Síndrome del túnel carpiano, un canal doloroso

Síndrome del túnel carpiano, un canal doloroso

¿Tienes un dolor en la muñeca y en la mano que no te deja en paz? ¿Hace días que no puedes realizar tus actividades de la vida diaria como trabajar en el ordenador, ducharte y asearte correctamente? ¿Ni siquiera puedes coger cosas de las estanterías porque el dolor y la debilidad no te lo permiten? Debes conocer las causas del síndrome del túnel carpiano y los síntomas para que puedas identificar si lo padeces.

Molestias a nivel nervioso

La patología de túnel carpiano se produce por la compresión del nervio mediano en un estrecho canal que une muñeca y mano, al pasar por debajo del ligamento carpiano que ayuda a mantener la estabilidad de los huesos y a sujetar los tendones flexores de la mano.

Este síndrome se caracteriza principalmente por la presencia de dolor en forma de descargas eléctricas, hormigueo e incluso debilidad muscular en ambas manos, esencialmente en los tres primeros dedos de la extremidad superior.

A menudo los síntomas aparecen primero en una o ambas manos durante la noche, ya que muchas personas duermen con las muñecas flexionadas. Una persona con el síndrome del túnel carpiano puede despertarse con la necesidad de “sacudir” la mano o la muñeca. A medida que los síntomas empeoran, las personas pueden sentir hormigueo durante el día. La disminución en la fuerza de agarre podría dificultar cerrar el puño, agarrar objetos pequeños o realizar otras tareas manuales.

Sufrir enfermedades de los huesos o las articulaciones, como artritis, ayuda a padecer esta lesión. También es habitual que los desequilibrios hormonales, metabólicos o tiroideos afecten, así como los cambios en el nivel de azúcar en la sangre. Todos estos factores junto con la presencia de lesiones de muñeca, torceduras, esguinces, dislocaciones, fracturas, hinchazón e inflamación, pueden favorecer la aparición de la lesión del síndrome del túnel carpiano.

Tras la sospecha clínica, se deberá realizar una exploración de la sensibilidad y fuerza de la mano, así como maniobras que desencadenen la sintomatología. Para confirmar el diagnóstico y valorar el grado de afectación del nervio mediano (leve, moderado o severo) habitualmente se solicita un estudio neurofisiológico, consistente en un electromiograma y un estudio de conducción nerviosa.

Estiramientos y una correcta educación postural, los mejores preventivos.

El tratamiento de esta lesión está dirigido a eliminar el dolor mediante analgésicos, los ejercicios de estiramiento o el uso de bolsas frías sobre la muñeca. Si el dolor es intenso se pueden hacer infiltraciones de corticoides en la articulación para reducir la inflamación y así lograr el alivio local, aunque siempre con autorización médica. También es recomendable el uso de muñequeras y férulas nocturnas. No es una enfermedad grave que suela dejar secuelas, pero siempre es importante que os fijéis en los síntomas y acudáis lo antes posible al facultativo.

La cirugía para el síndrome del túnel carpiano está indicada en casos moderados/graves que no mejoran con el tratamiento clínico. El procedimiento pretende descomprimir el túnel y liberar el nervio mediano a través de un corte del ligamento carpiano transverso, que se puede hacer por endoscopia o cirugía tradicional.

El síndrome del túnel carpiano es una lesión muy conocida y frecuente en diversos ámbitos laborales, llegando a estar incluida dentro de las enfermedades profesionales, siendo incluso una de las más habituales.

Afecta a un número elevado de pacientes que realizan una actividad laboral determinada, como por ejemplo secretario/a mecanografía, personal de cuidados sanitarios, trabajadores industriales, servicio doméstico, conductores de maquinaria pesada, trabajadores de la construcción…

Una mala posición de la muñeca cuando utilizamos el ratón y el teclado es una causa común de aparición del síndrome del túnel carpiano, especialmente cuando esta mala colocación se extiende en el tiempo. Por ello, se recomienda el uso de dispositivos ergonómicos, almohadillas de ratón con apoyo para las muñecas, o el teclado cuyo diseño coloca las teclas más usadas en la fila central, puesto que su uso requiere un menor movimiento de los dedos.

Ahora que ya conoces las causas del síndrome del túnel carpiano, presta atención a tus manos y evalúa si es necesario que te pongas en manos de un especialista, por tu bien actual y futuro. Además, los doctores recomiendan “escuchar al cuerpo”: si algo duele, mejor parar. Los movimientos repetitivos y posturas forzadas que se realizan pueden derivar en esta enfermedad en la muñeca.

 

Fuente de información

http://blog.diagnostrum.com/2018/04/09/sindrome-tunel-carpiano/

logo-suma-de-todosEMPRESA AUTORIZADA POR LA CONSEJERÍA DE POLITICAS SOCIALES Y FAMILIA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID.

Gerosol Asistencia presta sus servicios en todo el territorio regional.
Número de autorización S2941 y S5424, posee todos los certificados necesarios para prestar sus servicios con la máxima garantía de calidad.

Satellite
CENTRO ACREDITADO por la D. G. de Coordinación de la Dependencia para la prestación del CHEQUE SERVICIO.

Si desea solicitar más información sobre este servicio, cómo tramitarlo y los requisitos necesarios para su gestión, puede hacer link en el siguiente enlace

.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ACEPTAR

Aviso de cookies