De interés

Enlaces útiles

Encuentra en esta sección algunos link que te pueden resultar de utilidad para la tramitación de reconocimiento de dependencia, o ayudas o subvenciones de la Comunidad de Madrid.

ATENCIÓN A LA DEPENDENCIA EN LA COMUNIDAD DE MADRID.

RECONOCIMIENTO DE LA DEPENDENCIA. Una vez tomamos la decisión de someternos al proceso de valoración de la situación de dependencia, que se realizará a instancia de parte, debemos recorrer un itinerario.

PRESTACIONES ECONÓMICAS DE LA COMUNIDAD DE MADRID.
cheque-serv2Según el Grado de dependencia reconocido se tendrá derecho a la percepción de una prestación, ésta que podrá ser de carácter económico, estará destinada a la cobertura de los gastos del servicio de atención previsto en el Programa Individual de Atención (PIA), y debe ser prestado por una entidad o centro acreditado para la atención a la dependencia. Para facilitar la Prestación Vinculada al Servicio, la Comunidad de Madrid cuenta con un nuevo modelo de gestión denominado cheque servicio. Para ello es imprescindible que la Empresa prestadora del servicio esté acreditada/autorizada por la Comunidad de Madrid.

OTRAS PRESTACIONES Y SUBVENCIONES.

> Pensión no Contributiva de Invalidez
> Pensión no Contributiva de Jubilación
> Prestaciones Sociales y Económicas para personas con discapacidad
> Ayudas para Acondicionamientos Geriátricos
> Productos de apoyo (camas articuladas y grúas)
> Red de Atención Social a Personas con Enfermedad Mental
> Centros de valoración y orientación a personas con discapacidad
> Atención a las personas con discapacidad: centros, servicios y prestaciones

Acuerdos de colaboración con partners





Fichas prácticas con consejos y respuestas a tus preguntas

Conociendo el alzheimer

Conociendo el Alzheimer Por: Esther Sanz Fernández

Definición

El Alzheimer es una enfermedad neurológica progresiva y degenerativa que afecta a las células del cerebro, causando alteraciones de varias funciones mentales superiores y que produce un deterioro e incapacidad funcional en todos los ámbitos de la vida diaria. Es la primera causa de demencia en la vejez.

Causas y factores de riesgo

La causa de esta enfermedad se desconoce por el momento, aunque se cree que abarca tanto factores genéticos como ambientales. Actualmente se están siguiendo diversas líneas de investigación científica para tratar de identificar las causas y conseguir encontrar un fármaco que pueda parar la enfermedad. Algunas de las causas de las que se sospecha y se estudian son: la predisposición genética, un virus de acción lenta, otros agentes infecciosos, toxinas ambientales, cambios inmunológicos. En un 5-10% de los casos existe un origen genético y hereditario, pero este tipo siempre tiene una presentación precoz (antes de los 55-60 años).

A pesar de no tener totalmente identificadas las causas, podemos hablar de ciertos factores de riesgo que pueden predisponer a una persona a padecer la enfermedad de Alzheimer:

  • A mayor edad, mayor es el riesgo de desarrollarla (aunque esto no significa que sea una parte normal del envejecimiento).
  • Antecedentes familiares de la enfermedad, aunque sólo en los casos de comienzo precoz (el hecho de que un familiar haya desarrollado la enfermedad cuando tenía 60 años o más no indica tener necesariamente un riesgo mayor).
  • Pertenecer al género femenino (debido a que las mujeres suelen vivir más que los hombres).
  • Presión sanguínea alta por mucho tiempo.
  • Antecedentes de traumatismos craneales.
  • Niveles altos de homocisteína (un químico corporal que contribuye a desarrollar enfermedades crónicas).
  • Ser portador de ciertos polimorfismos genéticos (variaciones normales en la secuencia del genoma, no mutaciones), tales como el Alelo 4 del genotipo ApoE.

Cómo reconocer el alzheimer

Existe una gran variedad en cuanto a los comportamientos y síntomas de las personas que padecen Alzheimer. No obstante, hay una serie de situaciones que pueden ponernos en alerta y hacer sospechar que una persona puede estar sufriendo la enfermedad y que necesita algún tipo de intervención, entre ellas.

  • Olvida lo que acaba de suceder recientemente y en cambio es capaz de recordar con precisión detalles de su vida pasada. Siempre saca los mismos temas. Vuelve a preguntar lo mismo. No recuerda partes importantes de conversaciones recientes.
  • Va a comprar y olvida cosas, o compra aquellas que no necesita. Olvida o confunde ingredientes cuando cocina, de forma reiterativa.
  • Se olvida de fechas y citas señaladas, direcciones y teléfonos familiares, nombres de amigos y conocidos, etc.
  • No encuentra documentos, objetos o utensilios de uso diario que él/ella mismo/a ha guardado en sitios poco habituales (ej. reloj dentro del salero).
  • Tiene problemas en el manejo de los electrodomésticos comunes. Comete errores con el dinero. Le cuesta interpretar la hora en el reloj.
  • Pregunta reiteradamente lo que ha de hacer o repite lo que ha hecho.
  • Se desorienta, no sabe o confunde qué día es, de manera continuada. Se pierde con facilidad en rutas no habituales, no sabe cómo regresar a casa, no reconoce un lugar donde ha estado a menudo.
  • Se expresa con frases cada vez más cortas y más simples, le cuesta encontrar una palabra concreta, confunde una palabra con otra, formula frases incomprensibles o fuera de contexto, no comprende lo que le dicen, tiene dificultades para seguir una conversación con varios interlocutores.
  • Dificultades en movimientos intencionales (por ej. copiar un dibujo, recortar…).
  • No reconoce o confunde personas o cosas (por ej. el cepillo de dientes con el peine).
  • Cambios en la conducta y/o personalidad, altibajos en los estados de ánimo. Des-motivación generalizada.

Tratamiento

Aunque actualmente no existe tratamiento curativo, se pueden paliar los síntomas para que la enfermedad se desarrolle más lentamente y el enfermo conserve durante más tiempo las funciones, mejorando de este modo su calidad de vida y la de su familia.
Dentro de los tratamientos farmacológicos que se pueden recetar están los fármacos dirigidos a mejorar los síntomas cognitivos propios del Alzheimer y por otro lado aquellos que tratan trastornos de conducta, agitación y síntomas psicóticos que aparecen asociados a la enfermedad.
También encontramos una serie de tratamientos no farmacológicos que ayudan a aminorar la velocidad de la enfermedad, como son:

Intervención cognitiva: un conjunto de actividades dirigidas a mejorar la pérdida de memoria y el resto de capacidades cognitivas alteradas, a través de ejercicios basados en el lenguaje, la concentración, el razonamiento, reminiscencias, etc.
Psicomotricidad: técnicas de estimulación cognitiva para favorecer la percepción del cuerpo, el mantenimiento de la lateralidad y la coordinación psicomotriz.
Estimulación física: actividades que implican actividad física, como el ejercicio físico, paseos diarios, ejercicios de coordinación, etc.
Actividades ocupacionales: aprovechar las capacidades que aún conserva el enfermo poniéndolas en práctica de forma estructurada a través de actividades como manualidades, pintura, jardinería, cocina, tareas del hogar, juegos, etc.
Actividades recreativas: participación en actividades sociales y recreativas, así como en la realización de las actividades básicas de la vida diaria.
Intervenciones conductuales: dirigidas a la prevención y tratamiento de los síntomas conductuales y psicológicos que producen una gran sobrecarga en el cuidador y la familia.

En Gerosol Asistencia somos conscientes de que la coordinación de todos estos tipos de tratamientos se traduce en una mejora significativa en la calidad de vida tanto de la persona enferma como de sus familiares, por ello contamos con diversos servicios especializados (servicios de carácter personal, de cuidador, sanitarios, psicológicos, asesoramiento, etc.) que pueden adaptarse en función de las necesidades específicas de cada persona, de modo que la familia y el enfermo puedan vivir la enfermedad de una manera más controlada, manteniendo a éste dentro de su entorno habitual durante más tiempo.

Preguntas básicas sobre el Alzheimer

Más de 400.000 personas padecen la enfermedad de Alzheimer en España, pero la realidad es que solo un 20% están diagnosticados y tratados. La falta de información sobre esta enfermedad, la dificultad para el diagnóstico son algunas de las causas principales del problema del Alzheimer. Es por ello que una detección y un tratamiento eficaz son la clave para mantener durante más tiempo la calidad de vida de las personas que sufren de esta enfermedad.

¿QUÉ ES EL ALZHEIMER?
Alzheimer es una enfermedad degenerativa que conduce a la demencia.
Este deterioro cerebral y neuronal lleva a una perdida lenta y progresiva de las funciones cognoscitivas entre las que se encuentran la memoria, el aprendizaje, el lenguaje o el cálculo. El periodo de esta enfermedad aparece de manera lenta y va en aumento de forma progresiva, aparece en una edad ya madura y su inclusión es mayor a medida que se tiene más edad.

¿CUÁLES SON LAS FASES DEL ALZHEIMER?

  • Fase I: Olvida determinadas citas, nombre de personas, aún razona y es capaz de realizar tareas sin demasiados problemas.
  • Fase II: La memoria empieza a disminuir, muestra agresividad, fatiga, repite frases, la conversación es mas lenta, aparecen caídas espontáneas, necesita ayuda para caminar, se pierde en trayectos habituales, problemas para realizar tareas cotidianas como el vestirse, entre otras.
  • Fase III: Comienza a dejar de reconocer a sus seres queridos, tiene una pérdida reciente de la memoria, no comprende las explicaciones, se muestra mas agitado/a, no controla esfínteres, tampoco los gestos, las actividades cotidianas dejan de existir para el enfermo.

¿CUÁLES SON LOS PRINCIPALES SÍNTOMAS DE ESTA ENFERMEDAD?

Los principales síntomas del Alzheimer son:

  • Dificultad para pensar, recordar o razonar
  • Disminución de la memoria reciente o inmediata
  • Cambios en el comportamiento y en la personalidad
  • Irritabilidad y frecuentes cambios de humor
  • Aislamiento de su entorno familiar
  • Dificultad para realizar gestos espontáneos, así como movimientos corporales
  • Confusión para la realización de las tareas más cotidianas
  • Abandono del cuidado personal
  • Desorientación en el tiempo y espacio
  • Alteración en el sueño

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA EL ALZHEIMER?

Existe una dificultad para su diagnóstico debido a una ausencia de terapias adecuadas así como falta de infraestructuras suficientes para el tratamiento de estos enfermos. La no realización de tareas cotidianas, progresiva falta de memoria, desorientación en el tiempo, son entre otros, síntomas que hacen posible el diagnóstico de la enfermedad del Alzheimer.

¿QUÉ TRATAMIENTOS CONTRA EL ALZHEIMER SON LOS MÁS EFICACES?

  • Favorecer el interés del enfermo por las cosas
  • Realizar ejercicios de memoria con ellos
  • Realizar ejercicio físico para potenciar su motricidad
  • Una dieta rica en proteínas y pobre en grasa
  • Acompañar al enfermo en su higiene personal

¿CUÁL ES EL PAPEL DEL CUIDADOR ANTE EL ALZHEIMER?

Es fundamental pues se enfrenta a una enfermedad degenerativa e irreversible, por tanto, es primordial que sea una persona constante y dedique mucho tiempo al enfermo, generalmente la figura del cuidador suele ser mujer.

¿QUÉ OFRECEN LAS ASOCIACIONES DE ALZHEIMER A LOS FAMILIARES AFECTADOS?

Orientación e información a los familiares
Orientación en cuanto a recursos sociales
Asesoramiento legal
Representación de los afectados ante organismos oficiales u otros problemas

LECTURAS RECOMENDADAS:
ALZHEIMER: Guía para cuidadores y profesionales de atención primaria.

Manuel Ruiz-Adame Reina y Ma. Del Carmen Portillo Escalera. Junta de Andalucía, Consejo de Salud/ España, 1996.
VIVIR CON LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER: Guía practica para los cuidadores….

Jacques Selmes y Micheline Antoine Selmes. Medidor/ España 1996.
DEMENCIA SENIL: Un reto asistencial, sanitario y social.

Dr. J. C. Caballero García. Sandoz SAE, 1997.
ASOCIACIONES EN MADRID:
A. F. A. CORREDOR DE HENARES (COSLADA)

AVDA. ROMA 42, 4ºB
28820 COSLADA-MADRID
TLF: 98667194-91
A. F. A. GETAFE

C/ HOSPITAL SAN JOSE 4
28902 GETAFE-MADRID
TLF: 916817662

A. F. A. TRES CANTOS
C/ LITERATOS, 12
28760 TRES CANTOS-MADRID
TLF: 918034410/918034834
A. F. A. L. MADRID

C/ GALILEO 69
28015 MADRID
TLF: 915941412
FUNDACION ALZHEIMER ESPAÑA

C/RAFAEL SALGADO 17, 1º DCHA
28036
TLF: 913441830 – 914574677 – 914578725 – 914572208
FAX: 914579542

El mal de Parkinson

El Mal de Parkinson. Por Araceli Dorado Arco. (Psicóloga)

Definición

Es un trastorno cerebral caracterizado por temblor y dificultad en la marcha, el movimiento y la coordinación debido a una disminución de la dopamina, una de las sustancias utilizadas por las células para transmitir impulsos, que también puede ocasionar depresión severa y cambios en el estado de ánimo.
Aunque la pérdida temprana de la capacidad mental es poco común, las personas que padecen la enfermedad severa pueden presentar deterioro mental general, también puede ser un efecto secundario de algunos medicamentos usados para el tratamiento de este trastorno.

Síntomas

  • Rigidez muscular: Dificultad para flexionar los brazos o las piernas
  • Postura inestable, encorvada o desplomada
  • Pérdida del equilibrio
  • Cambios en la marcha (patrón de caminar): Pasos cortos seguidos de la necesidad de correr para mantener el equilibrio
  • Dificultad para iniciar cualquier movimiento voluntario, tanto para iniciarlo como para pararse.
  • Congelamiento del movimiento cuando éste se suspende e incapacidad para reiniciarlo
  • Agitación, temblores (de grado variable o pueden no presentarse): Generalmente ocurren en momentos de reposo, pudiendo interferir con las actividades de la vida diaria. Empeora cuando la persona está cansada, excitada o estresada
  • Se suele dar frotamiento del pulgar y dedos de la mano (rodamiento de píldora)
  • Cambios en la expresión facial: Habiendo una reducción de la capacidad para manifestar expresiones faciales (dificultad para cerrar la beca, menor número de parpadeos,..)
  • Cambios en el habla y en la voz: Habla lentamente y en voz baja
  • Perdida de la destreza motriz fina: Dificultad para escribir o deglutir, se suele dar en fases avanzadas
  • El principal síntoma gastrointestinal es el estreñimiento

Tratamiento

No se conoce ninguna cura para el mal de Parkinson, los medicamentos controlan los síntomas principalmente mediante el incremento de los niveles de dopamina en el cerebro; a medida que cambian los síntomas, se puede necesitar ajustar el tipo de medicamento, la dosis que se administra, la cantidad de tiempo entre las dosis o la combinación de los medicamentos que se administran, por ello el seguimiento del médico es importante.

Otras terapias que se están mostrando muy eficaces son la fisioterapia, las terapias cognitivas y ocupacionales, ya que ayudan a mejorar el desempeño y la independencia.

Se suele necesitar la colocación de barandas o pasamanos en las áreas comúnmente usadas de la casa y utensilios especiales para comer, para facilitar las actividades de la vida cotidiana.

Pronóstico

Si esta enfermedad no se trata, progresa hasta provocar incapacidad total, acompañada frecuentemente de deterioro general de todas las funciones cerebrales y puede ocasionar muerte prematura.

Cuando la enfermedad se trata, provoca diversos grados de discapacidad en las personas, el grado de alivio de los síntomas y la duración del control de éstos es muy variable

Trabajadores sociales o neuropsicólogos, son los especialistas para ayudar a la persona afectada a hacer frente a su enfermedad y crear terapias individuales que se ajusten a sus necesidades.

Bibliografía

Goetz, CG. Textbook of Clinical Neurology. 2nd ed. St. Louis, Mo: WB Saunders; 2003: 713-720.

Centro de Ayuda

Asociación Parkinson Madrid
C/ Andrés Torrejón, 18
28014 Madrid
Teléfono: 91 434 04 06 Y Fax: 91 434 04 07
E-mail: parkinson@parkinsonmadrid.org

Ictus Cerebral

Ictus. 

Definición:

El ictus, denominado como trombosis, embolia y el derrame cerebral, es una lesión producida en el cerebro por una alteración en la llegada de la sangre a través de los vasos sanguíneos.

Si se interrumpe el flujo de la sangre a una zona del cerebro, las células no tienen suficiente oxígeno para vivir y mueren, provocando un infarto cerebral. El ictus también puede producirse por la obstrucción de una arteria del cerebro por un trombo o coágulo de sangre, dando lugar a una trombosis cerebral.

La rehabilitación tras un ICTUS:

La Guía publicada por la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales de Cantabria, sobre Rehabilitación tras un ictus recoge una detallada exposición acerca del programa de cuidados y tratamientos que ayudan a las personas a recuperarse de un accidente o enfermedad.

La rehabilitación tras un ictus es un proceso activo que pretende:

  • Prevenir y tratar las complicaciones derivadas de esta enfermedad, como son el dolor y la rigidez de las articulaciones, las caídas, la depresión, etc.
  • Ayudar al paciente y sus cuidadores a entender la situación, superarla y adaptarse a las secuelas. Conseguir la máxima independencia del paciente en la capacidad para desplazarse y en las actividades de autocuidado personal. Mejorar la comunicación del paciente con problemas del lenguaje.
  • Paliar y tratar las consecuencias emocionales, intelectuales y del comportamiento.
  • Mejorar la calidad de vida del paciente. El programa comienza habitualmente en la fase aguda con la evaluación del paciente por el médico especialista en rehabilitación en la planta de hospitalización, valorando el pronóstico más probable de recuperación funcional de cada paciente y estableciendo unos objetivos realistas y las directrices del tratamiento. A lo largo del proceso de recuperación, los profesionales del equipo valorarán regularmente al paciente para medir el progreso y realizar modificaciones en las diferentes terapias de acuerdo a la evolución.

El tratamiento rehabilitador es un proceso activo, que precisa la colaboración del paciente en su propia recuperación. Por lo tanto, es necesario que esté medicamente estable y tenga suficiente resistencia física y capacidad de comprensión para poder realizarlo.

El problema motor: parálisis, espasticidad y sus consecuencias

Una de las consecuencias más frecuentes y “evidentes” de un ictus es la parálisis en la mitad de cuerpo o hemiplejia.

Se pueden afectar el brazo y la pierna en grado variable o sólo uno de ellos. También pueden afectarse los músculos de la cara, especialmente los de la boca. Habitualmente, al principio, las extremidades afectas están fláccidas.

La parálisis puede ser total o bien parcial, si persiste algún movimiento voluntario. Con el tiempo, según se produce la recuperación neurológica, suele aparecer capacidad para algunos movimientos voluntarios en una o ambas extremidades y el proceso avanza hasta su estabilización. Además, la lesión neurológica provoca la mayoría de las veces la aparición de movimientos anormales y un aumento del tono muscular, en forma rigidez, que impide la movilización normal y llamamos espasticidad.

Como consecuencia de la parálisis y de la inmovilidad que conlleva el ictus los pacientes pasan demasiado tiempo encamados o sentados y esto puede producir complicaciones.

Normas generales sobre la postura y movilización del paciente

Es fundamental un adecuado tratamiento postural del paciente hemipléjico así como la forma de cambiarle de postura. Como reglas generales debemos:

  • Evitar que la persona pase demasiado tiempo en la cama.
  • Hay que levantarlo a un sillón de respaldo alto mañana y tarde.
  • Debe cambiarse de forma frecuente de postura, pero las movilizaciones se realizan siempre despacio.
  • Le explicaremos primero qué vamos a hacer y animarle a que colabore.
  • No deben realizarse movilizaciones incontroladas. ¡No hay que hacerle gimnasia!
  • Debemos favorecer la postura de las extremidades de extensión, evitando la flexión prolongada de codos y rodillas.
  • El miembro superior paralizado es extremadamente frágil, por faltar la contracción muscular de defensa, así que debemos tratarlo con mucho cuidado.
  • Nunca tiraremos del brazo paralizado para levantar o movilizar al paciente porque podríamos producirle una lesión.
  • En general no está aconsejado el uso de cabestrillo, pero el brazo debe quedar apoyado, evitando la postura “colgante” o caída. Debe evitarse también la postura del brazo paralizado pegado al cuerpo, en flexión y agarrado con la mano sana.

El equipo de rehabilitación

Para conseguir los objetivos de la rehabilitación es necesario un equipo de profesionales especialmente entrenado para tratar a las personas que han sufrido un ictus. Está formado básicamente por:

  • Médicos especialistas en rehabilitación (rehabilitadores).
  • Fisioterapeutas.
  • Terapeutas ocupacionales.
  • Logopedas.

Los médicos rehabilitadores se encargan de evaluar al paciente, realizar un pronóstico de recuperación funcional y establecer las directrices del tratamiento, coordinando la actuación de los diferentes terapeutas. Indican también el tratamiento médico y farmacológico.

El fisioterapeuta es el profesional encargado de mantener y mejorar la movilidad del paciente, prevenir y tratar las complicaciones articulares, la espasticidad, las contracturas y deformidades, enseñar el tratamiento postural, entrenar la postura, el equilibrio y la marcha.

El terapeuta ocupacional enseña y entrena la postura y función del miembro superior, intentando conseguir la máxima funcionalidad. En caso de ausencia de recuperación se entrena el uso de la mano sana para sustituir la función perdida. Es también el encargado de entrenar al paciente para que vuelva a ser independiente en las actividades básicas de autocuidado (aseo personal, vestido, alimentación, etc.), así como en otras tareas instrumentales. También colabora muy activamente en el entrenamiento de tareas para compensar los déficits de percepción visual, espacial e intelectuales.

El logopeda es el profesional encargado de evaluar y tratar los problemas del lenguaje, tanto de los de articulación como los de expresión y comprensión verbal, así como la lecto-escritura. También realiza la reeducación en los problemas de deglución (dificultad para tragar) y otros problemas de la esfera intelectual, como las dificultades para el cálculo, memoria, orientación y concentración.

Fuente: Rehabilitación tras un ictus. http://www.scsalud.es/c/document_library/get_file?uuid=24511f99-ff64-4d35-9ecc-2d622ff1af6d&groupId=2162705.  ISBN: 978-84-697-0458-5 Depósito Legal: SA-294-2014

Demencia Vascular

El declive que puede producirse en la persona a partir de un deterioro cognitivo y funcional, ocasiona una serie de síntomas y características patológicas que suelen ser comunes en lo que podemos denominar como demencia.

Dentro de las clasificaciones más habituales en la demencia podemos encontrar (Moreno-Moratilla, 2015):

  • Demencias primarias: afectan al sistema nervioso central.
  • Demencias secundarias: aparecen como resultado de un proceso patológico previo.
  • Demencias vasculares: suelen asociarse a un inicio brusco y con presencia de factores de riesgo como el vascular, hipertensión, obesidad, diabetes o tabaquismo.
  • Demencias degenerativas: con un deterioro constante y gradual.

La demencia vascular está considerada como la segunda forma más común de demencia dentro los países occidentales, siendo la responsable en casi un 15% de los casos.

Nos parece interesante abordar algunas de las características clínicas consistentes con el diagnóstico de demencia vascular probable, según un extracto de criterios diagnósticos de NINDS-AIREN:

  1. Antecedentes de inestabilidad y caídas.
  2. Presencia de trastornos de la marcha.
  3. Cambios de personalidad y del estado de ánimo como pueden ser incontinencia emocional, depresión, abulia, ciertas anomalías en las funciones ejecutivas diarias.
  4. Frecuencia o urgencia por orinar, siempre descartando que no puedan explicarse por alteraciones urológicas.

Tenemos claro que la evaluación como proceso mediante el cual se determina el alcance y la razón por la que el paciente presenta una sintomatología clínica concreta, aborda distintas fases como son:

  • La historia clínica que debe contener los anteceden médicos, incluyendo la medicación.
  • El examen físico para comprender la valoración de constantes vitales, peso, altura, funcionalidades cardiaca y pulmonar, examen de articulaciones, cabeza, cuello, abdomen, piel.
  • Una exploración neurológica, a partir de un amplio número de test neurológicos, con el objeto de estudiar el funcionamiento del sistema nervioso a partir de respuestas sensoriales y motoras del paciente.
  • La realización de Pruebas de laboratorio.
  • Evaluación psiquiátrica, con el objeto de valorar algunos síntomas que aparecen durante la demencia, como la ansiedad, delirios, etc. y descartar que obedezcan a alteraciones o patologías psiquiátricas.

Fuente:  Moreno-Martinez – Moratilla Pérez (2015). Demencia qué es y cómo puede tratarse: Madrid. Editorial Síntesis.

Detectar la demencia senil

Todo comienza con algo que no encaja. Tu madre o tu padre se hacen mayores. Observas que físicamente van perdiendo, que ya no tienen la misma flexibilidad, que les duele las articulaciones, que todo les cuesta más. Intuyes que es un proceso de envejecimiento normal, y te dices a ti mism@: “Ley de vida”. Pero un día ocurre algo que te deja preocupad@…

La Fundación PriceWaterhourseCoopers y la Fundación Reina Sofía, han elaborado una guía práctica cuyo contenido ha sido creado por profesional pertenecientes a la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología.

“Cuidados continuados en Atención Primaria a personas con enfermedad de Alzheimer

La guía recomienda varios test generales para facilitar la labor del médico de Atención Primaria en la detección precoz de la demencia senil y/o el alzheimer: el test de Pfeiffer, el MoCa y el test de los 7 minutos. 

El test de Pfeiffer

Esta herramienta fue diseñada para detectar el deterioro cognitivo en pacientes mayores. Son preguntas muy sencillas, luego puede utilizarse en personas con un bajo nivel formativo y que tengan deficiencias sensoriales severas (problemas en su capacidad visual y auditiva). Valora la memoria a corto y largo plazo, el nivel de atención, la orientación, la información sobre hechos cotidianos y la capacidad matemática.
DESCARGA TEST

El test de MoCa, cuyas siglas en inglés responden al nombre de Evaluación Cognitiva de Montreal.
En pacientes que ya han sido diagnosticados de sufrir un deterioro leve,  ayuda al médico a identificar a los que están en riesgo de desarrollar demencia en los siguientes seis meses. Las preguntas analizan las siguientes habilidades: la atención, la concentración, la capacidad de abstracción, la memoria, el lenguaje, las capacidades visuconstructivas, el cálculo y la orientación.
DESCARGA TEST

El test de los 7 minutos
Este test fue diseñado, en 1998, para identificar a las personas que sufren demencia. Su principal aportación respecto a otras pruebas es que en una misma plantilla se agrupan varios test que han funcionado bien en la detección de la demencia. En realidad, solo si el paciente está en condiciones normales, se realiza en menos de siete minutos, pero no requiere más tiempo que el resto de las escalas cognitivas de cribado.
DESCARGA TEST

Apariciones de Gerosol Asistencia en los medios

12/06/2018
FIRMA DEL ACUERDO CON PROYECTO CUIDAR SOBRE “CUIDADOS PALIATIVOS A DOMICILIO”
Entrevista de Balance Sociosanitario a Lourdes Viedma, directora de Proyecto Cuidar y a Begoña López, Gerente de Gerosol.
Seguir el siguiente enlace:
https://www.balancesociosanitario.com/Cuidados-paliativos-profesionales-en-el-domicilio-El-proyecto-permite-que-el-enfermo-terminal-reciba-una-asistencia_a5774.html 

17/04/2018
ARTÍCULO SOBRE “FORMACIÓN Y DEPENDENCIA” EN LA REVISTA BALANCE SOCIOSANITARIO.
En el siguiente enlace:
https://www.gerosol.com/wp-content/uploads/2018/11/FORMACION-DEPENDENCIA.pdf

5/03/2018
ENTREVISTA EN PROGRAMA “PALABRAS MAYORES” (Radio Internacional)
Begoña López, Gerente de Gerosol y Lourdes Viedma de Proyecto Cuidar.

17/03/2012
GEROSOL ASISTENCIA EN LA CADENA SER
Entrevista de Hoy por Hoy Madrid a Begoña López, Gerente de Gerosol

3/10/2005
GEROSOL ASISTENCIA
Asistencia a domicilio de la mano de un equipo profesional y cualificado.

logo-suma-de-todosEMPRESA AUTORIZADA POR LA CONSEJERÍA DE POLITICAS SOCIALES Y FAMILIA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID.
Gerosol Asistencia presta sus servicios en todo el territorio regional.
Números de autorización S2941, S5424 y S6584 (Rehabilitación Médico Funcional), posee todos los certificados necesarios para prestar sus servicios con la máxima garantía de calidad.

Satellite
CENTRO ACREDITADO por la D. G. de Coordinación de la Dependencia para la prestación del CHEQUE SERVICIO.

Si desea solicitar más información sobre este servicio, cómo tramitarlo y los requisitos necesarios para su gestión, puede hacer link en el siguiente enlace

.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Llámanos!