Posts sobre Hábitos saludables y bienestar

Apúntate a moverte y cambiar de postura

El día a día hace que muchas de nuestras acciones las realicemos de manera rutinaria, de modo que no prestemos atención a cómo las ejecutamos. Sin embargo, estas acciones son más relevantes de lo que nos pensamos, y pueden tener una repercusión en nuestro presente y futuro. Además de una buena alimentación y la práctica de ejercicio físico de manera regular, hay que prestar atención a la higiene postural.

¿Sabías que se calcula que el 80% de la población sufrirá dolor de espalda en algún momento de su vida? Si esto no se trata suele cronificarse, presentando complicaciones a nivel personal, social y laboral. Como tantas veces, la clave es la prevención.

Toma conciencia de tu postura y tus movimientos

La higiene postural nos muestra qué postura es la adecuada en cada situación para que nuestro cuerpo no sufra ninguna lesión ni a corto ni a largo plazo. Si te habitúas a estar mal sentado o tumbado en posiciones que no son las apropiadas, tu columna vertebral lo notará. Pero también hay que prestar atención cuando estamos caminando o realizando algún tipo de actividad física.

 

 

 

 

 

 

Debemos ser conscientes de nuestro propio cuerpo en cualquier momento y lugar. Esperar de pie en la cola del supermercado, o hacer tiempo sentados mientras viene el metro también son ocasiones en las que debemos cuidar nuestra postura.

Por ejemplo, la forma correcta de sentarse debe ser con la espalda recta, en posición vertical y los pies en el suelo. Pero no permanezcas así todo el tiempo, es necesario moverse. Rehúsa a quedarte durante mucho tiempo en una misma posición. Aunque debes tener la postura correcta, no puedes pasar más de una hora rígido de la misma manera.

Lo mismo sucede cuando haces ejercicio a diario, pero siempre el mismo. Imagina que te dedicas a correr durante una hora todos los días. Y ese es el único movimiento que haces entre las horas que pasas sentado en el trabajo y las que pasas sentado en casa en tu tiempo de ocio. Esa hora que has dedicado a correr, ejercitando siempre los mismos músculos, también está ayudando a provocar desequilibrios y malas posturas. ¿Cuál es la solución? Es importante realizar muchas actividades diferentes durante el día.

El cuerpo puede realizar innumerables movimientos y es necesario que utilicemos todo nuestro sistema músculo-esquelético. De otro modo, lo que estaremos creando serán músculos demasiado desarrollados y, por contra, otros que han perdido por completo su fuerza por falta de uso.

Presta atención también de tu calzado

Y por supuesto, la higiene postural también depende en gran medida del calzado que lleves. Los zapatos estrechos son responsables de deformidades en los dedos del pie ya que no tienen espacio suficiente para expandirse y crear una base amplia que soporte bien el peso del cuerpo. Cuando son demasiado rígidos, no dejan que las articulaciones se muevan con libertad y esto debilita la musculatura de pie y pierna. Los tacones, además, provocan que todo el peso del cuerpo se desplace hacia delante y se apoye únicamente en la punta, reduce la movilidad y origina problema tanto en los pies como en las articulaciones de la rodilla.

 

 

 

 

 

 

Otro de los problemas de nuestra sociedad: todo el tiempo que pasamos mirando a la pantalla de nuestro teléfono es tiempo que estás con la cabeza colgando, tirando del cuello hacia abajo. Entonces, ¿qué hago? Cuando utilices tu teléfono, procura mantenerlo a la altura de los ojos para evitar inclinar la cabeza. Y, por supuesto, cuanto menos tiempo pases mirando a la pantalla, mucho mejor.

También el movimiento es esencial para la salud de la persona en situación de dependencia, y los cambios posturales son la principal medida preventiva cuando nuestro familiar no puede valerse por sí mismo. Nuestros auxiliares trabajan para potenciar la independencia de la persona, pero si ésta no es posible se ha de realizar mediante un apoyo a la movilización, levantar, acostar, traslados de posición y ubicación para prevenir las escaras o úlceras por presión.

En Gerosol Asistencia, trabajamos por y para el bienestar de nuestros beneficiarios.

Ya sabes, cuídate. Como siempre decimos, hazte responsable de tu salud en la medida que puedas.

Personal de enfermería: un recurso vital para la salud

Cuando aparece un problema de salud, uno siempre quiere ser atendido por el mejor especialista médico, con las mejores técnicas y tratamientos, en el mejor hospital. Pero para conseguir esa atención de calidad que buscamos, no debemos olvidar también el papel que juega el personal de enfermería, determinante en el manejo de cualquier dolencia.

Se trata de una profesión enfocada a aquellas personas que, con una definida vocación de servicio hacia los demás, se preocupan, atienden y cuidan al paciente, desempeñando un rol fundamental en nuestra sociedad.

El personal de enfermería se encarga del cuidado y atención de todo tipo de personas. A menudo, la labor de estos profesionales varía en función del tipo de necesidades que tenga el paciente. Además, entre las funciones más conocidas se encuentran la realización de análisis de sangre, cura de heridas, exámenes físicos de pacientes…

Por otra parte, gestionan los historiales clínicos. También se encargan de: tomar decisiones y asesorar al enfermo, identificando qué es lo mejor para él; y de la relación entre el paciente, familiares y el resto de profesionales de la salud intervinientes, facilitando así la comunicación entre éstos.

El Origen de la Enfermería: Florence Nightingale

Resulta importante mencionar que el pasado 12 de mayo, se conmemoró nuevamente, a nivel mundial, un día histórico para la profesión de enfermera. Una fecha que coincide con el nacimiento de Florence Nightingale en el año 1820 en Florencia.

Florence Nightingale, mujer que tuvo un papel brillante en su época y que aún hoy, está vigente su enfoque sobre enfermería y su aplicación de otras ciencias como la gestión, la estadística o la investigación, forjando con ello el arte de brindar cuidados. Ella desempeñó múltiples funciones siendo cuidadora, gestora y docente. Se desarrolló profesionalmente en la Guerra de Crimea y a su regreso creó la primera escuela de enfermería, cuyo modelo teórico se centró en la preocupación por un entorno saludable.

Actualmente se sabe que las familias no siempre tienen la posibilidad de ocuparse de administrar las diferentes medicaciones y tratamientos médicos, y no sólo por faltar tiempo. Los allegados a veces tienen miedo de confundirse y suministrar de modo incorrecto jarabes o pastillas que frecuentemente deben ser administrados a horas muy puntuales y en proporciones adecuadas por ello, en ciertas ocasiones los cuidados de enfermería se deben realizar en los domicilios particulares de los pacientes, es decir que el enfermero/a acude a la casa del paciente para realizar tareas de cuidado diario.

 

 

 

 

 

 

En Gerosol, el modelo de asistencia sanitaria evoluciona a diario para ir más allá del manejo adecuado de la enfermedad para centrarse también en la satisfacción de los beneficiaros/as y en su cuidado, persona a persona. Nuestras enfermeras funcionan en la supervisión y prevención de la salud de nuestros beneficiarios/as aportando una visión importantísima para el buen funcionamiento de los servicios y en la prevención de las enfermedades. La enfermera actúa siempre que es necesario para afrontar los problemas derivados de la alta complejidad del paciente frágil, haciendo hincapié en la revisión de la polifarmacia y la suspensión de fármacos fútiles, así como la prevención de riesgos domiciliarios y la asistencia en manejo de situaciones clínicas que así lo requieran.

Nuestra sociedad debe rendirle homenaje a todo el personal de enfermería, y sobre todo agradecerle su vocación, su entrega, su paciencia, y el gran poder de consolar a quien sufre, que tanto necesita de la asistencia profesional de este gremio, por lo tanto, el presente artículo en forma modesta pero muy sincera se lo dedicamos al personal de enfermería que son seres humanos con alas de ángel al cuidado de sus semejantes.

 

¿Qué sabemos sobre la hepatitis?

Nuestro cuerpo posee un par de riñones, pulmones, ovarios o testículos. Sin embargo, tenemos un solo hígado, por lo que mantenerlo saludable es de suma importancia. Pero a veces, como puede pasar en todos nuestros órganos, el hígado puede ser atacado, ya sea por infecciones, trastornos autoinmunes, lesiones, traumatismos, presencia de sustancias tóxicas o por trastornos hereditarios. ¿Quieres conocer un poco más sobre la hepatitis?

Distintos tipos de hepatitis, un órgano afectado

Hepatitis significa inflamación del hígado. Este órgano, situado debajo del pulmón derecho y protegido por las costillas, hace las funciones de laboratorio central del cuerpo, centro depurador de muchas sustancias y fabricante de otras, como factores de la coagulación, y también es pieza fundamental en la digestión de los alimentos (fabricación de la bilis) y especialmente en su asimilación por el organismo, pues todo lo que se absorbe en el intestino, pasa primeramente por el hígado para ser allí tratado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hay siete virus diferentes de la hepatitis bautizados con las siete primeras letras del abecedario A-G. Todos ellos causan enfermedad en el hígado, aunque las más descritas son las cinco primeras. De este modo, las hepatitis A y E se originan a partir del consumo de agua o alimentos contaminados por materias fecales que contengan el virus de la hepatitis A (VHA) o E (VHE), mientras que la B, C y D, se contraen mediante el contacto con fluidos corporales infectados por los virus de la hepatitis B (VHB), C (VHC) o D (VHD).

Primeros síntomas y diagnóstico

El virus tarda en incubarse aproximadamente 30 días y los síntomas más comunes son náuseas, vómito, dolor abdominal en el lado derecho, fiebre, malestar general, cambio de color en la orina (se vuelve oscura) e ictericia (color amarillo en la piel y en los ojos). En ocasiones, estos signos son poco evidentes y pueden pasar desapercibidos.

En función de la duración de la enfermedad se clasifican en agudas, si duran menos de 6 meses, y crónicas, si persisten al cabo de un semestre. Además, con el paso del tiempo, la hepatitis puede producir cirrosis o hasta cáncer.

La confirmación del diagnóstico de una hepatitis se realiza por medio del análisis de las transaminasas. Estas son unas sustancias que, cuando aumentan en la sangre por encima de ciertos niveles, indican inflamación activa del hígado, es decir, hepatitis, aunque no aclaran la causa.

Aunque la buena higiene y el estilo de vida sano son de vital importancia para prevenir esta enfermedad, la vacunación es el medio más eficaz para mantener aislados los virus que desencadenan la hepatitis.

Ahora que sabes un poco más lo que el hígado hace por ti, probablemente te preguntes qué puedes hacer tú por él. Es realmente muy sencillo: la mejor manera de cuidar de tu hígado es mantenerte saludable. Si una persona tiene sobrepeso o si bebe demasiado alcohol, el hígado puede resultar dañado. Por lo tanto, mantente activo, come bien y tu hígado te cuidará tanto como tú a él. Sigamos cuidándonos para tener un hígado sano.

Focusing: Técnica para sanar las emociones

¿Sabes qué es el focusing?, ¿en qué consiste?, ¿has oído hablar de ello?, intentamos exponer de forma sencilla este proceso para conocer si puede aportarnos beneficios en nuestro día a día.

Se trata de un poderoso recurso emocional al que puso su nombre el filósofo Eugène Gendlin, nacido en Viena en 1926 y afincado en Estados Unidos, como su palabra indica es poner el “foco” encontrar esa “sensación sentida” que todos tenemos en nuestro cuerpo que sabe muchas cosas de nosotros y de los que nos pasa ante una situación, una relación personal, una decisión a adoptar y nos permite manejar mejora aquello que nos preocupa.

Se trata de un proceso de autoconciencia, de aprendizaje para conseguir una curación emocional.

 

 

 

 

 

 

La técnica del enfoque corporal te hará capaz de hallar y de cambiar tu vida allí donde está bloqueada, oprimida, encerrada, detenida.

Hay un itinerario de 6 pasos fundamentales para iniciarse en la práctica:

  • Sensación sentida: Ya has sentido, invitar a nuestro cuerpo a sentir, a escucharnos. Desde tu espacio interior, toma asiento, ponte cómodo/a y tómate un momento para relajarte.
  • Formar la sensación sentida: No entres dentro del problema, tan sólo visualiza la situación como un todo. Podemos proponernos pensar en:
    • El este, la salida del sol de esos rayos que nos caliente el cuerpo y nos despiertan.
    • El oeste, el sol no está y tenemos algo de frío, ese frío que nos produce.
    • El norte, como nuestro objetivo, nuestra orientación.
    • El sur, esa luz, esos paisajes, esas brisas suaves. El mar, el olor del salitre.
  • Buscar un soporte: Deja que una palabra, una frase, o una imagen provenga de la propia sensación-sentida. Podría ser una palabra-cualidad como “apretado”, “pegajoso”, “asustadizo”, “bloqueado”, “pesado”, “saltante”, o una frase, o una imagen.
  • Comprobar: Deja que la sensación-sentida cambie, si lo hace, y también la misma palabra o imagen, hasta que se sientan embonar perfectamente al captar la cualidad de la sensación-sentida.
  • Preguntar: Ahora pregunta: ¿Qué es lo que, en la totalidad de este problema, hace esta cualidad (que acabas de nombrar o de representar)?.
  • Recibir: todo lo que aparezca junto, con ese cambio. Permanece con ello un rato, aun cuando sólo sea un ligero relajarse.

Sea lo que venga, esto es sólo un cambio. Habrá más. Probablemente seguirás después de un rato, pero quédate aquí unos pocos momentos.

EI cambio interior corporal es misterioso en sus efectos. Siempre da bienestar, aun cuando lo que ha salido a luz no haga aparecer el problema algo mejor desde el punto de vista racional.

 

Bibliografía

http://www.focusing.es/focusing-es.html

Eugene T. Gendlin, Ph. D., Focusing. Proceso y Técnica del Enfoque Corporal. (Chicago, 1982)

 

Asesoramiento psicológico: Jubilación…y ahora ¿qué?

La vida laboral de la mayoría de personas es de más de 40 años, por lo que el paso a la jubilación supone un gran cambio. Es por eso que los especialistas recomiendan estar bien preparados y conocer qué cambios nos traerá la nueva etapa. Te aconsejamos cómo adaptarte a ella y sacarle partido.

Deseo de jubilación, pero también miedo

Curiosamente, las actitudes hacia la jubilación suelen ser ambivalentes y cambian con la situación que se tiene en el trabajo. Se ha observado, por ejemplo, que el deseo de jubilarse suele ser superior entre las personas de 50 a 60 años que entre las de 64 a 65 años. Es decir, que se suele anhelar el abandono del trabajo cuando se ve lejano, pero sucede lo contrario cuando dicha separación es inminente, cumpliéndose la tendencia reconocida por la psicología popular, según la cual se desea lo que no se tiene…y no se sabe lo que se tiene hasta que se pierde.

 

 

 

 

 

 

 

Cuando llega el momento de la jubilación, muchos profesionales finalmente se ven desbordados por la incertidumbre y se plantean cuestiones tales como si tendrán dinero suficiente para mantener el mismo ritmo de vida o si se aburrirán. Se cuestionan su utilidad e incluso su identidad al perder un rol definitorio tan importante. Estos planteamientos pueden generar en la persona inseguridad y angustia respecto al futuro.

Una nueva etapa en la que seguir activos

Dada la importancia de este proceso vital es imprescindible desarrollar una serie de iniciativas que favorezcan la adaptación del trabajador a la nueva situación, proceso que debe ser atendido y focalizado. Por ello, cada vez son más los profesionales que organizan talleres y cursos que tienen como objetivo preparar psicológicamente a los asistentes para que sean capaces de afrontar esta etapa de la manera más tranquila posible. Estos talleres buscan plantear la jubilación como una continuación de la situación anterior, en la que se pueden seguir desarrollando actividades de ocio previas o bien iniciar unas nuevas. Incluso se pone sobre la mesa la posibilidad de comenzar nuevas acciones profesionales independientes que buscan esa adaptabilidad emocional necesaria en muchas personas.

Por esta razón, conocerse en este periodo puede llevar a descubrir potenciales, identificar motivaciones y reconocer deseos que quizá fueron relegados anteriormente. Además, en Gerosol trabajamos por tu calidad de vida y la de los tuyos.

Cada vez vivimos más años y con una mayor salud, por lo que tenemos por delante mucho más tiempo para disfrutar de la jubilación y conseguir que esta etapa sea una de las más bonitas de nuestras vidas. Vive la vida, prepara a conciencia tu jubilación ¡y disfrútala!

logo-suma-de-todosEMPRESA AUTORIZADA POR LA CONSEJERÍA DE POLITICAS SOCIALES Y FAMILIA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID.
Gerosol Asistencia presta sus servicios en todo el territorio regional.
Números de autorización S2941, S5424 y S6584 (Rehabilitación Médico Funcional), posee todos los certificados necesarios para prestar sus servicios con la máxima garantía de calidad.

Satellite
CENTRO ACREDITADO por la D. G. de Coordinación de la Dependencia para la prestación del CHEQUE SERVICIO.

Si desea solicitar más información sobre este servicio, cómo tramitarlo y los requisitos necesarios para su gestión, puede hacer link en el siguiente enlace

.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Llámanos!