Posts sobre alimentación

Disfagia: no sólo es lo que comes sino cómo lo comes

La alimentación es un proceso fundamental en la vida de todos nosotros, puesto que nos garantiza los aportes nutricionales necesarios para sobrevivir. Pero la alimentación no es solo el acto de comer, es mucho más que alimentarse, es un placer sensorial que proporciona momentos de comunicación, de transferencia de afecto, fortalecimiento de vínculos, e integración en grupos sociales. En nuestra cultura, nuestra vida social se desarrolla en torno a la comida, e incluso aprendemos hábitos y rutinas alrededor de la misma.

La alimentación comienza por la deglución

Algo que parece tan sencillo como tragar es en realidad una acción muy compleja en la que participan numerosos músculos y nervios, y pensamos que no tienen importancia hasta que tenemos problemas de deglución o digestión, entre otros. En particular, la dificultad para deglutir o tragar alimentos, sólidos o líquidos de manera correcta se conoce como disfagia.

La disfagia no es una enfermedad sino un síntoma, el indicio de un trastorno que puede ser de origen neurológico, como daño cerebral adquirido, enfermedades neurodegenerativas (Alzheimer o Párkinson) o parálisis cerebral infantil, o derivado también de complicaciones estructurales, causadas por ejemplo por envejecimiento natural.

 

 

 

 

 

El objetivo de una correcta deglución es evitar el paso del alimento a las vías respiratorias y contribuir por tanto a que la persona esté bien nutrida e hidratada. Para ello, es primordial adaptar la textura y consistencia de la dieta a cada situación. En este sentido, habrá que tener en cuenta el tipo de disfagia que presenta la persona. Podemos diferenciar entre dos tipos de dieta en función de la textura:

Dieta de fácil masticación

Elegiremos alimentos blandos, de textura suave y uniformes. Como ejemplo encontramos:

  • Lácteos: leche con espesante o yogur, flan y natillas. Evitaremos el arroz con leche, el queso fresco y quesos muy curados que se cuarteen.
  • Carnes, pescados y huevos: elegiremos las carnes blandas tipo muslo de pollo, albóndigas de ternera, hamburguesa, pescados sin espina y sin piel, tortilla francesa o de patata. Se cocinarán con salsas espesas para facilitar la masticación y la deglución.
  • Frutas y verduras cocinadas incluso trituradas si se desea.
  • Legumbres, patatas, pasta y arroz: en el caso de la legumbre mejor tomarla triturada y pasada por el pasapurés para evitar pequeños trozos de piel. La pasta se puede cocinar con verduras o salsa de tomate espeso y el arroz se puede tomar junto con la verdura o con la legumbre en puré para aportar hidratos de carbono. La patata se puede tomar cocida o como otro ingrediente en los purés.

Dieta triturada

 

 

 

 

 

Elegiremos esta opción cuando no haya posibilidad de tomar la dieta de fácil masticación. Los platos se prepararán triturados, de la manera más homogénea posible y espesados si hace falta una consistencia tipo pudding. Para ello elegiremos los alimentos mencionados en la dieta de fácil masticación y los trituraremos y espesaremos hasta conseguir una textura adecuada.

Existen en el mercado gelatinas para elaborar en casa que se pueden añadir a todo tipo de líquidos (agua, leche, zumo…) y que resultan muy importantes para mantener una hidratación adecuada. También con este objetivo encontraremos aguas gelificadas comerciales con o sin azúcar. Podemos utilizar además espesantes comerciales para dar la consistencia necesaria a los líquidos.

Resulta importante destacar algunos alimentos que tienen un riesgo elevado para quienes sufren disfagia:

  • Los que mezclan distintas consistencias: arroz con leche, sopa con fideos, yogur con muesli, fruta en almíbar con su caldo…
  • Los que contengan líquido al morderlos: naranja, mandarina, uva…
  • Alimentos con espinas, pepitas, pellejos o grumos, como puré poco pasado, sandía, aceituna, fruta con piel…
  • Alimentos secos que se desmiguen. Por ejemplo, galletas, queso curado, biscotes, patatas chips.
  • Alimentos que se pueden quedar pegados al paladar como el plátano o las bases de algunos pasteles.
  • Alimentos fibrosos como la piña, naranja, espárragos o borraja.

Como hemos visto, las alteraciones de la deglución pueden surgir por diversos motivos, pero en la mayoría de las patologías que la acompañan la persona está consciente y con ganas de participar de su vida familiar, empresarial o de ocio, y el hecho de poder contar con ideas asequibles para tener buenas y equilibradas ingestas es la mejor colaboración.

En Gerosol, tratamos que el momento de comer para todas las personas que atendemos con estas dificultades sea un placer para el paladar.

Una navidad repleta de sabor y bienestar para nuestros mayores

La Nochebuena suele reunir cada año a la familia y los amigos en torno a la mesa. Por eso, esta cena es una gran oportunidad para mostrar nuestras dotes culinarias y sorprender a los que más queremos.

Pero a la vez nos preguntamos:

¿Qué preparo de menú? ¿Puedo hacer algo navideño, rico y sabroso, pero con un toque original y saludable?

 

 

 

 

 

 

No te preocupes, te damos las recetas de navidad más sabrosas y saludables para que este año triunfes con tus invitados, de manera especial si entre ellos hay personas mayores y quieres adaptar el menú a sus necesidades.

Espíritu navideño sin excesos

Lo primero es concentrarte en el trabajo por hacer y lograr divertirte haciendo el menú. Nuestro consejo es que te dejes invadir por el espíritu navideño, ambientando la tarea con villancicos y disfrutando de compañía. Y ahora, manos a la obra:

La variada gastronomía navideña nos permite degustar los mejores productos para abrir boca sin necesidad de consumir un exceso de calorías. De aperitivos empezamos con un plato de Hummus de garbanzos clásico y un salpicón de marisco para continuar.

Como entrante podemos optar por una crema de calabaza. Una ración de crema de verduras bien caliente nos reconforta desde la primera cucharada y será la delicia de todos los comensales.

Pasamos al plato principal del menú sugiriendo una merluza en salsa verde, perfecta para compartir en familia, y que además podéis tener lista con antelación, dando el último golpe mientras la familia disfruta del entrante.

 

 

 

 

 

En cuanto al postre, lo mejor es poner algo de fruta. La piña es una opción digestiva y diurética. También puedes inventar un plato creativo, colorido y sano, como por ejemplo una compota de Navidad con manzana, ciruela, pasas y orejones.

Si prefieres, el broche de oro lo podemos poner con una tradicional corona de frutos rojos (antioxidantes), hojaldre y algo de chocolate negro en su interior.

Sabemos los típicos que son los turrones, mazapanes, polvorones, peladillas, frutas escarchadas, bombones y demás delicias dulces, déjalos para el café o para acompañar la infusión del final. El truco es convertirlos en pequeños caprichos navideños, en vez de en un postre en toda regla.

Toda la familia partícipe del ambiente navideño

Por otra parte, cabe destacar que las navidades pueden intensificar los sentimientos, ya sean de alegría familiar, como de tristeza por la ausencia de personas que ya no están. Por ello debemos conseguir que las personas mayores disfruten de estas fechas en familia.

Algunas recomendaciones para lograrlo pueden ser:

Déjales que formen parte de los preparativos del menú y la decoración.

  • Cantad villancicos, los tradicionales, invitándoles a que cuenten cómo los aprendieron.
  • Recordad las navidades de su niñez, viendo fotografías de entonces y compartiendo las diferencias entre de las de antes y las de ahora.
  • Ofrecedles cariño, una sonrisa, un abrazo, un beso en el momento adecuado les ayudarán a sobrellevar las ausencias de los familiares que se echan especialmente en falta en estas fechas
  • Animad a los más pequeños a pasar tiempo con ellos, son momentos para disfrutar juntos.
  • Respetad los momentos de tranquilidad; aunque son días en los que no seguimos las rutinas, debemos respetar los momentos de tranquilidad de los mayores, como, por ejemplo, las siestas.
  • Controlad su dieta, adaptando los menús en la medida de lo posible, pero sin que se sientan excluidos. Si en alguna comida especial nos hemos excedido, al día siguiente debemos procurar compensar comiendo sano y ligero.

No queríamos ponerle fin a este artículo sin desearos desde Gerosol Asistencia la mayor felicidad en estas fiestas navideñas y siempre. Nuestro principal propósito para el año 2019 es seguir trabajando por el confort y bienestar de cada persona que necesite beneficiarse de nuestros múltiples servicios de calidad. Puedes consultar los servicios que ofrecemos sin ningún compromiso.

Mowoot: Cinturón contra el estreñimiento crónico

Casi todas las personas sufren estreñimiento de forma pasajera en algún momento de su vida, abordamos este tema, dando una solución que hemos testado y es del todo efectiva, clínicamente probada:

Estreñimiento crónico en los mayores, personas dependientes, en definitiva, población más vulnerable

El estreñimiento es un problema muy usual en la sociedad actual debido, sobre todo, a la falta de ejercicio físico y la dieta que seguimos. Sin embargo, el estreñimiento crónico es un problema que afecta, especialmente, a las personas mayores,siendo uno de los mayores retos a los que se enfrentan sus cuidadores.

Cuando hablamos de estreñimiento crónico nos referimos a un trastorno relacionado con el aparato digestivo que se traduce en la retención de las materias fecales o heces y se prolonga durante más de tres meses. Dolor de cabeza y de espalda, falta de apetito, sensación de hinchazón abdominal, hemorroides, gases, cansancio, insomnio, retortijones, sangrado… son algunos de los síntomas que pueden venir de la mano del estreñimiento.

MOWOOT, el nuevo tratamiento para el estreñimiento crónico

Las soluciones existentes hasta ahora en el mercado, como los laxantes y los enemas, no son adecuadas para tratar al paciente crónico de estreñimiento, debido a sus efectos secundarios. Para evitar los problemas de salud y el impacto en la calidad de vida que ello puede generar, una startup española, usMIMA, ha desarrollado un cinturón «wearable» que combate el estreñimiento de forma no farmacológica, no invasiva y sin efectos adversos para el tratamiento de esta patología.

El producto, denominado MOWOOT, ha sido desarrollado por un equipo de científicos e ingenieros formado por Marc Benet, Imma Herrero, Ángel Calzada y Markus Wilhelms.

En Gerosol Asistencia, hemos tenido la gran oportunidad de entrevistar a Inmaculada Herrero Fresneda (Directora Científica y Co-fundadora de Mowoot), quien a lo largo de la entrevista nos explica en detalle esta magnífica iniciativa, la cual ayuda especialmente a personas mayores y personas dependientes con enfermedades neurológicas (como esclerosis múltiple o párkinson).

Sin más dilación damos paso a la interesante entrevista que hemos preparado con gusto. Le damos las gracias a Inmaculada Herrero por atendernos.

Comenzamos nuestra entrevista de hoy:

Explícanos brevemente ¿Cuál es la finalidad de MOWOOT?

Mowoot es un dispositivo médico que aporta una solución natural a los problemas de estreñimiento. Es una solución no invasiva, ni farmacológica, por lo que no tiene efectos adversos. Al contrario, cuanto más se utiliza, mejores beneficios obtenemos

¿Cómo y en qué momento surge la creación de este nuevo producto?

Mowoot nace a raíz de una inmersión clínica que llevamos a cabo los 4 cofundadores en el Instituto Guttmann de Barcelona. Pudimos observar que una de las necesidades no resueltas que afectaba directamente a la calidad de vida de los pacientes era el estreñimiento crónico. En el centro observamos que una de las soluciones que se utilizaban era el masaje manual de colón (varios estudios y publicaciones demuestran sus efectos beneficiosos). Sin embargo, para obtener resultados el masaje debe darse cada día durante unos 10-20 minutos con la fuerza suficiente para llegar al colon. ¿Qué ocurría cuando estos pacientes regresaban a casa? De ahí vimos la necesidad de automatizar este masaje y fue el inicio del proyecto.

¿En qué fase de investigación se encuentra?

Nuestro dispositivo está disponible en el mercado desde hace 3 años. Durante este tiempo, hemos tenido un contacto directo con nuestros usuarios para conocer su experiencia y así poder mejorar el primer producto que lanzamos (actualmente ofrecemos una segunda versión). Actualmente estamos trabajando, entre otros proyectos, en unos cinturones de tallas más pequeñas pensados sobre todo para niño/as.

¿Para quién es recomendable el uso de MOWOOT?

Para todas aquellas personas que sufran estreñimiento crónico debido a un tránsito intestinal lento. Aquellas personas que tengan dudas, las invitamos a hacer un test que encontraran en nuestra página web para comprobar si Mowoot puede ser una solución a su problema.

¿Qué momento del día es mejor para utilizarlo? ¿Los beneficios son inmediatos? ¿Y tiene alguna contraindicación?

Aconsejamos utilizar Mowoot 1-2 veces al día, 10-20 minutos por sesión y tumbado a poder ser. Mejor por la mañana antes de levantarse, al acostarse o bien a media tarde. Lo que es muy importante que sea siempre a la misma hora para crear una rutina intestinal. También es muy importante no dejar de usar los laxantes y/o enemas habituales al principio de usar Mowoot. A medida que se van viendo beneficios se puede ir reduciendo las dosis de laxantes hasta eliminarlos o reducirlos considerablemente según el caso.

El tiempo en el que cada persona notará los beneficios dependerá mucho de cada caso. Hay personas que tras tres días de uso ya han conseguido eliminar gases y han podido ir al lavabo. Otras personas sin embargo necesitaran un par o tres de semanas.

Contraindicaciones: Mowoot no debe utilizarse en caso de tumor abdominal activo, episodio de diverticulitis, embarazo… o simplemente si se nota una molestia al utilizarlo. Para cualquier duda o consulta, les invitamos a que se pongan en contacto con nosotros o con su médico.

¿Se necesita asistencia profesional para manipular el cinturón contra el estreñimiento?

No, en principio está diseñado para que el usuario pueda ponérselo cómodamente él mismo. Una vez colocado en la cintura, a la altura del ombligo, basta con pasar la cinta por la hebilla y ajustar el cinturón al máximo. Ponerlo en marcha es muy sencillo y además está muy bien explicado en el manual de uso que acompaña al dispositivo.

Con la edad, el estreñimiento se acentúa, ¿es normal? ¿MOWOOT puede ser la solución definitiva a este molesto problema?

Los cambios hormonales propios de la edad (sobre todo en las mujeres) y el uso de medicamentos a medidas que nos hacemos mayores tienen una incidencia directa sobre el estreñimiento. Además, en los ancianos, la falta de movilidad también se convierte en un factor clave a la hora de tener una buena salud intestinal.

Sin duda alguna en estos casos en los que el estreñimiento es debido a temas hormonales o al uso de medicamentos, Mowoot es una solución muy efectiva para el estreñimiento. El seguimiento interno que hacemos a nuestros usuarios nos han avalado estos resultados.

En Gerosol Asistencia apostamos por buscar nuevas soluciones a las pequeñas dificultades que podamos tener en el día a día en los domicilios de nuestros beneficiarios y por ello nos hemos acercado a este producto innovador y del que somos embajadores de la marca MOWOOT, para dar a conocer el cinturón MOWOOT, con Certificado como dispositivo médico de Clase Ila, asegurando Calidad, Seguridad y Fiabilidad, cumpliendo con la Normativa Internacional de Calidad ISO 13485:2003 y 2012.

 

Acompañamiento médico: obesidad, una realidad incomoda

En el pasado, el concepto de “gordura” se relacionaba más con la salud que con la enfermedad. Un chico gordito era un chico sano y bien alimentado, un marido gordo era un hombre feliz, y una embarazada tenía que comer por dos para llevar adelante un buen embarazo.

Las modas cambian, y ahora es la gente delgada la que está de moda. Sin embargo, no todo queda en una cuestión de gustos ya que, en los últimos años, la obesidad ha dejado de ser un problema exclusivamente estético y ha traspasado la barrera de la salud y la sanidad, al convertirse en una auténtica epidemia a escala mundial que requiere ingentes recursos humanos, técnicos y económicos para combatirla.

Graves consecuencias de la obesidad sobre la salud

La obesidad es un trastorno metabólico y multifactorial complejo que suele iniciarse en la infancia o en la adolescencia, que tiene su origen en una interacción genética/ambiental y que consiste en tener una cantidad excesiva de grasa corporal de un individuo por encima de unos patrones determinados en base a su altura, su talla y su complexión física.

A corto plazo, las consecuencias del exceso de peso parecen lejanas o carentes de importancia; un problema de estética, una limitación menor de la movilidad. Pero los expertos coinciden en que los efectos más graves en los que deriva la obesidad son a largo plazo. Hablamos de patologías como la diabetes, la hipertensión, complicaciones cardiovasculares e incluso algún tipo de cáncer.

Según la Organización Mundial de la Salud, entre 1975 y 2016, la prevalencia mundial de la obesidad se ha casi triplicado. Solo en 2016, 340 millones de niños y jóvenes tenían problemas de sobrepeso y obesidad. Por si todo esto fuera poco, en personas mayores va alterando la función de distintos órganos, como el hígado, y deteriora la musculatura, haciendo que se pierda movilidad. Y es que la acumulación de peso suele aumentar en detrimento de la masa muscular, por lo que la persona mayor se ve cada vez con menos fuerza para mover y sostener su cuerpo y se entrega al sedentarismo. Por supuesto, estas tendencias afectan también a España.

Por desgracia, nuestra sociedad parece haber aceptado que el aumento de peso es la consecuencia inevitable de vivir en un lugar con fácil acceso a las calorías y en el que la actividad física desempeña una función cada vez menor en nuestra vida privada y profesional. Pero no tiene por qué ser así.

Conocer qué comemos y cuánto comemos

Nos alimentamos entre 3 y 5 veces al día, por lo que es necesario conocer qué nos llevamos a la boca. Se sabe que la alimentación consiste en un aporte calórico y de nutrientes, pero no todas las calorías son iguales. Necesitamos ciertos nutrientes esenciales y el aporte calórico debe proceder de todos los grupos de alimentos, carbohidratos, grasas y proteínas, pero la proporción entre ellos debe estar dentro de unos valores. Sin embargo, la información es muy extensa, y en ocasiones es fácil que nos lleve a equívocos. Por esta razón, se han creado estrategias para ayudar al consumidor. Recuerda que en las dietas es recomendable que haya acompañamiento médico.

Entre ellas, está la creación de un nuevo código de etiquetado denominado Nutriscore. Este “semáforo nutricional” se podrá ver en los supermercados en breve, y nos dará una idea sobre la calidad nutricional del alimento en cuestión, valorando con el color verde los de mejor calidad y de color rojo los menos adecuados para su consumo. Este nuevo sistema de etiquetado está siendo utilizado de manera voluntaria por la industria, aunque no se descarta que pase a ser obligatorio con el tiempo. Es importante destacar que la comparación entre los códigos de colores debe realizarse entre alimentos del mismo grupo.

Además, pese a las ayudas para conocer el alimento procesado y saber la conveniencia de su consumo, siempre es altamente recomendable el consumo de alimentos frescos, si puede ser de temporada, como fruta, verdura, carnes y pescados.

Sabemos que la obesidad tiene consecuencias importantes para la salud y que además puede ser un estigma, ya que empeora la calidad de vida, impidiendo que te manejes bien en situaciones cotidianas. Resulta más difícil encontrar ropa de tu talla, los asientos de los aviones resultan incómodos, el uso de la bicicleta o salir a dar un paseo puede ser un suplicio, y el ámbito sexual puede verse deteriorado por disfunción eréctil o imposibilidad física.

Estas limitaciones pueden causar una gran frustración, pero también pueden ser una motivación para tomar la decisión de pedir ayuda y perder peso. ¡No dejes que la obesidad te ponga límites e inicia ahora el camino a una vida llena de salud!

Con el frío, mayor atención a nuestros mayores

Ha tardado en llegar, pero parece que el frío llama a la puerta… ¡lo normal cuando llegamos a estas fechas! Aun así, esta temporada invernal no suele ser una buena amiga para los mayores. Las temperaturas extremas propias del verano como del invierno afectan negativamente a cualquier ser humano, pero en el caso de nuestros mayores, con más razón, por eso queremos ayudarte a cuidar a las personas mayores en invierno como se merecen.

Son muchos los aspectos a tener en cuenta al cuidar personas mayores durante la época invernal, desde el aparato respiratorio, pasando por los hábitos alimenticios y hasta proporcionar un cuidado especial a la piel.

Mantener las estancias calefactadas y llevar ropa abrigada

La temperatura del domicilio no debe ser inferior a 21ºC. En invierno, se producen numerosos accidentes por inhalación de monóxido de carbono, e incluso incendios en el domicilio, por emplear determinados sistemas de calefacción. En el caso de las personas mayores, sobre todo si viven solas o sufren alguna patología que les limite, es necesario asegurarse de prevenir estos riesgos, y para ello lo más adecuado son los radiadores eléctricos.

En invierno también hay que prestar más atención a la ropa. Es mejor ponerse varias capas, que se puedan quitar con facilidad cuando se acceda a lugares donde la temperatura sea más elevada. Los pies y la garganta deben ir bien abrigados, y hay que utilizar un gorro o capucha para la cabeza porque por ella se escapa la cuarta parte del calor corporal.

Dieta y actividad física como aliados contra los virus

Los mayores siempre dicen que en estas fechas lo que mejor entra es una sopa, y no dejan de tener razón. Sopas, cremas, legumbres e infusiones no pueden faltar en la dieta de invierno. Tampoco las frutas de temporada, especialmente los cítricos, que además de suponer un buen aporte de vitaminas, nos hidratan. Con el frío disminuye la sensación de sed, pero el riesgo de deshidratación existe, igual que en verano. Así que no hay que olvidar beber con frecuencia.

La personas mayores deben mantener la actividad física en invierno, no sólo porque favorece el bienestar en general, sino porque de esta forma se genera calor. Sin embargo, se debe ser prudente y los días de lluvia, nieve y viento en los que existe riesgo elevado de caídas es más conveniente realizar la actividad física en casa. Si se sale mejor que sea en coche.

Los virus que causan los resfriados y la gripe circulan con mayor frecuencia y la tasa de contagio aumenta por el hecho de estar en ambientes cerrados y mal ventilados. Aunque un resfriado no es una enfermedad que deba preocuparnos para la población en general (con reposo la pasamos en una o dos semanas), debemos tener especial cuidado con los grupos de mayor riesgo: personas mayores de 65 años, embarazadas y personas con enfermedades crónicas.

El aseo diario es clave para mantener la salud de la piel, sobre todo de las personas encamadas. Durante todo el año, pero en invierno especialmente, hay que asegurarse de que secamos bien a la persona mayor, sobre todo en los pliegues cutáneos. Es recomendable hacerlo mediante toques suaves con la toalla para evitar la fricción. También resulta fundamental estar pendiente de hidratar, proteger y nutrir la piel para evitar descamaciones y grietas.

Curiosamente en países del norte de Europa, más acostumbrados al frío, las consecuencias del mismo son menores ya que están más preparados. Este hecho nos dice que la prevención de enfermedades y accidentes por el frío es posible y está en nuestras manos. Por último insistimos, es primordial estar pendientes de familiares o vecinos que puedan estar en situación de vulnerabilidad ante el frío (ancianos que viven solos, enfermos crónicos, individuos o familias con bajos recursos, mendigos, etc.).

 

Fuente de información

http://salud.facilisimo.com/blogs/mayores/consejos-para-combatir-el-frio_739491.html

 

logo-suma-de-todosEMPRESA AUTORIZADA POR LA CONSEJERÍA DE POLITICAS SOCIALES Y FAMILIA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID.
Gerosol Asistencia presta sus servicios en todo el territorio regional.
Números de autorización S2941, S5424 y S6584 (Rehabilitación Médico Funcional), posee todos los certificados necesarios para prestar sus servicios con la máxima garantía de calidad.

Satellite
CENTRO ACREDITADO por la D. G. de Coordinación de la Dependencia para la prestación del CHEQUE SERVICIO.

Si desea solicitar más información sobre este servicio, cómo tramitarlo y los requisitos necesarios para su gestión, puede hacer link en el siguiente enlace

.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Llámanos!