En este momento estás viendo Cómo hacer más seguro el hogar para personas con dependencia

Cómo hacer más seguro el hogar para personas con dependencia

La seguridad en el hogar es fundamental para todos, pero adquiere mayor importancia cuando se trata de personas mayores o en situación de dependencia, como es mi caso. En este artículo, exploraré contigo qué aspectos son importantes a la hora de adaptar un hogar, desde mi perspectiva.

Soy consciente de que cada persona tiene necesidades de apoyo únicas, por lo que es fundamental realizar una evaluación exhaustiva de la situación personal antes de comenzar cualquier adaptación en el hogar. Esto implica tener en cuenta factores como la movilidad, la visión, la audición y cualquier otra condición.

Desde mi experiencia, una de las principales preocupaciones al adaptar un hogar es eliminar las barreras arquitectónicas que puedan dificultar la movilidad de la persona. En mi caso implica la instalación de rampas de acceso y la ampliación de puertas y pasillos para permitirme el paso con mi silla de ruedas. Estas modificaciones no solo me facilitan la autonomía, sino que también reducen el riesgo de caídas.

En el baño, una de las reformas que más se realizan es el cambio de bañera por ducha usando materiales antideslizantes que reduzcan considerablemente las caídas, y colocando barras de sujeción. También es interesante que el lavabo esté adaptado, regulando la altura del lavabo y haciendo que los esfuerzos sean menores. Si queremos que la adaptación sea completa, no podemos olvidarnos de eliminar cualquier cierre interior, puede ser crucial a la hora de atender una urgencia en el interior del baño.

Te recomiendo que todas las estancias estén bien iluminadas, especialmente, los pasillos y los baños. Si es posible instala luces automáticas o sensores de movimiento para garantizar que no haya zonas oscuras. También te aconsejo utilizar colores claros en las paredes y los suelos para aumentar la iluminación natural.

Aunque la cocina no sea la más grande del mundo, hay determinadas distribuciones que pueden favorecer este aspecto, como, por ejemplo, las distribuciones en forma de L o lineal. Además, no nos olvidemos de la altura de los muebles, lo cual será crucial para aquellas personas que tengan autonomía suficiente para cocinar. En este punto también conviene tener las cosas que más se usen a mano. Ciertamente yo no puedo guisar sola, pero me gusta estar en esta estancia, por ese motivo para mi es vital que sea accesible. 

En el dormitorio es importante que la cama se ajuste a las necesidades de cada persona. Yo tengo una cama articulada, con acceso por los dos lados, y no hay objetos que interrumpan el paso. Pienso que es preferible evitar las alfombras ya que en muchas ocasiones son las causantes de tropiezos. También es aconsejable que los armarios sean de puertas correderas ya que su apertura es mucho más sencilla y no obstaculizan el espacio.

En Gerosol contamos con más de 20 años de experiencia brindando servicios de asistencia domiciliaria, por eso comprendemos la importancia de crear un entorno cómodo y seguro en el hogar tanto para las personas dependientes como para el personal que ofrece asistencia, como los cuidadores.  

Para mí, adaptar la vivienda de una persona dependiente no es convertirlo en algo ajeno. Hay objetos como fotografías, cojines, mantas o determinados muebles que no suponen un peligro y que aportan identidad y calidez a las estancias.

Estas son algunas pautas importantes para hacer la casa más segura para personas que tenemos algún grado de dependencia. Ahora bien, el cuidado y atención de terceras personas es indispensable tanto para evitar accidentes dentro del hogar como para tener calidad de vida.