MINIHUERTOS EN CASA, BENEFICIOS Y COMO REALIZARLOS

Los minihuertos en casa es una forma de sembrar dentro de la casa, en espacios como patios, antejardines, en balcones y azoteas, con la intención de cosechar hortalizasvegetales, flores, hierbas culinarias, plantas aromáticas o medicinales, etc. Es un método muy amigable con el medio ambiente porque se pueden utilizar los residuos orgánicos para abonar los suelos, el agua de lluvia para regar las plantas y recipientes que no tengan uso para sembrar.

Es una de las actividades terapéuticas que se les puede ofrecer a los adultos mayores es el sembrar, cuidar y mantener minihuertos en casa, contribuyendo a que desarrollen un sentido de hogar en un espacio que pueden no pertenecerles, propiciando la manifestación del sí, y generando conexión con la naturaleza.

El desarrollo de un sentido de hogar es importante a lo largo de la vida, los minihuertos ayudan a que los adultos mayores desarrollen un sentido de pertenencia a la huerta, a través de su belleza, las rutinas diarias y a la capacidad de controlar y modificar el espacio, mejorando de esta manera su bienestar emocional.

La conexión con la naturaleza aporta varios beneficios en el ámbito físico, emocional y espiritual, siendo un ambiente restaurativo para el ser humano. El adulto mayor al estar en contacto con la naturaleza se relajan, se olvidan de sus preocupaciones y de los aspectos negativos de la cotidianidad, cultivando emociones positivas, conectándose con la vida y con su memoria, con los ciclos mayores de vida en la tierra, ayudándolos a tener una mejor comprensión y aceptación de su propio ciclo de vida y su espiritualidad.

Los beneficios de minihuerto en la tercera edad

El contacto con de la tierra, los movimientos, los olores y los recuerdos se unen en los parterres, maceteros y mesas de cultivos, trayendo numerosos beneficios que pueden agruparse en tres categorías: físicos, cognitivos y psicológicos. Concretamente son:

Físicos:

  • Favorece el desarrollo de la psicomotricidad fina y gruesa.
  • Reduce la presión sanguínea y el ritmo cardíaco.
  • Aumenta la producción de endofinas.
  • Favorece la adquisición de hábitos saludables.
  • Mejora la flexibilidad y movilidad.
  • Reduce los daños del Alzheimer y diabetes.

Cognitivos:

  • Estimula la memoria.
  • Mejora la capacidad de coordinación.
  • Favorece el desarrollo de la capacidad cognitiva y creativa.

Psicológicos:

  • Mejora el estado de ánimo.
  • Disminuye la ansiedad y el estrés.
  • Incrementa la sensación de bienestar.
  • Desarrolla la paciencia y el sentido de la responsabilidad.
  • Favorece las relaciones sociales.
  • Mejora la capacidad perceptiva.
  • Mantiene la creatividad.

David Curto, jefe de Gestión Asistencial de Sanitas Mayores, explica, “la vegetación es un foco de estímulos y atención importante para el mantenimiento de las funciones cognitivas. Por ejemplo, cuidar de las plantas también implica cierta memorización de cuidados y atenciones específicas para cada especie”.

Además, tener minihuertos en casa también tiene beneficios nutricionales, centrando en el cuidado y mantenimiento de vegetales y hortalizas comestibles, éstas se pueden incluir en la dieta.

Los tomates, los pimientos, las espinacas y los guisantes son algunas de las verduras más fáciles de cultivar. También las plantas aromáticas como el perejil, el cebollino o el cilantro, albahaca, orégano que, además, no necesitan grandes superficies y pueden cultivarse en interior.

Como Realizar un Minihuerto en Casa

1.- Ubicación

Selección del sitio para crear un minihuerto, hay que recordar que tenemos tres posibilidades; en la galería – balcón de casa, dentro de la vivienda (utilizando sistema hidropónico), y una huerta en terraza o patio que pueden ser privados o comunitarios.

2.- Herramientas necesarias.

3.- Recipientes para el minihuerto de la terraza

El mercado ya nos ofrece diferentes tipos de recipientes que se adaptan a la perfección al tamaño del patio, terraza o balcón. Los contenedores más comunes que podemos encontrar para nuestro pequeño huerto son:

Ejemplo de cajón de cultivo

Minihuerto vertical para paredes

4.- Sustrato adecuado para cultivar en casa

La mayoría de los árboles frutales, plantas aromáticas, hortícolas y condimentarías que cultivamos en la huerta orgánica «son de fácil crecimiento» pero necesitarán una tierra fértil, con nutrientes, mullida y con capacidad para retener el agua.

Se debe tener en cuenta la clase de sustrato a utilizar en los tiestos. Un error bastante común, es utilizar tierra típica para macetas, es un sustrato pobre si necesitas alimentar los vegetales. Un buen sustrato, garantizará el aporte de nutrientes sin necesidad de tener que pensar en ello durante un largo tiempo.

5.- Qué se puede plantar en un minihuerto

En los huertos caseros, debemos de saber que tenemos dos opciones de semilleros en los viveros para que crezcan nuestras plantas de exterior. Podemos comprar sobres con semillas o plantones.

La elección de lo que se va a plantar y sembrar en la maceta es mucho más sencillo de lo que uno se imagina.  Casi todas las especies son aptas para cultivar en un huerto ecológico, sin embargo, las más recomendables son: Lechuga, tomate, pimientos, berenjenas, calabacín, entre otros.

Durante todo el año se puede tener verduras y hortalizas utilizando los calendarios de siembra.

También se puede sembrar Plantas aromáticas (albahaca, tomillo, orégano, romero, perejil, etc) son ideales para plantar en macetas, y resultan indispensables en cualquier cocina. Debido a su aroma intenso, alejan a los insectos que atacan a las plantas con más frecuencia. No requieren de gran cuidado, y crecen con facilidad.

PRIMER HUERTO, CULTIVOS SENCILLOS!

6.- Los abonos para huertos

Hoy en día, en las tiendas ya podemos encontrar abonos específicos para huertos con cultivos concretos. Su función primordial de estos fertilizantes es que tengamos una abundante cosecha y de calidad además de intensificar el sabor. La mayoría son de base orgánica que garantiza una agricultura ecológica por su formulación.

6.- Regar el huerto

En la agricultura de ciudad, las plantas y hortalizas que se cultivan en un contenedor necesitan más agua que las que viven en el suelo.