En este momento estás viendo 14 de junio: Día Mundial del Donante de Sangre. ¡Gracias por ser donante de sangre!

14 de junio: Día Mundial del Donante de Sangre. ¡Gracias por ser donante de sangre!

Sabemos que la donación de sangre es vital para la salud y la vida de muchas personas, pero a menudo no le prestamos la atención que merece. En este artículo quiero compartir contigo por qué es tan importante y cómo todos podemos contribuir a esta causa.

La sangre no se puede fabricar artificialmente, es un bien insustituible que solo se puede conseguir a través de la donación. Su utilización terapéutica es de vital importancia en el ámbito hospitalario, ya que los pacientes necesitan la sangre y sus componentes para salvar sus vidas.

Cada persona tenemos aproximadamente cinco litros de sangre que el corazón impulsa a través de las arterias para llegar a todos los tejidos del organismo y recupera a través de las venas tras oxigenarse en los pulmones. Por ello, la donación de sangre se define como un acto voluntario, altruista, anónimo, universal y gratuito.

Cualquier persona sana, que tenga entre 18 y 65 años, y que pese más de 50 kilos puede donar sangre. Lo normal es que recoja una cantidad estándar de 450 ml, y no es necesario estar en ayunas para donar, a diferencia de los análisis de sangre. Las mujeres pueden donar hasta 3 veces al año, y los hombres hasta 4 veces.

La donación de sangre consta de varios pasos, que debe supervisar un profesional sanitario:

  1. Registro del donante: El donante acude a un punto de extracción y se recogen sus datos personales.
  2. Cuestionario de salud y exploración médica: El personal sanitario realiza al donante un cuestionario de salud y una mínima exploración médica.
  3. Extracción de sangre: La extracción de sangre dura entre 5 y 10 minutos, con un volumen extraído de 450 ml. No existe riesgo alguno de contraer una enfermedad durante la donación, ya que se emplea material estéril, de uso único y desechable.
  4. Recuperación: Tras la donación, se debe esperar unos 10 minutos para recuperarse, beber y tomar algún alimento ligero antes de reanudar la actividad normal. En las siguientes 24 horas es importante seguir bebiendo líquido, especialmente en verano.

La decisión de donar sangre puede salvar una vida o incluso varias si la sangre es separada por sus componentes: glóbulos rojos, plaquetas y plasma, ya que pueden utilizarse individualmente en diversos procedimientos médicos, incluyendo cirugías, tratamientos de cáncer, enfermedades crónicas y accidentes graves.

Desde Gerosol recordamos que las donaciones regulares de sangre de personas sanas son imprescindibles para garantizar la disponibilidad de sangre segura en el momento y el lugar en que se precise. Al mismo tiempo, ofrece beneficios para la salud del donante. El cuerpo repone rápidamente la sangre perdida, lo que estimula la renovación de células sanguíneas y ayuda a mantener un sistema cardiovascular saludable. Además, la donación de sangre también puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, ya que promueve la producción de células nuevas y sanas.

El 14 de junio se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre para agradecer a los donantes voluntarios y sensibilizar sobre la importancia de las donaciones regulares. Este día es una oportunidad para motivar a quienes aún no han donado a que se unan a esta causa solidaria.

Que la sangre espere al paciente, y no el paciente a la sangre. Gracias por ser donante de sangre y por hacer posible que muchos puedan tener una oportunidad de vida.