedades relajantes, perfecto para aliviar los músculos. Puedes hacer con ella una decocción o un aceite de lavanda para dar un masaje. En este caso, solo tienes que poner a macerarla con un aceite vegetal.

¿Qué te han parecido estos remedios? ¿Los vas a poner en práctica la próxima vez? Y tu abuela ¿qué remedio casero te ha transmitido que funciona?

Desde Gerosol, comprobamos una vez más que los abuelos siempre han sido un legado de amor y una biblioteca ambulante en medicina natural y casera en todas nuestras familias, transmitiendo conocimiento de generación en generación a través de los tiempos. Siempre nos han dejado las huellas con la enseñanza como ejemplo en el uso de la naturaleza y el descubrimiento de las propiedades de las plantas para recuperar nuestra salud.

Por eso son el mejor regalo que recogemos, son nuestros mejores amigos, que nos vieron venir a este mundo y que nos recibieron con sus brazos abiertos y acariciaron con sus manos. Además, siempre tienen en los labios ese refrán que dice: «más sabe el diablo por viejo que por diablo», con el que nos vienen a recordar que por algo peinan canas.

Resiliencia

“Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas ni las más inteligentes sino aquellas que  mejor se adaptan al cambio.”

Charles Darwin

Este post lo escribe nuestra compañera Sonia Cuenca de la Casa Psicóloga General Sanitaria. Master en Terapia Familiar y de Pareja. Intervención con Adultos, Adolescentes, Parejas y Familias. Especialista en Familias y Nuevas Tecnologías, Formadora de Talleres de entrenamiento en Habilidades sociales e Inteligencia Emocional. Especialista en Crianza saludable y Parentalidad Positiva. Intervención con Tercera Edad y Escuelas de Abuelos Educadores. Consultora de salud y bienestar emocional

¿Cómo nos enfrentamos a los momentos difíciles de la vida?, ¿Tenemos la sensación de que no sabemos afrentar los problemas, cambios y/o eventos traumáticos de la vida como deberíamos?

La APA, (Asociación Americana de Psicología), define la Resiliencia como “el proceso de adaptarse bien a la adversidad, a un trauma, tragedia, amenaza, o fuentes de tensión significativas, como problemas familiares o de relaciones personales, problemas serios de salud o situaciones estresantes del trabajo o financieras. Significa «rebotar» de una experiencia difícil, como si uno fuera una bola o un resorte”.

Superar una situación vital traumática o complicada, no te hace resiliente per se. Puedes superar situaciones complicadas pero de una manera poco adaptativa.

 

 

 

 

 

En Psicología, afrontar, superar los problemas y adversidades de la vida, saliendo incluso fortalecidos es lo que distingue a una persona resiliente de otra que no lo es.

El ser humano es resiliente por naturaleza, no es un proceso extraordinario como se piensa ni es una característica que se tiene o no se tiene. Ser resiliente implica desarrollar y adquirir pensamientos y conductas que se pueden aprender.

 

El camino hacia la Resiliencia, no es un camino fácil. Todo lo contrario, es un camino en el cual el dolor, la angustia y la tristeza suelen ir de nuestra mano y es complicado deshacernos de ellos.

¿Cómo podemos desarrollar nuestra Resiliencia?

  1. ¡Relaciónate! ¡Establece buenas relaciones dentro y fuera de tu familia. Acepta su ayuda,¡ ríete, disfruta, pásalo bien¡
  2. Las crisis existen, son parte de la vida, y pueden superarse. Depende de cómo lo interpretes y la lectura que hagas de ellas.
  3. Acepta que el cambio es parte de la vida. Puede que los objetivos que te habías propuesto ahora sean inalcanzables, céntrate entonces en todo lo que has conseguido.
  4. Establece metas y objetivos, pero que sean realistas y flexibles. ¡Vamos a ir poco a poco¡.
  5. Por mucho que los ignoremos o los neguemos, los problemas no desaparecen.
  6. Busca la oportunidad para conocerte y descubrirte a ti mismo. Eres más fuerte de lo que piensas.
  7. Confía en ti y no te dejes llevar por la inmediatez. Todo requiere su tiempo.
  8. Busca ayuda profesional si lo necesitas.
  9. Huye de aquellos que te dicen que estás instalado en “tu zona de confort”. No ayudan.
  10. Toma el control de tu vida. El miedo es el enemigo de la Resiliencia.

Película, “El circo de las Mariposas”. Un buen ejemplo de superación y Resiliencia.

En Gerosol Asistencia pondremos en marcha próximamente, un proyecto de atención centrada en el APOYO Y ASESORAMIENTO PSICOLÓGICO, con

  • “Grupos de apoyo psicológico para familiares y/o cuidadores principales”.

Nuestro objetivo será ofrecer apoyo emocional, estrategias de afrontamiento, asesoramiento y apoyo psicológico a personas que están atravesando una situación complicada asociada a un momento de crisis.

Se impartirán en las instalaciones de Gerosol Asistencia.

  • Psicoterapia Individual, Familiar y de Pareja.

Con el apoyo psicológico te acompañamos y entrenamos en estrategias para afrontar las dificultades que pueden alterar la estabilidad personal, y así fortalecer la vida familiar, laboral y social.

Sesiones a domicilio / instalaciones de Gerosol Asistencia (a elegir).

Las sesiones serán a cargo de Sonia Cuenca de la Casa.

 

Fijémonos como desean ser tratados los mayores

La vejez es esa etapa de la que no podemos hablar hasta que llegamos. Ninguno de nosotros ha sido mayor antes y por eso no sabemos cómo se sienten realmente nuestros abuelos u otros parientes en estas circunstancias. En este artículo queremos hablar de la importancia que tiene cuidar y tratar bien a nuestros mayores. Y es que, con el tiempo, nos damos cuenta de todas las necesidades que requieren. ¿Sabes tú cómo hacerle la vida un tanto mejor?

Una persona que ha llegado a la vejez no puede comparar su experiencia con la de ninguno. Nadie está preparado para ser mayor y dependiente. Por esta razón es tan crucial que los familiares y cuidadores se pongan en la piel de sus mayores, así como que tengan en cuenta sus preferencias, gustos y sean sensibles a sus necesidades y deseos. De esta manera, conseguiremos que los mayores se sientan bien, satisfechos y por tanto sean más felices.

Hace algunas semanas, os pedíamos vuestra colaboración para contestar a tres sencillas preguntas. Por una parte, hemos preguntado a los propios mayores directamente sobre el trato que les gusta recibir. Al mismo tiempo, a través de las redes sociales, hemos recogido lo que piensan los familiares sobre ello. A continuación os mostramos los resultados:

¿Qué valoras más?

 

 

 

 

 

 

Coincide la respuesta mayoritaria que dan los mayores y lo que piensan los familiares. Valoran más un gesto afectivo que una palabra agradable o una sonrisa. Sin embargo, nuestros mayores valoran más de lo que los familiares creen una sonrisa.

¿Qué plan te resulta más atractivo?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La respuesta mayoritaria que dan los mayores y lo que piensan los familiares también es coincidente. El plan más atractivo es tener la compañía de un ser querido. Las diferencias más notables las encontramos en la segunda respuesta mayoritaria: los mayores muestran su preferencia a salir a pasear, en contraste con lo que piensan los familiares que creen que sus mayores prefieren ver la TV.

¿Qué cuidado disfrutas más?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lo que más disfrutan nuestros mayores es su aseo personal, seguido del cuidado de pies y manos, coincidiendo con lo que piensan los familiares. En esta pregunta, nos han sorprendido expresando que el abanico de actividades con las que disfrutan es más amplio de lo que a priori pensábamos.

El pasado día 15 de junio se celebró el Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez. Hemos querido unirnos a esta celebración destacando la gran importancia que tiene un cuidado de calidad y un trato digno integrando a nuestros mayores en las pequeñas o grandes decisiones de su día a día sin que su dependencia sea una barrera física y mental. En Gerosol te acompañamos en ese camino.

El cariño debemos proporcionárselo a los mayores en grandes dosis, porque en esta edad se valora más que nunca el afecto. Pero no nos referimos a un cariño ensimismado o ñoño, sino más bien a ese cariño que se trasmite a través del interés por lo que les ocurre a nuestros mayores, por el respeto, la escucha, ese tiempo de dedicación… y que se traduce en nuestros gestos, nuestra mirada, nuestro tono cálido a la hora de dirigirnos a ellos. Y también, por qué no, el cariño manifestado mediante la caricia: esa mano que se posa, que presiona, que agarra, ese abrazo que funde la distancia y ese beso que hace sentir que no se está solo y que se es querido y valorado.

 

logo-suma-de-todosEMPRESA AUTORIZADA POR LA CONSEJERÍA DE POLITICAS SOCIALES Y FAMILIA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID.
Gerosol Asistencia presta sus servicios en todo el territorio regional.
Números de autorización S2941, S5424 y S6584 (Rehabilitación Médico Funcional), posee todos los certificados necesarios para prestar sus servicios con la máxima garantía de calidad.

Satellite
CENTRO ACREDITADO por la D. G. de Coordinación de la Dependencia para la prestación del CHEQUE SERVICIO.

Si desea solicitar más información sobre este servicio, cómo tramitarlo y los requisitos necesarios para su gestión, puede hacer link en el siguiente enlace

.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Llámanos!